Archivos para el tag ‘Cuaresma’

Azahar

El Fiscal | 15 de marzo de 2017 a las 5:00

AZAHAR

ESTÁ brotando con timidez, con la parsimonia de la cofradía que sabe que lleva pocos nazarenos y le imprime cadencia, mucha cadencia, a la salida de las parejas. De dos en dos, poco a poco, guardando la distancia. Hay naranjos que ya destilan ese perfume anual que deleita a los rapsodas, pero aún son pocos, como también son escasos los capirotes que se ven por las calles. Algunos no hemos probado las torrijas. Todo va llegando con cierta lentitud esta cuaresma que alterna los días luminosos con los cielos panza de burra. No está mal que las cosas bajen de velocidad y se vivan con mayor intensidad interior. Nada  mal. El cuaresmazo de la Madrugada quedó resuelto con prontitud. La crisis de los quince minutos se resolvió en otros quince minutos. Se agradece, como también se agradece la salida tímida del azahar en estos días irrepetibles.

Esperanza

El Fiscal | 20 de febrero de 2015 a las 5:00

cartel_.jpg Producción ABC.
DÍAS de cuaresma en la sala de espera donde todos los pasos perdidos conducen a la Esperanza. No hay mejor manigueta a la que asirse que la de la Esperanza, ni mejor color en la paleta que el verde del terciopelo que tiñe los callejones de la vida y los atrios de los momentos de gozo. Cada parte ganado es una chicotá pegada a esta otra cuaresma huérfana de mieles dulces. Ahora, justo ahora, es cuando hay que afinar más la tonalidad del verde. Ahora es cuando tiene mérito soñarla en la geometría divina de cuatro perfiles y dibujarla en osados caligramas. Quién pudiera ser hoy un nazareno de capa almidonada para proteger a toda una familia como el viejo y galante nazareno en sepia hacía con la sevillana empapochá como una torrija. Ahora es cuando el carboncillo mejor pinta su rostro. La fe hace siempre el mejor retrato de la Esperanza.

El espejo de la infancia

El Fiscal | 10 de marzo de 2014 a las 22:00

caro romero
Sorprendido en su inocencia, absorto ante esos diminutos e imperfectos nazarenos, retrasando el reloj del tiempo, viajando por los vericuetos de la memoria. El poeta se mira a sí mismo al contemplar ese escaparate que para el sevillano es el espejo de la infancia. El niño Joaquín se deleita con los escudos y colores, se pierde adivinando cada hermandad, se ensimisma con los pequeños pasos y sus filigranas. Hoy igual que ayer. Osado con el tiempo, al que desafía cada vez que se pone frente a frente a esos cristales, es quien tuvo la osadía de ponerle edad a la Macarena y resumir toda la vida en siete días. El niño Caro Romero bebe del elixir de la eterna juventud cuando cada primavera se detiene a comtemplar la mejor cofradía de vísperas: la de los nazarenitos de la Campana.

Manifestación morada por la Avenida

El Fiscal | 9 de octubre de 2012 a las 12:55


La Avenida tendrá su manifestación sacra en cuaresma, con corte de tranvía incluido y los bares recogiendo los beneficios que el alcalde malagueño nos recuerda cada vez que nos quejamos de los inconvenientes de ser capital. Ahora que se manifiestan hasta los chatarreros por Madrid, tendremos manifestación cofradiera por el Año de la Fe. En el mundo de las cofradías debe haber ya superavit de eclesialidad, porque hace un año que el mismísimo arzobispo denunció que había un déficit cuando una cofradía no cumplió su deseo. Se ve que el jefe de la Iglesia ya tiene otra percepción y se la juega a catorce o nada. Tampoco se trata de llevar un paso a Madrid. Es en Sevilla y se entiende que en andas. La cosa cambia. Lo que está claro es que el acto de mayor notoriedad del Año de la Fe en Sevilla se deja para las hermandades, que son una suerte de Santa Bárbara cuando hay que tirar del carro y dar esplendor. La salida de las catorce imágenes y la de la Virgen de los Reyes recuerda en cierta forma a aquel 1965 en que Bueno Monreal sacó a la calle en dos ocasiones a la Patrona y contó con la adhesión de más de 50 hermandades. Aquello sí que fue un superavit de eclesialidad. Será muy improbable que monseñor Asenjo no encuentre las catorce, pero si ocurriera… Tendría que pedir el rescate.

Coda: El Gran Poder y el Señor de la Sentencia son preferentes para la autoridad eclesiástica. ¿La Virgen de la Estrella para el cierre del ejercicio piadoso?

El humo gratis de las vísperas

El Fiscal | 9 de marzo de 2011 a las 17:03

incienso1

Va usted por la Avenida, la calle Córdoba o la esquina del Salvador con Sagasta y parece metido sin quererlo en una bulla de presidencia de paso de palio, pero sin empujones, sin el grito de vamos a colaborar con la hermandad, sin guardias civiles sudando la gala y sin el agente de la Policía Nacional procedente de Soria, que se carga la estética del momento con sus botas altas y su ridícula gorrita. Esto sí que es una recreación virtual del ambiente de la Semana Santa con coste cero para las arcas de la ciudad sin necesidad de crear observatorios ni otros chiringuitos con la correspondiente cuadrilla de enchufados. Los vendedores ambulantes de incienso que se reparten por el callejero del centro contribuyen a meter el cuerpo en la caja de la cuaresma más que muchos pregoncitos de nuevo cuño.

Etiquetas: ,

Rafael Roblas

El Fiscal | 8 de marzo de 2011 a las 19:01

El más que especialista en la obra de Montesinos se incorpora a la nómina de firmas de lujo de Diario de Sevilla para cuaresma. Cada viernes podrán leer sus columnas en las páginas especiales sobre las cofradías. Y, por cierto, no se pierdan el artículo inédito del poeta sevillano que ha publicado en el último boletín del Silencio como fruto de su trabajo de catalogación del archivo del autor de Los años irreparables. Una verdadera delicia.

Impresión

El Fiscal | 14 de febrero de 2008 a las 0:39

Ha pasado poco más de un año y llama la atención cierta oscuridad. Basta una visita detenida a su templo, a esas horas muy próximas al mediodía en que los devotos se cuentan con los dedos de las manos. Acérquense y verán cómo su rostro es ya como el de siempre. Y las manos, también. ¿O somos nosotros los que nos hemos acostumbrado? Quién sabe. Tan sólo poco más de un año. Y esta cuaresma nos ha regalado esa impresión.

Etiquetas:

Otra cuaresma

El Fiscal | 12 de febrero de 2008 a las 13:37

Existe una cuaresma escondida. Quedan una serie de actos y hasta de hermandades poco conocidos por el gran público. ¿Quién conoce el vía crucis con el Cristo de San Agustín de San Roque? Se celebró el domingo en la oscuridad del templo, cánticos de Perdón, oh Dios mío y ambiente de gran recogimiento. Días antes tuvo lugar el de la hermandad de la Virgen de la Antigua en las Teresas. Esta hermandad con sede en el Salvador, cuyo voto en el Consejo vale igual que el de las cofradías de penitencia, dedica a los conventos de clausura más del 85 por ciento de su presupuesto.

Traverso

El Fiscal | 11 de febrero de 2008 a las 10:23

El domingo de ayer, primero de cuaresma, está repleto siempre de funciones principales.

Hay hormigueo de cofrades por las calles del centro a media tarde, concluidas ya las comidas de hermandad tras los discursos anunciados por la melodía de los golpes de cucharita en las copas.

Hay altares alzados para todos los gustos. Hay imágenes que vuelven a sus capillas chiquitas tras el culto principal del año.

Hay consejeros que se multiplican para que la Casa de San Gregorio esté representada en todos los actos.

Hay una presencia más relevante que nunca este año en la función de San Esteban, donde tanta falta hace calmar las aguas revueltas. El presidente estuvo ayer con su hermandad.

Hay torrijas a 2,30 euros en Ochoa.

Y hay un corazón baratillero que se recupera a paso de mudá de uno de esos bachecillos de la vida. Si los toreros siguen siéndolo aún con la coleta cortada, Javier Traverso Manzano sigue teniendo hechuras de prioste cotizado del Arenal. Y en domingos como el de ayer, función de su cofradía baratillera en la Caridad, muchos se acordaron de su inconfundible silueta y de sus abrazos siempre firmados con besos de verdad.

Toreros sin coleta y priostes sin cargo, pero toreros y priostes siempre al fin y al cabo.