Camino de Ciudadanos

Fernando Santiago Muñoz | 24 de marzo de 2018

La proa que se hundió hace 40 años

Fernando Santiago Muñoz | 24 de marzo de 2018

La trastienda literaria de Fernando Quiñones. Por Blanca Flores

Fernando Santiago Muñoz | 24 de marzo de 2018

Flores
Fotografía: Jesús Machuca

“Cualquier lugar puede ser el mejor
si alcanzaste a caer un poco más acá de las sombras que a todos corresponden”.
Fernando Quiñones

Se cumplen veinte años en 2018 de la muerte de Fernando Quiñones, cincuenta años de la creación del Festival de Alcances, treinta y cinco de la Canción del Pirata… y ya se tiene asumido que decir Fernando Quiñones es decir Cádiz. Un hombre polifacético, inteligente, hiperactivo, como le define su hija Mariela; nacido en Chiclana pero habitante de la ciudad de Cádiz desde que nació realmente. Veinte años de la ausencia de un hombre que nos dejó un legado tangible en sus escritos e intangible en su espíritu, con el que muchos nos encontramos en deuda y con la obligación de mantenerlo vivo porque lo merece y porque nos lo merecemos.

En días pasados se ha celebrado un Congreso Internacional sobre su obra, organizado por  la  Universidad  de  Cádiz  con  el  nombre  de  “Si  yo  les  contara…  20  años  sin Fernando Quiñones”, se ha inaugurado la exposición al amparo del Centro Andaluz de las Letras “Las mil noches de Fernando Quiñones” en el espacio municipal Fernando Quiñones, se ha llevado a cabo la octava Ruta por la asociación de amigos de Quiñones y la batería de actividades, encuentros, presentaciones que están por llegar nos llenan de satisfacción. Pues bien, en el Congreso citado y con amplia participación, parece que por fin la obra ocupa un primer plano para el análisis crítico y académico, cuestión importante y necesaria. Y también porque a raíz de las reflexiones volcadas en las distintas intervenciones hemos podido darnos cuenta de las contradicciones y de la falta de rigurosidad que existía en torno a los estudios que se han acometido hasta la fecha en torno a la obra. Expertos que no entienden la narrativa del autor o clasificaciones de su obra por periodos o por géneros que carecen de precisión. Por lo tanto, se hace más necesario  que  nunca  un  rescate  y  un  estudio  serio,  se hace  necesario  que  la  obra fundamental de nuestro autor aparezca en los libros, que se hagan comentarios de texto por los estudiantes de bachillerato y de la universidad, que se siga investigando y que se reúna un corpus amplio de la correspondencia que envió a los autores de su época que se encuentra desperdigada y desclasificada.

Desde hace ocho años, la Ruta lleva llamando la atención sobre la universalidad de la obra de Fernando Quiñones, que quizá, por su diversidad y la carencia de reediciones, ha dificultado la realización no sólo de un corpus sino de un estudio formal que la situase en el lugar que por mérito le corresponde y que es el que las autoridades académicas deberían acometer. Las anécdotas en torno a su obra son incontables, infinitas,  imposibles  ya  de  recoger  pero  siguen  vivas  y  muchos  de  nosotros,  los deudores y testigos seguimos cantándole y contando que caminos nos llevaron hasta él.

La conexión de Quiñones con sus contemporáneos, con aquellos poetas del 50, entre los que no figura en antologías, está sobradamente demostrada a través de la colaboración en las revistas de la época: Platero, Alcaraván, Arquero de Poesía, Marejada, Caleta… y aunque rompía la correspondencia que recibía en su domicilio de Madrid o de la calle Rosario Cepeda, si existen cartas que Fernando escribió a Julio Mariscal, Carlos Edmundo de Ory, Pilar Paz Pasamar, Caballero Bonald, Borges, José Hierro y una larga lista de nombres que debieran ser rescatadas para terminar de escribir la trastienda necesaria del autor.

En ocasiones, algunos han visto la Ruta Quiñones como una perversión a la obra, han contemplado solo el ambiente lúdico festivo que la rodeaba sin darse cuenta de que el objetivo de la misma era precisamente la lectura, la presentación, la representación o el cante de un legado que pedía a gritos ser vivido y revivido año a año. Porque la trastienda de la obra de Fernando está llena de humanidad, de testimonios renovados año a año y su escaparate oculto está lleno de riqueza, de variedad, de contraluces, de textos tan cultos como pueden ser las crónicas que no se encuentran al alcance de una inteligencia cualquiera. Las crónicas deben analizarse por nuestros alumnos de hoy para que conozcan el mundo, la geografía, la filosofía y nuestro idioma. Los relatos y sus novelas han recuperado cierto reconocimiento a duras penas. Nadie ha llegado en dos ocasiones a ser finalista de un premio Planeta quedándose ahí, a pesar de la divina escritura. Por ello seguimos vindicándolo y reivindicándolo.

Fernando Quiñones fue un avanzado de su tiempo, una mente preclara y un ser generoso y humano, cientos de testimonios lo avalan en cuanto o dos o tres se reúnen en torno a su espíritu. En su trastienda estaban los intelectuales sí, otros escritores también pero sobre todo estaban los flamencos, los cinéfilos, los actores y actrices, los caleteros, los periodistas, los artistas, los amigos y los jóvenes. En el Congreso y en las rutas se han repetido muestras emotivas de ello. ¿Cuántos hemos conocido dos y tres veces a Fernando Quiñones? ¿Cuántas veces lo volvemos a conocer y reconocer, a encontrar, reencontrar y descubrir? ¿Cuántos lo vivimos en la playa, por las calles desde nuestro desconocimiento de niños para encontrarnos con el inquieto paciente que nos corregía y daba ideas para nuestros textos e investigaciones al crecer?

Si por fin el escaparate de Fernando Quiñones empieza a llenarse de luz, no les cuento la trastienda, solo me falta pedirles que pasen y lean.

TFM

Fernando Santiago Muñoz | 24 de marzo de 2018

Esto de Cristina Cifuentes se llena de siglas que luego nadie entiende. Tiene un tufillo raro, pero habrá que esperar. Por ahora sabemos las cosas raras. Habrá que demostrar si hubo trato de favor por ser quien era. Por cierto: se decía que hubo trato de favor para la obtención del título de Licenciado en Filosofía y Letras de la UNED de un dirigente político socialista. También se dice que se dedicaba profesionalmente a hacer tesis por encargo un dirigente empresarial. También hay un dirigente del PP cuya tesis doctoral se la hicieron los gerentes de las empresas públicas municipales. Ahí lo dejo.

Adivina adivinanza

Fernando Santiago Muñoz | 24 de marzo de 2018

Otra que podía irse al exilio y tampoco se perdería nada

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Esta noche

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

La procesión va por dentro

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Terminó la obra en San Juan de Dios

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Para el Viernes de Dolores

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

¿Seguirá Teófila de concejala?

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Hoy hay pleno del Ayuntamiento donde se va a dar la extraña situación de que la presidenta del grupo municipal ocupa el primer escaño cuando el que se va a presentar a las municipales es Juancho Ortiz. Tarde o temprano Teófila dejará la corporación para dejar espacio para que Juancho Ortiz haga de líder del PP. El que viva lo verá.

Hoy entrevistas con Teófila. Esta noche a las 22 horas en Onda Luz.

Pececitos gaditanos. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

 

El pasado miércoles se cumplieron 15 años del comienzo de la guerra de Irak que ocasionó un millón de muertos y cuyas consecuencias todavía se padecen en todo el mundo. ¿Qué hicieron las cofradías gaditanas? Una de ellas puso unos lazos blancos en el paso. Punto y final. Ahora las televisiones nos han machacado con el desgraciado asesinato (u homicidio, la justicia dirá) del niño Gabriel  por lo que ya hay cofradías que van a poner pececitos en sus pasos o en sus cirios. Esto es la Semana Santa, folklore en estado puro. En España se declaran cada año 3.500 suicidios y una cifra desorbitada de intentos , hay un promedio de mil muertos en las carreteras, 250 homicidios y 50 muertas por violencia machista. ¿Alguien ha visto alguna vez a alguna hermandad gaditana preocupada por estas cuestiones? En el mundo hay ahora 11 guerras activas . Hay  mil millones de personas que viven en el umbral de la pobreza y en España dos millones con pobreza severa ¿Hay algún lacito, algún cirio pintado o algo por el estilo en las hermandades gaditanas? Se supone que la Semana Santa es para hacer penitencia en el recuerdo de la pasión y muerte del dios de los cristianos o algo parecido, porque se me hace difícil entender esos dogmas de fe (ya saben ustedes : la fe es un don divino y yo no la tengo) que, según ellos sostienen, echó a los mercaderes del templo y dijo aquello del camello y la aguja. No veo yo a sus devotos fieles gaditanos preocupados por el sufrimiento de la ciudadanía. Eso sí, han corrido ríos de tinta y grandes debates sobre si la Carrera Oficial debe empezar en la calle Nueva y terminar en el Palillero , debe tener sentido inverso o se tiene que mantener hasta San Antonio como ocurría antes. Una preocupación enorme. Vivo sin vivir en mí. No sé si comprarme la silla en la calle Pelota o en Candelaria, yo que llevaba 30 años (perdón por la insistencia) en la calle Ancha. Estos hermanos mayores no tienen consideración.  También ha habido denodados esfuerzos para continuar el debate entre talibanes y sevillitas, sobre el doble paso del Despojado , sobre los maniguetazos de la Vera Cruz , los balconazos de los pasos de palio, sobre si La Palma irá por la plaza de las Flores a pasito corto y todos esos asuntos de trascendencia. No sabemos aún si el alcalde acompañará a su madre en la penitencia Nazareno o cuántos afiliados a Podemos llevan el pecho tatuado con la imagen del Regidor Perpetuo. No se vayan ustedes a preocupar por nada más que la Borriquita está a punto de salir.

Fernando Santiago

Calle Veedor

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Todo queda en casa

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Carnaval de Cádiz en Jerez

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Los adoquines del Campo del Sur

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Y yo

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

El Ayuntamiento se anuncia en el periódico de Podemos

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Los colores del temporal

Fernando Santiago Muñoz | 23 de marzo de 2018

Locos por aprobar los presupuestos

Fernando Santiago Muñoz | 22 de marzo de 2018