La bisutería de Herodes

El Fiscal | 11 de abril de 2017 a las 5:00

herodes

Mirada aviesa, antiguo terror de los niños, siempre despierta la curiosidad este Herodes de San Juan de la Palma. Ayer lució muchísima bisutería gracias a las donaciones de hermanos. Hasta un anillaco verde en el meñique izquierdo. Herodes no deja indiferente. Su pecho lustroso  llama la atención. Tiene su público, como Caifás, como Pilatos, como la Canina, como esos personajes secundarios que despiertan hasta admiración, que hay gente pa tó.

Magnífico anuncio
El que ha realizado el Ayuntamiento para concienciar al público de la necesidad de ser limpios. Esa calle Cuna cargada de suciedad y el nazareno de capa blanca caminando entre los desperdicios constituyen una secuencia muy acertada de la estampa que se debe evitar. ¡Y que siempre se repite! Enhorabuena a los creativos que han trabajado para Lipasam. Lo han bordado.

Cosa fina
Fíjense en las joyas que lució ayer la Virgen del Subterráneo: medalla del Papa Pío XII, cruz del cardenal Segura, anillo del cardenal Segura, alfiler de oro con el nombre de Subterráneo, medalla de oro de Tejera, medalla de oro de la Asociación de la Virgen de los Reyes, medalla de oro de Morata de Tajuña (Madrid), medalla de oro de Ávila, medalla al Mérito Naval, rosario de oro, puñal a base de joyas donadas, rosa de pasión de plata, oro blanco y lágrimas de brillantes, y una cinturilla de brillantes. Y ojo porque ayer lució la corona de Seco que hacía tres décadas que no usaba un Domingo de Ramos. La saya de Ojeda también contribuía a una estampa poco habitual.
Trabajando
Así estaba ayer el tabernero Álvaro Peregil en su popular establecimiento de Quitapesares de la Plaza Ponce de León. Hermano de la Cena, estaba sirviendo a su público, al frente del negocio, mientras su cofradía buscaba la carrera oficial. La obligación es lo primero.
Lopera llegó
El balcón habitual de la calle Sierpes donde se deja ver el ex dirigente bético estaba sin engalanar el Sábado de Pasión. Alguien pensó: “¿No vendrá don Manuel a la Semana Santa?” Llegó la Borriquita, apareció la colgadura de damasco y también don Manuel, sonriente más que nunca.
Feliz
Así iba el delegado diocesano de hermandades, don Marcelino Manzano, en la presidencia del Señor de las Penas de San Roque, larga sotana, fajín y una sonrisa eterna en el rostro. Es la cara más amable de la Iglesia de Sevilla, la sonrisa de la curia, el pastor feliz que desea el Papa Bergoglio.
Calor
El que tenía que pasar el tío que estaba haciendo ruedas de calentitos a pleno sol de la Plaza Ponce de León. Eran las 18:15 y allí andaba el buen hombre sobrellevando los pedidos con oficio.
Esos secretos
Te entran ganas de orinar en una visita matinal a un templo. ¿Dónde está el baño? ¿Habrá un aseo próximo? ¿Se podrá entrar o estará vedado el paso por el segurata de turno? En la Amargura siempre está ese pequeño y socorrido retrete, debajo de una escalera, que un día nos enseñó don José Luis Peinado. Esos pequeños y útiles secretos… ¿Y dónde está el interruptor de la luz? Ah, esa información nos la reservamos.
La lección de servir
Pasaba la Borriquita y delante del paso iba el gran Arturo Candau, de paisano, disfrutando de ese misterio que parece que pide las órdenes de la voz rota del recordado Antonio de León. Alguien le preguntó a Arturo si no iba de capataz del paso como otros años, pues forma parte del equipo de la cofradía, a lo que respondió que haría de capataz por la noche, con el Amor. “Servir es estar allí donde la hermandad te necesita en cada momento”.
Entusiasmado
Así estaba el alcalde, el socialista Juan Espadas, en la visita matinal a los templos, acompañado por el edil Juan Carlos Cabrera. En la Hiniesta, de chaqué, se rió mucho cuando un fotógrafo le dijo: “Alcalde, le he pillado cara al sol”.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber