Murillo y Picasso

Doña Cuaresma | 11 de enero de 2018 a las 8:14

Las comparaciones entre ciudades son odiosas. Pero de vez en cuando conviene asomarse a la ventana para ver lo que ocurre en otras poblaciones. Por ello invito a mis paisanos, sobre todo a los fiebres del Carnaval, a que dejen por un rato las tablas del Falla y miren por encima de las Puertas de Tierra. Que vean mas allá de Torregorda y comprueban lo que hacen ciudades hermanas.
En Málaga lo del Museo Picasso es algo extraordinario. La ciudad ha duplicado sus plazas hoteleras, el comercio hace negocios increíbles y hasta se ha creado una industria en torno a Picasso. Y eso que el pintor estuvo menos tiempo en Málaga que Castelar en Cádiz.
En Sevilla han inventado ahora lo del año Murillo. Caravanas de trasatlánticos suben diariamente por el Guadalquivir llevando miles de turistas. Allí saben aprovechar cualquier oportunidad para engrandecer su ciudad y llevar dinerito a los bolsillos de los sevillanos.
¿Y Cádiz? Aquí dejamos pasar el Bicentenario, el Tricentenario, las Grandes Regatas y cualquier acontecimiento que se nos ponga por delante.
Yo invito a Kichi, a Romaní, a Fran González, a Dorado y a Martín Villa a que me respondan a una pequeña pregunta. ¿De verdad creen que un turista de Oslo, de Munich o de Oklahoma va a venir a Cádiz a escuchar la comparsa de Chipiona? ¿ Creen que un milloneti de Boston va a organizar un viaje para ver un cuarteto en la calle Armengual?
Pues eso.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber