Que el vino pare al tiempo!!!

Alvaro Martín | 21 de marzo de 2013 a las 12:55

La verdad es que cada vez escribo menos, y no es por falta de ganas…la verdad, es porque cada vez encuentro menos tiempo para hacer lo que me gustaría….o no,  es que cada vez pienso menos lo que me gustaría hacer, o es que me enredo haciendo lo que no quiero hacer…? ¿Será que hago lo que no quiero, porque quiero lo que no hago….?Este pensamiento tan ñoño, y enmarañado tiene su por qué…y me explico.

Cada vez que le digo a alguien por primera vez a lo que me dedico, siempre sale una sonrisilla sardónica en la cara de mi interlocutor, a lo que acto seguido, añade, “vamos que tú ganas dinero por estar todo el día bebiendo, y divirtiéndote”, o algún tipo de comentario por el estilo…Está claro que no, que no es ese mi trabajo exactamente, y que cualquiera que esté en el mundo de los vinos, lo afirmará. Está claro, que sí, que catamos vinos, y es obvio que cuando lo hacemos intentamos disfrutar lo máximo para poder apreciar lo que el consumidor va a poder sentir cuando lo haga, comunicar, que lo llaman…Pero os aseguro que de eso, a lo que disfrutar, en su sentido profundo se refiere…va un mundo. Cato, pero no bebo, disfruto, pero no me relajo, explico, pero no llego a dejarme llevar…todo tiene su pero…. “Pero” no soy la excepción, y se que a todo el mundo le pasa mas o menos lo mismo en su trabajo, que a todos nos falta ese poquito de pararnos, y apreciar con cara de satisfacción lo bien que hemos sido capaces de hacerlo, compartir con otros nuestra gran obra, o al menos, darnos esa palmadita en el hombro que hace que ese esfuerzo merezca la pena….simplemente disfrutar haciendo lo que hemos hecho bien.

Vivimos en un tiempo en el que no hay tiempo para la recompensa, el elogio y el disfrute….voy a contar en Facebook lo que hago, que no se me olvide el tweet, uf, tengo que mandar los mails, se me olvidaba la reunión, casi no llego, que no se me olvide mañana que….STOP!!!!

Hoy, os animo a cambiarlo…Os animo, a que “perdáis” (se dice que para ganar hay que saber perder, aunque no sea el contexto, permitidme la licencia de usarlo) un rato  de vuestro valioso tiempo, y os acerquéis a esa pequeña tienda de vinos a la que nunca os animáis a entrar y dediquéis unos minutos a mirar el escaparate, las paredes repletas de vinos, las etiquetas que con ese esmero (el mismo que ponemos todos en nuestro trabajo), han sido escritas por el dependiente tratando de transmitir tanta información en tan poco espacio, que preguntéis lo que os sorprenda o lo que os gustaría encontrar…y que después de un cuartito de hora, os deis el gustazo de comprarla, y la llevéis a vuestra casa con vuestra pareja, vuestro amigo, vuestro perro, gato o con quien simplemente os encontréis a gusto, como si es con la mismísima soledad…os descalcéis, y con todo el protocolo del mundo, ese que os haga sentir especiales, la abráis, y os sirváis esa copa de vino, esa, que sabéis os merecéis desde hace tanto tiempo….que el mundo se pare…a disfrutar!!!!

Yo, lo voy a hacer también…;)

Los comentarios están cerrados.