Era viernes. El primero de marzo

Diego J. Geniz Velázquez | 3 de marzo de 2017 a las 14:04

IMG-20170303-WA0005.jpg

Fue un viernes. El primero de marzo. Por delante, la agenda de visitas propias de esta jornada escrita con la tinta del rito y la regla. No recuerdo si el reloj pasaba de las nueve de la mañana. Lo único que mi memoria alcanza fue la detención del tiempo. Hay noticias que secuestran las horas, porque a partir de conocerlas poco importa lo que se tenga planeado. John Lennon lo dijo: “La vida es aquello que te pasa mientras estás haciendo otros planes”. La información llegó por whatssap. Al instante, se multiplicó en las redes. Todo sucedió la noche anterior. En soledad.

Un año después, este marzo que se inició con una luz nueva se ha cubierto de ceniza. El cielo parece haberle robado los pinceles a noviembre. Devotas con paraguas en San Ildefonso, donde el Cautivo estrena composición con la Virgen de la Esperanza en Su Soledad y una imagen de San Juan. El viento se lleva las últimas hojas en San Lorenzo. Quinario soleano en la parroquia  y sinfonía de alhelíes en la basílica. La Virgen del Mayor Dolor y Traspaso extiende su mano con suma delicadeza. Lirios morados en San Antonio Abad. Túnica del delantal para el Dulce Nazareno.

El día se ha metido en agua. Por la tarde vendrán los vía crucis. En la Casa Pilatos. En la Macarena, al coincidir con el primer viernes de Cuaresma. Pero ya nada es igual. En este día un escalofrío recorre el cuerpo en vertical a esa hora imprecisa en la que llegó la noticia. La que partió en dos la víspera. Herida en el calendario. Y sonrisa en el recuerdo. Hay a quienes sólo se les puede añorar con la alegría legada. La de aquellos abriles ganados a la vida. La memoria esboza hoy el puente de los bomberos y una mueca de Esperanza. La que siempre acompañaba a un profesional en el arte de contar las cosas. A un compañero. A un amigo.

Era viernes. El primero de marzo.

IMG-20170303-WA0006.jpg


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

Los autores, en este espacio, se limitan a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hacen responsables de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber