Archivos para el tag ‘Semana Santa’

El descanso del guerrero(de dios)

Fernando Santiago Muñoz | 2 de junio de 2014 a las 9:00

Etiquetas: ,

Se ha caído de un guindo

Fernando Santiago Muñoz | 28 de mayo de 2014 a las 10:04

El nuevo delegado episcopal de cofradías es un ingenuo de marca mayor o acaba de llegar a Cádiz. Por supuesto que las cofradías es afición sin fe, por mucho que él se empeñe en otra cosa. No sé por dónde se mueve este hombre. Es una tradición y un espectáculo gratuito. Son las dos razones de su éxito. Lo de la fe es secundario. José Enrique Sánchez Moreno ha debido llegar a Cádiz desde Ganimedes por lo menos. El hombre cumple con su labor y con el encargo que le hace Zornoza, que debe ser un fanático preconciliar. Pero no hay que pasarse. Con que las procesiones salgan cada año y le pida al jefe que no llueva es suficiente para el 99% de los cofrades y para el 100% de los espectadores.

Un ayuntamiento nacionalcatólico

Fernando Santiago Muñoz | 20 de mayo de 2014 a las 7:41

Fuente: Cádiz Directo

El Ayuntamiento destina 120.000 euros al Consejo Local de Hermandades y Cofradías

Cádiz – 19/05/2014 – 14:25

CÁDIZDIRECTO/David de la Cruz.- Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz. Fecha: 15 de abril de 2014. “En lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley General de Subvenciones…”. Y allí aparece registrado los 120.000 euros que destinó el Ayuntamiento de Cádiz el pasado curso al Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

Firmado por el concejal de Cultura, Alejandro Varela, que ofrece su visto bueno a otros 7.900 para las Hermandades de Gloria. También, 42.856 para el Colectivo Cultural Mivestidoazul, organizador del South Festival.

“Cádiz, 3 de febrero…”, concluye el documento en el que rezan nombres y firmas. “No hace falta ni hacer una crítica”, dice Manolo Bienvenido, representante de Autonomía Obrera en el Ayuntamiento de Cádiz. “Es innecesaria la crítica”, repite. Pero la hace. Lo hace porque considera que “el PP está fuera de la realidad. Vive una película de ciencia ficción”.

También, denuncia a una oposición que no recoge algo así. “Está en el B.O.P. Al alcance de todo el mundo. Yo mismo lo publiqué en Facebook”. Bienvenido aclara: “La culpa no la tienen las hermandades, ni quien solicita una subvención. La culpa es de un Ayuntamiento que la concede sin mirar el contexto”.

El Ayuntamiento de San Fernando organiza el aniversario de una cofradía

Fernando Santiago Muñoz | 11 de mayo de 2014 a las 8:58

El 75 aniversario de la Hermandad de los Afligidos en la Iglesia del Santo Cristo de San Fernando. Hoy hay misa pontifical(signifique esto lo que signifique) y el empobrecido Ayuntamiento de San Fernando (que no tiene ni  Casas Consistoriales) paga todos los gastos para darle relumbrón al acto: banderas, reposteros, etc. Incluso el jefe de protocolo del Ayuntamiento, Antonio Guillén, está organizando los detalles del acto. Insólito. El Ayuntamiento de San Fernando tiene una maldición al tener a su frente en las últimas década a capillitas. Así va.

La tierra de la grasssia. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 9 de mayo de 2014 a las 7:17

Albero, sudor, farolillos, moscas, boñigas de caballo, incienso. La primavera es la  peor estación del año en Andalucía. El folklorismo sevillí elevado a la enésima potencia. Vamos de Semana Santa a feria pasando por los toros y las romerías de turno al ritmo del tamboril, la flauta, la guitarra y  “España cañí” “donde las moscas abrevarán sangre bajo el flamear de la bandera española” que escribió Manuel Vicent. Un rasgueo de guitarra, unas palmas, una banda de cornetas y tambores al son de “La Madrugá”, una orquesta tocando “El gato montés”. Duquesas, toreros, gente de chaqueta y corbata con su pasador y su brillantina bajo el polvo del albero. Al final vamos a desear que llegue el verano porque aunque es tiempo de playas al menos no nos dan la brasa con la Tierra de María Santísima. Lo único que nos faltaba es una presidenta folklórica con traje de gitana, rociera, aficionada a los toros, bética  y amante de la Semana Santa. La repanocha. Para que alguien quiera vender Andalucía a las empresas del Ibex 35 con un clavel reventón en la melena.

Nos quedó por un tiempo el refugio gaditano, esa satisfacción de que Cádiz era algo aparte y distinto en Andalucía, una isla ajena a las costumbre folklóricas andaluzas ,una ciudad sin aristócratas ni casetas ni sevillanas ni toros ni rocieros. Donde nadie osaba ponerse un traje de gitana (lo que los finos llaman faralaes) ni se le ocurría algo tan grosero como atravesar el Coto de Doñana en medio del calor y las moscas. Cádiz no tiene aún plaza de toros pero tiene Hermandad del Rocío para nuestro oprobio y los gaditanos llenan las ferias de la Baja Andalucía como si fueran vendedores de turrón.

Termina uno extenuado de ver en televisión lo graciosos y los simpáticos que somos, cómo nos gusta la buena vida y el barroco. Luego nos quejamos de la imagen que damos en España  cuando algún dirigente político madrileño o catalán dice cualquier topicazo sobre Andalucía si somos nosotros  mismos los que promovemos el paradigma. Tenemos lo que nos merecemos, la imagen de indolentes y festeros que vivimos del esfuerzo del Norte de España mientras gastamos nuestro dinero en rebujito. Un millón de parados es poco. Ni Cádiz ya es Cádiz ni Andalucía tiene futuro mientras sigamos con los botos de Valverde y el mantón de Manila. Una verdadera desgracia. Qué tiempos aquellos en que Cádiz era una ciudad cosmopolita.

Fernando Santiago

Para que los guiris no se líen

Fernando Santiago Muñoz | 21 de abril de 2014 a las 7:58

Etiquetas:

La caridad cristiana

Fernando Santiago Muñoz | 21 de abril de 2014 a las 7:39

Etiquetas:

El nacionalcatolicismo de Canal Sur. Por L.M. Fuentes

Fernando Santiago Muñoz | 19 de abril de 2014 a las 7:33

Nacionalcatolicismo andaluz. El oro y las lágrimas subían como salamandras por los pies de los Cristos con los ojos vueltos, llevados en las copas de su martirio. Las calles eran herrerías de joyas y lanzas, desfiles de novias y flagelados tras una mirilla. Dioses orfebres lanzados por las cuestas se desangraban en terciopelo y en gente. Entre el barroco y el vudú, muertos de boda chocaban con sus cofres y campanarios. Largas horas de televisión, Canal Sur como una capilla toda encendida allí en el salón, locutores sacristanejos narrando dioses hechos de la leñera y romanos de lata. Bienvenidos al nacionalcatolicismo andaluz, donde la televisión pública hisopea y catequiza y los ayuntamientos enteros se arrodillan ante dolorosas de cristal, Vírgenes generalas con fajín y crucificados con bastón de mando. Y todavía Canal Sur era capaz de preguntarse cuánto había cambiado la Semana Santa andaluza en 50 años. Nada, aparte de que creo que ya no se venden indulgencias para comer lechón. Sólo había que mirar a la pantalla y a la calle. Vi a un guardia civil encharolado delante de una pasopalio sevillano y pensé cómo se siguen pareciendo aquí el olor del incienso y de la pólvora. Vi la imagen espeluznante de esos legionarios portando enfierecidos a su Cristo y me pregunté a quién defienden o vengan sus armas, si aún tenemos un cuerpo de cruzados, si el sable y la religión se siguen sosteniendo y legitimando mutuamente. Vi a Juan y Medio que sacaba a pequeñuelas con mantilla negra, a chiquillos saeteros, pregoneros, costaleritos y tamborileros. A él le parecían encantadores y a mí tenebrosos y víctimas como niños vampirizados. Qué sabrán los pobres chiquillos sobre pecado, castigo, penitencia, redención, sobre el gótico de la muerte y sobre el poder del miedo a ella, sobre la alfarería de la que vienen todos los dioses y las mentiras que se tendieron desde los palacios al cielo para consolarnos; qué podrán aprender sobre la libertad aquí donde se les pone capuchón antes de que sepan hablar y pensar y así se les exhibe en la televisión pública. Sí, bienvenidos al nacionalcatolicismo andaluz, Cristos con bala, alcaldes con varita, televisión con relicario, misal de nácar e inocentes sacrificados. “Esto es Vetusta”, le digo a un amigo catalán mientras se nos cruza una procesión que parece rozar muchos ahorcados por las esquinas. “¡Tocan el himno de España cuando entran en la iglesia!”, me comenta él, sinceramente sorprendido. Y qué le voy a contestar yo, sólo que esto es el nacionalcatolicismo andaluz, covacha como del Antiguo Régimen, orgullo de medievo celebrado con candelabros, llagas, faldillas y banderas de coronas de espinas. Sale en todas las televisiones que el preso que iba a indultar una cofradía granadina ha sido pillado en una operación antidroga y yo vuelvo a preguntarme por qué pueden suplantar al Consejo de Ministros y por qué los ladrones que se postran ante un Cristo tienen más posibilidades de ser perdonados que un ateo. Pero esto es el nacionalcatolicismo andaluz y los santos movidos con poleas firman decretos. Titulaban en este periódico que unos jóvenes habían sido detenidos en Málaga por colgar un crucifijo invertido en un balcón y yo no me lo creía. ¿Cómo van a detenerlos por lo que pongan en su balcón? Y luego pensé que quizá podía ser, y hasta que si hubiera ocurrido durante esa procesión de legionarios, lo mismo alguien habría cargado un arma. ¿No están acaso para eso, no es esa fuerza la que exhiben? También en Córdoba hay bronca con unos musulmanes que querían rezar en la Mezquita y yo sonrío por una ironía de la que no se dan cuenta ésos que escenifican ahora una religión oficial. La ironía es que sólo la laicidad que tanto atacan puede impedir que un día las demás confesiones exijan al Estado los mismos privilegios del catolicismo, pero no vengan con figurines sino con fanáticos. ¿Laicidad he dicho? Perdón por la palabra maldita. Vade retro. Me excuso. Sigamos aquí con la religión obligatoria de los puñales, las volutas, las viudas y los sargentos; sigamos todos la senda piadosa de Canal Sur, brillante farol guía del nacionalcatolicismo andaluz.

La Semana Santa de El Pópulo

Fernando Santiago Muñoz | 17 de abril de 2014 a las 7:20

Etiquetas:

Machacando la plaza

Fernando Santiago Muñoz | 16 de abril de 2014 a las 13:26

No contentos con ocupar las calles del centro toda la semana durante la tarde y la noche,no contentos con ensuciar las calles con cera , no contentos con perturbar la vida de los vecinos a base de ruido, los cofrades también introducen un camión en San Antonio que machacará las baldosas de la plaza. No hay problema, paga España.

Etiquetas:

San Francisco de Sales

Fernando Santiago Muñoz | 16 de abril de 2014 a las 7:40

Imagen del patrón de los periodistas en el paso de la Virgen de las Angustias del Ecce Homo cuyo capataz es el Vicepresidente de la Asociación de la Prensa,Melchor Mateo.

Etiquetas:

Las hermandades vistas por la televisión

Fernando Santiago Muñoz | 16 de abril de 2014 a las 7:39

Etiquetas:

La pasión

Fernando Santiago Muñoz | 16 de abril de 2014 a las 7:37

Etiquetas: ,

Romanos

Fernando Santiago Muñoz | 14 de abril de 2014 a las 9:07

El romano del Despojado y el romano del Ecce Homo.

Etiquetas:

Indultos cofrades

Fernando Santiago Muñoz | 13 de abril de 2014 a las 11:39

Etiquetas:

Llega el horror

Fernando Santiago Muñoz | 13 de abril de 2014 a las 10:51

de6e74bb6e94ada044fae5362f98dfe1BlBtF2BCQAIR8-Z.jpg_largee8e4aba7be69b7dff9b7e3051dc7f771

Extraordinario parecido del nuevo romano del Despojado con Fernando Pérez Cabrales.

Etiquetas:

Los capillas preocupados por las pipas

Fernando Santiago Muñoz | 13 de abril de 2014 a las 10:46

59cae4736d2b282bb13cd63b9c394b26Estos capillas se preocupan por cosas increíbles. Las pipas. No porque la gente ensucie las calles sino porque pueden molestar a los nazarenos(penitentes). Digo yo ¿no salen descalzos para hacer penitencia? En caso afirmativo será mejor sufrir un poquito más ¿no?

Etiquetas:

Empiezan las procesiones

Fernando Santiago Muñoz | 13 de abril de 2014 a las 7:31

Etiquetas:

Bajada de bandera

Fernando Santiago Muñoz | 12 de abril de 2014 a las 9:37

Una carrera por la carrera oficial a bordo del taxi de Javier Taboas. Algo importantísimo, no se lo pierda ustedes. El taxista sigue imitando a Fernando Pérez Cabrales: bienaventurados mis imitadores porque de ellos serán mis defectos.

Gran titular de Paco Márquez: el milagro de ser cofrade. Los vellos como escarpias.

Etiquetas:

Los capillas quieren imponer hasta la forma de vestir. Visto en ABC.

Fernando Santiago Muñoz | 10 de abril de 2014 a las 7:36

Artículo en ABC
Mujeres vestidas de mantilla en la Semana Santa de Sevilla

Mujeres vestidas de mantilla en la Semana Santa de Sevilla

LIPASAM. En casa NUNCA lo harías. Sevilla también es tu casa

Lo moderno no está reñido con la tradición. Pero en ocasiones, como sucede en Semana Santa, la tradición prima sobre todas las cosas. Comienza una «fiesta» en Sevilla especial, en cuanto a tradición y creencia se refiere. Ir acorde con el momento es lo fundamental, aunque como dicen algunos «para gustos los colores». En este reportaje queremos dar un poco de luz al «protocolo» a la hora del vestir en Semana Santa. Ver qué días son clave en lo que a indumentaria se refiere y de qué forma vamos a acertar seguro.

 

Hay tres momentos clave, en cuanto a protocolo en la vestimenta, que son: Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo. El resto de la semana se abre un poco la veda, aunque siempre sin llegar a los extremos.

 

Comencemos por el Domingo de Ramos. Debemos ir bien vestidos. Sobriedad y sencillez ante todo. Se recomienda utilizar traje en los caballeros y vestidos o pantalones (pero largos) en ellas. Como siempre las mujeres tenemos más opciones a la hora del vestir, pero también esta ventaja se nos puede convertir en nuestra ruina. No consiste en volver al clasicismo ni a las medidas del ayer. Pero sí es cierto que las minifaldas, los shorts o los escotes muy pronunciados son mejor dejarlos guardados en el armario para otra ocasión mejor.

 

Durante los días que le siguen el protocolo es algo más flexible. Estos días permiten que, por ejemplo los caballeros dejen aparcados los trajes y las corbatas a un lado para pasar a un estilo algo más ‘casual’. Pero no por ello se puede ir de cualquier manera.

 

Si continuamos con la semana y en función del protocolo. Otro de los días más importantes es el Jueves Santo. Se debe ir de luto riguroso, es decir, nada de rojos, rosas, verdes, amarillos… esos colores se dejan para otro mejor momento. Hoy lo que priman son los negros y los azules marino. Aunque siempre hablando en el prisma de los adultos, los niños son otro mundo aparte.

 

Comenzamos por los caballeros. Para este día los hombres deben vestir traje oscuro acompañado por una corbata oscura.

 
Mujeres de mantilla y acompañantes, en traje de chaqueta, en la basílica de la Macarena

Mujeres vestidas de mantilla en la Semana Santa de Sevilla

 

El Jueves Santo se puede optar, en el caso de las mujeres mayores de 18 años, por lucir la mantilla. Han leído bien, hay que lucirla, no se puede pasear por la ciudad de cualquier forma. A continuación os dejamos las cinco claves para no errar en el intento:

 

1. Las mantillas son para el jueves

Una se viste de mantilla el Jueves Santo para recorrer los templos por la mañana y por la tarde acudir a los Sagrarios a rezar. Y por supuesto nada de ver la Madrugada con ella puesta, no por nada, porque seguro que es mejor un buen abrigo para guarecerse del relente de la noche. El Viernes Santo se podrá lucir la mantilla, aunque ésta deberá cubrir la frente alrededor de 2 cm, como marca el protocolo. Y, añadiendo aquí a los caballeros, comentar que tal y como sucedía con el Jueves Santo, los hombres deben vestir hoy traje oscuro y corbata también oscura o negra.

 

2. No vale cualquier vestido

Debemos ponernos un vestido negro, nada de azul, gris o marrón. El único color permitido es negro y cuanto más sencillo y liso mejor que mejor. El largo es aconsejable que sea por debajo de la rodilla, con un escote en barco o a la caja y las mangas mejor una francesa o larga que ir en tirantes o manga corta. Y siempre con medias, haga el tiempo que haga, y preferiblemente de cristal y de color negro.

 

Mujeres de mantilla con problemas con los zapatos

Mujeres de mantilla con problemas con los zapatos

3. Los tacones toca lucirlos otro día

Una mantilla no debe completarse con unas sandalias, unos ‘peep-toes’ o unas plataformas. Lo más aconsejable y preferible es llevar un zapato de salón negro de tacón medio o tacón bajo.

 

   4. El maquillaje: menos es más

Si la “naturalidad” es un indispensable para el día el día, en esta ocasión lo es más. Colores neutros, nude, rosas suaves… Hay que marcar pero sin exagerar. Los ojos hay que destacarlos pero evitando los ahumados y los excesos. Al igual que en los labios, toca dejar la barra rojo pasión y cambiarlo por un tono más natural.

 

5. Que la peina no te domine

Otro elemento importante del vestir de mantilla es sin duda la peina o teja. Ésta debe ser proporcional a la estatura de la persona que la vaya a lucir. Antiguamente se utilizaban de carey pero ahora se pueden adquirir un sinfín de peinas sintéticas que imitan a la perfección el carey. Irá asentada en un moño bajo (nada de recogidos o semi-recogidos) y agarrada con un broche. Para acertar de lleno con la mantilla la mejor opción es la blonda o la chantilly (aunque siempre se puede escoger un tejido más económico). Se sujetará con un broche en la base del moño y con unos alfileres en los hombros para evitar el conocido como “vuelo de la mantilla”. La meta es buscar la comodidad en una indumentaria poco habitual.

 

Y como complemento perfecto para lucir la mantilla es llevar un rosario y un breviario en la mano.

 

Con todo esto solo queda buscar el modelito adecuado para cada día, recordando siempre el lema que “menos es más” y que lo importante no es llamar la atención sino destacar.

 

Por su parte, el Viernes Santo, día de la muerte del Señor, el luto debe ser lo predominante, por lo que los hombres deben llevar traje oscuro y corbata preferiblemente negra –u oscura– y las mujeres que no vayan de mantilla, también es protocolario que vistan tonos oscuros.

Etiquetas: