La gran ola

Fernando Santiago Muñoz | 8 de marzo de 2017

Los sultanes resultones

Fernando Santiago Muñoz | 8 de marzo de 2017

Sin empujar, que queda el Carnaval Chiquito

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

¿Quién va a pagar el viaje?

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

Avenida del Puerto

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

10 días después

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

El contrato de Arabia Saudí visto por Daniel López Marijuán

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

Hay alternativas al empleo militarizado en Cádiz?

El anuncio de la construcción de las cinco corbetas para Arabia Saudí en los
astilleros gaditanos ha generado un grave conflicto entre el derecho al
trabajo en las empresas de construcción naval de la Bahía de Cádiz y los
derechos fundamentales a la vida y a la libertad de los receptores y
víctimas de ese equipamiento bélico.

Según hemos sabido por los medios, el alcalde de Cádiz José Mª González y
los desempleados de Astilleros opinan que la única opción es coger el pájaro
en mano y generar empleo, aunque solo sea para 5 ó 6 años, desentendiéndonos
del uso de ese armamento y de la conculcación manifiesta de los derechos
humanos por parte de la petromonarquía saudí. De esta forma actuaríamos como
colaboradores necesarios en la masacre que perpetra Arabia Saudí contra
Yemen. Amnistía Internacional, Human Rights Watch y las Naciones Unidas han
documentado presuntos crímenes de guerra de la coalición encabezada por
Arabia Saudí en Yemen, un conflicto en el que ha habido decenas de
bombardeos ilegítimos de hospitales, escuelas, mercados y mezquitas.

El apoyo mostrado por el alcalde de Cádiz a dicho contrato se traduce en un
apoyo a un orden mundial atroz y a profundizar en un modelo de desarrollo
ambiental, social y económicamente insostenible, dependiente del sufrimiento
de otros seres humanos. Pero además, ese apoyo nos aleja de la posibilidad
de generar otras alternativas para la construcción naval de la Bahía.

El PEMAR (Plan Estatal Marco de Residuos) identifica una oportunidad real de
hacerse con un mercado casi virgen: el reciclado ecológico de buques
(deconstrucción naval), evitando achatarramientos infames como el que se va
a producir en Turquía con el portaaviones Príncipe de Asturias. Además,
formar parte de la cadena de valor de la energía eólica marina,
construcción, equipamiento, instalación, mantenimiento, suministro,
reparación,… de aerogeneradores en el mar es una oportunidad desaprovechada
en Navantia.

La deconstrucción naval y la energía eólica off shore son dos alternativas
necesarias para la “carga de trabajo” en los astilleros de la Bahía de
Cádiz, que harían innecesaria la deriva belicista de construir instrumentos
de violación de los derechos básicos de las personas. De esta forma,
contribuiríamos a desarrollar una cultura de paz, resolveríamos déficits
ambientales importantes y ofreceríamos un buen puñado de puestos de trabajo
para hacer sostenible a la construcción naval y conseguir descender las
escandalosas cifras de paro que padece nuestra población.

Zona de conflicto

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

Guillermo Riol is back

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

Que es carnavá, joé

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

botella-620x326

Boda en El Puerto. El del centro es concejal de Podemos

Luis Enrique

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

Genial Alex Grijelmo sobre Susana Díaz

Fernando Santiago Muñoz | 7 de marzo de 2017

UN PSOE MÁS PSOE. EL PAÍS

Algunos vocablos transmiten conceptos abstractos con valor universal: justicia, democracia, avanzar, seguridad, impulsar, futuro, bienestar, igualdad… Son las grandes palabras en cuyo interior caben las ideas que cada uno de nosotros nos hayamos formado de sus significados, a menudo discrepantes. Qué se dice exactamente al pronunciar “democracia”, “igualdad”, “justicia”…, nunca se sabe. Porque hay quien cuestiona la democracia de nuestra democracia, quien pide más igualdad que la igualdad vigente y quien reclama justicia tras haberse impartido ésta.

Sin embargo, estas grandes palabras suelen conseguir el asentimiento general cuando se avientan en la plaza pública. Precisamente por eso: porque proyectamos sobre ellas nuestra propia idea de lo que significan. Si no median un hecho concreto o un acto analítico posterior, aceptamos como válidas esas proclamas y tendemos a compartirlas.

En una frase como “tu trabajo ha sido estupendo”, ¿qué significa realmente “estupendo”? El grado de satisfacción que anida en el emisor puede descodificarse erróneamente en el del receptor, para agrandarlo o para achicarlo; porque se trata de un adjetivo grande, igual que “formidable”, “magnífico” o “importante”.

La historia del mundo nos muestra algunos especialistas (de todas las ideologías) en el lenguaje de las grandes palabras. No citaremos aquí sus apellidos para evitar equiparaciones ajenas a la voluntad del arriba firmante. Pero la técnica permanece.

En general, la retórica de esas peroratas consiste en ofrecer muchas palabras pero poca información. Grandes ideas que no se complementan con detalles y concreciones, quizá porque en los detalles y la aplicación real de las ideas es donde suelen surgir las diferencias.

En mi visión subjetiva y de ninguna manera científica, creo que la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, destaca por acudir con frecuencia a este recurso discursivo, sobre todo cuando habla del PSOE. Veamos algunas de sus declaraciones:

“No tenemos derecho a estar agachados y nos vamos a levantar”“Tenemos que salir fortalecidos en un proyecto ganador que una a los socialistas y que sea un proyecto autónomo, sin complejos, dispuesto a recuperar la confianza”. “Un proyecto potente, sensible y fuerte al mismo tiempo para hacer frente a las dificultades que afrontan los ciudadanos”. “Hay que levantar la voz y que los Parlamentos regionales sean un instrumento de cercanía para que los ciudadanos vuelvan a recuperar la confianza y credibilidad en las instituciones”.

“Vamos a hacer juntos el mismo camino, vamos a correr la misma suerte y compartir un mismo fin”. “Hay que pasar página y tener un punto de inflexión para abandonar las derrotas electorales porque necesitamos al PSOE más PSOE que nunca, que garantice que vamos a vivir mejor y con más igualdad”. “Tenemos que recuperar un PSOE ganador”.

Esas soflamas de solicitación del asentimiento me suelen recordar a la arenga de nuestro técnico en el equipo juvenil de fútbol, quien nos colmaba con palabras de ánimo que solían terminar y resumirse en un consejo infalible, de difícil discusión y que nos reforzaba la fe en el entrenador sin posibilidad de quebranto: “Ya sabéis, chavales: a sudar la camiseta y a marcar un gol más que el contrario”.

Los Colegios de Periodistas por el empleo

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

Esta iniciativa persigue que las administraciones locales, provinciales y autonómicas contraten a titulados en Periodismo y Comunicación Audiovisual para la gestión de la comunicación y creen puestos específicos para la realización de estas funciones.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha presentado este sábado 4 de marzo en Sevilla, el acuerdo Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística, una iniciativa que pretende comprometer con el periodismo a todas las administraciones, en todos los territorios y en los distintos niveles de organización, tanto local como provincial y autonómico, dando ejemplo al resto de la sociedad.

La decana del Colegio andaluz, Eva Navarrete, junto con el vicedecano del Colegio de Cataluña, Marc Vidal, y la decana del Colegio de Asturias, Lucía Fraga, –estos últimos como representantes del Colegio más antiguo y más joven, respectivamente–, han destacado en sus intervenciones cómo “desde hace décadas, las universidades españolas imparten las titulaciones que confieren la formación necesaria para el desempeño de las funciones propias del periodismo y la comunicación audiovisual” y por tanto “estas titulaciones han de ser reconocidas y exigidas por las administraciones para la ocupación de puestos específicos para estos perfiles profesionales”. De ahí y de la preocupación por el empleo y su precarización en el sector nace este Compromiso que han respaldado y asumido todos los Colegios profesionales de periodistas de España. La decana señaló en su intervención que “resulta imposible ofrecer datos acerca de cuántos periodistas están trabajando en el sector público, ya que en la mayoría de las administraciones públicas no existen, salvo contadas excepciones, puestos específicos para estos perfiles profesionales y, cuando existen, suelen ser ocupados por personal de confianza y no se requiere titulación específica para realizar funciones”.

De izquierda a derecha, Lucía Fraga, Eva Navarrete y Marc Vidal durante la presentación del Compromiso,

Igualmente, Navarrete destacó el papel que deben jugar los periodistas y profesionales del sector de la comunicación en el desarrollo de la ley de transparencia y aprovechó para “sugerir a nuestros gobernantes que valoren la posibilidad de incorporar a los distintos consejos autonómicos de transparencia una representación del sector del información y la comunicación” dado el papel que el periodismo juega en el desarrollo de la democracia.

El documento pretende no solo que las administraciones tomen conciencia del papel fundamental que juegan los profesionales de la comunicación en el Gobierno de la cosa pública sino también que se comprometan a dar los siguientes pasos:

  • creación y dotación de puestos de estructura claramente definidos para el desarrollo de las funciones propias del periodismo en el ámbito de la comunicación social e institucional;
  • que para realizar estas funciones sea criterio de selección y acceso al puesto estar en posesión del título universitario correspondiente en periodismo, comunicación audiovisual o equivalente;
  • que las administraciones apliquen los mismos principios en la contratación a terceros de estos servicios cuando se opte por la externalización de estas actividades.

Esta presentación se ha enmarcado dentro del primer Encuentro de Colegios Profesionales de Periodistas de España que se ha celebrado este fin de semana en Sevilla con la intención de que, a partir de esta presentación y a través de las demarcaciones del Colegio en Andalucía y los distintos Colegios Profesionales y Asociaciones de la Prensa que hasta el momento lo han respaldado, se trabaje en cada territorio para que los objetivos propuestos se traduzcan en hechos: “Empezaremos por las administraciones públicas para después continuar con las empresas privadas de comunicación. Sólo en Andalucía, anualmente salen de las facultades de comunicación más de 500 egresados de Periodismo y Comunicación Audiovisual y debemos favorecer su integración en el mercado laboral, evitando que no haya más intrusismo en un sector tan castigado como el nuestro”.

Foto tras la presentación con los representantes de las entidades que ya han respaldado el compromiso

Este acuerdo cuenta ya con el respaldo oficial de todos los colegios profesionales de periodistas como son Asturias, Cataluña, Castilla y León, Galicia, Murcia, País Vasco y La Rioja así como asociaciones de la prensa de Cantabria y Navarra, ambos territorios que están en vías de creación de su colegio profesional. Igualmente, han mostrado su apoyo y respaldo a esta iniciativa las organizaciones sindicales CCOO Andalucía, UGT Andalucía,  CSI-F, el SPA y UITA; la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, FAPE y las Asociaciones de la Prensa  de Huelva, Cádiz, Jerez, Campo de Gibraltar, Almería, Granada, Córdoba, Jaén, Málaga y La Rioja; junto con la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla y los centros universitarios EUSA, Loyola y CEADE.

Descarga el texto íntegro del Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística.

Pamplinas

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

Punto final

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

El malentendido. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

“Pueden ,pues, los madrileños, hombres y mujeres de cualesquiera edad, divertir la voluntad según su natural inclinación durante los ya cercanos carnavales, gozando de cuantos regocijos el concejo desta coronada villa, con generosidad aunque sin derroche, ofrece” bando del alcalde Madrid Enrique Tierno Galván de 1983. Obsérvese la diferencia con el remedo publicado en las redes sociales por José María González “No mosquearse, joé, que estamos en carnavá”. El caso es que desde hace años los colegios de la ciudad organizan pasacalles los viernes previos al Domingo de Piñata donde participan alumnos, padres y profesores. Estos pasacalles están aprobados por el Consejo Escolar de cada centro, donde participa el Ayuntamiento, desde principio de curso. A mayor abundamiento los directores envían los primeros días de febrero un escrito al alcalde donde le indican el horario y el itinerario del pasacalles para que la Policía Local pueda organizar la seguridad de los participantes y la circulación. Lleva haciéndose sin problemas desde hace mucho pero este año los colegios recibieron el jueves dos de marzo, a última hora de la mañana, un escrito firmado por el Teniente de Alcalde delegado de Vía Pública, Martín Vila, donde encarece a los centros a abonar la tasa correspondiente antes de celebrar el pasacalles, así como la obligación de dejar la calle limpia y asumir cualquier responsabilidad de lo que pueda ocurrir por parte de los directores de los centros. La difusión de una nota informativa colocada por la dirección del Colegio Público San Felipe Neri en la puerta del centro y el revuelo consiguiente provocó la reacción del firmante de la carta, que achacó a un malentendido el texto donde se pedía el abono de la tasa, y el chabacano escrito del alcalde de esta ciudad, antiguamente conocida como culta y cosmopolita. Martín Vila prometió una carta de aclaración el viernes por la mañana que no llegó jamás. Los profesores hicieron los pasacalles a riesgo de incurrir en las responsabilidades señaladas en el documento municipal. No sé bien dónde está el malentendido porque el escrito es claro y los profesores debieron superar una formación universitaria y unas oposiciones por lo que se les supone la suficiente comprensión lectora. Siempre es bueno buscar una excusa en lugar de reconocer el error y pedir perdón. Eso aparte de constatar los graves problemas del alcalde a la hora de escribir.

Los chinos se modernizan

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

Convocan los Kennedy

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

La cruda realidad

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017

La otra Susana Díaz

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2017