Lluvia

El Fiscal | 10 de marzo de 2018 a las 5:00

SE mojan los adoquines de esta cuaresma en la que ya hay unos prematuros partes sobre la Semana Santa. Rezos interiores, cirios encendidos. Las autoridades quieren controlarlo todo, saberlo todo, anticiparse a todo. Dentro se ora, llueve en el exterior. Los cursos enseñan a ser precavidos, instruyen sobre protección. Nadie prepara para asumir el disgusto de la lluvia, para digerir la decepción, para aceptar ese fracaso que es un día de Semana Santa pasado por agua. La lluvia y el frío generan seguridad porque restan público. Nada tranquilizaría más a las autoridades que una Madrugada gélida. No lo dicen, pero lo saben. Los balances del tiempo así lo demuestran. Interesa el frío, la amenaza de agua. Aterra el calor, la certeza de que hará buen tiempo. La seguridad es así. Llueve en cuaresma. Se reza dentro. Yalgunos ensayan un respiro de alivio.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber