Archivos para el tag ‘Antonio Burgos’

Burgos desde la bulla

El Fiscal | 24 de diciembre de 2017 a las 5:00

Burgos1 Burgos2 CUBIERTA_La Semana Santa de Antonio Burgos_261017.indd

Esa vara fina de madera, tan austera y pobre  en la que usted se fijó cuando la de San Antonio Abad pasaba por Francos. Ese tío desaliñado que empuja el carro. Ese fiscal de cruz que le hizo la reverencia a aquel señor que estaba en la bulla, con ojos escrutadores y barba. Esas niñas de ojos azules que revolotean en el palco del Aero cuando pasa la Quinta Angustia (“La Quinta” para los de toda la vida) porque reconocen entre los nazarenos a sus padres y tíos. Esos contrastes de la Madrugada, el color de la palma del Giraldillo donde siempre brilla el sol del Domingo de Ramos, esa cofradía de nazarenos muertos con túnicas ala de mosca, esos costaleros descritos como si estuviéramos viendo las fotos de Martín Cartaya, ese mundo perdido de capataces y hombres del muelle ajados, fatigados, rotos de llevar cada día una cofradía, con el costal bien puesto y sin los postureos de hoy. Ese mundo auténtico por vivido, no por haberlo robado al oído ajeno. Ese interior de capilla sin cofradía, la expresión de un enorme vacío desgarrador, esa concepción de la Semana Santa como una metáfora de la vida. Esos personajes irrepetibles, agraciados por la inmortalidad de un Recuadro. La ceniza, el padre del nazareno, el Silencio, la Macarena, las familias de siempre, el Arenal, la luz, el tiempo, la fuerza simbólica de una papeleta de sitio, Antoñito Procesiones, retazos de lujo del Pregón (¡qué pedazo de Pregón!), la figura del cobrador, la vigilia perdida que se anunciaba en los carteles de los bares y de las casas de hermandad, las meditaciones ante una vieja foto del Gran Poder, el discurso del Jarrillo de Lata… Mil detalles, cientos de recuerdos, la Semana Santa pura y dura, la de verdad, la que tiene a Dios y la ciudad presentes, están en el libro que ha editado Almuzara y que lleva por título La Semana Santa de Antonio Burgos. Que al igual que a la cabalgata no le hace falta la coletilla “del Ateneo”, este libro se podría titular La Semana Santa a secas. Y punto. Todo está en ese libro. Todo. Burgos, al fin, es el creador de un modelo de Semana Santa vivido, llevado desde la bulla al artículo en prensa, fundamentalmente en las páginas de ABC. Es el creador de un lenguaje, de un diccionario, de una jerga. La Semana Santa de los últimos 50 años no se entiende sin su aportación. Sólo los cicateros y envidiosos pueden  negarlo. Ha pagado caro el precio de su libertad en muchas ocasiones. Ha sufrido, seguro, porque el periodismo da jabón en la vida como los grandes pasos los dan en los cuellos de los costaleros. Pero al final sólo sobreviven los auténticos. Y la autenticidad de la Semana Santa se asienta en la infancia, en el sentimiento y en la memoria, envuelto todo por el celofán de la fe. Burgos escribe de la Semana Santa que usted ve en la bulla, la misma. Yen este libro recopila las partituras más bellas, hondas y románticas de su repertorio. No busquen polémicas en estas páginas. Sólo belleza. La obra de un creador de escuela que Rosa García Perea nos regala en un solo libro. Todo en un libro.

El recorte es de 227
La próxima Semana Santa habrá menos asientos en Sierpes, el avispero de la carrera oficial, la gran ratonera. No serán 600 sillas menos, como se dijo, sino 227. El recorte se aplica en las parcelas que no son exactamente de Sierpes, sino de la calles perpendiculares, como Santa María de Gracia, Rivero o Pedro Caravaca. El objetivo (razonable)es dejar limpias las vías de evacuación. Sierpes tiene unas 4.400 sillas. La reducción no es importante por la cantidad, sino por la ubicación estratégica de unas parcelas en caso de incidentes. Se trata de unos cien abonados afectados que serán incluidos en una base de datos para previsibles reubicaciones en otros puntos de la carrera oficial. No hay nada garantizado, pero el Consejo anuncia su buena voluntad al respecto. ¿Por qué dijo el Consejo en su día que la reducción era de 600? Porque se refería al público en general:los que están sentados más los que pululan por este tramo de la carrera oficial haciendo uso de cualquier modalidad de pase de favor. En los pases habrá restricciones. En 2018 serán nominativos. Se trata de que el titular, de alguna forma, sea responsable del uso que se haga de ellos. Se vigilará el número de pases que se entrega tanto por vivienda como por establecimiento. Ha habido casos de entidades que han pedido hasta 500 pases. Eso se termina, anuncian en San Gregorio. El Consejo tiene estudiado que hay una población itinerante en la carrera oficial que tiene el efecto del colesterol en la sangre. Hay que erradicar esa masa de personas, además de quitar sillas. Con los menores de edad también se preparan medidas con el tacto debido. Todos conocemos los casos de abonados con dos sillas y varios niños sueltos toda la tarde. O los de residentes que se bajan a usar las sillas que siempre suele haber vacías. Por eso el presidente habló de 600 personas menos. ¡Pero no eran sillas, sino personas! Sillas, repetimos, sólo se suprimirán 227.

La hora de las reformas
Lo escribimos el pasado Domingo de Resurrección. Es el momento idóneo para efectuar todos los cambios que necesita esta Semana Santa herida, con exceso de grasa y que va a morir de éxito. Contra la mala educación que degrada la convivencia urbana se puede hacer poco a corto plazo, pero contra el avispero de Sierpes, los horarios intempestivos a los que se recogen las cofradías, el inmovilismo de cierta clase dirigente y otros males, se puede y se debe hacer algo. Ahora o nunca. A Sierpes le sobran todavía más sillas. Yel Consejo lo sabe. Hasta ahora ha jugado a favor de la causa la cultura de la incomodidad que tienen aprendida los abonados de esta calle, una cultura que parece que se transmite de generación en generación. La gente quiere la silla a toda costa, aunque sea para estar horas y horas hacinados. ¡Increíble!

Vigilancia
Los pases no sólo serán nominativos. Tendrán también colores para que sólo se puedan usar (esta vez de verdad) en el tramo correspondiente. Si usted tiene un pase para el tramo de la Papelería Ferrer, por ejemplo, no podrá meterse por Cerrajería e ir recorriendo la calle mientras molesta a los nazarenos y al público de la primera fila. Esto sólo se consigue con una plantilla de vigilantes, prevista en el presupuesto.

El pertiguero
Primer golpe. ¿Qué pujante parroquia ha encargado una escultura en piedra de San Juan Pablo II a un prestigioso profesor universitario? El Papa polaco aparece rezando ante el Sagrario. Dicen que quedará preciosa. Segundo golpe. Andrés Martín contará cosas muy interesantes en el Pregón Íntimo, porque curriculum y vivencias cofradieras tiene para dar varios pregones. El encanto de un pregón está muchas veces en que no lo pronuncie un experto orador, sino alguien que se conoce el paño desde niño. Al tiempo. Autenticidad se llama. Tercer golpe. Oído en Las Lapas:“Sí, tienes razón. El año que viene habrá que quitar filas enteras de Sierpes. Todo menos un cambio de itinerario de la carrera oficial. ¡Eso, ni mijita! Este Consejo ni quiere saber de eso ni esta para eso”. Y ciriales arriba. “Fiscal, ¿no vas a decir nada de lo de los capataces de la Macarena?”.

Entre La Campana y El Palillero

El Fiscal | 1 de diciembre de 2010 a las 21:44

josejoaquinNo había una edición mejor. Como buen capillita en el más puro sentido del término, que es el que le dio Luis Rodríguez-Caso en su inolvidable pregón de 1988, a José Joaquín León le han dado el XXV Premio Andalucía de Periodismo. No hay cosa que le guste más al selecto cofraderío que una fecha bien rematada. Y el jurado lo ha bordado. Entre otros méritos, este galardón reconoce la trayectoria profesional de un periodista que lo mismo le saca el jugo a Santiago Carrillo o Javier Arenas que analiza con precisión la evolución y el momento actual de esa Semana Santa a la que ama más y mejor que muchos de los que han nacido por estos lares. Esa es la verdadera visión global de la ciudad.

León tiene una esposa, Maripaz, y dos novias bonitas: Sevilla y Cádiz. Encarna a la perfección el periodista del sentido común y la mesura en un oficio marcado por las prisas y en no pocas ocasiones por los excesos. Esa trayectoria que ahora reconoce la oficilidad juntera es la de un periodismo de integración y jamás de exclusión, de consenso, de moderación y nunca, nunca, de imposición de su particular visión de la realidad. Una trayectoria en la que es innegable que las cofradías están muy presentes. La Junta que restaura templos y que se lleva la mar de bien con los curas es la misma que ahora galardona una carrera donde hay una brillante veta morada. Chaves daba primeros golpes de gubia y Griñán ensalza a uno de los exponentes más consolidados de lo que ahoran llaman la prensa morada, aunque lo de León haya ido siempre por carriles aún más anchos y rápidos que los de esa AP-4 que une sus dos amores.

No busquen nunca a este periodista en el sectarismo descarado ni en el prejuicio maquillado. León escribe y enseña al que quiera aprender con esa actitud que el Código Civil llama “la diligencia de un buen padre de familia”. Supo entender las cofradías de Sevilla y entrar en ellas mejor que mucho sevillano de cuna. Será tal vez por la mucha Sevilla que Cádiz lleva dentro. O viceversa. Habría que preguntárselo a su admirado Antonio Burgos, que fue aquel redactor jefe que lo tuvo como alumno en prácticas en la redacción de Cardenal Ilundáin.

No busquen nunca a León entre los codazos de las primeras filas de los actos, ni buscando padrinos para dar pregones. Lo encontrarán cualquier Madrugada escondido entre los nazarenos del Silencio, en la bulla de ruán del antiguo compás de San Antonio Abad, donde al oír su nombre para recoger la cera blanca responde como sólo saben los primitivos nazarenos de Sevilla: “¡Está!”. O con la elegante túnica de la Soledad de San Lorenzo, cuando ya la Semana Santa va cogiendo el tono sepia y tiene la música melancólica del cierre de las sillas. Y hasta en las sillas de la Plaza del Salvador para hacer a la sombra de las velas la crónica de un Corpus de cortejo cada año más variopinto. Con una sencillez que es marca de la casa ha hecho y hace sonar siempre La Campana, la columna de opinión de cofradías de indiscutible referencia, primero en Abc y después en Diario de Sevilla, sin perder la vinculación con sus orígenes por medio de su columna El Palillero en Diario de Cádiz, ciudad donde es profeta emergente y donde ha sido pregonero de la Semana Santa y ahora ejerce hasta de hermano mayor del Carmen. Cuando el presidente Griñán lo llame para entregarle el premio, seguro que acude con la misma elegancia personal y humildad con las que que recoge su cirio blanco para colocarse de inmediato en la fila como un nazareno más. Quienes lo conocen, lo saben.

Emérito… e influyente

El Fiscal | 5 de noviembre de 2010 a las 8:33

Igual que existe un medidor del Índice de Gatos en la Barriga (I.G.B.) que activamos de vez en cuando en estas páginas con cierto colmillito, funciona también un Ojanómetro cuyo manual de instrucciones posee el maestro Burgos. Y ahora resulta que en el medidor de influencias de la ciudad, el que tiene casi carácter oficial y que se basa en seis mil encuestas realizadas a directivos de todos los órdenes, se ha colado nada menos que en tercera posición el cardenal Amigo, un arzobispo emérito que dejó de ejercer hace ya más de un año.

influyentes

Al purpurado sólo le adelantan el empresario Felipe Benjumea (Abengoa) y el candidato pepero a la Alcaldía, señor Zoido. Y fíjense los que están por detrás de este arzobispo jubilado: Antonio Pulido, que preside Cajasol, José María del Nido, el alcalde Monteseirín y el actual arzobispo, monseñor Asenjo. Esto prueba lo presente que está la figura de Su Eminencia en el imaginario colectivo de la ciudad.

amigo_asenjoEl cardenal recoge más frutos de su permanente presencia en los medios de comunicación, su estilo directo al pronunciarse sobre los temas más espinosos y su inquietud por meterse en todos los charcos. Si la Iglesia carece de Policía, no tiene aparato coercitivo, sólo le queda la influencia. Y en eso el Emérito es un maestro. Este monseñor tiene su sitio hasta en el protocolo apócrifo sin molestar a nadie, porque si arzobispo sólo hay uno (Asenjo), cardenal también hay sólo uno (Amigo). Por el momento, no hay ruido de protocolo. Un príncipe es un príncipe por mucho que se haya ido a Madrid. Por cierto, que el autor del báculo de Magefesa es octavo en la clasificación de los pesos pesados de la ciudad.

El runrún del final del Pregón

El Fiscal | 11 de marzo de 2008 a las 20:33

Antonio Burgos, Manuel Román, Cardenal Amigo. Pregón de Semana Santa de Sevilla 2008Qué le gusta a esta ciudad el lenguaje sordo. Cómo se activaron las lenguas cuando el pregonero se fue directamente para Manuel Román, con quien quiso compartir la estruendosa ovación final, sin atender antes el amable requerimiento de Su Eminencia, que tradicionalmente, y por la lógica del protocolo, es el primero en felicitar al orador.

Hay quienes vieron un desplante, pero la verdad es que Burgos, cumplido su objetivo de honrar a quien ha tenido redaños de hacerle pregonero, besó luego hasta por dos veces el anillo pastoral del prelado, con inclinación de la espalda incluida.

A quien no se le quitó la cara de manigueta fue al alcalde, que no fue saludado en primera instancia por el pregonero y que soportó como pudo los pasajes especialmente críticos con la política del Gobierno en materia de aborto y matrimonios gays. Ni él ni la delegada de Fiestas Mayores aplaudieron entonces.

El debut de Rosamar y sus fuentesAntonio Burgos, Rosamar Prieto-Castro, Cardenal Amigo. Pregón de Semana Santa de Sevilla 2008

La edil de Fiestas Mayores anduvo suelta en el atril. Lo hizo realmente bien. Se le nota asesorada por uno que yo me sé que la lleva por buena senda. Eso sí, usó una cita de Antonioni sobre la Semana Santa, publicada por Diario de Sevilla el día de su fallecimiento, en la que el cineasta italiano elogiaba la suerte de los sevillanos por tener la posibilidad de ver cada día lo que él llevaba buscando toda la vida. Rosamar, Rosamar, que se nota la fuente de la que has bebido…

Lección de temple

Sembrado estuvo el pregonero en el momento más delicado, que es cuando acaba Amargura y ha de encaminarse hacia el atril. Un maleducado sentado en la fila 9 del paraíso –no merece otro calificativo ni más atención– se hizo notar en un breve instante, pero suficiente para que todos oyeran cómo lo ofendía. Burgos miró hacia las autoridades y éstas fueron sus primeras palabras del día: “Ése no es sevillano”. Menuda lección de sosiego y temple. El tío del paraíso, por cierto, se quedó todo el Pregón. Escondido en la bulla.

Una persona muy especial

Pero al escritor pocas cosas le podían poner nervioso ayer, pues en el teatro se encontraba una persona muy especial para él. En las butacas del paraíso estaba su nieta de tres años junto a su mujer. Por cierto, lejos de las primeras filas, también en el paraíso, estaba el apoderado del pregonero, Joaquín Moeckel.

Antonio Burgos, Alfredo Sánchez Monteseirín, Cardenal Amigo. Pregón de Semana Santa de Sevilla 2008

Los sms del Fiscal

  • Recibido a las 12.02: “Estoy debajo de ti, junto a la duquesa de Alba. La cara de más de uno al verme es tremenda. Ja, ja”.
  • A las 13.06: “Buenísimo el pregón”.
  • A las 13.07: “Qué arte tiene este hombre, hijo”.
  • A las 13.35: “El Pregón es para escucharlo como lo estoy haciendo, en casa, por la radio y en el silencio de la calle Castilla. Pregonazo”.
  • A las 15.06: “He disfrutado mucho, Magnífica la larga cambiá de Burgos al cardenal”.
  • A las 15.28: “El cardenal en la comida y probando la cerveza”.
  • A las 14.46: “¿Qué tal el pregón de la brevedad de la vida?”

Un acierto

El rezo del Padrenuestro por la última víctima de ETA. El secretario, Joaquín de la Peña, fue el encargado de anunciar la oración.

¿Dónde está el pregonero?

Es lo que preguntaban muchos al término del acto. Burgos salió rapidísimo del escenario. Su intención era la de escaparse del ritual de abrazos y parabienes e irse cuanto antes a quitarse el chaqué, colocarse el traje y acudir directamente al Real Alcázar. Ha sido una muestra más de la estrategia de huir de la farfolla que ha marcado su condición de pregonero desde que fue designado.

De Monteseirín

Lejos de haberse enfadado por las alusiones a asuntos de actualidad en el texto del Pregón, como se rumoreó a la salida del teatro, el alcalde se mostró relajado tras el acto. Se fumó un cigarro en la sala de autoridades e hizo lo que no suele hacer nunca: atender a los medios de comunicación.

El ‘verdadero’ almuerzo

Para los curiosos de la gastronomía, reseñaremos el almuerzo servido en el Real Alcázar, cuya calificación anda como el vuelo del grajo: timbal de langostino con mango, papaya y verduritas (que no era otra cosa que un tomate cortado a rodajas con dos trozos de gambas troceadas), solomillo de añojo braseado (consistente realmente en carne mechá de toda la vida con salsa pastosa) y macarrón glasé y semifrío de fresas con almendras de postre (compuesto por tres dulces: pestiño minimalista, milhoja sin hojaldre y un dulce rosado no identificado que requería de pastilla de almax para ser digerido.

Del cardenal

Muy activo y risueño anduvo toda la mañana. Salió del teatro departiendo con los cofrades, sobre todo con el hermano mayor del Buen Fin, Carlos Bourrellier. En el Real Alcázar anduvo de tertulia con Burgos. Hablaron del famoso báculo Magefesa, expresión ideada por el escritor en uno de los primeros artículos que dedicó al prelado cuando llegó a Sevilla en 1982. Y monseñor charló con el alcalde sobre la conveniencia de que coincidan las elecciones generales con las autonómicas.

Los debutantes

Más de uno y de dos se estrenaron como asistentes al acto del Pregón. Y debutaron con picadores, dada la calidad del Pregón y cuanto ocurrió durante la jornada. Uno de ellos fue Curro Romero, que vaticinó en Diario de Sevilla un Pregón de manos bajas y salió muy sonriente del teatro. Le presentaron a la primera mayordomo del mundo de las hermandades, Laura Gómez, que lo fue de Santa Marta. Cuando esta joven le dijo que era la primera vez que iba a un Pregón, el Faraón de Camas le salió rápido al quite confesando que él también era nuevo en esta plaza: “Yo también soy hoy debutante”.

De Victorio y Lucchino

Otro runrún del día centró la atención en la presencia en el patio de butacas de los modistos Victorio y Lucchino, que recientemente contrajeron matrimonio civil, causa por la que se les impide seguir vistiendo a las imágenes del paso de misterio de San Esteban. Los comentarios aludían al pasaje del Pregón en el que el escritor denunció los matrimonios que constituyen una “parodia” del matrimonio católico. Lo dicho: lo que disfruta esta ciudad con un runrún. Es tremendo.

Puerta de los Palos

El Fiscal | 9 de marzo de 2008 a las 12:20

El pregón de los que no lo dieron

Antonio Burgos, silueta.Domingo de Pasión, domingo de preguntas con la mano en el martillo y la otra en el sintonizador de la radio así que sea mediodía en el reloj: ¿Estáis puestos, sevillanos, para oír de una vez por todas el Pregón a la memoria de quienes nunca lo dieron habiéndolo demostrado todo? ¿Estáis puestos para vibrar con la Teoría de los Óles de la Madrugada? ¿Estáis puestos, enfermos de los hospitales que esperáis cada año la visita del nieto vestido de nazareno o del prioste que os trae los lirios morados aún frescos del paso de Cristo? ¿Estáis puestos, macarenos al buzoniano modo, de los pies a la cabeza, para escuchar cómo quiere realmente Sevilla a su Esperanza? ¿Estáis puestos, en definitiva, para saldar una deuda? Hoy es el día de la verdadera memoria histórica en recuerdo de quienes jamás abrazaron el atril: Florencio Quintero, Rafael Montesinos, Juan Sierra, …De ellos es realmente este Domingo de Pasión. Veinte años no es nada. Hoy es el día en el que se le canta a los malvas del cielo de Triana el Viernes Santo y a las sillas de Quidiello, porque todo cabe en la visión de la Semana Santa si se sabe hacer; a los niños que piden cera y a los capirotes de Alcaicería, a los barrios y a las torrijas y pestiños, a los cofrades de ilustre apellido y a los que nos dejaron, a la salida de la Carretería y a las vírgenes de Triana, a los nuevos tipos de público en la calle y a la gente de siempre, a la Semana Santa en sepia y a la del DVD. No dejéis de atender a la llamada de la ciudad desde el atril. ¿Estáis puestos, costaleros del muelle que tanto hicisteis por la Semana Santa y que no os hace falta un monumento a partir de hoy? ¿Estáis puestos, costaleros de Triana que conjugáis el verbo del barrio con vuestro andar? ¿Estás puesto, Rafael Franco, para revivir tu suprema lección de amor sobre cómo hay que entender la Semana Santa? ¿Estás puesto, Giraldillo de bronce que divisas todos los barrios de la ciudad, para oír el Pregón que tanto te incumbe? Pues si estáis puestos, hoy a las doce recibiréis la llamada que lleváis dos décadas esperando: los que no vinieron, los que ya no están, los que siguen y los que han sabido esperar. El Pregón de hoy es el de todos.

Los “bajos fondos” del pregón

Atril Antonio BurgosNo sean mal pensados que no es día para hablar del pasado. ¿A que nunca habían imaginado que hay justo debajo del mitificado atril del pregonero? Pues aparte de pelusas en las patas, como se comprueba en la imagen superior, figuran una serie de estampas y de detalles idóneos para satisfacer a los más curiosos. Se aprecia una tarjeta del año 1986 con los datos de la carpintería que fabricó el atril, fotografías de los sagrados titulares de las hermandades de San Roque y el Calvario, una instantánea del Papa Juan Pablo II, la Macarena con el texto de la salve y tres imágenes marianas de gloria. Repetimos lo de siempre: saquen ustedes sus propias conclusiones. Ahí lo tienen.

Del Pergamino conmemorativo

Pergamino Antonio BurgosAhí lo tienen para verlo antes que nadie. Todo un scoop. Es el pergamino que la ciudad y el Consejo de Cofradías le regalan al orador cada año, el que le entregan a los postres del almuerzo en el que pretende hablar hasta el Tato. En este caso lleva detalles muy significativos, como la Virgen de la Antigua, antaña devoción de la familia del pregonero; el nazareno del Gran Poder con el farol de mano, que no es otro que el mejor alfayate que ha podido tener en su vida este escritor por siempre y pregonero por un día, y el mismísimo Arco del Postigo, donde mora la imagen mariana de las devociones del orador. No le falta un perejil a este pergamino que seguro que hoy será del agrado del homenajeado. Lo que no sabemos es si tendrá hueco en la pared para semejante cuadro con ese marco tan sencillo, tan minimalista y casi inapreciable (tararí) que le suelen encargar los señores del Consejo. Algunos pergaminos no es que lleven marco, es que lucen la esquina del canasto de un paso de misterio, querubines risueños incluidos con la cara de un delegado de día. Parece que el tío del Consejo que contrata el marco lo hace cada año con peores ideas, como si de un rito más de la cuaresma se tratara: “Cargue usted bien la suerte con el marco, no nos quedemos cortos, que tiene que lucir bien en el salón de la casa de este hombre”. Por el humo se sabe donde está el fuego. Y por lo marcos se conoce si un cuadro es cofradiero. Anda que no. Para el año que viene, con equipo dirigente nuevo en el Consejo, proponemos que el enmarcado sea estilo Ikea, o estilo suite juvenil de los hoteles NH. Vamos, casi como la puerta de entrada y algunas capillas de algunas de las parroquias que ha restaurado la Junta.

Triana pura hasta en el pan de cada día

Pan Esperanza de TrianaEsto sí que es un botón de muestra de priostía fina con olor a trigo y color blanco de harina. Esto sí que es un detalle, óptica Rodríguez de Valle, y no lo de los puros con el nombre de los novios en la vitola o con el escudito de la cofradía de los cónyuges. Los hermanos de la Esperanza de Triana tomaron de su propio pan en el almuerzo anual del pasado domingo: envasado especial para la ocasión y heráldica punteada en cada bollito, ancla marinera incluida. Esto es de lo más chic. Ya saben todos los mayordomos que el próximo año, al encargar el almuerzo de hermandad, hay que exigir canapé variado, selecta bodega y heráldica en los bollos. Toma ya.

La reflexión del apoderado

“Sevilla paga hoy una deuda, querido Fiscal. Una deuda con uno de sus escritores más brillantes. Con todo lo que he vivido junto a él estos meses podría escribir un buen libro. Por cierto, déjame que te haga un comentario sobre un aspecto muy concreto. Me he preocupado muy mucho de buscarle entradas para el teatro a determinadas personas que ocuparon puestos relevantes y que en ese período se volcaron con ciertas causas nobles. Y lo he hecho porque he comprobado con pena amarga hasta qué punto esta ciudad es amiga del cargo y no de la persona” (Joaquín Moeckel).

Año 2001

No hablamos de ninguna odisea en el espacio, sino del dato que el viernes nos ofreció José Ignacio Jiménez Esquivias, teniente de hermano mayor del Gran Poder, con motivo de su amable llamada para invitarnos al acto de entrega del premio Iscariote 2008, que recogió ayer en un ambiente de bandera en la Plaza del Museo. Este cofrade recuerda como pocos que la Semana Santa de 2001 fue la última que la ciudad ha vivido completa, con todas las cofradías en la calle. “Antes teníamos siete u ocho Semana Santas limpias de lluvia por cada década, pero hemos pasado a tener siete u ocho con agua y únicamente dos o tres completas”. Sabia reflexión. Los pronósticos, que aún hay que coger con alfileres, informan de un buen arranque.

Golpe de efecto

El que ha dado la Hermandad de la Macarena al prestar el manto de la coronación para que lo luzca la Virgen del Rosario del Polígono de San Pablo. Juan Ruiz es generoso cuando se trata de arropar a las hermandades que vienen de lejos del centro. No escatima en atenciones. Ya le dejó la gran joya del manto camaronero a los hermanos del Tiro de Línea para su Virgen de las Mercedes. Y en esta ocasión lo ha hecho de nuevo sin hacerse ninguna fotografía con tal ocasión. Ofertas no le han faltado a los hermanos mayores de ambas cofradías para dar una rueda de prensa conjunta, pero han preferido hacer las cosas de una forma más sencilla. Mucho mejor así. A ver si entre todos seguimos disfrutando de estos grandes gestos y continuamos restándole farfolla a este mundillo cofradiero.

Se mueve, se mueve

La candidatura de Joaquín de la Peña está aprovechando este final de cuaresma de forma especial. A las incorporaciones de dos mujeres, Adoración y Clotilde, hermanas mayores de Valvanera y de María Auxiliadora, respectivamente, se añaden ahora las de Pepín Haldón, ex hermano mayor de Montserrat y de la Sacramental de la Magdalena, y Juan Manuel Delgado, actual hermano mayor de la Sacramental de San Ildefonso. En los próximas días iremos destacando igualmente las incorporaciones que se vayan produciendo a las otras dos listas, las que encabezan Adolfo Arenas y Juan Carlos Heras.

Los sms del Fiscal

  • Recibido el día 1 a las 18.48 horas: “¿Y si Pasión pudiera andar como el Señor de Sevilla? Vamos a imaginar algo que pudiera ser posible. Investiga, Fiscal, investiga, porque merece la pena…”
  • Recibido el día 6 a las 22.21 horas: “Tengo una de terraza libre para el Pregón”.
  • El día 7 a las 13.45 horas: “Al final también estaré sentado en el Pregón yno en el zulo con la prensa”.
  • El mismo día a las 18.09 horas: “Me han dado las entradas del Pregón”.
  • Ayer sábado, a las 13.42 horas: “Sé que es tarde, pero si sabes de quien me quiera vender dos entradas para el Pregón, dame toque. Saludos”.

Victorio y Lucchino

Se ha liado y gorda por la Puerta de Carmona. Los reconocidos modistos Victorio y Lucchino ya no ya no se subirán en lo alto del paso para vestir las imágenes del misterio de San Esteban. Parece ser que el matrimonio civil que contrajeron recientemente es la única causa por la que alguien les impide ejercer una labor que venían desempeñando con éxito de crítica en los últimos años, tanto por la mano de obra como por la selección de las elegantísimas telas. Que cada cual saque sus conclusiones. El asunto está dando mucho que hablar.

El pertiguero

  • Primer golpe. Verídico. Un cofrade se acerca ayer al apoderado del pregonero y le espeta: “Oye, Moeckel, tengo una curiosidad. ¿Burgos se va a llevar sus tres gatos al teatro?” Y el baratillero le sale rápido al quite: “Dile al que te ha dicho que me lo preguntes que con la cantidad de gatos que llevará él en la barriga no hace falta que don Antonio se lleve los suyos”.
  • Segundo golpe. La mesa del arte en el almuerzo posterior en el Real Alcázar ya tiene alineación: Rogelio Gómez Trifón, Otto Moeckel von Friess, Javier Criado, Joaquín Sainz de la Maza y Luis León.
  • Tercer golpe. A cuatro veces su precio. Si la butaca de patio pasó de los 30 euros en taquilla a los 200 en la reventa, las localidades de paraíso subieron de los 20 a los 80 euros. Y ciriales arriba. No se pierdan a la Virgen de la Angustia en la capilla de la Universidad. Aparece ataviada ya con un fajín muy especial. Pregúntenle al hermano mayor, Antonio Gutiérrez de la Peña, por la historia del fajín. Pero no digan que van de mi parte, que luego las culpas son siempre para el mismo.

El lagarto de la Catedral:

Entérate, Fiscal, de que canónigo e intelectual usa casi a diario el carril bici de la Avenida de la Palmera. Te daré una pista para que te orientes, pues el hombre tiene un cargo muy significado en el Cabildo y está especialmente vinculado a una cofradía de ruán. Cómo le da a los pedales…;

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral.

Los días del gozo

El Fiscal | 4 de marzo de 2008 a las 15:28

Pregón Antonio Burgos. Los días del gozoNi hojas de acanto, ni grabados antiguos, ni lienzos de la factoría de imitadores de Hohenleiter. El Pregón que siempre has querido está ya en la imprenta y poco a poco se van desvelando algunos pequeños secretos de su proceso de creación. Tiene el sugerente título de , que evoca tiempos pasados donde la literatura y las cofradías formaban en el mismo tramo, y su portada es sobria como la estética de un nazareno de ruán, de tono merino como la capa de un elegante nazareno con hebillas de plata y con las letras marcadas por el color azul de la Carretería.

El diseño responde a una máxima infrecuente en los asuntos cofradieros: menos es más. Todo es fiel al estilo alejado de la farfolla, los flashes y otra suerte de excesos que han estigmatizado el Pregón. Un retorno a la naturalidad perdida.

Un Pregón con sus propias pastas. Un anuncio de los días del gozo

La gran jugada macarena

El Fiscal | 12 de febrero de 2008 a las 19:57

CampsNi Alianza de Civilizaciones, ni tirones de oreja al Nuncio, ni laicismos, ni broncas con los peces gordos del episcopado de Despeñaperros para arriba (que con el de aquí nos llevamos de dulce), ni Educaciones para la Ciudadanía que valgan. Aquí se vota el 9 de marzo y que cada cual se busque la sombra como pueda. Es lo que habrá pensado el alcalde, que llevaba un cuatrienio en el que si pisaba el atrio macareno le entraban calambres y le pitaba hasta el llavero en el control de entrada. ZP le quitó a los macarenos los millones que Aznar les dio en el BOE con Arenas de testigo para las obras en la basílica y que el catedrático Pérez Moreno quiere recuperar ahora por la vía de los contenciosos. Qué le gusta a una cofradía un contencioso… en la Plaza Virgen de los Reyes. A lo que íbamos. Nos hemos pasado unos años en los que cualquier cosa parecida al puño y la rosa hacía fruncir el ceño de la clase dirigente macarena. Como la cofradía anda sobrada de recursos y sus tentáculos no conocen fronteras, la gaviota del PP trajo desde Valencia bien amarrado en el pico un buen puñado de millones de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. La jugada alicantina tuvo que sentarle a plumero (de armao) quemado al sufrido alcalde socialista de Sevilla, venga a aguantar fotos de los dirigentes del PP en el atrio macareno. Pasa el tiempo y en el horizonte se anuncia un 9-M en plena cuaresma. Alfredo Sanchez MonteseirinMonteseirín, víctima del fuego amigo de Madrid, donde el gobierno y los curas andan a la gresca, disfruta en cambio de un escenario particular muy favorable: una relación fluida con el cardenal y unas cofradías que beben los vientos por invitarle a portar imágenes sagradas o visitar sus obras sociales. Por esta razón lo ha pasado mal el alcalde estos últimos años. En el atrio macareno tenía la china de su zapato. Y_vaya sitio para tener la china. Necesitaba una oportunidad, como los toreros noveles, para hacerle un guiño a los macarenos, para tener un gesto más allá de la visita de Rosamar a la Velá del Rosario. Y de pronto se le abrió el cielo cuando los de San Gil tocaron las puertas del Ayuntamiento buscando posada para sus enseres durante las obras en el museo. Monteseirín tomó personalmente la decisión de acoger el paso de palio de la Macarena y dos mantos de la Virgen durante diez meses en el mismísimo Ayuntamiento. Este alcalde, definitivamente, tiene una estrella. Lo que ZP no te dé, Monteseirín te lo bendiga. Y de la Alianza de Civilizaciones ya te hablaré otro día.

Un nazarenos gigante y ¡Viva Cuba!Nazareno gigante

No se trata de una edición de Munarco bajo las setas de la Encarnación o en el Casino de Tomares, que de esta gente hay que esperarse cualquier emplazamiento. Es una de los nazarenos gigantes que han poblado la pasada edición de Fitur. Por lo colosal de sus hechuras, bien puede ser uno de esos con los que el personal sueña todo el año. Ojo porque si aparecen con frecuencia conviene acomodarse en el diván del doctor Criado. Después de ver túnicas de ruán verde, los bomberos de Nueva York en una presidencia y los húsares abriendo un cortejo, ¿por qué no invitar a estos nazarenos de Fitur? Pero con el bombo y todos sus avíos. Y que no falte el cartelito de al lado: “¡Viva Cuba!” Que viva, que viva.

¿Y el paso de misterio?

La Macarena tiene resuelta con la cesión del Salón del Apeadero la ubicación del paso de palio, dos mantos y varias insignias durante el período de obras en el museo de la hermandad. ¿Pero dónde guardará el paso de misterio, también expuesto todo el año en la planta baja del museo? El hermano mayor, Juan Ruiz, ha comenzado este fin de semana una ruta por monasterios de la zona para pedir alojamiento para tan singulares enseres. Santa Paula y San Clemente son las opciones preferidas. En 1991, por motivos también de obras, ya hizo uso la cofradía del convento de Santa Paula para ciertos enseres. Si el paso de palio estará expuesto en el Ayuntamiento con todos los honores, el de misterio no tendrá la misma suerte.

Movimientos…

Esto de las elecciones al Consejo con tres candidaturas es de lo más entretenido. Hay quienes se mueven en una única dirección (los menos), quienes no se mueven (las excepciones) y quienes se mueven en tres direcciones (los más). Por ejemplo, el cotizado delegado de las vísperas, Fermín Vázquez, ha pasado de estar integrado en el sector de Juan Carlos Heras a estar en el de Joaquín de la Peña. Y_del trío de hermanos mayores de San Roque, San Isidoro y el Santo Entierro se dice que están muy por Heras con la clara intención alguno de ellos de salvar el honor de Eduardo del Rey. Y es que hay sms enviados el día posterior a la elección del pregonero que no le harían ninguna gracia al presidente Román.

Los sms del Fiscal

Recibido el día 4 a las 18.48: “Saludos desde Nueva York. ¿Te apetece que te invite el miércoles a un almuerzo cofradiero en el restaurante San Fernando 27?”

Recibido el 6 a las 15.09 horas: “Tu amigo Cuerda Retamero quiere poner un ascensor en la casa de hermandad. Lo someterá a cabildo extraordinario. Imagino que se podrá instalar”.

El pertiguero

Primer golpe. Éxito del estreno de la Misa de la Alegría en el altar mayor de la Catedral el pasado fin de semana. El grupo Siempre Así, liderado por Rafael Almarcha, cosechó un gran resultado. Lleno de público. Y mucho cofrade por allí conociendo nuevas liturgias. Segundo golpe. Enhorabuena a la cofradía del Arenal que, alertada el pasado domingo por este Fiscal, decidió suprimir el bar de la hermandad el Miércoles de Ceniza, jornada destinada al ayuno y la abstinencia. Tercer golpe. Antonio Burgos fue visto anoche entre la bulla viendo los traslados del Baratillo y la Carretería. Y ciriales arriba. Javier Criado anda henchido de gloria de las muestras de apoyo que está recibiendo en su carrera electoral. El psiquiatra se mueve. Vaya si se mueve. Mayo se acerca.

El lagarto de la Catedral:

Entérate, Fiscal, de la llamada que Juan Ruiz Cárdenas le hizo a Su Eminencia para obtener el nihil obstat, nunca mejor dicho, a meter el paso de palio de la Esperanza en el Ayuntamiento. El hermano mayor respiró tranquilo al recibir el aval de la púrpura: Muy bien, Juan, muy bien. Adelante.

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral