El pleito de la escalera

El Fiscal | 15 de septiembre de 2015 a las 19:11

Foto escalera
LAS cofradías vertebran la ciudad, dicen de vez en cuando los analistas de plantilla. Y tanto. Las cofradías son redes, pulpos con tremendos tentáculos que alcanzan donde uno menos se imagina. Va usted a una gestión al mostrador de Hacienda y le atiende un tío de cofradías. Va usted a encargar un porte a Seur y le toma nota un capataz. Llama al cerrajero y acude a su casa un músico que toca tras los pasos de palio. Y va uno a los juzgados y asiste al hat-trick de las togas, como ocurre estos días en la Audiencia, donde está interpuesto un recurso (1735/15) contra la sentencia del pleito de la escalera. Qué de casualidades y coincidencias hay en el conocido como pleito de la escalera. Unas coincidencias que sólo se dan en Sevilla y que se entiende que no colisionan con el artículo 216 de la Ley Orgánica del Poder Judicial sobre las causas de abstención y recusación de un juez. Como diría Lopera, fijarze bien. En el estrado de primera instancia, el magistrado Francisco Berjano, que ha sido pregonero y hermano mayor de la Vera-Cruz. En la acusación, el abogado Fernando Rodríguez Galisteo, muy conocido de la Soledad de San Lorenzo. En la defensa, el consejero delegado del Domingo de Ramos, Francisco Vélez, hermano de la Vera-Cruz y de la junta superior que, por cierto, nombró a Berjano pregonero. La denunciada, la Hermandad de la Sed. Y el denunciante, Manuel Roldán, hermano de La Sed que hacía las funciones de prioste y que se cayó de la escalera cuando cargaba cruces para ser prestadas a la hermandad del Polígono de San Pablo. Con tanto conocido de las cofradías, el pleito huele a incienso que espanta.

–Oiga, ¿tiene a mano un caramelo para la tos?

El afectado solicitaba nada menos que 114.951 euros por las lesiones sufridas cuando se cayó en el almacén de la calle Valeriano Bécquer. Asegura que resbaló por efecto de la cera acumulada y porque la escalera carecía de cantoneras de goma en sus puntos de apoyo.

Vaya por delante que Su Señoría absolvió a la hermandad, de ahí que el denunciante haya recurrido ante la Audiencia, donde se barrunta que el fallo estará para Navidad. La sentencia de Don Berjano refiere que el afectado desempeñaba esos días funciones de prioste por la dimisión de los oficiales de junta. ¡Si es que a esta historia no le falta un perejil!

El magistrado dice literalmente que es “de cajón” que cuando uno coge una escalera se debe preocupar de que alguien la sostenga, “una medida prudente, fácil y habitual”. ¡Olé, don Francisco, eso es de cajón! Incluso refiere que el afectado “pudo negarse a hacer” la tarea de bajar las cruces, “pues nadie lo obligaba”. Incluso pone muy en duda que la supuesta cera acumulada causara un resbalón, pues “tan sólo cuando se encuentra en estado líquido o semilíquido es cuando puede provocar, por la grasa que contiene, el deslizamiento, como ocurre con la cera que se encuentra en la calzada, producto de la fundición de la misma por el calentamiento del asfalto”. ¡Olé otra vez, ese magistrado que se conoce bien el mundillo!

Berjano sentencia que la Hermandad de la Sed no ha actuado con negligencia. Ydeja claro que el afectado asumió las funciones de prioste “motu propio” (dicho sea con el debido respeto a Su Señoría, se escribe motu proprio). El pobre Roldán no sólo no gana, sino que le caen encima las costas: 10.000 euros del ala.

Ya saben, queridos cofrades. ¡Cuidado con las escaleras! Porque suban o bajen, siempre hay cofrades en todos los peldaños. Este pleito se podía haber resuelto en la barra del Rinconcillo, ¿verdad Enrique Henares? Qué cierto es eso de tengas pleitos y los ganes. ¿Lo mejor de todo? Los dos hermanos de San Pablo que fueron a recoger las cruces, que fueron citados como testigos y dijeron que no habían visto nada, que sólo oyeron el estruendo de la caída. Son como yo: que no veo nada. Porque el día que me da por mirar papeles… Ay, Señor, Señor. Que me da un pasmo, como le va a dar a la aseguradora de la hermandad si a la Audiencia le da por darle un vuelco al caso. Cantar del pueblo andaluz, que todas las primaveras anda pidiendo escaleras para subir… al almacén.

Pasión en alta definición

El Fiscal | 7 de septiembre de 2015 a las 5:00

fiscal1
MIENTRAS unos se regodean en la oscuridad de los sótanos de la Semana Santa, donde sesudos ingenieros de los horarios e itinerarios siguen frotando la lámpara para que Aladino ofrezca la solución a los problemas de la Madrugada (¡Qué barrila!), otros se afanan en sacar brillo a los mayores tesoros: las imágenes sagradas. Qué suerte tienen los amantes de los audiovisuales cofradieros en la última década, que están disfrutando de las películas magistrales de Carlos Colón y Carlos Varela (incluyan la del Rocío con las memorables secuencias a los sones las Cantigas de Alfonso X El Sabio) y con las producciones de Antonio Casado, director de La Caja de la Semana Santa, el proyecto audiovisual de éxito rotundo que tuvo lugar en las setas la pasada cuaresma. Desde la Semana Santa (1992) de Gutiérrez Aragón y Colón, no se vivía un período tan productivo y, digámoslo de nuevo, tan oportuno.
Estos trabajos audiovisuales que referimos están limpios del polvo y la paja del frikismo, los debates sobre las parrillas horarias y otras muestras de la decadencia imperante. Hacen justicia a la fiesta más hermosa de la ciudad, necesitada de enfoques que resalten sus verdaderos cimientos: las imágenes de mayor tirón devocional, sobre las que pivota la religiosidad popular más auténtica y genuina.

Estos días se ultima, precisamente, el documental encargado por la Hermandad de Pasión con ocasión de los 400 años de la hechura del Señor. Se trata de una producción grabada en super-alta definición. Antonio Casado es el director y realizador del documental, con guión del propio Casado y del historiador Manuel Jesús Roldán, fotografías de Fran Silva y producción de la empresa Imaginason, de José Carlos Guerra Librero.

Preside esta página un plano cenital del Señor, filmado con una cabeza caliente que a los sones de Sarabande de Haendel se aproxima con bella parsimonia a la figura del Nazareno, que aparece sobre la peana en la inmensidad barrocamente vacía del Salvador. El documental incluye música clásica de diversos autores y piezas y arreglos de Jesús García.

Los testimonios de los historiadores José Roda Peña y el propio Roldán, los escultores Ricardo Suárez y Juan Manuel Miñarro y el psiquiatra Pablo Gotor (quien hace un análisis de la personalidad del escultor), junto con los de varios hermanos de la cofradía, enriquecen una obra titulada Montañés, tiempo de Pasión. Hay relatos figurados de Montañés en primera persona, cuyas manos (que son las de Ricardo Suárez) aparecen haciendo el dibujo que sirvió de modelo para la escultura del Señor hace cuatro siglos. Se trata de un documental de una hora de duración para el que se han empleados dos meses y que incluye imágenes inéditas de la salida de la cofradía el pasado Jueves Santo.

Es ahora la hermandad la que debe decidir cómo se difunde el documental. Por el momento, sólo circulan por teléfono móvil algunos fragmentos de enorme belleza, que son la miel en los labios. Y queda por conocer cuánto habrá del ambicioso programa conmemorativo de esta efemérides anunciado hace ahora un año. Yen un lustro, los cuatro siglos del Gran Poder y la Buena Muerte.
fiscal2

La autenticidad de la mañana del 15 de agosto

El Fiscal | 16 de agosto de 2015 a las 17:41

PROCESION VIRGEN DE LOS REYES
A las 23:50 del día 14 ya había fieles dispuestos a pasar la noche frente a la Puerta de los Palos para asegurarse el mejor puesto para la salida. Los devotos de la Patrona son la marca de autenticidad de cada 15 de agosto. Ellos sostienen una festividad y transmiten un estilo de venerar a una imagen que está a salvo de la decadencia de otras procesiones. Ellos mantiene la medida de una procesión de siglos.

PROCESION VIRGEN DE LOS REYES
Zoido da la cara, otros ex alcaldes se ausentaron
Alejandro Rojas-Marcos y Soledad Becerril fueron concejales después de ser alcaldes. Pero a partir de entonces dejaron de participar en las procesiones a las que invita el Cabildo Catedral. Juan Ignacio Zoido dio la cara ayer, se colocó con humildad en el puesto que le corresponde como portavoz del grupo y participó con la misma naturalidad que cuando ya lo hacía como edil en la oposición o como delegado del Gobierno.

PROCESION VIRGEN DE LOS REYES
Los de Ciudadanos necesitan una clase de protocolo
Con un chaqué y en representación de la ciudad no se debe sacar el teléfono móvil para hacer fotografías cual testigos de una boda. Pareciera que están consultando el mapa de Google para ver de dónde sale el autobús que lleva al convite. ¿Para cuándo un cursito de protocolo a los nuevos ediles, Paco Yuste? A los de Ciudadanos, además, hay que decirles que no se metan en la sacristía tras la misa. “Oiga, que aquí es donde se revisten los sacerdotes”.

Sobre el manto
La Virgen de los Reyes no luce tanto con el manto celeste. Resulta con un tono muy apagado, incluso pálido desde lejos. Donde se pongas el efecto del rojo y, sobre todo, el espléndido verde…

Espléndida procesión
Breve, intensa, sublime… Como si fuera una procesión gourmet, por emplear un símil de actualidad. La mejor Sevilla se da cita durante hora y media en torno a la Catedral. El silencio de esta mañana sólo se encuentra en la plaza de toros y en los entierros. No hay aplausos (salvo al Ejército), ni vocerío, ni bullas. La ciudad vive y siente en su interior una vez al año.

Sainz de la Maza
El protocandidato a la Presidencia del Consejo se dejó ver mucho por la procesión. Hay quienes le presionan para que cuente con unos cofrades y no con otros. Toma nota, pone la sonrisa modelo atrio y da una calada al cigarro con boquilla. Los hay tan pesados, que a Sainz de la Maza sólo cabe decirle lo que Rajoy a Juanma Moreno: “Tú lo has querido”.

¡Un 20% más!
El Cecop del Ayuntamiento calcula que ayer aumentó el público de la procesión entre un 15% y un 20%. Doctores tiene la Iglesia… Yel Cecop. Amén.

Esa cámara…
El brazo de la cámara de televisión apuró muchísimo en la Plaza del Triunfo, tanto que no sólo aféo la vista al público presente, sino que pareció acercarse en exceso al palio de tumbilla. Todo sea por llevar la imagen de la Virgen a quienes están impedidos.

Ay, los del PP
Hasta cuatro concejales del PPque no pudieron formar en el cortejo, asistieron después en un banco de postín al pontifical posterior. Ocurre que uno se salió al bar Gonzalo y otro a echar un cigarro. ¿Será que tenían dedicación parcial para esta festividad, por analogía con la ley Montoro? El del pitillo, al 75%. Yel del desayuno, al 50%.

Atuendos indebidos
La edil socialista Clara Macías, mal en tonos burdeos. La subdelegada del Gobierno, Felisa Panadero, mal en pantalones y tonos claros.

El gran ojo del Estado

El Fiscal | 9 de agosto de 2015 a las 5:00

Catalá_procesión_alcaldeSevilla_RaulCaro-Efe
CUANDO Zoido llevó a Rafael Catalá a los palcos del Ayuntamiento, Luis Miguel Martín Rubio lo subió al balcón de la Macarena y el concejal Curro Pérez lo guió por las filas de la Esperanza de Triana, el ministro de Justicia ya sabía que en las cocinas de su departamento se ultimaba la gran reforma del Registro de Entidades Religiosa, unos cambios profundos que interesan, afectan e incumben (elijan ustedes el término) a miles de hermandades y cofradías de toda España. Pero el ministro no dijo nada. Guardó el silencio debido. Esta gran reforma, todo hay que decirlo, se ha publicado con agosticidad, como si fuera una cofradía de ruán de las que se encierra en el templo con celeridad, sin ni siquiera colocar las imágenes de cara al pueblo. Catalá ha publicado el Real Decreto el 1 de agosto, sábado además en el calendario. ¡Eso son ganas de que nos enteremos! ¡Así se hace, señor ministro!
Prepárense las cofradías a tener bien actualizados sus datos en el Registro de Entidades Religiosas. Este registro, no nos engañemos, le interesaba lo justito hasta ahora a las hermandades. Nos explicamos: se registraban cuando querían solicitar la exención del IVA de una obra o inscribir la casa de hermandad en el Registro de la Propiedad. Entonces necesitaban solamente el certificado del Arzobispado. ¿Y qué hacía el Arzobispado? Sacar partido de la situación. Los curas no emitían el certificado si previamente no le habían presentado las cuentas. ¡Cada cuál aprovechaba para lo suyo! “¿Se dan cuen?”, que diría Chiquito. Hermandades de tronío hubo que tuvieron que elaborar a toda prisa unas cuentas para ahorrarse una verdadera milloná del IVA, ¿verdad?

Catalá obliga ahora a todos los curas y hermanos mayores a estar fichados ante el Estado. Todo sea por la seguridad jurídica. ¿No generan los curas efectos civiles cuando casan? ¿No se deriva de un bautizo la confesión religiosa de un ciudadano? ¿No piden préstamos hipotecarios las hermandades? ¿No tienen empleados, compran y venden artículos y piden subvenciones? Pues el Estado, ese gran ojo, quiere saber quiénes componen las juntas de gobierno, al igual que en el Registro Mercantil figuran los consejeros y apoderados. A Catalá le ha faltado pedir la relación de miembros de la oposición de cada cofradía, los que no acuden a los almuerzos oficiales y se dedican a largar desde el bar de la esquina. ¡Eso sí que es una información de utilidad y actual!

En el caso de los presbíteros, tendrán que renovar sus datos registrales cada dos años, oiga. Como la ITV, pero con casulla y cíngulo. Las hermandades, gran novedad, deberán acreditar además su “funcionamiento” cada dos años. Es decir, ojo a esas hermandades cuyos hermanos de vida diaria en la casa caben en un taxi, porque la cosa se presta a guasa…

Lo mejor del Real Decreto de Catalá, el ministro que pisó el palquillo, es que establece que en caso de cambio de hermano mayor, deberán firmar ante el Registro de Entidades Religiosas el saliente y el entrante. Pero unas líneas más adelante, el mismo decreto dice que se podrá prescindir de la firma del saliente… Eso es que Zoido debió susurrarle al oído que el traspaso de poderes en algunas cofradías tiene más aristas que la confección de una lista electoral. Que hay salientes que son como los funcionarios del PSOE que borran los ordenadores cuando llega el PP, y viceversa. Además, los nuevos hermanos mayores deberán pasar antes por el notario para obtener el documento público que servirá para su inscripción registral como representante de una entidad religiosa.

Muy interesante es la posibilidad que se abre de anotar templos o lugares de culto. Se deduce de esta nueva potestad la posibilidad de blindar aún más las iglesias, capillas parroquias, etcétera, no sólo mediante la publicación en el Registro de la Propiedad (téngase presente el caso de la Mezquita de Córdoba) sino ante el Registro de Entidades Religiosas como lugar de culto, para que quede acreditado su uso ante posibles reivindicaciones.

Ni que decir tiene que la entrada en vigor de este Real Decreto, que se producirá el 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, provocará una intensa actividad en los despachos del Palacio Arzobispal y en las hermandades. En la actualidad hay casos de hermandades registradas en las que aparece la ficha del hermano mayor de hace quince años (hasta ahora era voluntaria la inscripción de los dirigentes)

La opinión sobre un asunto delicado

El Fiscal | 20 de julio de 2015 a las 5:00

a33.jpg
Noche del martes. En Sevilla, esta vez de verdad, no se habla de otra cosa. La casquería de televisión adelanta su agosto, las redes sociales hacen más que nunca de puertas traseras de retrete donde se pintarrajean odios, no pocos dejan maullar los gatos que llevan empadronados en la barriga y afloran resentimientos escondidos hasta ahora. Los hechos son los que son: una denuncia muy delicada (supuestos abusos sexuales) pone en jaque al psiquiatra Javier Criado, que sigue siendo hermano mayor de Pasión. En el canapé previo a la cena coinciden un magistrado del Tribunal Constitucional, Andrés Ollero, y un abogado sevillano, Joaquín Moeckel, habitual de los medios de comunicación con eco nacional y conocedor de las cofradías. El magistrado pregunta al abogado su opinión por el caso en un ambiente distendido. El relato, contado también en Canal Sur Radio, es el que sigue:“Pues como cristiano sigo el mandato de Jesús de Nazaret. No juzguéis y no seréis juzgados. No condenéis y no seréis condenados. Como jurista me he educado y formado en el mandato y precepto constitucional de la presunción de inocencia, en el respeto a un proceso justo y jamás paralelo al de los tribunales de Justicia ordinarios. Y como ciudadano quiero recordarle el caso de Rocio Wanninkhof, donde a Dolores Vázquez la condenaron dos veces y resultó ser inocente. No siempre las apariencias son la realidad de lo sucedido. Hay que tener el máximo respeto por las denunciantes y no incurrir en precipitaciones respecto al denunciado”.

La confirmación de un paso adelante

El Fiscal | 19 de julio de 2015 a las 18:26

Foto fiscal4
Lo avanzamos a toda página hace ya varios domingos. ¿Recuerdan el título? El paso al frente de un macareno. Publicamos con todo detalle la firme intención de Joaquín Sainz de la Maza de liderar una candidatura a la presidencia del Consejo. Esta semana se ha producido el trámite formal de poner esta decisión en conocimiento del actual presidente, Carlos Bourrellier. Ambos se reunieron durante más de una hora y, curiosamente, coincidieron después en el acto de presentación en el Ateneo del cartel del Día de la Virgen, una obra póstuma del inolvidable Daniel Puch Rodríguez-Caso, el pintor que siempre regresaba de Higuera de la Sierra para no faltar a la procesión del 15 de agosto. Bourrellier estuvo muy cariñoso con Sainz de la Maza y le propuso posar para una fotografía. ¿Símbolo del cambio tranquilo? Tal vez. Dicen que pudiera haber alguna otra candidatura, nunca se sabe, pues hay demasiada gente con las tardes libres o sin mucha carga de trabajo a la que le calientan el tarro para que salte al ruedo electoral. El calor es muy malo. El perverso efecto de las altas temperaturas en los procesos electorales cofradieros es digno de una tesis doctoral. El caso es que Sainz de la Maza ha dicho eso de yo estaré en la puerta de cuadrillas el próximo junio para hacer el paseíllo. Y estaré sólo o con otro a mi lado, pero estaré. Yasí es como se hacen las cosas, en corto y por derecho, sin componendas imposibles o muy poco recomendables. Hay alforjas que conviene evitar para ciertos viajes. Sabiendo quiénes avalan esta candidatura, Sainz de la Maza tiene muchas opciones de alcanzar el objetivo. ¡A las glorias, a las glorias! Y don Juan José y muchos de sus colaboradores estarán encantados.

Hallazgo en Cantabria

El Fiscal | 13 de julio de 2015 a las 13:06

virgen1
ROGELIO Gómez Trifón llevaba años diciendo que aquella virgencita tenía el rostro de la Dolorosa de la O. La tarde del pasado domingo se emocionó en la ermita del Carmen del Valle de Toranzo (Cantabria). El abad de la cofradía autorizó su presencia mientras se vestía a esa imagen mariana que siempre le traía recuerdos de la calle Castilla. El cura sabe que Rogelio es un capillita, “como se dice en Sevilla, ¿no?”. Por tanto, no había lugar al morbo, sino interés en tratar de encontrar lo que llevaba años indagando. En un momento dado, cuando la imagen estaba solamente cubierta por una suerte de camisa interior ajustada, Rogelio rogó a una de las camareras que mirara si había alguna firma, dibujo o señal en los hombros o en la espalda de la escultura. “Es que rara vez le quitamos esta prenda”. Y Rogelio rogó con delicadeza:“Por favor, es sólo un instante, miren ustedes si hay algo”. Subida a una escalera, una de las camareras levantó la prenda por el omoplato derecho y se encontró con una leyenda: A. Castillo Lastrucci. Sevilla 1938. II año triunfal. Yel ilustre tabernero rompió a llorar. El historiador Andrés Luque le confirmó por teléfono que no había constancia de esta imagen de Castillo. Documentación cero. En el Valle de Toranzo, que tiene a esta talla de candelero por patrona, se sabía de un cajón guardado en un desván donde la Virgen fue traída desde Sevilla, probablemente porque el médico rural del Valle de Toranzo realizó el encargo a Castillo Lastrucci aprovechando que visitaba frecuentemente a un familiar que residía en la capital andaluza. Eran los años de gran producción de imágenes religiosas por la cantidad de tallas que fueron quemadas en la Guerra Civil. Todo encajaba, sí; pero faltaba confirmar la autoría.

La Virgen, además, luce estos días una corona de Manuel Seco, restaurada recientemente en Sevilla y a la que Trifón ha dado un baño de oro en Cantabria. La estética de esta imagen no puede ser más sevillana, en el Valle de Toranzo, al pie del Puerto del Escudo, en todo el centro de Cantabria. ¡Tenía razón Rogelio todos estos años! Era la cara de la Virgen de la O, a la que tantas veces ha ido a visitar a la parroquia trianera en los días de añoranza de su casa del norte. En San Martín de Toranzo, una aldea de 160 habitantes, hay una ermita que es el centro de devoción del valle donde se venera una imagen sevillana. Llegó en un cajón, que ya no se conserva y del que durante tantos años había leyendas sobre su contenido. Yahí sigue esta virgen de gloria recibiendo nuevos miembros de la Cofradía del Carmen, una corporación entrañable donde no hay hermano mayor, sino abad. El cura es la autoridad. Y después del cura, el mayordomo. Una cofradía fundada en 1732 a la que pertenecen muchos sevillanos que Rogelio ha ido inscribiendo como recuerdo de su estancia en los verdes de Cantabria.

Nadie en la aldea conservaba un papel sobre la autoría de la imagen. Ni un contrato en los archivos, ni una referencia en el Obispado. Sólo Rogelio tenía la convicción de que había venido de su misma tierra. “Es que la miro y veo a la Virgen de la O. Yvoy a Triana a ver a la O y veo a la Virgen del Carmen”, decía siempre. En esta cofradía, por cierto, sólo se pagan dos cuotas: en la inscripción y en la muerte.
virgen2

La lección de democracia

El Fiscal | 6 de julio de 2015 a las 20:10

Elecciones a hermano mayor en la ESPERANZA DE TRIANA
MUCHO hemos escrito de la metástasis que las peores formas de estrategia electoral de los partidos políticos han hecho en las cofradías. Los arriolos en versión morada se han multiplicado en forma de analistas geopolíticos (a la búsqueda de bolsas de votantes por barrios y comarcas), responsables de prensa (a la caza y réplica de cualquier contenido perjudicial para los intereses del candidato) y soltadores necesarios (que financian los gastos electorales, ya sea en viandas, teléfonos o transporte para los votantes). La sofisticación de estos procesos ha obligado a la autoridad eclesiástica a realizar el papel de junta electoral central, tratando de llamar a la mesura y de restablecer el orden perdido en instituciones que, nunca se olviden, son asociaciones públicas de la Iglesia católica.

–Son privadas, diga lo que se diga en códigos y normas, pues las ha erigido el pueblo y no la autoridad eclesiástica.
–Oiga, no interrumpa.

El proceso de contagio es evidente. Lo que llama la atención es la naturalidad con que las cofradías asumen ciertas tácticas electoralistas, cuando todo debiera ser más doméstico, más simple y, por supuesto, con mucha menos tensión.

La pluralidad de candidaturas dispara la participación electoral en las cofradías por la movilización (y tensión) a la que se somete el cuerpo de hermanos. Lo mejor de todo es que nadie discute que el gobierno corresponde a la lista más votada. Se puede ser hermano mayor sin ningún problema con una victoria por veinte, ciento cincuenta o mil votos. Si el gobierno no goza después de estabilidad, será por otros motivos, pero nunca por el escaso margen de una victoria. Las cofradías, por fortuna, no han copiado la necesidad de alcanzar pactos si el que ha ganado lo ha hecho sin una mayoría fuerte. Los que pierden se retiran. Incluso no se les ve más por la hermandad en varios años. En política, los derrotados en las urnas fabrican alianzas que los lleven al poder, incluso orillando a la lista más votada; o se aferran al cargo de la oposición mientras el partido les busca una salida.

Nadie discute que Alfonso de Julios será el hermano mayor de la Esperanza de Triana, por mucho que sólo haya vencido por 171 votos de diferencia en unas elecciones en las que votaron 2.504 hermanos. Y ésta es la gran lección de democracia que los partidos políticos no han aprendido. Gana el que obtiene más sufragios. Y no hay que pactar con los costaleros, ni con los músicos, ni con el tío del bar. Sólo faltaba eso.

Todo por ser hermano mayor

El Fiscal | 28 de junio de 2015 a las 19:54

mensaje
Decíamos la pasada semana que las cofradías habían mimetizado a los partidos políticos. Y apuntamos algunos ejemplos, sólo algunos. Los hechos de esta semana corroboran con nuevos hábitos que andamos en la senda correcta. Las cofradías imitan descaradamente las técnicas de captación de votos como si en lugar de casas de hermandad, se tratara de gabinetes electorales en Génova o en Ferraz. En las cofradías hay tontos de la estrategia al modo del Arriola de turno. ¿No ha habido en el gobierno de Zoido tontos que hasta hace dos meses dividían los distritos en zonas frías, calientes o templadas según la supuesta intención de voto del sesudo analista?

–¡A los barrios templados, Juan Ignacio, hay que ir a los barrios templados!

Menudo carajazo se pegaron, pero no en templado, sino en caliente. Pero todo sea por que los teóricos se ganen su pan, que las criaturas tienen derecho. En las cofradías hay teóricos para montar consultoras electorales. Se pelea el acceso a los censos para tener acceso directo a los electores (con los correspondientes conflictos con la Ley de Protección de Datos) y analizan para organizar la búsqueda de votantes por barrios y por comarcas. Ha habido elecciones modélicas desde el punto de vista político, que han creado escuela y que han servido de referencia para posteriores cabildos. ¿Recuerdan una del Gran Poder en la que se repartieron bonos de aparcamiento para facilitar la llegada a la basílica? ¿Recuerdan uno anterior de la Macarena en la que hubo cena y barra libre para cierto colectivo importante de la hermandad?

Lo de los teléfonos móviles es descarado. Hay quienes se pasan meses recogiendo números de hermanos para hacer un seguimiento de su intención de voto. Llegado el día de las elecciones, se mandan mensajes de texto por la mañana y se hace una batida final por la tarde para garantizar la presencia del votante, al que conviene recibir en la puerta con un apretón de manos.

Fíjense en la estrategia seguida por una de las candidaturas de la Esperanza de Triana. ¡Fletan un autobús para trasladar a los votantes! Falta el derecho a bocadillo de salami y un vale para una cerveza en el bar Santa Ana, botellín o tirador a elegir por el votante. Esto está como los mítines del PSOE de los años ochenta, o como los actos de adhesión en blanco y negro de la Plaza de Oriente.
Ríanse de la cartita que antaño se mandaba a los votantes. Eso son técnicas de convento. La sofisticación de ahora es extrema. Y, por lo tanto, el orillamiento de los perdedores hay que darlo también por descontado, al igual que ocurre en la política. ¿Cuántos candidatos derrotados en las urnas no han vuelto a ser vistos por la cofradías, salvo el día de la estación de penitencia en el mejor de los casos?

Y al igual que ocurre en política, en caso de resultado estrepitoso, el teórico nunca tiene la culpa. La culpa es del votante, que ha engañado al captador del sufragio, que no ha sabido apreciar la gestión o las bondades del aspirante. Hombre, por favor. Pero el arriolo jamás falla. Al menos, hay elecciones que generan actividad económica en el sector de la hostelería y en el del transporte privado. El problema es a qué dedican las tardes libres los de la candidatura perdedora. Pero los psiquiatras también tienen derecho a comer, ¿o no?

La llamada al orden

El Fiscal | 22 de junio de 2015 a las 21:16

Capilla de los Marineros. El arzobispo de Sevilla, Juan José Ase
Las hermandades de Sevilla han asumido en los últimos veinticinco años todo lo que de bueno y malo ha ido adquiriendo la sociedad con ocasión de los profundos cambios sociales. Escrito está que nada de la sociedad es ajeno a las cofradías, como las cofradías no son nunca ajenas a la sociedad de cada momento. Las hermandades fueron instaurando poco a poco, una a una, la igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres. Lo hicieron a la velocidad que marcaron los cabildos generales, de forma natural y sin tensiones. Sólo al final, en casos muy contados, tuvo que ser decretada la igualdad por decisión acertada del actual arzobispo. Pero desde la prueba con nazarenas efectuada por los Javieres en los años ochenta, a la aprobación de las nazarenas en la Macarena en el año 2001, noticia que difundieron los telediarios de aquel domingo a mediodía, el proceso fue un éxito con tan sólo algún interesantísimo incidente jurídico por los intentos fallidos de imposiciones de la igualdad por la vía rápida, caso del Baratillo, la Carretería y el Calvario.

Se instauró la igualdad, como se han multiplicado las relaciones con la prensa, alargado la vida pública de las cofradías durante todo el año, modernizado la gestión interna de las cuentas y de la listas de las cofradías, protegido derechos de imagen, gestionado exenciones tributarias, solicitado subvenciones municipales, autonómicas y estatales; abierto cuentas en las redes sociales, potenciado y mantenido obras sociales modélicas… Y en los cabildos electorales, ay amigo, se han mimetizado prácticas de los partidos políticos.

El propio arzobispo ha tenido que llamar al orden a los aspirantes a hermano mayor de la Esperanza de Triana. La repercusión y notoriedad de la propia corporación y de uno de los candidatos, el torero Rivera Ordóñez, ha disparado los habituales efectos negativos de un cabildo con pluralidad de candidaturas. Se vio en la Macarena hace poco más de un año, como se ve ahora en Triana. Pareciera que se consigue un sueldo vitalicio por ser oficial de la junta de gobierno de ciertas cofradías. De las cartas tradicionales se ha pasado a trípticos, cuentas de propaganda en las redes sociales, eslóganes, almuerzos o cenas con la prensa, etcétera. Un espectáculo que deriva en acusaciones veladas o expresas sobre aspectos de gestión económica o de vida personal.

Más vale que la llamada al orden de monseñor Asenjo sea eficaz, de lo contrario saldría también deteriorada la autoridad eclesiástica, pues su poder es moral. No hay guardia suiza. La causa bien merece el intento.