El cuadrilátero de Esteban » Archivo » Restos del 1-0