Arcoscopia informa

El Fiscal | 6 de agosto de 2009 a las 18:55

La consultora que realiza para este Fiscal el seguimiento de las elecciones macarenas se ha colado esta semana en las reuniones del aspirante Juan José Morillas. El otrora canciller del Consejo ha fichado como teniente a José Luis Ramos y ha incluido a una mujer en su lista, María del Carmen Prieto, esposa de un armao, que se presentará como fiscal primera. Morillas pretende suprimir la cláusula de exclusividad de los costaleros y establecer solamente que no puedan salir en ninguna otra cofradía a partir del Miércoles Santo. Plantea también la apertura de la basílica de 9:00 a 21:00, pero dejándola abierta a mediodía para fines estrictamente de culto, y la creación de un centro de acogida de familiares enfermos del Hospital Virgen Macarena. Recuerden que la cita electoral será en noviembre y que a ella concurre un peso pesado de la cofradía, como Manuel García García, actual teniente de hermano mayor con casi 75 años ya de pertenencia a la hermandad. Arcoscopia dará cuenta en breve de las propuestas de García.

Otra del ‘Síndrome Luciani’

El Fiscal | 6 de agosto de 2009 a las 18:53

¿Recuerdan aquella dimisión repentina de un oficial de la primera junta de Enrique Esquivias en el Gran Poder con la toma de posesión aún calentita? Se habló entonces del Síndrome Luciani, por aquel Papa que sólo duró 33 días. Pues este síndrome se ha expandido por la Plaza de los Carros, aunque por razones muy distintas y bastante deplorables. Resulta que hasta tres oficiales de Montesión han dimitido a las dos semanas de hacerse la foto con la nueva junta de gobierno en desacuerdo con la legítima decisión de cesar al capataz. ¿Habrá ejemplo de mayor despropósito que revele mejor la decadencia en la que está sumida la Semana Santa y sus hermandades? ¿A qué preocupante bajeza de miras se ha descendido para primar la designación o destitución de un capataz antes que el cumplimiento de los deberes de gobierno contraídos ni quince días antes con los hermanos de la cofradía? ¿Cuándo se les despojará de la cuota de influencia a quienes son servidores de la cofradía y, por tanto, no deberían abandonar nunca su papel secundario?

La paciencia macarena con los ‘tontos del spray’

El Fiscal | 5 de agosto de 2009 a las 18:34

La Macarena vive su particular tormento de Sísifo con los majaderos de las pintadas, ora en la misma Basílica, ora en la antigua calle Escuderos, debajo mismo del azulejo del Señor de la Sentencia. Va siendo hora de que el gerente de Lipasam, Rafael Pineda, visite el atrio y premie la paciencia de los macaremos con los tontos del spray, como todo un ejemplo ciudadano de saber soportar la cruz cotidiana. La cosa no llegó a más porque el concejal que promovió el cambio de rotulación de la calle Escoberos se preocupó personalmente de que se colocara la imagen del Señor bien alta para evitar sorpresas desagradables de los desaprensivos de siempre. Por fortuna, la pared ya luce limpia.

El pertiguero

El Fiscal | 5 de agosto de 2009 a las 18:30

Primer golpe. Si ven por la calle a uno con pinta de alemán atado a una botella de agua no lo confundan con un turista despistado en busca de un paellador por Santa Cruz. Es Joaquín Moeckel en su lucha por expulsar la piedrecita del riñón que le trae por la calle de la Amargura.
Segundo golpe. El delegado de la Madrugada ha puesto esta semana su cargo a disposición del presidente Arenas.
Tercer golpe. ¿A qué cofrades le sirven en el reservado del Labradores el denominado arroz ruán?
Y ciriales arriba. La oposición en la Carretería calienta motores. Y vaya cómo.

El lagarto de la catedral

El Fiscal | 5 de agosto de 2009 a las 18:29

<<El cura Isacio Siguero será el sustituto del meteórico Teodoro León en la delegación de asuntos jurídicos para hermandades y cofradías del Arzobispado. Además, tendrá que ejercer de párroco en el Parque Amate. Septiembre se acerca y con él la remodelación de cargos, Fiscal>>

Baratillo entre áticos

El Fiscal | 30 de julio de 2009 a las 19:49

La muy recomendable recopilación de artículos de Romero Murube que editó su hermandad soleana recoge el que incluye una crítica contundente sobre una casa de hermandad de nueva construcción que irrumpió en su día en los cielos de San Lorenzo. Por aquel entonces no cualquier hermandad tenía inmueble propio. Por no decir que ninguna. Así que concluyan ustedes mismos la cofradía de la que se trataba, pues el autor no aludió a ella.

Hoy no son las casas de hermandad precisamente las que rompen el ‘sky line’ morado. Más bien al contrario. Los áticos que ganamos son los que eclipsan ciertas capillas. A la del Baratillo la están ahogando a base de áticos pretenciosos y remontes espantosos. Y no es culpa de la arboleda de la calle Adriano, que el otoño desnuda cada año para descubrírnosla en el esplendor que la concibió Delgado Roig (don Antonio), cuyo plano original de fachada guardamos celosamente en un cajón como el mejor obsequio que nos hizo el arquitecto, doblado por él mismo con la habilidad y precisión propias de su oficio.

A la capilla la atosiga visualmente y la empuja más que en una bulla esa dichosa especulación que levanta nuevas plantas sobre los pilares apócrifos de los hechos consumados, que ya vendrá Urbanismo parando las obras y ya le haremos esperar con un buen recurso contencioso administrativo. ¿Usted sabe cuánto tardan esos recursos en resolverse? Más que ver pasar de dos en dos los nazarenos del Gran Poder. Mientras, el tío del ático dispone de 60, 80 ó 90 metros cuadrados de balde en pleno casco antiguo, que por mucho que no se puedan escriturar, ahí están, con su climatización y sus vistas a la Sevilla Eterna.

Y, mientras también, uno queda de dulce dejándole la llave a sus amistades para ver tanto la salida del Baratillo como esos interminables saluditos de las cofradías delante de la capilla con serruchos incluidos. Por cierto, aquí mucho apuntarnos a los colectivos de la ciudad abierta, pero al personal de todo pelaje le encanta luego ver una cofradía desde una atalaya tan privilegiada como de muy discutible legalidad, copa de balón en mano con catetería de catering incluida, valga la cacofonía.

¿Dónde ha quedado la defensa del denominado entorno inmediato de un edificio altamente catalogado? ¿Dónde la contaminación paisajística? En la calle Adriano se levantan los áticos como el prioste Traverso alzaba en tiempos los palios en los besamanos de la Caridad. ¡Venga para arriba ese palio! Que no se vea dónde se sostiene, que parezca que vuela, que ahí está el misterio. Vengan para arriba esos áticos, pero retranquee usted una mijita la fachada, que nos quede una buena terraza para las amistades en Semana Santa, para oler ese aroma azul que asciende por la cúpula. Ya tiene Paco Lola tema para escribirle otra vez al Baratillo: Entre áticos por Adriano. Seguro que hay un soltador que la paga. Uno que yo me sé…

27.000 euros

El Fiscal | 30 de julio de 2009 a las 19:46

Dicen que es la cantidad aproximada que ha tenido que pagar la Esperanza de Triana por los días de estancia en la Catedral en los recientes cultos extraordinarios. Cada día le habría salido por más de medio millón de las antiguas pesetas, una cantidad con la que se sufraga la seguridad, las azafatas, la limpieza, la iluminación y otros servicios necesarios.

Cruzada contra la sillita

El Fiscal | 29 de julio de 2009 a las 17:18

Ea, Rosamar ya ha desenterrado el hacha de guerra contra las sillitas de los chinos en Semana Santa. La Dama de la Moneda ha anunciado tolerancia cero contra los asientos plegables a partir de 2010. Y eso está mal, pero que muy mal. Porque lo que el Ayuntamiento tiene que hacer es un Centro de Interpretación de la Sillita Plegable, pero a la voz de ya, pues tiene cuarto y mitad de guasa (con tomate) que los chinos le hayan sacado negocio en plena crisis a las últimas Semanas Santas como no lo han hecho aquí los emprendedores locales. ¿No se quedó el bueno de Gonzalo Crespo en su mandato sin inaugurar su anhelado Centro de Interpretación de la Semana Santa, donde se dijo que en pleno agosto iban los turistas asalmonetados por el sol a participar en una bulla recreada virtualmente? Pues hala, cambien la hoja de ruta y apuesten en los próximos presupuestos municipales por fomentar la interpretación del uso de la silla plegable desde el punto de vista antropológico, cultural e incluso animal, pues hay mucho de reminiscencias del tigre cuando a un usuario se le pide amablemente que se levante para cruzar de Rioja a Tetuán instantes antes de la revirá de la Estrella una noche de Domingo de Ramos. Si está escrito que la auténtica fiera ruge en el tendido, qué decirle de cómo rugen algunas criaturas cuando defienden su ubicación con la sillita con codos de un pívot de baloncesto.

Sobre los contenidos

El Fiscal | 29 de julio de 2009 a las 17:17

¡Y la de puestos de trabajo que se crearían con este Centro de Interpretación de la Sillita Plegable! Imaginamos ya a toda mecha a ese director de contenidos, que sacaría más pecho que uno que este verano anda dando la barrila a todo bicho viviente pregonando que está en el equipo multidisciplinar que decide los contenidos del nuevo museo macareno, como si el tío formara parte del equipo asesor de Obama para la planificación de la nueva política sanitaria. ¿Pero no me diga que usted no se ha topado todavía con el tonto del contenido? En fin, a lo que íbamos. Imaginen esa sala primera del Centro de Interpretación de la Sillita Plegable, dedicada a los precedentes de la influencia oriental en la Semana Santa: esa traza de la hojilla de Olmo en los bordados, esos crucifijos de márfil filipino ocultos en tantas sacristías o ese rostro achinado del romano de la Amargura que figura junto a Herodes, que parece que llevara colgadas del antebrazo decenas de sillitas para su venta. Y la última sala podría dedicarse a los que también mangan a cuenta de los asientos de los chinos, como es el portavoz de IU-CA, Antonio Rodrigo Torrijos, que ha mangado notoriedad por la vía de la demogagia, al mostrarse preocupadísimo él por los usuarios de estos asientos “que no pueden acceder a una silla en la carrera oficial” al mismo tiempo que cuestionaba la cesión de la vía pública para las sillas del Corpus. Un tequiyá del tamaño de la palangana de Pilatos para este Torrijos.

El pertiguero

El Fiscal | 29 de julio de 2009 a las 17:16

Primer golpe. Encuentro cofradiero en la mar. El hermano mayor de Pasión, Javier Criado, y el diputado Adolfo González, al que cinco décadas contemplan en la nómina de Santa Cruz, surcaron las aguas marbellíes en el Dajorse. Al parecer, alguien más les acompañaba en la charla capillil.
Segundo golpe. Si el doctor Escribano, famoso por sus dietas a base de papillas, llega a ver el perfil de algunos costaleros (y costaleras) de la reciente procesión del Carmen del Santo Ángel le da un patatús. Qué barbaridad.
Tercer golpe. Oído por el arrabal. “Por la retransmisión del pregón tuvimos que pagar algo más de 8.000 euros. Sí, es raro, ¿verdad? Pero el hermano mayor estaba decidido. Menos mal que contamos con el concurso de un patrocinador”.
Y ciriales arriba. “Hay que ver lo que se parece el concejal Mir a un cura cuando va vestido de negro”.