¿Una sola candidatura o tres?

Diego J. Geniz Velázquez | 7 de febrero de 2008 a las 7:50

En el encuentro digital mantenido por el presidente del Consejo con los lectores de Diario de Sevilla, Manuel Román afirmó que siempre ha mantenido un gran respeto por los candidatos que se presentan a las elecciones del Consejo. Dijo que era amante del “liberalismo” y que existía una gran armonía entre los dos candidatos que han surgido del propio seno de la junta superior del Consejo.

Mientras que la Sevilla cofradiera tiene las carnes abiertas con la próxima cita electoral (no la del 9 de marzo), el señor Román se muestra muy tranquilo. Pero saquemos una mijita de colmillo (tan tradicional en estas fechas como el incienso) y analicemos estas declaraciones:

  • ¿Será que el señor Román se ha plegado a la opinión que dio en su día el cardenal que consideró positivo que cuantas más candidaturas se presenten mejor?
  • ¿De verdad se creen ese ambiente armónico entre Heras y De la Peña?
  • ¿Creen que más vale una que tres, o tres que una, o dándole un punto místico a la expresión, una y trina a la vez?

Opinen sobre si es mejor el consenso o la pluralidad (este término traducido fuera del ámbito de lo políticamente correcto significa: división, enfrentamiento y a ver quién puede llevarse el gato al agua).

Hagan sus comentarios sobre estas elecciones que prometen una campaña electoral con más pimienta que un cara a cara entre Zapatero-Rajoy o Chaves-Arenas. Por cierto, ¿habrá también tránsfugas en este terreno?

Leyendo entre líneas el dossier completo de la Madrugada de 2000

Carlos Navarro Antolín | 7 de febrero de 2008 a las 7:43

Madrugada Semana Santa de Sevilla 2000Se acerca el décimo aniversario de aquella Madrugada de pánico y carreras. En la estantería se encuentra el dossier de más 600 folios que contiene las diligencias previas realizadas en los meses posteriores por el Juzgado de Instrucción.

El dossier incluye los informes más relevantes dados a conocer por Diario de Sevilla: el de la Policía Nacional, el de cada una de las hermandades y el que transcribe todas las llamadas que recibieron durante la noche los teléfonos de emergencia. El resto está constituido por la declaración prestada ante la Policía por todos y cada uno de los agentes que estaban activos esa noche, tanto del Cuerpo Nacional como del Local; por los testigos, por los cofrades, por el ciego que oyó una charla informal en las vísperas de Semana Santa en la que se organizaba un juego de rol, por el nazareno de los Gitanos del guión sacramental que acabó en la Campana entre las filas de otra cofradía y hasta por los camareros de los bares de las zonas conflictivas.

Leyendo y leyendo unas diligencias que informaban de una investigación tan exhaustiva que es “la propia de un atentado”, como es definida por un experto en la materia, sólo se confirma la repetición una y otra vez de una afirmación de la que se sabía (porque así lo publicó Diario de Sevilla) que estaba incluida en el informe general de la Policía Nacional, pero de la que se ignoraba que fue ratificada con precisión de detalles por muchos de los agentes de la Nacional que fueron llamados a declarar: los policías locales que “exhibieron sus defensas” contribuyeron a fomentar el pánico.

Por lo demás, del dossier llaman la atención simplemente algunos detalles sobre el afán de protagonismo de algunos personajes que trataron de presentar ante la Policía pruebas con carácter decisivo y que sólo provocaron la pérdida de tiempo de los investigadores y quién sabe si hasta alguna risa.

¿Hacia una carrera oficial en la SE-30?

Diego J. Geniz Velázquez | 5 de febrero de 2008 a las 23:18

Manuel Román durante el encuentro digital con los lectores de Diario de SevillaEn el encuentro digital que mantuvo ayer el presidente del Consejo, Manuel Román, con los lectores de este periódico, afirmó que las cofradías que se están erigiendo actualmente tienen su sitio en los barrios. Quiere el presidente evitar que planteen a hacer estación en la Catedral. Es decir, que no salgan de su hábitat natural. Se acabaron las calles estrechas. A partir de ahora los bloques de pisos y las grandes avenidas serán el escenario (adiós a los recursos fáciles de más de un aspirante a pregonero) de estas cofradías. Sería algo así como una Semana Santa paralela.

  • ¿Habría entonces una carrera oficial en el centro –con todo su abanderado de rancio abolengo– y otra que sin tanto oficialismo discurriría por el extrarradio (con piercing y gorra blanca como elemento estético imprescindible para comprender el componente devocional)?
  • ¿Se imagina la Semana Santa dentro de un siglo con carrera oficial en la SE-30?
  • ¿Habría que cambiar el modelo de esta fiesta sostenida en lo que algunos entienden por tradición (incluido el típico blazier de Domingo de Ramos)?
  • ¿Y si el centro sigue con los tranvías y las setas de la Encarnación, qué diferencia habrá con aquellos barrios en los que las mantas del Peñón no tienen nada que envidiar a las colgaduras de damasco rojo?

Opinen para saber dónde hay que poner la valla (si es que hay que ponerla).

Etiquetas:

¿Busca el alcalde ganar puntos en el atrio macareno?

Carlos Navarro Antolín | 5 de febrero de 2008 a las 22:40

Virgen de la MacarenaComo cualquier vecino que hace grandes obras en su casa y busca quien le guarde los muebles mientras los albañiles tienen patas arriba la vivienda, la Hermandad de la Macarena anda buscando instituciones que le puedan ceder espacios apropiados para sus pasos, mantos e insignias mientras se ejecute la gran reforma del museo macareno, el proyecto que financia íntegramente la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a falta del dinero estatal que concedió en su momento el gobierno de Aznar y pero que ZP se negó a respetar. El Ayuntamiento ha accedido a que el paso de palio de la Macarena, dos mantos y varias insignias sean custodiados y exhibidos en el Salón del Apeadero durante diez meses. Un acuerdo insólito por la duración.

  • ¿Cree usted que Monteseirín trata de frenar la impopularidad del PSOE en el seno de una hermandad que sufrió la decisión de ZP de arrebatarles una subvención millonaria publicada en el mismísimo BOE y que ya veían como suya?
  • ¿Cree usted que el visto bueno del alcalde a ceder por tanto tiempo el Salón del Apeadero tiene que ver con la proximidad de las elecciones?
  • ¿O simplemente se trata de un acuerdo más en la línea de colaboración de la Delegación de Fiestas Mayores con las hermandades?

Lo que está claro es que algunos se frotan las manos soñando con coger el tranvía en pleno agosto y ver allí montado semejante paso de palio. A éstos diez meses les parecerán hasta poco…

Foto: La Virgen de la Esperanza en su paso de palio.