Latín

El Fiscal | 21 de febrero de 2018 a las 5:00

pic-s1-3706210

HAY un señor del Consejo de Cofradías que sabe latín. Yen cuestión de cofradías es muy importante saber la lengua de Cicerón, sobre todo cuando la regla imperante es que el más listo no es el más letrado, sino el que sabe contar hasta siete. No digamos en el clero, donde ya es raro encontrar quien sepa recitar algo más que el Salve Regina. Tanto latín sabe el señor de los latines que tiene eso tan difícil y escaso en el mundo de hoy: criterio. Y el suyo, en el extraño Martes Santo que han engendrado, consiste en haber dejado pasar el pitón cuando al Consejo lo dejaron orillado del invento. Tan importante es saber torear como quedarse quieto y hacer un estatuario. Tan al revés está este mundo de la cofradías que los mayordomos o priostes llegan a hermano mayor. Pero latín, lo que se dice saber latín, sólo está al alcance de los escogidos. Don Juan José (Morillas), ¡tenga usted suerte!

  • Antonio

    Y me pregunto yo, en vez de ponerse de perfil, ¿no habría sido mejor que este señor hubiera presentado la dimisión al día siguiente de que las ocho hermandades que se supone que coordina acordaran semejante cambio a sus espaldas? Una veces alabamos el “ya estoy yo en mi casa” y otras el ponerse de perfil. En fin…


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber