Morante vive las vísperas de la fiesta

El Fiscal | 13 de abril de 2017 a las 18:41

Foto FISCAL1 Foto Fiscal2

Ahí tienen a Morante de la Puebla a escasos días de hacer el paseíllo en la plaza de toros de la Real Maestranza. El Martes Santo lo vivió en la finca de Lora del Río donde pastan los miuras, en Zahariche, ta como se ve junto a estas líneas. Estuvo tentando junto al macareno Eduardo Dávila Miura y Pepe Luis Vázquez, hermano de San Bernardo. Y ayer se vistió junto a Joaquín Moeckel de nazareno baratillero de la Piedad.

Detalle en la Macarena
Fíjense en la saya de la Macarena. Hoy luce la réplica en oro de la medalla Pro Ecclesia et Pontifice que recibieron en su día Otto y Joaquín Moeckel por decisión del papa Benedicto XVI a petición del cardenal Amigo. La Virgen de la Esperanza la lucirá esta Madrugada, en sus mejores horas. Pocos sevillanos, muy pocos, tienen la más alta distinción que un Papa puede conceder a un laico por sus servicios a la Iglesia. Y a su romano pontífice.
Policía Local
Los guardias de gala tienen un trato exquisito con los nazarenos cuando han de pedirles que aguarden un minuto mientras hacen el relevo en la presidencia de la ciudad. Los nazarenos, los de todas las cofradías, esperan pacientes a que hagan sus maniobras, bastante vistosas por cierto. “Muchas gracias, hermanos, por esperarnos”, musita el agente de turno a los nazarenos a los que ha tocado esperar. Muy distinto, por desgracia, es el comportamiento de uno de los agentes que el Martes Santo estaba en el cruce de Alemanes, que cortaba los cortejos cuando estaban avanzando, sin esperar a que se detuvieran. A su antojo, sin criterio. Y lo peor es que hablaba (gritaba) de “tíos” cuando se refería a la cantidad de gente que estaba esperando para cruzar. “¡Hay tres mil tíos esperando, vamos a colaborar!”, chillaba el agente de la autoridad (hay que llamarlo así) a un nazareno que le pidió que esperara a que la cofradía se detuviera para pegar el corte. No decía “ciudadanos”, ni “personas”, ni siquiera “sevillanos”, ni “peatones”. Tíos, las personas eran tíos. Y por supuesto el nazareno no era un “hermano”, ni nada por el estilo. Y así pretende ser respetado el tío. Para tío, mejor Tío Pepe, llena ahí, no el tío de la gorra del cruce de Alemanes que era policía. O eso dice. Los demás agentes de ese control, exquisitos, por cierto. Y los de gala, lo dicho: de chapeau. Unos señores de la autoridad. No como el otro. El tío.
Vómito
El que cayó en la parcela del palquillo en la Plaza de la Campana. Una señora indispuesta vomitó, hubo que atenderla y llamar a los servicios sanitarios y, por suuesto, de limpieza. Los empleados del Consejo, siempre eficaces y pacientes, gestionaban la solución a este problema mientras controlaban que Santa Cruz no se encontrara ningún obstáculo en la Plaza de la Virgen de los Reyes en dirección hacia Alemanes. Todo a la misma vez, que diría don Manuel, al que, por cierto, se le está viendo menos en su balcón de Sierpes.
Cabrera en acción
Las noches de Semana Santa son para el delegado de Fiestas Mayores muy especiales. Se dedica a ir a ciertos bares para controlar in situ la venta de alcohol. Hay veces que ha de soportar algunas reacciones airadas de jóvenes pasados de copas. Cabrera recuerda a Manolo García, ex delegado de Seguridad Ciudadana y hoy hermano mayor de la Macarena, cuando se montaba en el patrullero y se plantaba en las plazas y calles de la movida para pegar el persianazo a los establecimientos sin permisos o que cometían abusos. Cuando Cabrera llega a un bar estas noches de Semana Santa, dicen que suena el Last Order! de los bares ingleses cuando advierten a la clientela para que pidan la última consumición.
Preguntas
¿Por qué no paró el paso de palio de San Esteban en la presidencia de la ciudad en la Plaza de San Francisco? ¿Es verdad que los escoltas de propio alcalde van recriminando a los que beben en la calle aunque sea en vasos de plástico? ¿Es cierto que Ricardo Suárez ha hecho una foto del Cristo de la Salud, de San Bernardo, que es todo un cartel? ¿Cuánto disfruta esta noche el presidente del Ateneo con la visita de los armaos?


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber