El presidente manda

El Fiscal | 19 de marzo de 2017 a las 5:00

PRESENTACION DEL CARTEL DE SEMANA SANTA 2017

A un mes de la Semana Santa no se puede romper un acuerdo fundamental para el buen discurrir de una jornada tan delicada como la Madrugada, especialmente convulsa por unas u otras razones en los últimos quince años. Alguien no ha estado fino en Los Gitanos. Ha extrañado mucho lo que ha ocurrido porque el hermano mayor, José Moreno, es persona tenida por muy afable. En eso hay unanimidad. Por eso sorprendió el comunicado que declaraba roto el acuerdo que hizo posible una gran Madrugada el año pasado después de la crisis gorda de 2015, cuando el gobierno de Zoido bajó temerariamente la guardia. Es cierto, nadie puede negarlo, que la Hermandad de los Gitanos se traga todos los retrasos. Sufre especialmente las demoras que van generando las anteriores. Nadie puede negar eso como nadie puede negar que el Gran Poder tiene el recorrido de regreso más sufrido. Por eso se comprende el especial celo que pone la hermandad en que se cumplan los horarios. Pero de ahí a dar un golpe en la mesa hay una gran diferencia. Por suerte, el presidente del Consejo, Joaquín Sainz de la Maza, estuvo rápido. En otros tiempos, elijan cualquiera, la crisis provocada por la reacción de los Gitanos hubiera tenido varios capítulos, con alusiones a la necesidad de reunir a los hermanos mayores, hasta convocar juntas de penitencia u otros foros absurdos donde se marean las perdices, nadie resuelve nada y el gran público se ríe, o sonríe, con “los asuntos de los que se preocupan los cofrades”.
No puede dejar de ser reconocida la habilidad y la velocidad del equipo de gobierno que preside Sainz de la Maza para zanjar el asunto. Su rápida disposición (el acuerdo sigue vigente y hay que cumplirlo) le llevó a ganarse los titulares del día siguiente. De una Madrugada rota a un presidente con autoridad, de un posible titular al titular que al final se publicó. Ahora toca cumplir los horarios porque, verdaderamente, Los Gitanos ya han tragado bastante.

 

El general jefe cumplió con el rito

Andrés Martín se ha salido con la suya. Como de costumbre. El ex turbo-consejero de Gloria y ahora hermano mayor de la Divina Pastora y Santa Marina ha conseguido que el general jefe de la Fuerza Terrestre acuda a la capilla de la calle Amparo a jurar como teniente de hermano mayor honorario de la corporación, pues el cargo de hermano mayor honorario corresponde al Rey de España. Martín quiere impulsar el hondo carácter monárquico de la hermandad. Hasta la recoleta capilla se fue don Juan Gómez de Salazar, quien tiene a su mando nada menos que a 40.000 soldados, a los que controla desde su despacho de la Plaza de España, antigua Capitanía General. Juró las reglas, pasó un rato de agradable convivencia y se renovaron así los vínculos que tanto quiere recuperar el hermano mayor. Si siempre vinculamos al Ejército con la Paz y con el Rocío de Sevilla, a partir de ahora habrá que tener en cuenta en ciertos protocolos a la Divina Pastora y Santa Marina.

navarro2.jpg

navarro.jpg

Absurdo
Cada día choca más que ciertos actos no se puedan celebrar en el interior de los templos por ser culturales y no de culto. La aplicación taxativa de determinada normativa diocesana genera situaciones ridículas. La noche del jueves se vivió un absurdo en la Macarena. Se presentó el precioso cartel de José Luis Mauri (Sevilla, 1935) y el público se tuvo que apretar en la sala del museo como sardinas en lata. Después, para la fotografía de rigor a los pies de la Virgen de la Esperanza, se trasladó la obra al presbiterio y se rezó la salve. Lo dicho:un absurdo.

Gota a gota
El lunes 27 se presenta en la sede de la Fundacón Cajasol (18:00 horas en la Plaza de San Francisco, 1) el tradicional programa Gota a Gota. Intervendrá como presentadora del acto la periodista Charo Padilla. Y ojo porque actúa la Banda del Maestro Tejera. La calidad de la oratoria y de la música están garantizadas.

El pertiguero
Primer golpe. Precioso el cartel de la revista Cuaresma, obra del dúo Salazar-Bajuelo. Se trata de una fotografía de la Soledad de San Lorenzo de una composición bellísima. Dicho queda porque es de justicia. Segundo golpe. Impresionantes, otro año más, las colas para sacar las papeletas de sitio en la Macarena. Hay quien dice que este año son especialmente largas. ¿Tendremos un aumento del cortejo significativo?. Tercer golpe. Oído:“¿Cuándo dices que es la bajada? ¿El día uno? Yo este año he pedido asistir”. Yciriales arriba. La duda de todos los años, el enigma que siempre marca nuestras cuaresmas, la incógnita que nunca se despeja lo suficientemente pronto como para calmarnos la ansiedad:¿Habrá yedras de calidad para el monte de la Canina o no?.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber