Un anuncio en ‘prime time’

El Fiscal | 5 de marzo de 2008 a las 13:02

Día de sopresitas.

Rouco vuelve al sillón principal de la Conferencia Episcopal, organismo que para algunos forman esos señores que siempre salen de pie y rezando con el librito en la mano a la hora del telediario.

Y el cardenal Amigo, siempre inteligente (como ya escribimos el domingo), aprovecha la penúltima semana de cuaresma para dar a conocer la composición del Consejo Diocesano de Hermandades, el de Villarriba, no el de la calle San Gregorio, el de Villabajo.

La verdad es que de los miembros, ni fú, ni fa. Los dos capitalinos, Dubé y Moreno Andrade, son gente afable y seria.

Veremos.

De torrijas y mieles

El Fiscal | 4 de marzo de 2008 a las 17:05

El IPT, que no es otra cosa que el Índice del Precio de la Torrija, coloca la unidad del manjar a 2,30 euros. Qué barbaridad, 383 de las antiguas pesetas. Y lo peor está por llegar.

Ocurre cuando en ciertos establecimientos se emplea una miel descaradamente adulterada con azúcar. Enseguía está igual una torrija empapochá en miel de verdad, que una a la que le han pegado industrialmente cuatro o cinco brochazos de miel manipulada. La torrija canta. Y no precisamente saetas. Y la barriga agradece la original.

Etiquetas: , ,

Los días del gozo

El Fiscal | 4 de marzo de 2008 a las 15:28

Pregón Antonio Burgos. Los días del gozoNi hojas de acanto, ni grabados antiguos, ni lienzos de la factoría de imitadores de Hohenleiter. El Pregón que siempre has querido está ya en la imprenta y poco a poco se van desvelando algunos pequeños secretos de su proceso de creación. Tiene el sugerente título de , que evoca tiempos pasados donde la literatura y las cofradías formaban en el mismo tramo, y su portada es sobria como la estética de un nazareno de ruán, de tono merino como la capa de un elegante nazareno con hebillas de plata y con las letras marcadas por el color azul de la Carretería.

El diseño responde a una máxima infrecuente en los asuntos cofradieros: menos es más. Todo es fiel al estilo alejado de la farfolla, los flashes y otra suerte de excesos que han estigmatizado el Pregón. Un retorno a la naturalidad perdida.

Un Pregón con sus propias pastas. Un anuncio de los días del gozo

Plagas de gusanos

El Fiscal | 3 de marzo de 2008 a las 17:05

Andan en algunas hermandades a escobazos con los gusanos que invaden las iglesias y se alimentan de bordados, hilos de oro, terciopelos y hasta esculturas. Quién nos lo iba decir, plagas de gusanos en las cofradías.

Cuando un candidato pregunte por el anhelado censo, le podrán contestar:

“No te lo podemos dar, se lo han comido los gusanos”.

No negarán que la cosa se presta a guasa. Para que luego digan que hay hermandades sin vida interna… No será por la de gusanos que hay en algunas.

Puerta de los Palos

El Fiscal | 2 de marzo de 2008 a las 17:27

Plan de barrios en Morado. Cardena Amigo VallejoEl Plan de Barrios, en morado

Monseñor Amigo estaba en el palquillo en 1989 cuando el Cerro llegó por primera vez a la Campana. Se le quedó grabada la imagen de la Policía impidiendo el acceso de los vecinos del barrio que iban tras el paso de palio. A Su Eminencia le conmovió aquella imagen. Si por él fuera, permitiría de forma especial este año a la gente del Polígono entrar en la carrera oficial con sus titulares. Se trata simplemente de un botón de muestra sobre lo que está ocurriendo en los últimos años. Usando las antiguas denominaciones, se puede afirmar que los dos cabildos de la ciudad, el municipal y el eclesiástico, hace tiempo que apuestan descaradamente por los barrios, creando una suerte de Plan de Barrios morado. Fíjense, por ejemplo, en la noticia de estos últimos días, que encierra toda una obra de misericordia: Emasesa dará de beber a los nazarenos de las cofradías más alejadas de la Catedral. Y al citar los barrios con derecho a avituallamiento, nos encontramos con el Polígono de San Pablo, el Tiro de Línea, el Cerro, el viejo Nervión… Y_pararse ahí, los cuatro costeros a tierra que ya se acabó el agua. Todo indica que los nazarenos de la Quinta Angustia no tienen derecho al oasis municipal. Lo mejor está por llegar, porque la justificación de semejante medida es que con ella se trata de compensar a los barrios, cómo no, por las molestias ocasionadas a sus vecinos con las obras. Te arreglo la acera y te doy de beber. ¿Y qué tendrían que darle a los nazarenos de las cofradías del centro por las molestias de la obra del Metrocentro? Ah, a esos nada. Y en esa apuesta frenética por los barrios, qué me dicen de ese risueño alcalde abriéndole el salón del apeadero al plumerío del misterio del Polígono. Y qué me cuentan del concejal Celis, el que ofreció una rueda de prensa para prometer todo el apoyo logístico de la ciudad a la llegada al centro de esta nueva hermandad. Y el propio cardenal, siempre inteligente, aprovecha la mínima (y la máxima) para declarar abierta la Semana Santa a nuevas incorporaciones de los barrios, cuando no ha elogiado la contribución económica a la Iglesia de Sevilla de hermandades como la de Torreblanca mientras miraba al tendido del racanerío de las del centro. Cómo sabe monseñor que la fuerza está en los barrios. La Semana Santa es un reflejo de la ciudad de todo el año. Anda que no. Hoy priman los barrios, se mima a los barrios y todo gira en torno a los barrios. Los del centro, a sufrir. Se les niega el agua, nunca mejor dicho. La capa se ha impuesto a la cola. La capa tiene más tirón mediático y popular. Despertad cofrades y vecinos del centro, porque un nuevo orden se anuncia.

El Viernes, suplemento

No se pierdan el próximo viernes el suplemento que se repartirá con Diario de Sevilla sobre los personajes que realmente hacen posible la Semana Santa de Sevilla desde dentro y desde fuera de las hermandades. En sus páginas aparecen reflejados hasta 56 oficios y labores fundamentales para sustentar la teoría sobre las manos de la Semana Santa, desde el empresario de las sillas de la carrera oficial hasta el dorador de los pasos, pasando por el músico, la camarera de la Virgen, el mayordomo, el archivero, el agente de la Policía Local o el barrendero de Lipasam. Uno a uno irán explicando su oficio, su participación en la principal fiesta de la ciudad, que no brillaría igual sin las manos de cada uno de ellos. Lo dijo el poeta Manuel Garrido: “Con tres golpes nada más, llevan la Virgen al cielo, las manos del capataz”.

Una de palcos

¿Sabían ustedes que dos titulares de palcos han perdido sus derechos este año por haberse pasado el plazo de renovación sin apoquinar la cantidad correspondiente? Ay, pena, penita, pena. Los afectados no podrán recuperar sus derechos de posesión sobre tamaña parcelita con alfombra de coco, seis plegables de Quidiello y roce de rodillas con los amigos y/o familiares. Perdieron su palco como perdimos Cuba. Por otra parte, el Consejo ha recibido sólo por este año la cesión de ocho palcos, que ya han sido cedidos a determinadas instituciones afines a la causa (es decir, que se rascan el bolsillo de una u otra manera). El problema, al parecer, es que los dos palcos perdidos y los ocho cedidos son palcos de catalejo, de los que hay que llevarse el ídem para ver las insignias, el Zaqueo y el color de los faldones.

