Archivos para el tag ‘Martínez Ares’

Lágrimas de hormigón armado

Pepe Monforte | 12 de enero de 2016 a las 14:01

Nunca entendí por qué Shakespeare (Shespir para los amigos) no nació en Cádiz. Yo creo que si este guachisnai hubiera nacido en Cádiz se hubiera llevado lo menos tres primeros premios y un cuarto clasificado (ese año salió Martínez Ares). Debería haber venido al mundo en la calle Bendición de Dios. Seguro que en vez de escribir aquello tan soso de Ser o no Ser, hubiera escrito sobre la gran pregunta filosófica de cada día. ¿Qué va a poné hoy Margari, pescadilla o Pijota?lagrima

Se nos conoce mucho por el cachondeo, pero es una lástima que no se aprecie más a Cádiz, por nuestra inmensa capacidad de hacer poesía, y hasta consonante. Cádiz no es sólo la Tacita de Plata, la novia del mar, la amante de los burgaíllos, es también la ciudad del mundo que mejor ha sabido rimar con Logroño, badajo y centolla.

Aquí se han homenajeado una tras otra, a las 333 piedras de La Caleta, al alquitranado de la Avenida, a los palaustres, al menudo, a las cajeras de Simago, pero el desparpajo para la poesía del gaditano te sorprende año tras año y a mí, de nuevo, me volvió a enternecer ayer. Me sentí como la corbata de Eutimio la primera vez que abrazó el cuello del Kichi, como las velas del Juan Sebastián de Elcano cuando se despliegan por el muelle saludando a Cádiz “dejando por Canalejas… un olor especial”.
Una comparsa hacía ayer humano en su repertorio al viejo puente Carranza, a ese pobre mío que el hormigón lo tiene ya más que armao, jubilao. Que tienen que venir los camiones a ponerle transfusiones de cemento para que vuelva a erguirse señorial cada vez que pasa el remolcador de La Carraca. ¿Cómo se entristece un puente? ¿Le salen lágrimas de hormigón armao?

Ayer sobre el escenario del Falla un viejo puente se ponía celoso, temía por su jubilación… que es de autónomo, porque el Carranza siempre ha sido autónomo. Un viejo puente, le canta a un puente nuevo… María Ostiz.

No hay poesía en esa decisión que debe tomar cada día el que entra en la ciudad más antigua de Occidente. ¿Pa donde cojo, pa Cádiz Norte o pa Cádiz Sur? En Cádiz ha nacido la poesía levadiza, el literato de autovía, la prosa de tramo atirantado y no comprendo como los medios de comunicación no han reflejado la buena nueva… (tanto twiter, tanto twiter… como díría la Saeta Rubia). Yo no digo que nos den un sillón, pero sí que nos merecemos por lo menos un sofá cama en la Real Academia de la Lengua (sin salsa). ¿Cuando nos concederán un Príncipe de Asturias por nuestra contribución a las letras?… las que ha dejao el PP en el Ayuntamiento.

Cádiz: poesía de losillo, rimas consonantes al flujo de los bajantes, armonía de ladrillo gafa, versos escritos con tinta de camión hormigonera. Por favor, jurado, no dejarme en la calle a esta comparsa, que seguro que en semifinales tienen previsto un cameo con el que diseñó el puente, porque es verdad que el arquitecto de la Pepa no puede tener un nombre más gaditano “El Manterola”… pa mí que estudió en La Mirandilla.