Báñate en moda este 2012

Belén del Campo | 3 de mayo de 2012 a las 17:03

Reminiscencias del pasado han venido a inspirar las líneas esenciales de las colecciones de baño de esta temporada. Las décadas de los cincuenta  y  los setenta y los cambios producidos en sus conceptos culturales aperturaron la inspiración de la moda hacia una proyección más internacional, modificando, así, todo lo que hasta entonces habían sido los parámetros  generadores.

La recuperación de ese entusiasmo por el color y por la naturaleza queda manifiesta en la ejecución de las colecciones, en cuyas líneas matrices pueden advertirse algunos aspectos de interés:

Respecto de las impresiones:

Se llevan todo tipo de impresiones, lo que convertirá en espectacular cualquier prenda de baño. Los motivos florales, estampados salvajes y tribales, así como los geométricos serán los más importantes durante toda la temporada. La piel de pitón, la del leopardo, las rayas, el zigzag y los estampados caleidoscópicos pueden ser buenas opciones.

Respecto de los hombros:
Sólo un hombro será el protagonista, al igual que en los vestidos. Ya hemos podido ver algunos diseños de marcas asequibles que se centran en esa parte del cuerpo, así que no lo dudes y atrévete con esos trajes de baño que pronto verás con un solo tirante.

Respecto de los cortes:
El diseño será, en general, muy sexi. Es una tendencia arriesgada porque no todas las mujeres pueden permitirse estas líneas tan escuetas pero para quienes tengan un cuerpo diez será fantástico lucir su figura sin pudor.

Respecto de las lentejuelas:
Los trajes de baño con lentejuelas serán una prenda obligada. Lentejuelas simples, montadas, grandes, bordadas, pequeñas, en  muchos colores y por todas partes.

Multicolor

Si eres consumidora de bikinis, los encontrarás “mono tonos”, todo un clásico de siempre. Destacan los colores pasteles, los tonos naranja y, por supuesto, el blanco. Busca bañadores o biquinis interesantes para evitar parecer aburrida en la playa.

Sin embargo, el bikini es el modelo de traje de baño por excelencia desde hace ya décadas, pero cada año se reinventa con nuevos modelos, aplicaciones y materiales. Los podemos ver con volantes, lisos, estampados, con brillos, con aplicaciones en madera, en fin, una gran cantidad de variaciones para escoger dependiendo de tu gusto personal.

Los trikinis, aunque no son tan comunes, se hacen cada vez más hueco en las pasarelas.  La tendencia son los estampados, los lisos, con flecos, de un sólo hombro, strapless, triángulo y con tiras de distintos anchos. También te sorprenderán los de estilo vintage, los tejidos en crochet, etc.

Los trajes de baño enteros resultan idóneos para todas las edades. Tienen la particularidad de que marcan las curvas de la mujer y las hacen ultra femeninas. El escote pronunciado por la espalda y el cierre con tiras por la parte delantera estará muy presente en todos nuestros comercios.

Geométrico

En relación a los accesorios para combinar con tus trajes de baño este verano son las pulseras gruesas de colores, las gafas de sol extra large con marco de distintos tonos, sombreros tipo pamelas en colores llamativos y por último, las sandalias bajas con muchas tiras.

Los colores ácidos se mezclan con estampados florales, cuadros Vichy y florecitas de Liberty para dar vida a una colección muy chic en la que el secreto está en los detalles: volantes que adornan el busto de los bañadores, escotes que llegan hasta el infinito, broches y lazos en unos modelos dedicados a sacar el mayor partido posible a la figura femenina.

De entre el elenco de tejidos más  característicos de este verano podemos hablar  también de los
lunares, las rayas, los estampados geométricos, las cerezas, los símbolos relacionados con la vegetación o la selva, el animal print, los psicodélicos, las plumas, los corazones, los encajes, las lentejuelas, etc.,
como he mencionado anteriormente.

Todos los colores que existen en la faz de la tierra serán tendencia, estilo shocking como el naranja, fucsia, crudo, azul eléctrico, violeta, lila, amarillo, coral, rojo, aqua, verde neón, limón, y los clásicos blanco y negro.

El pelo resulta también un accesorio de los trajes de baño para la playa. Tenemos que procurar que tenga ese efecto húmedo, sea la hora que sea, y ataviarlo con pañuelos atados en la cabeza o bien con trenzas de todo tipo y color.

Y para los pies, lo que viene son las sandalias chatas franciscanas con muchas tiras o bien las zapatillas de esparto bien altas y el pareo en tonos como el blanco, nude, coral, rojo y negro.

¡¡¡Atrévete a pensar en color!!!

Realza tu figura sin pasar por el quirófano

Belén del Campo | 3 de mayo de 2012 a las 15:13

Cuenta el refranero popular que: “Donde no hay mata, no hay patata”. Pues no. En la actualidad casi todo se puede lograr, incluso sin tenerlo.

Si no tienes pecho, puedes hacer que parezca que lo tienes vistiendo las llamadas prendas “push up”. No es preciso cirugía ni precios desmesurados. Sin sacrificios y al instante.

En casi todos los comercios de lencería dispones de este tipo de prendas cuya finalidad es reducir lo que sobra y recuperar formas donde hay carencias. Y un valor añadido: subir tu autoestima y recuperar la confianza en ti misma.

Se trata de tejidos modeladores, desmontables, con tirantes o accesorios regulables, que no se marcan bajo la ropa, disimulan las imperfecciones y están confeccionados en elastano, poliamida y bordes de silicona que garantizan total confort. Son tejidos livianos que permiten la transpiración.

De este modo, puedes encontrar los sujetadores push up que vienen a realzar tu escote de forma contundente. Así, si tienes una 85 puedes pasar directamente y sin esfuerzo a lucir una talla 95. Y lo mismo sucede si tienes el pecho caído. El objetivo es lograr la perfección de las formas de manera natural ciñéndote estas prendas. Digamos que es una figura de quita y pon.

Asimismo, si lo que quieres es lucir una cintura bien estrecha y femenina, te colocas una faja bustier que comprime el abdomen y reduce en centímetros reales tu cintura logrando un aspecto de tonificación y esbeltez dignos de cualquier quirófano. También puedes hacer uso de los corsés, la prenda “it” de este año, incluso concebida como ropa interior para ser vestida. Los hay bellísimos. Con ellos consigues gráciles curvas y un cuerpo de ensueño.

¿Quién ha dicho que hay que machacarse en el gimnasio y llevar décadas pasando hambre?

Ya sabes, en todos los escaparates los encontrarás. Prendas Push up y, al menos, ¡date el gusto de que se vuelvan  a mirarte!

 

Faja bustier efecto moldeador y reductor

La Fiesta de Pronovias

Belén del Campo | 3 de mayo de 2012 a las 13:55

 

El Desfile de Pronovias en beneficio de la Fundación Malagueña de Asistencia a Enfermos de Cáncer que se celebró el pasado día 22 de marzo de 2012 en la Sede Principal de Cajamar resultó una apuesta por la moda y por la mujer.

Se presentaron las colecciones de Fiesta y Ceremonia de dicha firma de forma exclusiva lo cual vino a dar un salto mortal en la comunicación habitual de Pronovias que abandera habitualmente y de manera única la moda nupcial. Así, pues, moda y mujer unidas con un pretexto solidario evocan la idea de que todas tenemos la responsabilidad de insinuar belleza y ensoñamiento también para acudir a un acto solemne.

Las líneas inspiradoras de esta colección para los numerosos eventos sociales a los que acudiremos con la llegada del estío, se fundamentan, principalmente, en la innovación de los tejidos nobles y la consolidación de formas muy femeninas.

Esta fusión de conceptos se realiza en tejidos ricos como la organza, la doble seda o el guipur, proporcionando faldas con mucho volumen y elegantes cortes tubulares.

Esta nueva colección aporta un toque sofisticado y original con detalles bordados en pedrería y aplicaciones de plumas o flores, entre otros ornamentos. Inspirado en el glamour de los años 50.

Se trata de reafirmar la tendencia de una mujer romántica y elegante, una mujer de su tiempo que sabe adaptarse a los diferentes entornos sociales y profesionales donde interactúa.

Asimismo, es una colección equilibrada y serena tanto por los tejidos utilizados como por el tratamiento de los encajes, rasos, gasas y tules, que se coordinan con cinturones joya, apliques en plata y pedrería. Alguno de sus vestidos se convierten en auténticas esculturas vivientes donde las espaldas adquieren gran protagonismo, con tirantes-joya e importantes escotes. También hay diseños con cuerpos realizados en ricos encajes o trabajados artesanalmente con microbieses.

Vemos, pues, que Málaga sigue brindándonos opciones de compras que se adaptan con perfección a todas las economías y con una factura impecable.

http://youtu.be/m5MAsR_egKc?hd=1

 

Pronovias no va de novias, va de fiesta!!!

Belén del Campo | 21 de marzo de 2012 a las 15:23

Imagen Desfile Pronovias

Queridos lectores:

Es un honor para mí invitaros a la presentación de la colección de fiesta y ceremonia que la firma Pronovias va a celebrar manana día 22 de marzo en la sede principal de la entidad Cajamar, en la Alameda, en beneficio de la Fundación Malagueña de Asistencia a Enfermos de Cáncer de la que, como sabéis, soy voluntaria y pedigüeña oficial.

 

En este caso, se trata de una pasarela de largo que lucirá de fiesta bajo la bellísima cúpula del inmueble en el que se ubica esta Entidad. El acto se iniciará a las 19.00 h y a continuación se servirá una degustación de licores en combinación con zumos naturales quedando un entorno abierto para la interactuación social. El coste de la entrada asciende a la cantidad de 15 €.

 

Toda la información acerca de este evento podéis encontrarla en este post así como en los links que se indican.

 

Espero vuestra asistencia y participación, especialmente conscientes de la necesidad de colaborar en este tipo de causas cuya ejecución ha sido posible gracias a la generosidad de la firma Pronovias.

 

Para mis lectores varones, no desechéis esta noticia porque he pensado que a vuestras parejas, señoras, les gustaría asistir.

 

Muchísimas gracias.

Cuenta Corriente: 2103 0258 99 0030007937

https://www.facebook.com/#!/photo.php?fbid=237410246355148&set=a.212744612155045.44555.193170957445744&type=1&theater

http://www.malagaes.com/noticia.asp?id=31160

 

 

 

 

 

Calcetas y medias overknee

Belén del Campo | 6 de febrero de 2012 a las 19:10

Pura tendencia

Calcetines y sandalias

Reconozco que esta tendencia no es para todos los
públicos. Me refiero a esta corriente de utilizar las calcetas y las medias por
encima de las rodillas sobre unas botas. Obviamente las medias han de ser más
altas que las botas de tal suerte que se muestre un pedazo de calceta por encima
de la bota, ya sean botines o botas de corte por la rodilla.

Para lograr
el verdadero glamour es preciso tener unas piernas largas y esbeltas. Otra cosa
sería impensable.

La verdad es que este estilismo es un básico de
temporada, especialmente para las más jovencitas. Tenemos estas medias en
lycra, algodón y casi en cualquier color imaginable. En cuanto a la
composición, las encontraremos lisas, a rayas, con encajes, perforadas, con
canalé, tipo corsetería…  Las de los
lazos en la parte trasera tienen un aire muy “pin up”, de modelo de fotografía
y los precios son muy razonables.

Pura tendencia

Lo de las sandalias en invierno con calcetines puede
interpretarse como una manera de aprovechar los tacones abiertos de verano y
verse super chic. A mí no sé qué me da pero lo cierto que a veces, por la
calle, las chicas jóvenes sorprenden con propuestas super fashion. Y van
monísimas de la muerte.

Ahora que hemos definido la forma de vestir nuestras
piernas con las botas y las medias, veamos con qué combinar esta tendencia.
Podemos hacerlo con shorts, falditas, LBD en colores tierra, negro, azul
intenso, incluso con trajes de chaqueta.

También veremos los calcetines con cuñas de plataforma
como Topshop o Burberry, planas como Marni, botines peeptoes como los de Wang y
Charles Anastase o zapatos cerrados como los de Louise Goldin. En general, los
zapatos más usados para esta tendencia son las sandalias de tacón pues disponen
de más espacio de calcetín para mostrar.

Esto habría sido considerado, a priori, una
temeridad en la actualidad, ¡zapatos con calcetines! Sin embargo, para sorpresa
de muchos se ha consolidado en el mercado. No se trata de cuatro diseñadores que
han perdido la cabeza. Lo hemos visto en todas las pasarelas internacionales y
desde luego, gustará o no, pero no deja indiferente a nadie. Por ejemplo,
Burberry ha apostado por unas sandalias de plataforma con calcetines. En
realidad, comparado con otros estilismos, el suyo es suave pues combina la
sandalia con el mismo color que el calcetín. Pero miren, miren!!!

Calcetines sobre botas de agua

Botines con calcetín

Bolso de mujer, anchas caderas…

Belén del Campo | 6 de febrero de 2012 a las 18:16

Preguntado un hombre acerca del reparo, temor, respeto, espanto… que le produce asomarse al bolso de una mujer para coger cualquier cosa (el móvil que le suena, el portamonedas que le piden, los tissues faciales que necesita ante un instante de emoción…), la respuesta es miedo.

Para un hombre, hurgar en la confusión de un bolso femenino supone comprometer la intimidad de esa mujer, le produce escalofríos encontrarse con un tampax o el hecho mismo de introducir la mano en el saco y revolver es cruzar la línea de franqueamiento, la antesala del pudor ajeno, el lado oscuro e innombrable de lo desconocido.

A mí me causa risa este hecho pero es cierto.

Nuestros bolsos son un interrogante para cada hombre, una incógnita, una variable que no se puede despejar.

Pues bien, para nosotras, lejos de estas complejas evaluaciones, el bolso es como nuestra segunda piel, y nos encanta. No sólo por fuera, por sus diseños, sino también por lo que portamos dentro,  y perderlo o que alguien pudiera arrebatárnoslo, supondría uno de los peores momentos de nuestra vida.

Clutch joya de Alexander McQueen

Dicho así, el bolso de una mujer se parece a su alter ego pero en versión material y simplificada.

Este año la temporada nos trae una variedad de formas, tamaños, texturas y colores como nunca. Hemos recuperado el retro, con esos maletines tipo valija que nos ejecutivizan y aportan ese glamour masculino a veces tan soñado; llevamos con solvencia y arrojo los maxi bolsos con colores estridentes como el neón o el amarillo sin que ello nos cause bochorno por su intensa estridencia; paseamos con elegancia y dignidad las carteras de mano ochenteras en piel y destellos dorados, metalizadas o con muchísimas lentejuelas, el clutch, la limosnera para la noche y en fin, siempre guardamos en esta especie de artículo de culto, parte de nuestra vida.

Ya digo, el flúor y el neón, combinados o no con otros, supone una apuesta obligatoria, si bien es cierto que lo dejamos para las más atrevidas. Su uso resulta muy chic. Y, como decía antes, los colores neutros para el trabajo y los brillos y las pailletes, para la noche. Por cierto, el modelo baulito de Miu Miu en rosa y amarillo es sencillamente inimitable.

De todas formas, también permanecen los colores clásicos y sobrios, como el beige y el camel y los colores tierra y los tonos pastel aparte del blanco.

Respecto de las formas, existe también una pluralidad interesante. Disponemos de los bolsos cuadrados, que recuerdan a las mochilas de colegio de los año 60, los bolsos tipo maletín, que he mencionado anteriormente, los bolsos con formas redondeadas, los modelos planos como las carteras con cadena y en colores llamativos, ideales para la noche. También figuran los redonditos, pequeños y con borlas.

Las texturas me enamoran. Hemos visto en todas las pasarelas diferentes tipos de pieles, como la de avestruz, el pitón, la de cocodrilo, los bolsos realizados en yute, gamuza, cuero blanco, piel trenzada, lona, con cuentas, y un largo etcétera. Para las más conservadoras, el terciopelo, combinado o no con otros tejidos, siempre es muestra de estilo y feminidad. También están los confeccionados en punto.

Y si hablamos del tamaño, la tendencia es el bolso grande, maxi bolso pero al tiempo convive con los bolsos más pequeños y sin asa para llevar en la mano o bien con largas asas para cruzarlos tipo bandolera.

Para mí, el bolso esencial es la cartera acolchada de Chanel que otros muchos diseñadores han adaptado a sus firmas customizándolos según su propia filosofía y estilo. Por ejemplo, la imagen de la firma Tod´s es Anne Hathaway con este modelo en azul y rojo muy intensos.

Ya vemos, pues, colores, tamaños formas y texturas para aburrir. ¿Cuál es tu favorito?

Caos en las rebajas

Belén del Campo | 11 de enero de 2012 a las 17:45

Caos

En primer lugar, quisiera disculparme ante mis
lectores por mi ausencia en este foro. Las vacaciones de Navidad son para los
niños. Las madres trabajamos dentro y fuera del hogar, aparte de cumplir con
todos los compromisos sociales y familiares que durante estas fechas suelen
multiplicarse sin posible cancelación.

Asimismo, quisiera felicitar a mis fieles seguidores
y seguidoras por la venida del nuevo año y por todas las esperanzas de mejora y
bonanza que albergamos en el corazón para hacer de este, el año 2012, un
período de riqueza personal, prosperidad y calma en todos los espacios de
nuestra vida.

Y ahora vamos al tema que nos toca. Después de
Reyes, ya se sabe: las rebajas. Esta semana pasada he participado en varios
programas de radio y televisión debatiendo sobre muy diversos aspectos que
atañen a esta masiva convocatoria de compras. Desde mi singular punto de vista,
hay algunos asuntos que podrían inducir a reflexión y que me parecen
interesantes.

Para empezar, toda compra es, a día de hoy, una
experiencia emocional. Es una ocasión para dejarse sorprender, para meditar,
para ilusionarse con algo nuevo que no teníamos hasta ahora o para regalar
ilusión a otras personas. Se trata de una coyuntura que se desenvuelve en el
mundo de los sentimientos, de las apetencias, de los afectos, de las
sensaciones, de la percepción, de la inteligencia, y de los sentidos, claro
está.

Por consiguiente, siendo algo tan positivo, tan
empíricamente gozoso, debe reportar alegría, satisfacción; debe llevar a quien
va de compras a disfrutar de esa actividad. No obstante, en tantas ocasiones,
esta realidad se rebela y aparece como una ocasión para el descalabro, el
atropello, el sufrimiento, la agresividad, el mal gusto y en general, se
salpica de ignorancia, grosería, descortesía…

Llegamos dispuestos a disfrutar de una tarde de
compras y nos encontramos, para empezar, un establecimiento colapsado, sea la
hora que fuere, futuros y peregrinos clientes en formación hasta la vuelta de
la esquina, sufridores y sufridoras a la espera de los familiares o amigos
sentados en la zona de probadores, niños gritando y corriendo por entre los
percheros, ropa tirada en el suelo, perchas dispersas, artículos rotos,
dependientes que se mueven apresuradamente de un lado a otro con gesto de
impotencia y agotamiento, alarmas que se activan entre el gentío. Es el horror,
el fastidio más absoluto. Parece que las prendas van a acabarse, o lo que es
peor, parece que el comercio va a dejar de existir y nos aferramos a su género
como si fuese una especie en extinción.

¿Qué está sucediendo?

He intentado encontrar fundamentos para una conducta
como esta y creo que tiene que ver en gran parte con el padecimiento de estos
dos últimos siglos: el consumismo exasperante, el “lo quiero todo y lo quiero
ya”, la cultura del no esfuerzo, la inmediatez insensata, el “porque yo lo
valgo”.

Es arriesgado generalizar pues uno se compromete con
aquella buena gente que no tiene más remedio que comprar en rebajas todo lo
necesario para temporadas posteriores y aguantar así hasta una nueva
oportunidad de descuentos.

Sin embargo, y salvando esta aclaración, creo que
todos tenemos en la cabeza al público objetivo de las rebajas, en general, al
estereotipo, al cliché. Me refiero a esa apetencia desenfrenada por tener
determinada cosa que lleva a alguien a plantarse a la puerta de un
establecimiento a las 8.30 h de la mañana de un sábado o incluso, mucho antes,
para formar parte de una infinita cola en la que debe desfilar por espacio de muchísimo
tiempo hasta tener la ocasión de adentrarse en el establecimiento y revolver
entre las prendas y demás artículos para conseguir la presa.

Y ya no voy a mencionar la escena posterior tras la devastación,
con los estantes vacíos porque la ropa ha sido maltratada, vejada, manchada, tirada…
violada, en fin. La acción en sí misma es bochornosa.

Yo soy Asesora de Compras, me dedico, entre otras
cosas, a aconsejar a mis clientas a comprar, qué comprar, por qué comprarlo,
para qué, cuándo y cómo comprarlo. Pero esta forma de consumismo que conduce a
las personas a perder los papeles y a ponerse frenética no tiene nada que ver
con esa experiencia de compra de la que hablaba al inicio. Disfrutar,
ilusionarse, divertirse, emocionarse… Son los puntos de referencia para una
conducta verdaderamente humana, racional e inteligente.

Lo demás, es cosa de las bestias.

Realza tu figura sin pasar por el quirófano

Belén del Campo | 22 de noviembre de 2011 a las 17:09


Cuenta el refranero popular que: “Donde no hay mata, no hay patata”. Pues no. En la actualidad casi todo se puede lograr, incluso sin tenerlo.

Si no tienes pecho, puedes hacer que parezca que lo tienes vistiendo las llamadas prendas “push up”. No es preciso cirugía ni precios desmesurados. Sin sacrificios y al instante.

En casi todos los comercios de lencería dispones de este tipo de prendas cuya finalidad es reducir lo que sobra y recuperar formas donde hay carencias. Y un valor añadido: subir tu autoestima y recuperar la confianza en ti misma.

Se trata de tejidos modeladores, desmontables, con tirantes o accesorios regulables, que no se marcan bajo la ropa, disimulan las imperfecciones y están confeccionados en elastano, poliamida y bordes de silicona que garantizan total confort. Son tejidos livianos que permiten la transpiración.

De este modo, puedes encontrar los sujetadores push up que vienen a realzar tu escote de forma contundente. Así, si tienes una 85 puedes pasar directamente y sin esfuerzo a lucir una talla 95. Y lo mismo sucede si tienes el pecho caído. El objetivo es lograr la perfección de las formas de manera natural ciñéndote estas prendas. Digamos que es una figura de quita y pon.

Asimismo, si lo que quieres es lucir una cintura bien estrecha y femenina, te colocas una faja bustier que comprime el abdomen y reduce en centímetros reales tu cintura logrando un aspecto de tonificación y esbeltez dignos de cualquier quirófano. También puedes hacer uso de los corsés, la prenda “it” de este año, incluso concebida como ropa interior para ser vestida. Los hay bellísimos. Con ellos consigues gráciles curvas y un cuerpo de ensueño.

¿Quién ha dicho que hay que machacarse en el gimnasio y llevar décadas pasando hambre?

Ya sabes, en todos los escaparates los encontrarás. Prendas Push up y, al menos, ¡date el gusto de que se vuelvan  a mirarte!

Equipaje para el frío y kit contra la lluvia

Belén del Campo | 22 de noviembre de 2011 a las 17:00

Piezas clave para el armario de una friolera.

No te pierdas este post. Te mantendrá actualizada!!!


v Gorro o sombrero: este año, la piel se mezcla con la lana (piel de borrego para vivos, por ejemplo), sigue estando presente el ante, el paño, la gabardina y las copas altas con alas anchas o el sobrero de montar, con visera o sin ella y con ornamentos o cintas de raso, terciopelo, etc.

v Los turbantes: de pelo sintético, cenefas de terciopelo con broches, cintas, trenzas, etc.

v Los cuellos de piel: se llevan desde siempre. Los hay en sintético con estampación de print animal o floral.

v Las pashminas, bufandas, echarpes, etc.

v Los chalecos de piel sintética con cinturón fino a la cintura en grises, camel, negro o bien, de tendencia, en colores llamativos como el fucsia, el deep teal, el azul eléctrico, etc.

v Las gabardinas: Oxford en verde militar, las clásicas beige y la incorporación de otros colores estridentes.

v Los abrigos casaca, con botonadura militar, de tres cuartos, en negro, camel, azul marino, verde…

v Las botas altas, con flecos indios, con vivos de piel de borrego, mixtas con piel y plástico para pasar todo el día de trabajo y estar vestida.

v Las botas cortas sobre calcetines largos a la rodilla, de canalé, perforados, etc.

v Los guantes de montar, en piel, lana, mixto, ante, con cierre de chapa, lazos, cortos, largos tipo Hilda, etc.

v Los paragüas: con todo tipo de print, cuadros, con volantes, los plegables, los rígidos, etc.

Compras Navideñas

Belén del Campo | 22 de noviembre de 2011 a las 16:47

Como experta y oficial paseante de nuestras calles conozco y reconozco los más diversos comercios en los que se pueden encontrar toda clase de regalos que envuelvan en sueños a nuestros seres queridos y amigos y supongan una verdadera sorpresa por su valor y originalidad. Hablemos de obsequios sorprendentes, extraordinarios, singulares.

La primera recomendación que yo haría sería la moderación. Consumir responsablemente utilizando el ingenio y el sentido común, que componen una buena alianza. La prudencia vendrá bien también a nuestros bolsillos y será la guía segura para definir el regalo más afortunado teniendo en consideración la personalidad de nuestro homenajeado.

En otro sentido, no siempre los regalos han de tener un componente tangible, físico o fungible. En la actualidad existen un variado elenco de empresas que ofrecen los llamados regalos sociales, que proponen sencillamente experimentar EMOCIONES dentro y fuera del ambiente urbano: regalar una práctica de puenting, un masaje, un asesoramiento de imagen, una jornada de paintball, excursiones de riesgo, viajes culturales, entradas para un museo… El objetivo del regalo es sorprender pero también brindarle a la persona la oportunidad de SENTIR muy íntimamente el regalo.

Hoy es también frecuente hablar del regalo tecnológico: cámaras de fotos, reproductores de música, tablets, ordenadores portátiles, juegos para las plataformas… Siempre evaluando quién es el receptor.

Asimismo, podríamos tratar del regalo genealógico: buscar la fotografía de boda de los abuelos, enmarcarla y regalarla a los padres, regalar a un hijo una joya determinada que perteneció a un antepasado, hacer una presentación de las imágenes que engalanaron épocas del pasado de nuestros hijos o que exhiban momentos singulares de nuestra historia, un árbol genealógico…

Ahora está muy de moda regalar sets de exquisiteces o delicatesen a base de tés o productos de la tierra, chocolates, cafés, surtidos de mermelada, etc. En este caso, hablaríamos del regalo gourmet.

De esta manera, podríamos definir ahora el regalo iconográfico: regalar un book a tu hija de 17 años, un retrato al óleo de tu esposa y otros del mismo estilo.

Así pues, la cuestión es en definitiva, sorprender, y el regalo no siempre ha de tener un valor económico, como se ha expuesto. Basta la finura de adentrarse en el mundo del otro, a quien obsequiamos, y descubrir aquello que pudiera arrebatarle el sosiego de la rutina con una experiencia imperecedera que le mantendrá vinculado a ti para siempre jamás.