Archivos para el tag ‘Susana Díaz’

La certera visión de Esther Palomera sobre el Partido Socialista

Fernando Santiago Muñoz | 15 de septiembre de 2014 a las 12:53

EL PSOE NO ENCUENTRA SU LUGAR EN EL MUNDO

Se esperaba una intensa y diáfana crónica de la derrota digerida pero no diseccionada. Que en una esquina de la calle Ferraz de Madrid, el “nuevo socialismo”, reunido en su primer Comité Federal, rememorara, sí, un tiempo de esperanza, pero que hallara también un referente ideológico seguro al que seguir. Una franqueza que desarmara, una sencillez que estremeciera y una carga emocional que levantara el ánimo entre los escépticos y exigentes cuadros.

Y no pasó. Faltó, dicen, espontaneidad. Pero, claro, para eso hay que echar la vista atrás y adentrarse en la introspección como el argentino Adolfo Aristarain lo hizo con Federico Luppi, José Sacristán y Cecilia Roth en “Un lugar en el mundo”. Los socialistas aún no están en ese sano peregrinaje para encontrar un sitio en el que vean con claridad que pueden vivir de acuerdo a unos valores sagrados para su ideario, sin emulaciones, sin serpenteos y sin postureos. Por eso aún hoy, tras más de cuatro millones de votos perdidos y a pesar de su reciente relevo en el liderazgo, el PSOE no acaba de encontrar su lugar en el mundo, y menos desde la irrupción de Podemos en la escena política nacional.

Aunque se conjuran contra una formación que le pisa los talones en el marcador electoral, no se ponen de acuerdo en cómo afrontar las diabólicas consecuencias de un fenómeno político que nació en respuesta a la crisis económica y que parece que nos acompañara durante un largo tiempo. Se percibió así en la puesta de largo del nuevo secretario general ante la plana mayor -que cada vez es menor- del PSOE reunida el pasado sábado.

Fue hablar Pedro Sánchez de una “gran coalición entre los extremos” (en alusión al PP y al partido de Pablo Iglesias), denunciar el auge de los populismos, manifestar la incompatibilidad del PSOE con Podemos… y destapar la caja de los truenos. Si Andalucía, por boca de Juan Cornejo, corrió a manifestar su absoluto respeto por un partido en el que dijo no ver mácula de populismo y sí de transformación, Valencia llamó a no significar diferencias y a admitir las incapacidades propias en los últimos años, y José Antonio Pérez Tapias (de Izquierda Socialista) pidió no cerrar la puerta a las alianzas por la izquierda. No hay consenso, pero tampoco firmeza con la que señalar el camino. En general, al flamante número uno del PSOE le cayeron chuzos de punta por hacer del partido de Pablo Iglesias el principal problema del PSOE y el eje de su discurso inaugural ante el Comité Federal.

El vituperio, la verdad, sonó más dentro que fuera de un cónclave que ya no es lo que era. Porque con los principales barones sentados en la Ejecutiva -una posición que les inhabilita para intervenir ante el Comité Federal-; con Susana Díaz ausente de la gran cita y con el extremeño Fernández Vara dispuesto a otorgar un voto de confianza, la corriente Izquierda Socialista se erigió en referente ideológico. Sólo 19 peticiones de palabra (frente a la media de 40 que se sucedían en los tiempos de Rubalcaba) de cargos de segundo y tercer nivel del poder territorial, con la excepción de un secretario general, el de los socialistas asturianos.

Y menos mal que queda Javier Fernández como faro con el que alumbrarse en la penumbra de una organización donde encontrar una reflexión política de fondo empieza a ser un ejercicio de melancolía. Fue él quien con más claridad rechazó que los socialistas conviertan a Podemos en un adversario de referencia, pero también que se piense en acuerdos post electorales con quien no plantea soluciones reales. Fue él quien llamó al PSOE a presentarse como un partido de cuadros capaces de construir y gestionar una alternativa económica. Y fue él quien animó a defender un espacio propio en el debate territorial para restañar las heridas de un problema ya más emocional que político como es el del desafío independentista de Cataluña.

Además de que la disputa sobre Podemos pusiera de manifiesto la debilidad ideológica del PSOE, el cónclave dio para poco más que para la aprobación del calendario y los reglamentos de las primarias, ese sano ejercicio de democracia interna que los socialistas suelen aprovechar para partirse la cara entre ellos y cuyo debate azuzan a conveniencia. Dos años y medio de raca-raca y ahora no importa ni la fecha ni el procedimiento, salvo a Izquierda Socialista, que levantó la voz contra ambos capítulos y se abstuvo en la votación final.

Ahora bien, el campeón de la incoherencia -con permiso de Carme Chacón, claro- ahora es el secretario general que más veces clamó por abrir el proceso de selección de candidatos a los simpatizantes, pero que para su caso particular ha decidido blindarlo. ¿Adivinan? Tomás Gómez, claro. No vaya a ser que los madrileños le señalen el camino de regreso a Parla.

Etiquetas:

El besamanos de Susana Díaz

Fernando Santiago Muñoz | 15 de septiembre de 2014 a las 8:59

Besamanos

Ayer los socialistas andaluces se fueron de mitin a celebrar que la Hija del Fontanero lleva un año de presidenta. Debo ser muy obtuso porque no sé muy bien qué había que celebrar. Susana Díaz ha sido elegida presidenta sin ganar unas elecciones. No vería sensato hacer un mitin de aniversario ni aun ganando unas elecciones, para qué voy a contar serlo por el Dedazo de José Antonio Griñán. Debe ser que los procesos políticos se escapan a mi comprensión.Bueno, sí entiendo que que muchos que han obtenido o conservado su puesto de trabajo festejen el asunto, que está la cosa mú malita. Algunos de los que salen en la foto tomada del tuiter de Fran de la Jungla sí deben celebrarlo, claro.

Luego están todas esas tonterías susanista de que Ella es roja y decente. Ya, ya. Hija de un fontanero y todas esas cosas. Ya nos las sabemos. Lo peliagudo es el festival de corrupción que han protagonizado dirigentes del PSOE. Sí, sabemos también lo de Matas, lo de Fabra, la Gurtel y tantas cosas. Y Pujol. Pero un caso no tapa otro.

¿Hay que ponerse pañuelo?

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2014 a las 7:07

14105213771945

Cuando Ana Palacio se puso pañuelo en Irán las feministas españolas se escandalizaron: ha cedido a la opresión de las mujeres, etc. En Marruecos se lo puso Susana Díaz. No sé si es adecuado o no. Por una parte hay feministas que critican la obligación para muchas mujeres de tener que usar pañuelo. Por otra parte es una muestra de cortesía para con el anfitrión . Desde luego, se ve raro.

L.M. Fuentes sobre el viaje.

Etiquetas:

A ver cuándo Susana Díaz inaugura el curso en la Escuela de Hostelería

Fernando Santiago Muñoz | 12 de septiembre de 2014 a las 7:14

Siguen-los-problemas-en-la-Escuela-de-Hostelería-foto-de-archivo-620x300Siguen los problemas en este centro dependiente de la Juna de Andalucía, después de dos años. No debe lucir lo suficiente para que Susana Díaz, Luciano Alonso o Cristina Saucedo se pasen por sus aulas. Los profesores sin cobrar, los proveedores sin cobrar, los alumnos sin clases.

Etiquetas:

Aniversario del Susanato

Fernando Santiago Muñoz | 7 de septiembre de 2014 a las 10:14

14100768150802Se cumple un año de la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. Durante unos meses causó tanta sensación en toda España que parecía que algo iba a cambiar de verdad. Todo el mundo en España hablaba de Susana, todos los militantes y simpatizantes socialistas hablaban esperanzados. Los escépticos éramos mirados como unos amargados o unos cínicos. Desde hace unos meses el efecto Susana ha bajado en intensidad y ya no causa el menor interés si su padre era fontanero o si le gusta el Rocío. Habría que enjuiciar el año de Susana Díaz por sus hechos y no por sus palabras. Declaraciones las hay  de todos lo colores, apoyada por un magnífico equipo de comunicación externo e interno. Ahora bien: ¿es mejor la educación o la sanidad que hace un año?¿la vida de los andaluces ha mejorado? ¿hay una mejor planificación territorial, un  más eficiente control del medio ambiente?¿ha mejorado la cultura o la agricultura? Esas son las preguntas a responder más allá del grado de simpatía que a uno le genere o si aspira a liderar el PSOE, España o la Humanidad. Tanto da. Por sus hechos los conocereis, ella que es católica devota  y peregrina. Se asentó la polvareda y queda la gestión. Por si fuera poco la última encuesta de la Cadena SER ha sido demoledora: la gran lideresa sacaría un 31% de los votos y no tendría socio para gobernar. Aunque ella no quiera le va a perseguir el asunto de los ERE y el de los cursos de Formación.

Su principal logro ha sido apaciguar al PSOE donde ya no hay tantas guerras y batallas internas. Por ahora. Eso sí, a costa del sectarismo de siempre y del reparto de carguetes.

Interesante entrevista de Juanma Marqués en el grupo Joly.Dice que quiere gobernar en solitario. Toma , y yo que el Atleti gane la Champions. Creo que está más cerca lo mío que lo suyo. Lourdes Lucio  en El Páis hace el consabido y manoseado análisis fruto de una periodista cansada y pasada de rosca. Sin interés. Los periódicos se pasan con tanta efeméride. La foto es de El Mundo.

Etiquetas:

Susana: Bonilla o Podemos. Por Raúl del Pozo

Fernando Santiago Muñoz | 6 de septiembre de 2014 a las 8:38

Los anales eran fragmentos de Historia, la relación de los sucesos y los hechos por años, que se exhibían en lugares públicos para que pudieran ser leídos por los ciudadanos. Se ponía el nombre de nuevos cónsules, magistrados, senadores, se apuntaban victorias o derrotas, coronaciones o sepelios.

Ahora, ya no hay que mirar a la concha de la tortuga, donde está el mapa de las estrellas, ni leer los anales para saber lo que pasa y lo que va a pasar. Basta abrir el ordenador para enterarte de que, en Andalucía, la voz estaño fundido de Susana Díaz, como la de La Niña de los Peines, va perdiendo duende. Y de que el PSOE se va quedando sin avíos porque los de la tortilla se van pasando a Podemos.

También cruzan el Guadalquivir los rojos que, con Rafael Alberti en el 78, llamaban «camarada» a la Macarena. Mientras llegan los del Califato IS, los nuevos benimerines de Podemos intentan ya -segunda fuerza en intención de voto directo- sustituir a los almohades felipistas.

No hay nadie tan feroz como un incorruptible, hasta que termina en el patíbulo. Los de Podemos no quieren pactar con nadie que tenga las manos sucias. Dicen que los de IU no son casta, pero son régimen y se han pringado gobernando con el PSOE de los ERE. No hablan como los de la Mano Negra, sino como gente de círculo y asamblea; se parecen a aquellos anarquistas que iban a llevar La Idea en diligencias.

Como en Juego de Tronos, que se rueda en Úbeda, al casting de Podemos llegan cientos de extras y la irrupción es tan meteórica que si hubiera elecciones en otoño Susana Díaz no podría aliñar una mayoría de gobierno con IU. Según el Observatorio de la SER, no podría gobernar más que con Moreno Bonilla, del PP.

El Observatorio confirma que se han borrado los iconos de la Democracia del 78 y que emergen nuevos partidos, nuevos políticos, nuevas banderas, nuevas venganzas. El PSOE (31%) pierde 8 puntos; el PP (28,3%) pierde 12; IU retrocede.

¿Qué haría Susana? Los padres del invento se han apresurado a tachar a los de Podemos de neocomunistas; o sea, que no podrían hacer con ellos un gobierno aunque se pusieran corbata. Tampoco parece probable un Gobierno de izquierdas con IU, Podemos, Equo y otros.

Andalucía, con su sentido dionisiaco, podría sustituir las bodas de infantas, los purasangres, los Rocíos y las Ferias por un nuevo y gigantesco país neocomunista, un parque temático del Islam y de la Cábala donde, según Borges, Ulises descendió a la casa de Hades.

En El Mundo

Etiquetas: ,

Consternación en San Telmo

Fernando Santiago Muñoz | 4 de septiembre de 2014 a las 9:45

SERGestión del gobierno de Susana Díaz

El PSOE ganaría las elecciones autonómicas en Andalucía con un 31,2% de los votos. El PP se quedaría en segunda posición con el 28,3% de los sufragios. Los dos grandes partidos, si se celebrasen ahora los comicios, sufrirían un considerable retroceso respecto a las elecciones andaluzas de 2012: los socialistas perderían 8,3 puntos de apoyos y los populares 12,4.

Podemos irrumpe con fuerza en Andalucía, situándose en tercera posición con una estimación de voto del 18,1 % y superaría a IU que se quedaría con el 8,8% de los apoyos. La quinta fuerza sería UPyD con el 5,4%. PA y Equo apenas llegan al 1% de apoyos.

Pese a todo, la opción de gobierno preferida por los andaluces es una coalición de izquierdas que incluya a IU, Equo y Podemos sin el Partido Socialista. Y solo un 5% es partidario de repetir el actual bipartito entre socialistas e Izquierda Unida. Aunque, un tercio de los encuestados cree que en la próxima legislatura Andalucía estará gobernada por el PSOE.

Valoración líderes políticos

Los andaluces aprueban y suspenden casi a partes iguales a Susana Díaz. Un 43,7% valora positivamente a la presidenta de la Junta de Andalucía, mientras que un 44,9% no lo hace. La líder del PSOE andaluz logra un respaldo muy amplio entre su electorado (un 76%), pero la suspenden el 65% de los votantes del PP.

Peor parados salen el popular Juan Manuel Moreno y el izquierdista Antonio Maíllo, que suspenden entre quienes los conocen y además tienen bajo conocimiento ciudadano. El presidente del PP andaluz es suspendido por el 36,3% de los andaluces y sólo lo aprueban el 17%. No le conoce el 46,7% de los andaluces y sorprende que no lo conozca o lo suspendan 7 de cada 10 votantes populares. Por su parte, la mitad de los andaluces no conoce al coordinador andaluz de IU y entre quienes lo conocen, un 30% lo suspende y apenas un 20% lo aprueba.

Respecto a líderes políticos nacionales, un 62% de los andaluces suspende al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y sólo un 28,4% lo aprueba. Por el contrario, aprueban un 37,4% al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mientra que lo suspenden el 26,7%. Un 31% de los andaluces no lo conoce aún.

La gran mayoría de los andaluces, un 72,3%, valora positivamente al rey Felipe VI: un 16% le otorga un sobresaliente; un 25 % un notable y un 30% el aprobado. El 20,6% le suspende.

 

Valoración Gobierno y oposición

Casi la mitad de los andaluces -un 47,9%- suspende la gestión de la Junta de Andalucía, aunque suspenden en mayor medida, con un 66 %, la labor de la oposición del PP. Un 25,1% aprueba al Gobierno de Susana Díaz y un 27% no sabe o no da su opinión. La mitad de los votantes socialistas aprueba la gestión del ejecutivo andaluz. Las políticas sociales y la lucha contra la desigualdad y la pobreza son las áreas mejor valoradas de la Junta de Andalucía.

Los andaluces consideran que la Junta de Andalucía es la que mejor defiende los intereses de los ciudadanos andaluces. Así lo entiende el 32%, frente a un 5,8% que señala al Gobierno central como el mejor garante de estos intereses. Con todo, el 52% de los ciudadanos afirma que ninguno de los dos ejecutivos defiende los intereses de la ciudadanía.

Corrupción

El 64% de los entrevistados desaprueba la actuación de la Junta de Andalucía en relación a los casos de corrupción como los ERE, las subvenciones a UGT y los cursos de formación. Los más críticos son los votantes del PP (76% la consideran muy mala), mientras que el 44% de los votantes del PSOE la consideran mala o muy mala.

Los escoltas de Susana Díaz

Fernando Santiago Muñoz | 29 de julio de 2014 a las 10:54

Etiquetas:

La increíble neutralidad de Susana Díaz

Fernando Santiago Muñoz | 13 de julio de 2014 a las 11:06

4bd08c30301ad5eb4b54c907f187cfc0e3bc8d14c4e1a628b4b0e02877c0ce95c9023bff361f2b869b57de2b36c8cee88ed7960f92f5081a7a5367871f6d4e3d

Por ahí puede verse a Caballos, Espadas, Rodríguez Villalobos, la inevitable Amparo Rubiales y la flor y nata del susanismo sevillano. Gómez de Celis es un pedrista de primera hornada, así que será uno de los primeros en ser abandonado en la cuneta. No se sabe en qué casa durmió Pedro Sánchez y si llegó a Sevilla en su coche. Según creo Paco Menacho no tiene casa en Sevilla por lo que queda descartada esta opción. ¿Dormiría en Triana? ¿Iría a rezar esta mañana a la capilla de la Esperanza de Triana o a la Hermandad del Rocío junto con la Presidenta?

Lo que está claro es que va a ser el nuevo secretario general. La prueba evidente es la presencia destacada de Amparo Rubiales.

Interesante artículo de Soledad Gallego en El País.

Pedro Sánchez en Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 29 de junio de 2014 a las 9:55

BrNpR5mCIAEkaP1.jpg_largeDefinitivamente es mi candidato. Es el único que ha declarado su pasión por las rayas rojiblancas. No hay más que hablar. El candidato de Rafael Román, de Susana Díaz y mío, por este orden.

Muy interesante el punto de vista de Soledad Gallego Díaz en El País, como siempre.

Ahora bien, a mí me llama la atención que cuando en el mes de mayo de 2010 Zapatero dio el brusco cambio de timón a la política económica ni una sola voz en el PSOE se levantase para ofrecer otro punto de vista,nadie votase en contra en el congreso, nadie criticase que Zapatero iba a hacer lo contrario de lo prometido en la campaña electoral. Todos los diputados y senadores socialistas votaron a favor. Ni una sola federación, ni un solo comité local, ni un solo dirigente criticó el cambio brusco llevado a cabo por Zapatero que ha traído tanto sufrimiento. Con la  monarquía han hablado muchos, algunos han votado en contra. Pero aquella vez nadie dijo nada. Y entonces era importante Sigue siento llamativo el silencio de tanta gente, incluidos los tres candidatos a la secretaría general del PSOE.

Etiquetas:

Café del Correo sobre la visita de Susana Díaz a Navantia y el incencido en El Retín

Fernando Santiago Muñoz | 19 de junio de 2014 a las 7:15

Etiquetas: ,

La Presidenta apuesta

Fernando Santiago Muñoz | 17 de junio de 2014 a las 9:24

Lo dijo ayer Susana Díaz: apuesta por Cádiz, apuesta por la Bahía, apuesta por Navantia, apuesta por la industria, apuesta por la construcción nava. España y Cádiz convertidas en una timba. Eso sí, dijo bien a las claras que no apuesta de manera especial por los extrabajadores de Delphi “los que más griten no tienen más derechos”. Tiene razón. Hubiera estado bien que se lo hubiera dicho a los representantes de este colectivo mirándoles a los ojos.

Tour fotográfico

Fernando Santiago Muñoz | 16 de junio de 2014 a las 8:18

Susana Díaz visita hoy las factorías de Navantia en la Bahía de Cádiz. La primera visita a la Bahía como presidenta, 10 meses después. En un recinto cerrado sin riesgo de que alguien reviente el acto y sin acceso libre para los ciudadanos. No va a tener problema con los exdelphi ni con ningún otro colectivo. Ya Susana Díaz  no asistió a un acto en Chiclana, como tenía anunciado, a cuenta de las protestas de los antiguos trabajadores de Delphi.

Antonio Sanz calificó la visita de Susana Díaz como tour fotográfico. Ya se sabe que cuando las fotos se las hace uno mismo y los de su partido es un trabajo denodado en defensa de Cádiz y sus intereses. Si se las hace el adversario es una obsesión por apuntarse tantos que no son suyos. Bueno: lo de Iberdrola no es de uno ni de otro, sino de la empresa contratante. Lo del “cluster” ese (¿no se puede decir grupo o plataforma de empresas?¿es imprescindible usar una palabra inglesa?) es una idea patrocinada por la Junta, igual que los cursos de formación. Lo de los BAM, obviamente, es un marrón que dejó el gobierno Zapatero y que el gobierno del PP ha tardado dos años y medio en confirmar. El quinto gasero famoso duerme el sueño de los justos. Ese es más o menos el reparto de medallas.

Preguntas para los socialistas. Soledad Gallego

Fernando Santiago Muñoz | 15 de junio de 2014 a las 10:25

La primera pregunta que deberían hacerse los candidatos a la secretaría general del PSOE es si la desastrosa situación en la que se encuentran es consecuencia exclusiva de la crisis económica o si existen otras causas, sin cuyo reconocimiento no será posible recuperar su papel central en la política española.

Si existen otras causas, derivadas del control absoluto de la organización que ejerció Rodríguez Zapatero, pero también de una errónea respuesta a la formidable derrota de 2011, deberían exponerlas con claridad. Nadie necesita una autoflagelación, pero sí una cierta limpieza de diagnóstico respecto a lo ocurrido en Cataluña con el tripartito, el deterioro institucional registrado en ese periodo o el menoscabo de la posición española en la Unión Europea; amén, claro está, del apresurado giro en la política económica, aunque ése puede ser el único que se explique por la crisis exterior.

Los socialistas necesitan recuperar fiabilidad y para eso necesitan un discurso alternativo al del PP y que lo diga alguien que tenga un crédito creciente. Un discurso que se pueda explicar en 30 minutos y que se asiente en unas pocas bases firmes, comprensibles por los ciudadanos. No se trata necesariamente de un discurso radicalizado, sino diferenciado del discurso popular. Para eso no es imprescindible un pronunciado giro a la izquierda, porque quien se ha movido, y mucho, hacia la derecha ha sido el Partido Popular, hasta casi dejar desbaratado el Estado.

Lo que es imprescindible es una clara diferenciación, de manera que los ciudadanos perciban una alternativa creíble. La socialdemocracia, en España y en Europa, está en un periodo de gran desorientación respecto a las singularidades de su programa económico, pero no parece discutible que para que sea atractiva necesita recuperar políticas considerablemente más redistributivas. Como escribió Norberto Bobbio, “el único criterio que resiste el desgaste del tiempo para definir a la izquierda es la igualdad”, más aún en una época caracterizada por el aumento brutal de esas desigualdades.

No es imprescindible un pronunciado giro a la izquierda, porque quien se ha movido hacia la derecha ha sido el PP

José María Maravall explicó que, en su relación con los partidos, los ciudadanos procesan pocos datos: el tipo de líder, la organización interna de la formación, si el programa electoral es atractivo y el historial de sus políticas. Es probable que la pésima nota que obtienen los grandes partidos responda no solo a sus fallidas respuestas a las necesidades de los ciudadanos, o las prácticas de corrupción, sino también a que existe una relación entre esas políticas y la propia organización de las formaciones, convertidas en piezas ajenas a la sociedad.

El partido socialista inicia en pocos días una etapa que puede ser interpretada, desesperanzadamente, como una nueva lucha de poder. Pero también, en sentido contrario, como un virtuoso y real intento de transformar su organización, democratizando su funcionamiento: por primera vez en la historia, un partido tradicional pide el voto directo de los militantes para elegir al secretario general y primarias abiertas para elegir al candidato presidencial. Un proceso semejante podría desembocar en un caos, pero también en una dirección nueva y sólida, en condiciones para preguntarse cuáles son las necesidades que tienen los ciudadanos y las instituciones españolas y cómo afrontarlas.

Es bueno recordar que la gran mayoría de esas necesidades no precisan una reforma constitucional. No hace falta para atajar la pobreza infantil o para combatir el arsenal de nuevas medidas contra el ejercicio de libertades (más de veinte personas han sido condenadas ¡a tres años de cárcel! por actividades en piquetes en defensa de huelgas). Tampoco es necesaria para presionar sobre la UE y su respuesta, marcadamente liberal, a la crisis.

Para lo que sí es imprescindible esa reforma constitucional es para atajar el desafío independentista de una parte de Cataluña. Y para eso, haya pesado o no en su cabeza, la decisión de Susana Díaz de no optar a la dirección del PSOE abre el camino. Cualquier propuesta de cambio constitucional que incluya la diferenciación de Cataluña solo podrá salir adelante con el apoyo de Andalucía y de un Gobierno de la Junta capaz de garantizar ante el resto de España que esa singularidad catalana no implica una quiebra de la solidaridad interterritorial.

Etiquetas:

La abdicación susánida. Por Carlos Mármol.

Fernando Santiago Muñoz | 15 de junio de 2014 a las 10:23

Anatole France, el escritor francés, dejó escrito: “Una tontería repetida por 36 millones de bocas no deja de ser una tontería”. También proclamó con acierto: “Un buen retrato siempre es una biografía pintada”. En los relatos que podemos leer estos días sobre la decisión de Susana Díaz de no presentarse a la secretaría general del PSOE federal, que para algunos ha sido una noticia superior a la llegada del hombre a la luna, destaca un mantra que por encima de todos los demás argumentos dichos provoca cierto estupor intelectual. Tanto que el mismo día de autos un presentador de televisión de Madrid, bastante comedido, ironizaba al respecto: “Susana no ha dado el paso porque los andaluces se lo pidieron en El Rocío”.

En efecto, basta contemplar con afán lúdico la prensa oficiosa del régimen, liberal cuando toca, socialdemócrata cuando conviene, para intuir que además de fusilar excelentemente los argumentarios de San Telmo algunos quieren hacernos pasar por milagro lo que es escabeche y, de paso, disfrazar de fortaleza la debilidad sobrevenida. Díaz no ha querido concurrir a la misa de romeros de Ferraz porque nunca estuvo dispuesta a vivir un cisma herético avivado por la libertad de sus rivales donde, es de suponer que con el necesario nihil obstat del Vaticano, con el que además aspira a tener hilo directo, ambicionaba consolidar definitivamente el susanismo, que es la iglesia que empieza y acaba en su propia persona. 

El corifeo habitual, sin embargo, insiste en que la verdadera razón de su resolución (un sacrificio que le otorga una indiscutible autoridad moral, por supuesto) es su compromiso personal con Andalucía. La devoción a la patria. Esperemos que no sea un amor marcial, propio de legionarios. Según esta versión la presidenta escuchó en Almonte un clamor para que no se fuera a Madrid. Fue la primera señal de Pentecostés. La segunda llegó por correo ordinario: cartas enviadas a San Telmo, probablemente manchadas con lágrimas, que conmovieron tanto a la socialista de Triana que ha preferido no dejarnos solos en este valle de dolor del Guadalquivir. Igual que Dios en el Sinaí, el pueblo le dijo: “Desiste. No es tu momento”.

Por supuesto, estamos ante una falacia mayúscula. Decir que el pueblo andaluz es el motivo de su renuncia cuando Díaz no se ha presentado nunca a una convocatoria electoral es tan notable como insólito. Tampoco tiene ningún compromiso con los andaluces, que nunca la eligieron para el cargo que ocupa. Un nombramiento parlamentario no es comparable a una elección directa. Díaz es presidenta gracias al dedo de su antecesor, igual que Felipe VI heredará la corona por vía sanguínea. Los socialistas andaluces, tan republicanos, legaron Andalucía a Díaz como si fuera un mayorazgo. Decir otra cosa entretiene, pero es mentira.

El melodrama que nos vende San Telmo está sustentado en un argumentum ad populum. Un sofisma retórico que busca que pensemos que la validez de una afirmación depende de que una mayoría (supuesta) la acepte. Y que obliga a quien la escucha a elegir entre posicionarse con la masa o disentir en solitario. La credibilidad de una afirmación no deriva del gregarismo, sino de la lógica. Sócrates dijo: “Hay quien desecha una moneda falsa si está sola; cuando forma parte de un montón la aprueba”. Este retrato de Díaz como alguien capaz de inmolarse por Andalucía es tan místico como inquietante. Parece anunciar que no es necesario elegirla mediante el voto, sino que basta y sobra con enviar una carta al antiguo seminario o rezar ante la virgen agraria de las marismas. La legitimidad de la democracia nada tiene que ver con las falacias de carro.

Fuente: Carlos Mármol en “El Mundo”.

Ataque de cuernos

Fernando Santiago Muñoz | 13 de junio de 2014 a las 9:05

Antonio Sanz todavía no se ha repuesto de que Iberdrola anunciase un contrato con Navantia Puerto Real en el transcurso de una entrevista con Susana Díaz en San Telmo. En lugar de alegrarse está todo el rato maldiciendo por lo bajo y mostrando una sonrisa forzada. Está acostumbrada a que él mismo maneja el tiempo del Gobierno a la hora de los anuncios de contratos y no es capaz de soportar que otros se le anticipen. Hace de Pantoja con el “¡dientes, dientes!” pero no soporta que le hayan robado la cartera. Demuestra bien a las claras el nivel de la política gaditana. Supongo que el director de Navantia le habrá avisado de la próxima visita de Susana Díaz y no ha soportado la tentación de reventarla. “Apuntarse los tantos de otros” dice Sanz. ¿Suyos acaso?¿del Gobierno de España? ¿o en este caso de Iberdrola? Dice Sanz que Susana Díaz ha organiza un tour de fotos para el lunes ¿qué fue la visita del presidente de la SEPI a la Diputación? Claro que es un tour de fotos lo de Susana, pero igual que los que organiza el propio Sanz a cada momento. Lo que ocurre es que Sanz piensa que eso es suyo. Como Jessica Rabbit “no lo puedo remediar, me dibujaron así”. En estas manos estamos. Al final unos y otros se parecen mucho, no se crean ustedes.

La renuncia de Susana Díaz, el contrato de Iberdrola y la vivienda en Café del Correo

Fernando Santiago Muñoz | 12 de junio de 2014 a las 7:37

Irene García apoya a Susana

Fernando Santiago Muñoz | 10 de junio de 2014 a las 17:13

La secretaria provincial del PSOE, Irene García, se ha declarado orgullosa de la decisión de Susana Díaz de no presentarse al puesto de secretaria general del PSOE. Y digo yo ¿si la decisión hubiera sido otra Irene García se habría manifestado en contra? Más que nada por si lo que ahora dice es por abundamiento o es significativo.

Susana no se presenta

Fernando Santiago Muñoz | 10 de junio de 2014 a las 8:44

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, acaba de afirmar en la SER que no se va a presentar a la secretaría general de su partido en el congreso del mes que viene. Ayer en la tertulia Horasur que dirige Carmen Rodríguez todos los intervenientes estábamos seguros de que se iba a presentar aunque era un error. Para la posteridad, éramos Juan Vicente Acuña, Pilar Aranda, Jaime Bretón y un servidor de ustedes. Así que si nos ven algún día comprando un número de la ONCE váyanse a otro vendedor.

Dicho lo anterior creo que es un acierto y una manera de cumplir su compromiso con Andalucía. Ha sabido resistir las presiones de todos los dinosaurios de su partido que ven peligrar su papel en el partido y su futuro personal. Un acierto.

Terremoto político

Fernando Santiago Muñoz | 9 de junio de 2014 a las 9:06

Una encuesta de El Periódico de Cataluña  ofrece unos resultados sorprendes. Una subida arrolladora de Podemos, una bajada al abismo del PSOE, una bajada del PP y un estancamiento de IU. Ya se vaticinó que las críticas a Podemos de tantos dirigentes del PP y del PSOE lo que estaban fomentando es lo contrario de lo que pretendían. El PSOE se asoma al precipicio. Menos mal que Susana Díaz lo va a arreglar todo.

Encuesta