Sobre los traslados

Creíamos que el traslado de Pasión congregó tantas bullas por el incuestionable tirón devocional del Señor unido a la circunstancia de celebrarse en sábado. Pero la cosa debe ir a más. Hay “hambre de cofradías”, como apunta Rafael Molina, que de esto sabe un rato largo. El martes por la noche, laborable por la trasera y por la delantera, la cantidad de público congregado para presenciar el traslado del Cristo del Amor y la Virgen del Socorro era muy considerable. Y el miércoles, vísperas de festivo, hubo aún más público para ver el retorno de la Borriquita. Si es por los traslados de regreso al Salvador, se puede concluir que no hay ni mucho menos ningún bajón de público en los actos cofradieros. En sólo dos semanas, únicamente dos, comprobaremos si se ha tratado de una respuesta excepcional del público, o si verdaderamente se ha frenado la desaceleración del público (toma castaña) que afecta a la Semana Santa en la última década.

Los sms del Fiscal

  • Recibido el día 26 a las 20.09 horas: “Estoy en los Estudiantes, el guión de Ciencias está libre. Es la oportunidad de tu vida”.
  • El día 27 a las 14.40 horas, sobre la peregrinación de hermanos del Cachorro a Roma: “En Roma está cayendo agua como ni los romanos recuerdan. Ya sabes, nos juntamos cuatro y diluvia; cuanto más, un ciento… Ya verás las fotos, un fuerte abrazo”.

El pertiguero

Primer golpe. Éxito incontestable. El que ha cosechado Álvarez Duarte con la presentación de las cinco imágenes secundarias para el Polígono. ¿Quién dijo que nadie ha aportado nada a la Semana Santa después de Rodríguez Ojeda?

Segundo golpe. Momento de inspiración cuaresmal de Manuel Melado: “Hubo una Estrella de Oriente/Yo me quedo con la Estrella/que tengo cruzando el puente”.

Tercer golpe. “Oye, Fiscal, ¿es verdad que en cierto paso de misterio de nuevo diseño va un perro en lo alto”.

Cuarto golpe. El canónigo Ángel Gómez Guillén recibió el domingo de su Hermandad del Amor el merecido reconocimiento a su atención a la corporación en los años del exilio. Nunca le ha faltado a la cofradía su misa semanal. Y ciriales arriba. Atinado galardón. El teniente de hermano mayor del Gran Poder, José Ignacio Jiménez Esquivias, gran conversador y conocedor del mundo de las hermandades, recibirá el premio Iscariote 2008 que se concede en el establecimiento del mismo nombre en la plaza del Museo. Este premio fue recogido por en las dos ediciones anteriores.

El lagarto de la catedral:

Qué quieres que te diga, Fiscal. Este mediodía se reinaugura el Salvador, se reabre al culto definitivamente. Por eso sólo puedo acordarme de su párroco en los últimos años, el canónigo Del Trigo, felizmente entre nosotros. Ay, si don Manuel contara tantas cosas como sabe…

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral.

El sufrido apoderado

El Fiscal | 27 de febrero de 2008 a las 20:37

No está teniendo ni cuarto y mitad de la cuota de vanidad que proporcionan las fotos de rigor en las mil y una visitas del pregonero a las hermandades y otros foros.

Está trabajando de lo lindo para administrar una auténtica avalancha de peticiones de entrada y para negociar jurídicamente los derechos de publicación de la obra. El teléfono no para de sonarle pidiendo hueco hasta en el gallinero.

Menuda cuaresma está pasando Moeckel. Un auténtico apoderado.

Manuel Pérez Carrera

El Fiscal | 26 de febrero de 2008 a las 20:31

Puede que su nombre y dos apellidos no les digan nada. Y que si oyen El Triana se les venga a la mente uno de los personajes más queridos en el arrabal y en el Rectorado, según se entra a mano izquierda, donde mora la cofradía universitaria de su amigo del alma: Juan Moya Sanabria.

A este singular trianero le dieron el domingo un pequeño homenaje por su colaboración con la cofradía. Nadie como él prepara y custodia las viandas de costaleros y monaguillos cada Martes Santo. Es un libro abierto de vivencias y anécdotas. El Triana es único e insustituible.

Tres para un mismo sillón

El Fiscal | 25 de febrero de 2008 a las 18:26

Se empeñan en ser tres, en no hablar entre ellos, en no alcanzar acuerdos, en no reducir semejante e impropio número de listas.

No nos engañemos, no tiene que haber necesariamente más vida en una institución porque haya una pluralidad de candidaturas. Puede tratarse simplemente de la demostración de que existe mayor ambición, mayor interés por aprovechar el cambio de casa reinante que no se repetirá hasta dentro de ocho años o una evidente señal de cesión a las presiones del entorno más íntimo, intimísimo podríamos decir.

Tres para un único sillón.

García Romero, el hombre clave

El Fiscal | 24 de febrero de 2008 a las 17:57

Antonio García RomeroTiene hechuras de San Jerónimo penitente. Su silencio vale su peso en oro. Es discreto hasta el final, pero el tiempo y los hechos han terminado por desbordar la situación.

El profesor Antonio García Romero, conocido cariñosa y popularmente por sus barbas, es el autor de las copias de Pasión y el Gran Poder. Jamás lo reconocerá. No insistan en preguntarle. Tuvo el inmenso privilegio de estar toda una noche con Pasión en las instalaciones del IAPH en 1995. Frente a frente García Romero con el Nazareno de Montañés. Los testigos de la escena tomaban café y charlaban mientras él se pringaba las manos de poliéster. Tuvo que terminar su tarea fuera de aquella sede. Y lo hizo. Un notario muy vinculado a la Hermandad del Amor levantó acta de la destrucción del molde.

Acabada la tarea, García Romero se fue. Se marchó en silencio. Y se quedó en silencio, tal como hizo bastantes años antes, en 1983, cuando ejecutó la copia del cuerpo del Gran Poder en la misma basílica, recomendado por Álvarez Duarte tras la indicación de los profesores Hernández Díaz y Bernales Ballesteros sobre la necesidad de hacer una réplica de seguridad. Sólo le dejan admitir que hizo una nueva cruz para el Gran Poder. Pero poco más. Qué ejemplo de sacrificio en la ciudad de las vanidades donde hay codazos por una foto. Qué rara avis.

La clase dirigente cofradiera hace como que no le conoce. No se acuerdan de él. Salvo sus compañeros. Álvarez Duarte habla maravillas de su forma de trabajar. Del respeto y del oficio de los que hace gala en los encargos. Sus trabajos quedan emparedados en una iglesia de escasa afluencia de público o escondidos en una cámara. Su obra más conocida en cuanto a réplicas de alta categoría es la del Giraldillo, que todos pueden admirar en la sede cultural de Cajasol, en la calle Laraña. De lo demás, ni una palabra por mucho que lo realizado se ajuste a la legalidad. Los Cruz Solís tuvieron una frase reveladora: “De todas las imágenes que hemos restaurado hemos aconsejado la realización de copias, menos de una”, que es el Cachorro.

García Romero tiene también una frase que lo dice todo, absolutamente todo:”Mi curriculum… Nunca lo he podido utilizar”.

Contestación sorda

La que le ha pegado el hermano mayor del Gran Poder al accionista mayoritario del Real Betis, el único en esta ciudad que ha osado criticar públicamente la decisión de llevarse al Señor durante las obras en la basílica al convento de Santa Rosalía en vez de a la Parroquia de San Lorenzo. Ruiz de Lopera denunció en enero lo siguiente: “El hermano mayor de la Soledad de San Lorenzo le ha ofrecido la iglesia entera al del Gran Poder para que los fieles no tengan que salir de San Lorenzo. Se lo llevan al convento y allí estaremos incómodos todos porque es peor para todos […] No viene a San Lorenzo porque no quiere el hermano mayor del Gran Poder”

Quien tenga oídos…

La verdad es que las palabras de Ruiz de Lopera provocaron cierto runrún. No es la primera vez que el mandatario verdiblanco es noticia en su cofradía. Enrique Esquivias las ha debido tener muy presentes al redactar su artículo a los hermanos en el último boletín, donde ha dejado el siguiente mensaje: “La hermandad, con todo lo que conlleva la sagrada imagen del Señor, necesita una iglesia casi con exclusividad si no quiere perder toda su actividad cultual. Y quien no entienda esta cuestión tan evidente habla desde la ignorancia o la lejanía”.

¡Escribanooooo!

Esta Madrugada será algo distinta para los costaleros de la Macarena. Antonio Escribano, el endocrino del Sevilla F.C., se encargará de la dieta de las cuadrillas antes, durante y después de la estación de penitencia. Entre las peculiaridades a tener en cuenta figura el agua que consumirán durante la carrera. Será de unas características especiales. Tal vez esta novedad sea el final de un grito clásico en cada arriá, faldón arriba, bocaná de aire calentito, hombres al suelo y alpargatas saliendo de los faldones. Réquiem por quella inconfundible llamada de: “¡Aguaoooooooo!” Este año puede que oigamos: “¡Escribanooooooo! ¡Echa agua a la trasera en el jarrillo que las papas al vapor y el arroz blanco me han dejado tres ranas croando en la barriga y no veas el concierto que hay aquí abajo! Qué hambre, mi arma, a ver si llegamos ya a la Encarnación y hay cruce de bocadillos por los bajantes porque a base de biomanán esto no hay quien lo aguante. Ay, qué penita”.

El pertiguero

Primer golpe. Reforma autorizada por el cabildo general. Santa Marta ha aprobado la instalación de un ascensor en la casa de hermandad. ¿Que por qué noticia? ¿Ustedes saben lo que cuesta poner de acuerdo a los vecinos de un bloque para poner un ascensor? Cuerda Retamero ha hecho historia logrando el acuerdo de la mayoría en una hermandad.
Segundo golpe. “Fiscal, tengo que decirte que molestó mucho a algunas personas tu comentario del pasado domingo sobre las fresas con nata y champán francés a los que invitaba José Salas en sus buenos tiempos”.
Tercer golpe. Acusamos recibo de la llamada de un baratillero anónimo: “Que la Junta de Andalucía no sepa que nuestro templo se llama Capilla de la Piedad puede tener perdón, ¡pero que la mismísima junta de gobierno cometa el mismo error en las papeletas de sitio es ya tremendo!” Y ciriales arriba. De Estambul al Museo. Manuel Marchena, vicepresidente de las empresas municipales, desembarca mañana en la cofradía del Lunes Santo. No se olvide que Emasesa está estrechamente vinculada a la Virgen de las Aguas.

El lagarto de la catedral:

Juan Ruiz está nuevamente henchido de gloria, Fiscal. Tenías que haber hablado con él el pasado domingo por la tarde, tras la función en honor del Señor, que este año presidió de forma extraordinaria Su Eminencia, más habitual de las funciones a la Virgen. ¡Qué contento estaba Juan!

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral.

Dar de beber al sediento

El Fiscal | 23 de febrero de 2008 a las 18:03

Este preclaro Fiscal ya lo había anunciado en su edición XXL dominical.

Marchena dejó las caracolas de la Cartuja habiendo estrenado el urbanismo morado para instalarse en la zona noble de Escuelas Pías, suntuosas escaleras y techos de madera noble, para seguir haciéndole guiños a la Sevilla Eterna. En esta ocasión se trata de una obra de misericordia. El vicepresidente de las empresas municipales instala puntos de avituallamiento de agua para los sufridos nazarenos de barrio.

A este paso, los canónigos le van a dar a Marchena la medalla Pro Ecclesia et Pontifice por reducir el consumo de agua y las botellas tiradas en el mismo Patio de los Naranjos.

Etiquetas: