La emoción recuperada

El Fiscal | 15 de octubre de 2017 a las 5:00

Entrevista con Joaquín Sainz de la Maza, nuevo presidente del Consejo de Cofradías

DESDE hace ya bastante años sabemos de antemano quién será el pregonero de la Semana Santa con un elevado porcentaje de acierto. La clave de la última década ha sido saber quién ha quedado segundo en las votaciones, quién ha dicho que no al ofrecimiento, quién ha sido el cajonazo o incluso a qué señor muerto ha votado un consejero, que ocurrir ha ocurrido. Este año, por ejemplo, se han enterado algunos de que Charo Padilla dijo no al pregón. Bienaventurados sean. Con el vía crucis de las cofradías ha ocurrido más o menos lo mismo. Se sabía que tocaba una del Domingo de Ramos porque hacía cuatro o cinco años que no elegían a ninguna de esta jornada, como se sabe que los Juegos Olímpicos no pueden ser en el mismo continente en dos ediciones seguidas.

El otro día se eligió a la imagen que presidirá el acto piadoso del primer Lunes de Cuaresma de 2018. Y por la mañana nos decían que serían agraciadas la Sed o las Siete Palabras. Una del Miércoles Santo “con toda seguridad”.

Estábamos en Huelva esa noche, departiendo de cofradías con José Luis García Palacios, Joaquín Moeckel y Pepe Miralles, cuando llegó la noticia –¡menuda noticia!– de la designación del Cautivo de Torreblanca para el vía crucis general. Acto seguido, sonó un mensaje en el teléfono móvil: “A este Consejo hay que aplicarle el 155 urgentemente”. Pues yo creo que no, nada del 155 ni de otras medidas. Este presidente se merece una ovación por habernos devuelto la emoción. Lo de Torreblanca ha sido una buena nueva, una sorpresa, una elección inesperada. Y eso se agradece. Además es una apuesta valiente, novedosa y con su cuarto y mitad de riesgo por la especial logística que requiere y los recelos que despierta en algunos sectores poco dados a barrios tan alejados de la calle Mateos Gago (llena de veladores).

Fue oír la designación de Torreblanca y recordar a Moeckel y al tinerfeño Luis Miranda yendo en moto a la parroquia de San Antonio de Padua para asumir el coste del romano del paso de misterio. Fue oír Torreblanca y recordar al cardenal Amigo impulsando la cofradía, destacando que era una de las que más contribuía al sostenimiento de la Iglesia y que jamás presionaba para ir al centro en Semana Santa. Fue oír Torreblanca y recordar el semblante feliz de Manolo Santizo, que cada Domingo de Ramos por la mañana, con la cara fatigada, se acerca en la procesión de palmas y nos dice la hora precisa de recogida de su cofradía con la coletilla de su escaso tiempo de sueño: “…y he dormido dos horas. Estoy destrozao, pero feliz, muy feliz”. Fue oír Torreblanca y recordar aquel Sábado de Pasión de 1999, cuando Manolo García –hoy hermano mayor de la Macarena– era el concejal que aguantaba hasta que la cofradía llegaba a la Plaza del Platanero cuando el resto de la comitiva municipal ya se había ido tras hacerse la foto en la salida: “Quédate hasta el Platanero y podrás decir de verdad que has visto esta cofradía”.

Querido presidente, nadie esperaba esa designación. Nadie. Ha sido una sorpresa como las de los años ochenta y noventa. Y, además, es una apuesta valiente. Tanto hablar de los dineros, de los recorridos al revés, de la poesía o la prosa, del Cecop, de las avalanchas y del pollo a la carloteña y, por fin, hemos recuperado esa emoción por esas cosas pequeñas que, sumadas y a la hora de la verdad, constituyen el fundamento de la ilusión. Ahora que vengan los señores de la logística a organizar el vía crucis desde un templo u otro, que sigan las bromas sobre si el cortejo viene en un Tussam y otras gaitas sobre si lo acompañarán jóvenes del barrio en moto. Que vengan con su estilo, no queremos sellos impostados como no deseamos el toreo a contraestilo. Para ver Torreblanca hay que llegar a la Plaza del Platanero, cuando el cielo del Sábado de Pasión se va tornando en noche gozosa de vísperas. Los que lo hemos vivido lo sabemos, ¿verdad don Manuel? La emoción se ha recuperado, presidente. Muchas gracias.

Cruz de Guía
Mañana regresa a las ondas todo un clásico: el programa de cofradías de Radio Sevilla (Cadena SER), que alcanza su temporada número 61. La cita es todos los lunes de 21:00 a 22:00. Podrán disfrutar del trabajo del incombustible Paco García y de todo su equipo de colaboradores. Ya se oye Virgen de las Aguas

¿Será verdad?
Dicen que se presentó el manto de camarín que le han regalado los costaleros para celebrar el acontecimiento. El ex mandatario de la corporación lo pisó y alguien le llamó la atención. Cuentan que la respuesta que se oyó llevaba algunos cristales en el vientre: “Que lo limpie el prioste que para eso está”.

Frialdad
La que hay entre un cargo general del Consejo que entiende mucho de hojas de excel y un delegado de penitencia que ha estado muy en liza estos días. Y lo que le queda… Las relaciones no son buenas. Y eso se nota en la vida cotidiana.
Andrés Martín

El ex turbo consejero de Gloria se ha hecho una fotografía donde proclama su apoyo a la candidatura de Santiago Álvarez. Martín, como de costumbre, va a tumba abierta. Es su estilo.

Efeméride
Don Juan José lo tiene claro. La Iglesia de Sevilla debe celebrar de forma adecuada los 25 años de la segunda visita de Juan Pablo II a Sevilla. Será en 2019. El Santo Padre acudió con ocasión de la clausura del Congreso Eucarístico Internacional. ¿Recuerdan el rezo del Ángelus en el primer balcón de la Giralda? ¿Y la salida sin música de la Virgen de los Reyes el mismo día de la llegada del Papa?Parece que los actos del próximo año se van a ceñir a la parroquia que lleva el nombre del pontífice polaco.

Procesiones muy largas
La ida de la Virgen de la Salud a la Catedral, que concluyó con dos horas de retraso respecto al horario previsto, reabrió esta semana el debate sobre lo larguísimas que resultan las procesiones extraordinarias. No están los tiempos para encerrarse en las sacristías, en eso estamos de acuerdo casi todos, pero tampoco para ciertas desmesuras que llevamos observando ya muchos años. Ha hecho bien don Marcelino Manzano en llamar a la moderación. Y el padre Marcelino de cofradías sabe. Ylatín, también.

El caso de Huelva
Tremendo lo de la capital hermana. Un día anuncia el Consejo una procesión magna y al siguiente tumba la propuesta el prelado. Cuando las barbas del vecino…

El lagarto de la Catedral

“Querido Fiscal, hay que reconocer que el párroco de la Magdalena, Francisco Román, se preocupa por darle al templo el nivel que se merece. No sólo me refiero a las últimas restauraciones. Ahora ha editado una guía de bolsillo con todos los detalles de esta joya arquitectónica. Y lo ha hecho con el patrocinio de la Fundación Avenzoar”


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber