Archivos para el tag ‘Cajonazo’

Por mis cajones

Elena G. Antón | 19 de febrero de 2009 a las 20:58

Antes de que empezara todo esto me nutrí, gracias a recopilaciones de vocabulario carnavalero, de aquellas palabras y expresiones que oiría frecuentemente después. De entre ellas, una de las que más se quedó en mi mente fue ‘cajonazo’. Hoy, le encuentro más sentido y aplicación que cuando simplemente la aprendí teóricamente.

Supongo que, para los aficionados al Carnaval, la sensación que yo tuve ayer no es nada nuevo. Como se dice popularmente, nunca llueve a gusto de todos, y supongo que esto es así año tras año para miles de personas. Pero, quizá porque es mi primera lluvia de Carnaval, tengo la sensación de sentirme más decepcionada que la media. Cincelándose la agudeza con el paso del tiempo, supongo que uno aprende a salir de casa con paraguas.

Cuando oí los finalistas del Concurso tuve el absurdo pensamiento de que eso aún tendría remedio. Me negaba a admitir, con una rendición tan inmediata, que los nombres que encabezaban mi lista de favoritos no figurasen en el ansiado fallo del jurado.

Cuando asumí la realidad, sentí una gran tristeza. Como el típico momento flash-back pasteloso de una comedia romántica, empezaron a pasar por mi cabeza imágenes de las actuaciones y, sobre todo, de los ratos detrás del escenario de los que había sido testigo con algunas agrupaciones. Como banda sonora, elemento que no puede faltar en estos pensamientos retrospectivos, se reprodujeron en mi mente algunas de las letras de pasodoble que habían conseguido ponerme en pie y algún simpático estribillo.

Seguramente esa tristeza sea un elemento muy recurrente en los aficionados y, muchísimo más, en los miembros de las propias agrupaciones y toda la gente que los rodea. Cuando es alguno de tus favoritos, resulta mucho más fácil ponerse en su piel y pensar “es una pena que no hayan pasado”. Pero con cada agrupación que se queda por el camino habrá surgido esta sensación en más de una persona.

Pero un concurso, que no es ni más ni menos al final lo que es el Carnaval en el Falla, es así. Unos pasan y otros no, unos ganan y otros pierden, unos tienen merecido su puesto para algunos, y para otros no. Buenas cosas quedan fuera, porque para los que deciden no fueron tan buenas, o al menos no tanto como las que cruzaron la última frontera…

Tirando de prudencia, cosa que considero necesaria y obligada en mi caso, no voy a hablar de ‘cajonazos’. De eso que hablen los que entienden, los que hacen que entienden o los que les de la gana. Pero, para mí, los gustos nunca pueden ser etiquetados en fórmulas que les otorguen un aire de verdades absolutas. Por eso, no diré que Voces y Los mákina son ‘cajonazos’, diré que yo, personalmente, los guardaré en el cajón de mi mesilla de noche.