Sevilla pura ante los ceses de Antonio Santiago

El Fiscal | 10 de octubre de 2016 a las 5:00

6-4-2009las penas de san vicente FOTO MANUEL GOMEZ
UN miembro del alto clero reflexionaba hace unos años durante un paseo por la Avenida, entre veladores, tíos de estética plateada haciendo la estatua y bicicletas alocadas: “Aquí hay que tener mucho cuidado. No te lo digo por los ciclistas. No… Ja, ja, ja. Te lo digo porque Sevilla te encumbra y, cuando estás en lo alto, te abandona, te retira los apoyos, te niega el calor y hasta hace por derribarte. Eso ocurre en todos los órdenes. A cierta Sevilla le encanta, por ejemplo, ayudar a alguien a ser hermano mayor, para decir que has llegado porque Fulanito te ha puesto, pero luego te dejan en la más fría soledad. Y lo hacen de forma casi imperceptible”.

Recordaba aquella sabia reflexión a cuenta de la destitución de Antonio Santiago como capataz de La Paz y Los Negritos. Cierto personal pareciera que está disfrutando después de haber buscado hacerse un hueco en alguna cuadrilla de Santiago como el que busca una recomendación para ganar unas oposiciones. Se están cebando con Santiago porque, de pronto, han visto que es un tipo vulnerable. Vaya por delante la cruz de guía y que quien esto escribe no ha cruzado una palabra con este capataz desde finales de los años 90. Yya ha llovido, sobre todo los Martes Santos. Antonio es una persona seria, con apariencia de ser poco accesible, lo que le ha concedido el barniz de frialdad necesario cuando se dirigen tantos colectivos como son las cuadrillas de decenas de costaleros que, por el momento, aún tiene que mandar.

¿No era el capataz de técnica perfecta? ¿No era el que mejor igualaba y en menos tiempo? ¿No era el Superman que no dormía en toda la Semana Santa? ¿No había leyendas sobre cómo conseguía encerrar la de los Negritos y estar fresco, fresquísimo, para la salida de la Macarena? ¿No era el ídolo de todos los que aspiraban a ser capataces? ¿Pero qué ha pasado de pronto? Que la peor Sevilla ha sacado el pelo de la dehesa y, en el fondo, lo han respetado mientras mantenía una posición de poder. A Antonio Santiago le ha pasado como a la propia Semana Santa: que los sevillanos han dejado de respetarla y cada tres o cuatro años la liamos parda y salimos corriendo vestidos de nazareno.

Que alguien deje de ser capataz tiene escasa importancia, mire usted. En un paso manda, o debería mandar, el fiscal. Pero como las hermandades se han dedicado a nombrar fiscales pijas o floreros, los capataces se han venido arriba. La que se la ha liado a cuenta de los ceses de Santiago tiene interés en cuanto que refleja el carácter de una ciudad, deseosa de que se produzcan nuevos ceses de este mismo personaje en otras cofradías. Así, muchos podrán colocar la banderilla corta al toro pasado de la destitución: “Ya te lo dije yo”.

Muchos de los mismos que hacían cola en las igualás son los que ahora jalean los ceses. Le envidian por su maestría y por ser el capataz de la Madre de Dios… Y encima con su hijo al lado. No nos engañemos. ¿A que es eso?

  • Jose

    Las propias hdades. Que cuentan con este señor como capataz crearon ya alimentaron el monstruo que no han sabido atajar hasta ahora. Su funcion era solo ser capataz, no prioste, fiscal de banda, o de paso. Vosotros como periodistas sabeis muy bien los casos en los que se ha extralimitado dentro de las hdades. No entiendo el buenismo con que le agasajais.

  • Jose Antonio

    Bien escrito, y en lo referente a La Paz la cual soy hermano, la actual Junta de Gobierno, le hizo la cruz, para meter a Sanguino. Además aprovechando que hay elecciones ahora en la Hermandad se comenta que exmiembros de esa Junta van a ser costaleros y auxiliares de Sanguino, y no perder su status, esos mismos que “adoraban” a Santiago, que ahora desprecian. Pura Sevilla. Eso sí, que no cuente la Paz con mi voto en las proximas elecciones, por lo menos la “línea oficial de Santiago Arenado y compañia”.

  • Javier

    Lo peor de todo esto es que el 99% de la gente que habla de Antonio Santiago, ni lo conoce, ni sabe cómo actúa, ni porque actúa así. Si hace todas las cosas que se dice que hace, no será porque desde hace muchos años los fiscales se ponen por antigüedad más que por méritos o sapiencia? No será que los fiscales de banda no son más que gente que cree que recuperar una marcha que hace 159 años que no se toca es meritorio? No será que para un prioste es un alivio tener a alguien que le ayuda en su labor?. Mandar una cuadrilla es muy complicado, y no es algo exacto, hay veces que las fuerzas flaquean y una marcha más conocida que otro levanta los cuerpos, o parar un paso 5 metros antes o dejar que descanse 2 minutos más son vitales para recuperar a una cuadrilla tocada. Dejar de criticar de lo que no tenéis ni idea y dejad a la gente que sabe de esto y se quita tiempo de todo para hacer esto más perfecto.

  • Andrés

    Quizás sea sólo simple y llanamente que la junta de gobierno ha hecho uso de sus competencias y ha ejercido sus funciones, recogidas en las correspondientes reglas, y ha tropezado con “el mito”; recordemos que las reglas los fiscales, diputados de banda y diputados mayor de gobierno ya existían antes que Santiago.Y, sobre todo, que lo único importante son los Titulares de la Hermandad, lo demás es todo accesorio.

  • Enrique Galvan

    Verán ustedes. Yo entiendo de esto lo justito, pero es suficiente para decir, que cuando veo en la calle un paso llevado por una cuadrilla comandada por Antonio Santiago, me conmuevo de tal manera que me hace tenga que decir una oración, lo que no me pasa con el resto. Por tanto, ya me gustaría a mi que los demás consiguieran lo mismo.
    Algunos podreis decir que es asi o asao, que es un tio aspero o que no atiende los problemas de sus gentes, podremosnestar de acuerdo o no, pero lo que consigue hacer con los pasos y que estos anden como andan, no lo hace nadie, al día de hoy.
    Así lo pienso y así lo digo

  • Daniel tello

    De las pocas personas que es costalero por herencia , tradición y vocación , no como la gran mayoría que lo son por ser alguien importante dentro de una hermandad o más incluso , tener un papel importante dentro de la ciudad de sevilla .
    Antonio es una gran persona que todo lo que hace , es porque ama lo que hace .
    Una persona que en su empresa , donde trabaja todos los días , destina sus vacaciones para la Semana Santa , es por el hecho de siente y ama su vocación por el martillo.
    Cuando uno está en la cima , tiende a ser odiado y criticado , y cada día le saldrán más destractores para echarlo de donde está .
    Nos guste o no , los pasos de António andan de maravilla , aunque nos guste más el folclore de Triana .
    Antonio siempre estará en el Olimpo de los capataces

  • Arturo Candau

    Buena reflexión sobre aquesta ciudad, pero no olviden que la vida te devuelve lo que tu le das.
    Cuando abusas suele pasar lo de la noria, y desde luego pasa lo de San Martin…

  • paco

    En el mundillo de las cofradías, cuando una persona sensata se involucra, tarde o temprano acaba preguntándose ¿Qué hago yo aquí?, porque en las cofradías casi todo está hinchado y salido de madre. Es un mundo de emociones y sentimientos extremados. Hoy te adoro y mañana te odio, cuando no hay razón ni para amar tanto ni para odiar tanto. A la sentimentalidad “emocioná” cofrade le vendría bien enfriarse un poco. Hay demasiada edad mental adolescente entre los cofrades.

  • Julio Galván

    Leyendo al señor qu curiosamente se apellida como yo sólo me queda reiterar lo de siempre. Esto es lo que tenemos y esto en lo que nos han convertido la Semana Santa. Gente que reza más o menos según sea la levantá, la marcha aquella o Pa vuelta de más allá.

  • Sr. Fiscal, tome nota.

    El término “encerrar” que usted usa, aplicado a la Semana Santa de Sevilla y, en particular, a los pasos no es propio de aquí. Encerrar, se aplica en esta ciudad a los toros antes de las corridas, para dejarlos disponibles cuando suene el clarín – no los timbales, pues en esta plaza no se emplean-. Aquí los pasos entran y salen. Saludos.

  • Luis Lozano

    ANTONIO SANTIAGO es el mejor Capataz de Sevilla demostrado a lo largo de los años en distintas cofradias , diferentes en sus estilos entre sí y EVIDENTEMENTE en el País de la Envidia y en el sector en que se ha convertido la ” afición friki cofrade ” , qué pena del ambiente cofrade ….. pués eso se paga …..

    Y aunque es duro , y ANTONIO lo debe de estar pasando muy mal , debe de remontar , superar lo de las ” fiscales pijas o floreros ” que cita CARLOS NAVARRO ANTOLIN ( suscribo punto por punto su artículo ) y tirar pálante QUE YA ESTÁ HACE TIEMPO EN LA HISTORIA Y QUE SIGUE MANDANDO A LA VERDADERA MADRE DE DIOS , ROSA DE SAN GIL , NIÑA DEL ARCO Y A SU BENDITO HIJO DE LA SENTENCIA …..

  • Enrique Galvan

    Respondiéndole al señor que curiosamente se apellida como yo, indicarle que lleva toda la razón, en cuanto a lo que tenemos y en lo que nos ha convertido la semana santa.
    En mi caso, conseguir un capataz con su buen hacer, que yo diga una oración, ya es un triunfo. Por tanto la labor pastoral que directa o indirectamente hace la semana santa de Se villa, es digna de ser admirada y viene a darle la razón al padre de Antonio, D. Manuel Santiago, que dijo cuando comandaba uno de sus pasos, “esto para los que no saben ir a la iglesia, que aprendan a rezar por las calles”.
    Así pues, yo que no rezo ni en mis mejores momentos, ya tiene que ser bueno este señor que consigue me emocione y me acuerde de Dios.
    Lleva usted razón, es lo que hay. Pero los caminos del señor son…….

  • Hay muchos ....

    Es un problema que tenemos en Sevilla, a alguien le das algo de mando y piensa que es capitán general. Conozco el caso de un capataz que se piensa que es el prioste, indicando cómo va mejor vestida la Madre de Dios, también se cree Mayordomo e indica como se ha de colocar los varales y el enganche del palio, también es el fiscal parando el paso donde piensa, y explicando al fiscal porqué no lo ha parado donde el responsable le indica, y así para todo. El problema es que desde la junta de gobierno le endiosan y el ego de dicha persona sigue aumentando. Pero eso también pasa en lugares muy cercanos a Sevilla.

  • Andrés

    Pues respetando todas las opiniones y sea el mejor o el peor, aparte de gustos y estilos; quien designa al que se pone al frente del paso es la hermandad, quien decide donde se para un paso es el fiscal y quien tiene la responsabilidad en la calle de una cofradía es el diputado mayor de gobierno, le guste o no le guste se emocione la gente en la calle o no, a este señor simplemente, a lo que parece, se le ha señalado su sitio y su función y no le ha sentado nada bien.Pero la semana santa no la inventó un capataz, es más, si no hay ninguno seguirá existiendo.

  • Francisco

    Como hermano de la Resurrección, acudí en la última asamblea donde se decidía el cambio de horario de la cofradía. Tras largas horas de debate, ganaba el sí al cambio. A la hora de la votación, llegó este señor con la cuadrilla de costaleros y ganó el no, por muy pocos votos.
    En mi humilde opinión, el capataz que ordene en el paso y no en la cofradía. Un dicho de nuestro santo Padre: Cuando vayas subiendo saluda a todos, serán los mismos que te encuentres cuando vayas bajando.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber