La hora de los perfilistas

El Fiscal | 21 de noviembre de 2012 a las 5:00

Más que nunca es la hora de los grises. De los perfiles grises, mejor dicho, ya que los hay tan aficionados a hablar de los per-fi-les. Por la teoría de los perfiles hay cofrades aptos o no aptos para ser hermanos mayores. O aptos o no aptos para ser delegados de la Madrugada, por poner un solo ejemplo. Cuanto más habla el tonto del perfil, más bajo es su propio perfil.  “Fulanito no tiene el perfil de delegado para la Madrugada”. Y se queda el tío tan pancho. “Menganito no da el perfil para ser hermano mayor, demasiado con que ha llegado a teniente”. Y lo dice uno que se doctoró por Harvard por las que hilan. Aquí hemos pasado de tener o no tener categoría para ser hermano mayor, a tener o no tener perfil. El perfilismo no es más que una evolución provocada por los mediocres que anidan en los cargos. Ellos mismos alimentan la terminología. Y se autorretratan. Y, ojo, porque las alturas se muestran encantadísimas con esos perfiles bajos, bajísimos. Yplanos, planíííííísimos. El gris triunfa en la política. Y nada de la sociedad actual es ajeno al mundo de las cofradías. Lo siento, pero es así. Ya sé que a los pusilánimes les entra urticaria cuando se habla en estos términos, pero la urticaria me va a entrar a mí si de lo que hay que hablar durante todo el año es de cambios de capataces, bandas de música, candelabros de cola, reformas de la carrera oficial y otros humos de cirios. Aquí, como ven, el perfil no es bajo. Será todo lo que algunos quieran, pero de bajo nanai. A lo que íbamos. ¿Quién es capaz, por ejemplo, de formular una sola crítica a cualquier autoridad estando en posesión de un cargo? A ver, a ver… Esas manos que no se ven. ¿Quién es capaz de liderar un movimiento serio, firme y contundente para frenar el desmadre que se vive en el actual Consejo de Cofradías y convertirse en alternativa seria y real más allá de la oposición de la cerveza y la ensaladilla? La mía que sea con banderilla de melva, por favor. Fíjense que poco a poco, año tras año, la asamblea de hermanos mayores ha pasado de ser un colectivo de grandes apellidos y trayectorias reconocidas en la ciudad a serlo de auténticos desconocidos a los que, salvando contadísimas excepciones, no saque usted del culto, formación y caridad cuando se les pregunta por los objetivos para su mandato. ¡Estaría bueno que un hermano mayor no tuviera en mente, de suyo, la organización de los cultos, las actividades de formación y el ejercicio de la caridad! Pero claro, queremos perfiles planitos, pregoneros planitos y, por qué no decirlo, periodistas planiiiiiiiiiiitos. Todo plano, todo suave, muuuuuuy suave. Todos dóciles, muuuuuuuy dóciles. ¡Que no se mueva un varal! La crítica se confunde con la injuria (a pesar de lo que algunos presumen de juristas y de lo que te rondaré morena) y el periodismo con el cuchicheo. El berenjenal del vía crucis magno (que suena a marca de coñac barato) está evidenciando ese perfil plano por el que algunos lo convierten todo en un concurso para conseguir colocar su imagen, al igual que intentan conseguir que a mi función venga el arzobispo y no el auxiliar. Con este panorama desolador, el futuro inmediato es de los perfilistas más que nunca. Todo se está haciendo a la medida de ellos.  El que sepa contar hasta cinco y no tenga problemas de espalda, tiene carrera en la actual política cofradiera. “¿Problemas de espalda, Fiscal?” Sí, claro, para poder agacharse ante cualquiera de los poderes. Unos confunden la crítica con las injurias. Y yo confundo las ovejas… con los borregos. Por eso soy un cateto de ciudad. Que si me llevan al pueblo, me vuelvo de perfil plano, planito, plano. Lo dicho: ¡Que no se mueva un varal!

  • JLR

    De lo mejor que ha escrito usted en los últimos tiempos.
    Lo del Vía Crucis Magno no tiene nombre, ni por parte del que lo propone, ni por parte de los que lo aceptan.
    Qué mejor Vía Crucis que la propia Semana Santa?

  • paco

    Siempre me he preguntado porqué en las cofradías suele haber gente inteligente y responsable, pero en las juntas de gobierno están los más ineptos y zotes de cada hermandad. Será porque el figureo encanta a los tontos.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber