Archivos para el tag ‘Seguridad’

Leyendo entre líneas el dossier completo de la Madrugada de 2000

Carlos Navarro Antolín | 7 de febrero de 2008 a las 7:43

Madrugada Semana Santa de Sevilla 2000Se acerca el décimo aniversario de aquella Madrugada de pánico y carreras. En la estantería se encuentra el dossier de más 600 folios que contiene las diligencias previas realizadas en los meses posteriores por el Juzgado de Instrucción.

El dossier incluye los informes más relevantes dados a conocer por Diario de Sevilla: el de la Policía Nacional, el de cada una de las hermandades y el que transcribe todas las llamadas que recibieron durante la noche los teléfonos de emergencia. El resto está constituido por la declaración prestada ante la Policía por todos y cada uno de los agentes que estaban activos esa noche, tanto del Cuerpo Nacional como del Local; por los testigos, por los cofrades, por el ciego que oyó una charla informal en las vísperas de Semana Santa en la que se organizaba un juego de rol, por el nazareno de los Gitanos del guión sacramental que acabó en la Campana entre las filas de otra cofradía y hasta por los camareros de los bares de las zonas conflictivas.

Leyendo y leyendo unas diligencias que informaban de una investigación tan exhaustiva que es “la propia de un atentado”, como es definida por un experto en la materia, sólo se confirma la repetición una y otra vez de una afirmación de la que se sabía (porque así lo publicó Diario de Sevilla) que estaba incluida en el informe general de la Policía Nacional, pero de la que se ignoraba que fue ratificada con precisión de detalles por muchos de los agentes de la Nacional que fueron llamados a declarar: los policías locales que “exhibieron sus defensas” contribuyeron a fomentar el pánico.

Por lo demás, del dossier llaman la atención simplemente algunos detalles sobre el afán de protagonismo de algunos personajes que trataron de presentar ante la Policía pruebas con carácter decisivo y que sólo provocaron la pérdida de tiempo de los investigadores y quién sabe si hasta alguna risa.