Archivos para el tag ‘El Cachorro’

Ojú, Feijóo dice que volverá…

El Fiscal | 29 de abril de 2011 a las 14:41

¿Quién ha sido el lumbrera que ha invitado al presidente de la región donde más llueve de España a visitar la Semana Santa de Sevilla y, encima, le ha llevado al Cachorro, cuyo hermano mayor sólo ha podido sacar la cofradía a la calle en tres de las ocho ocasiones posibles? Señor Arenas, por favor, absténgase para el próximo año, que aquí los hay a manojos que se dan la vuelta al paso de la Canina o que se marchan si se la paran delante. Y lo peor es que el PP dice que Feijóo volverá en 2012. Que venga, pero a la Velá de Santa Ana…

Divina infancia

El Fiscal | 28 de abril de 2011 a las 13:40

El paso de los años les suena a musica celestial. No tienen conciencia de una Semana Santa rota, diezmada, arrebatada. A ellos es a los únicos a los que está permitido jugar a las cofradías, porque aquí hay mucho adulto que juega más de lo debido. Santos inocentes a los que quedan muchas Semanas Santas de plenitud. El nazarenito del Cachorro se columpia ajeno al negro de las nubes y a sus efectos.

Etiquetas: ,

Puerta de los Palos (24 de abril)

El Fiscal | 26 de abril de 2011 a las 17:33

Una dolorosa ausencia

Una Semana Santa como la que acaba de terminar merecía más que nunca a La Canina en la calle. ¡No es justo! Se nos ha privado del final más adecuado a días tan aciagos. ¿Pero qué hemos hecho para merecer esto? Lucrecio ya lo avanzó hace algunos años. Iam nemo, fessus satiate videndi, suspicere in caeli dignatur lucida templa (“Ya nadie, cansado y harto de verlo, se digna a alzar la mirada a la luminosa bóveda del cielo”).

Sentido común

Por desgracia, desde el Jueves Santo a mediodía no hacía falta ser meteorólogo para saber que no estaba el tiempo para cofradías. Ni porcentajes ni otras gaitas. Han sido de esos días en los que la cosa ha estado clara de forma palmaria. Ha habido quienes no han querido o no han sabido verlo. Disculpados están, por supuesto. Pero el sentido común dicta que con un cielo negro zahíno no se saca una cofradía. Esta fiesta tiene demasiados críticos y es víctima tantas veces de los prejuicios que lo que no hace falta es echar más alpiste a los… pájaros.

Verídico

Viernes Santo. Son las 12:20. Monseñor Asenjo visita a la Hermandad del Cachorro. En su discurso micrófono en mano a los hermanos presentes en ese momento en el templo suelta la siguiente perla: “Lamentablemente esta tarde no podréis salir…” ¡Toma ya! Ni siquiera esperamos a la reunión del cabildo de oficiales. ¿Dónde ha quedado la soberanía de las hermandades? Falta de tacto, se llama. O tal vez un pecadillo sin mayor importancia. Ay, monseñor, monseñor…

Los sms del Fiscal

Recibido el Viernes Santo a las 18:30: “¿Has visto en Giralda TV al policía local de gala que estaba mascando chicle en la Catedral durante los oficios? Es uno que tiene bigote. Tanta gala pa ná”. Ayer a las 16:45: “Lamentable que se haya retransmitido la mojá de una cofradía como si fuese el atentado de las torres gemelas. Qué barbaridad”. A las 16:16: “Fiscal, nazareno de ruán verde con botas militares… Pero son sus hebillas reglamentarias”. A las 16:55: “Me indigna mucho cuando los hermanos celebran con aplausos y gritos la decisión de salir. Prefiero la cultura del silencio y el ruán”. A las 21:21: “Repertorio musical de pisadas de ratas con una fusión con el himno de Ucrania… Tremendo el bandismo. Y la muchedumbre exaltada, hambrienta de todo menos de Dios”. A las 21:25: “Si el Sol coge el tranvía llega antes. Hay más banda que nazarenos”.

¿Quién prepara la ruta?

¿Qué mente preclara aconseja a la autoridad eclesiástica qué iglesias debe visitar y cuáles no las mañanas de Semana Santa? O preguntado de otro modo, ¿quién decide a qué templos debe ir el arzobispo titular y a cuáles es mejor que vaya el obispo auxiliar? Huuuuuum… Alguien debería ayudar de verdad a la autoridad, decirle la verdad y exponerle los pros y los contras de ciertas presencias y ausencias. Porque hay sitios en los que se ha quedado mal. Por decirlo con tacto.

Nazarenos concienciados

Sede de una cofradía seria, muy seria. El hermano mayor se dispone a asistir al cabildo de urgencia. Un viejo nazareno se dirige a él instantes antes de que comience la sesión: “No vayas a hacer ninguna tontería, ¿eh?”. Y, por supuesto, no se hizo. Que cunda.

Una queja por escrito

Acusamos recibo del siguiente correo electrónico, recibido en la mañana del Viernes Santo: “Señor Fiscal, le traslado mi indignación por la estampa que vi anoche en el antiguo bar de los costaleros macarenos y que ahora tiene otro nombre y otro encargado. Dos nazarenos de la Macarena y dos armaos borrachos, armando escándalo en la calle Parras. Vivo muy cerca, me despertaron y pude apreciarlos desde la ventana de mi dormitorio. Me parece lamentable que un nazareno de la Macarena se descubra el antifaz fuera de la Basílica e indignante que, además, se emborrachen con la túnica puesta”.

El pertiguero

El Fiscal | 16 de noviembre de 2010 a las 19:15

Primer golpe. La opinión es unánime. La mampara no desluce nada la imagen del Señor. Parece que hubiera estado siempre. O que nunca la hayan montado.
Segundo golpe. Fumata blanca en San Lorenzo. José Ramón Pineda venció en el cabildo electoral de la noche del viernes. Votaron 737 hermanos, de los que 398 lo hicieron a favor de Pineda y 331 en apoyo a José María Gómez. Una candidatura oficialista ha vuelto a perder.
Tercer golpe. Este lunes se designó la imagen que presidirá el vía crucis de las cofradías de 2011. La previsión ya apuntaba a una imagen del Lunes o del Martes Santo.
Y ciriales arriba. Nuevo fin de semana negro. La familia Ruiz-Torrent está de luto por el fallecimiento de la joven Marta. Sólo el Cristo de la Expiración, el divino Cachorro de su padre Francisco, tendrá capacidad para llevar el consuelo imposible a todos sus seres queridos.

El desaire

El Fiscal | 15 de junio de 2010 a las 14:59

(Publicado en Diario de Sevilla el domingo 13 de junio de 2010)

Cabildo Triana

EL viejo, viejísimo, cuento de la reivindicación de la autonomía de las cofradías tiene un nuevo capítulo en Triana. Por mucho que la normativa diocesana vigente desde 1997 proclame que las hermandades son asociaciones públicas de la Iglesia Católica (con lo que ello conlleva, sobre el papel, de pérdida de disposición sobre los bienes en favor de la autoridad eclesiástica), las cofradías siguen en su vida cotidiana funcionando como si los cabildos generales fueran absolutamente soberanos. Y lo mejor de todo es que la práctica demuestra que, efectivamente, lo siguen siendo en muchos casos. Se trata de una forma de proceder especialmente hábil, pues ya dejó dicho el cardenal Amigo que la Iglesia no tiene un cuerpo de policías para hacer cumplir sus deseos y disposiciones. Triana ha dicho masivamente que no en un cabildo general a la pretensión del Arzobispado de llevar el paso de misterio de las Tres Caídas a Madrid con motivo de la visita del Papa en agosto de 2011.

El trasfondo de la cuestión no está en el número de dimisiones que puedan producirse en la junta de gobierno de turno. Eso son cuitas internas, películas del Oeste en versión morada, chascarrillos para la barra del Santa Ana. La clave, la gran clave, es que al arzobispo de Sevilla se le ha hecho un desaire del que ya veremos sus consecuencias. Monseñor Asenjo se ha volcado especialmente con la iniciativa de que una imagen de la Semana Santa de Sevilla participe en ese vía crucis capitalino de dudoso gusto, pues cuando los curas se ponen a jugar a las cofradías son mucho peores que los cofrades. La perseverancia del prelado en sacar adelante la propuesta provocó que el hermano mayor de la Esperanza de Triana, Adolfo Vela, pusiera de buena fe todo su empeño en la empresa.

El precedente jugaba en contra. El Cachorro rechazó el traslado del crucificado al contar con un informe de los Cruz Solís sobre la incidencia del calor en la escultura. Al hermano mayor hay que decirle en este caso aquello tan definitorio de Rosco, usted sí que sabe. Larga cambiada sin necesidad de un cabildo general y con un veredicto técnico por delante. Y en la calle Pureza, claro, no han querido ser segundo plato.

¿Cómo queda ahora este arzobispo nuestro recién llegado a la ciudad y que ya ha tenido varios episodios con el mundillo de las cofradías? ¿Qué le dirá a su gran mentor, cardenal Rouco Varela? ¿Cómo explicará que en ese vía crucis falte una imagen de peso de la Semana Santa sevillana? Su Excelencia se ha metido en el agujero negro (o morado) de las cofradías del que aquel célebre cardenal aconsejaba huir. Ni fías ni porfías.. Tiene ante sí varias vías: desistir y apostar por llevar una imagen del tipo del Cristo de la Clemencia de la Catedral, confiar en el ofrecimiento de última hora de alguna hermandad de relevancia que quiera dar la sorpresa, forzar un tercer plato o dar un decretazo en función de ese carácter público de las hermandades y obligar a Triana a pasar por el aro.

Monseñor Asenjo debe saber ya que Sevilla no es Córdoba, que aquí tiene que lidiar con casi 700 corporaciones, que cuando las hermandades le ceden en las visitas a sus templos la vara dorada lo hacen de forma absolutamente simbólica, pues las cofradías (que anidan muchas veces en la frontera de la fe) son ultracelosas de su autonomía; que un arzobispo no se puede confundir de Esperanza en una homilía que pronuncia en Triana y citar a la Macarena (como le ocurrió en la reciente bendición del templo), que el Pregón tiene mucho de cuchillo de doble filo (recuérdese el tirón de orejas de Henares que marcó el inicio de su pontificado y las polémicas declaraciones de Barbeito), que Pasión ni es una estatua ni sale en un trono, y que cuando un asesor (al estilo de los agradaores) le dice en el coche oficial al final de la mañana del Jueves Santo que se marche a Palacio a descansar y que no pasa nada por dejar de visitar a la Hermandad del Silencio se está equivocando de plano. Sí que pasa. Y tanto que pasa. Serán cosas de la micropolítica del gobierno pastoral, pero tienen su importancia. Y sus consecuencias. Por cierto, cuando Su Excelencia acudió el Sábado Santo al atrio de San Antonio Abad para formar parte de la comitiva del Santo Entierro, quiso desagraviar de alguna forma a la hermandad y pidió firmar en el libro de honor, pero el hermano mayor, Antonio Rodríguez Cordero, le recordó que el prelado estaba allí no por el Silencio, sino por el Santo Entierro, que ya habría ocasión para hacer las cosas como hay que hacerlas. Ojú.

Si en Córdoba basta una velocidad media, Su Excelencia debe saber que Sevilla no es que mate a los obispos (Asenjo dixit en una reciente audiencia privada para justificar la elevada petición de entidades que solicitan su presencia), sino que exige alta velocidad. El desaire del viernes deja amortizado a un hermano mayor y condena a todo un arzobispo a una posición nada agradable. La gestión no ha podido ser más deplorable, como suele ocurrir cada vez que la autoridad eclesiástica tiene ideas propias en asuntos cofradieros. ¿Recuerdan aquella ocasión en que tuvo la ocurrencia disparatada de sacar a Santa Ángela en el paso de la Urna del Santo Entierro? Los medios de comunicación jugaron su papel para evitar un esperpento que no merecían ni la ciudad ni mucho menos la fundadora de la Compañía de la Cruz. A un arzobispo en dificultades sólo podemos ofrecerle la versión capillil de aquella célebre recomendación: “Usted haga como este Fiscal, no se meta en cuestiones de cofradías”. Y que Rouco se las apañe.

Arenas rompe el tópico del Jueves

El Fiscal | 2 de abril de 2010 a las 20:00

arenas_cachorro

¡Noticia, noticia! Javier Arenas se ha hecho este año la foto matinal del Jueves Santo en el Cachorro, donde juró como hermano de la corporación, y no en la Macarena. El presidente del PP de Andalucía fue acompañado (cómo no) por la cohorte habitual de seguidores, entre los que no faltó en un lugar destacado el líder municipal del PP, Juan Ignacio Zoido. Pero Arenas nos ha estropeado el tópico del Jueves Santo, al que sólo le ha faltado su instantánea pisando el atrio y siendo recibido por Manolo García para ser como los de siempre. Qué malajá. Por cierto, ¿cuándo veremos a Arenas en los palcos de la Plaza de San Francisco? Dicen las malas lenguas que le da pavor todo lo relacionado con la Sevilla Eterna y que por eso aún no se ha dejado ver por la alfombra de coco y las sillas de enea. Javier, hijo, que se te ha adelantado hasta Rosa Aguilar, ex militante de Izquierda Unida. Y el obispo, también.

Puerta de los Palos

El Fiscal | 2 de marzo de 2008 a las 17:27

Plan de barrios en Morado. Cardena Amigo VallejoEl Plan de Barrios, en morado

Monseñor Amigo estaba en el palquillo en 1989 cuando el Cerro llegó por primera vez a la Campana. Se le quedó grabada la imagen de la Policía impidiendo el acceso de los vecinos del barrio que iban tras el paso de palio. A Su Eminencia le conmovió aquella imagen. Si por él fuera, permitiría de forma especial este año a la gente del Polígono entrar en la carrera oficial con sus titulares. Se trata simplemente de un botón de muestra sobre lo que está ocurriendo en los últimos años. Usando las antiguas denominaciones, se puede afirmar que los dos cabildos de la ciudad, el municipal y el eclesiástico, hace tiempo que apuestan descaradamente por los barrios, creando una suerte de Plan de Barrios morado. Fíjense, por ejemplo, en la noticia de estos últimos días, que encierra toda una obra de misericordia: Emasesa dará de beber a los nazarenos de las cofradías más alejadas de la Catedral. Y al citar los barrios con derecho a avituallamiento, nos encontramos con el Polígono de San Pablo, el Tiro de Línea, el Cerro, el viejo Nervión… Y_pararse ahí, los cuatro costeros a tierra que ya se acabó el agua. Todo indica que los nazarenos de la Quinta Angustia no tienen derecho al oasis municipal. Lo mejor está por llegar, porque la justificación de semejante medida es que con ella se trata de compensar a los barrios, cómo no, por las molestias ocasionadas a sus vecinos con las obras. Te arreglo la acera y te doy de beber. ¿Y qué tendrían que darle a los nazarenos de las cofradías del centro por las molestias de la obra del Metrocentro? Ah, a esos nada. Y en esa apuesta frenética por los barrios, qué me dicen de ese risueño alcalde abriéndole el salón del apeadero al plumerío del misterio del Polígono. Y qué me cuentan del concejal Celis, el que ofreció una rueda de prensa para prometer todo el apoyo logístico de la ciudad a la llegada al centro de esta nueva hermandad. Y el propio cardenal, siempre inteligente, aprovecha la mínima (y la máxima) para declarar abierta la Semana Santa a nuevas incorporaciones de los barrios, cuando no ha elogiado la contribución económica a la Iglesia de Sevilla de hermandades como la de Torreblanca mientras miraba al tendido del racanerío de las del centro. Cómo sabe monseñor que la fuerza está en los barrios. La Semana Santa es un reflejo de la ciudad de todo el año. Anda que no. Hoy priman los barrios, se mima a los barrios y todo gira en torno a los barrios. Los del centro, a sufrir. Se les niega el agua, nunca mejor dicho. La capa se ha impuesto a la cola. La capa tiene más tirón mediático y popular. Despertad cofrades y vecinos del centro, porque un nuevo orden se anuncia.

El Viernes, suplemento

No se pierdan el próximo viernes el suplemento que se repartirá con Diario de Sevilla sobre los personajes que realmente hacen posible la Semana Santa de Sevilla desde dentro y desde fuera de las hermandades. En sus páginas aparecen reflejados hasta 56 oficios y labores fundamentales para sustentar la teoría sobre las manos de la Semana Santa, desde el empresario de las sillas de la carrera oficial hasta el dorador de los pasos, pasando por el músico, la camarera de la Virgen, el mayordomo, el archivero, el agente de la Policía Local o el barrendero de Lipasam. Uno a uno irán explicando su oficio, su participación en la principal fiesta de la ciudad, que no brillaría igual sin las manos de cada uno de ellos. Lo dijo el poeta Manuel Garrido: “Con tres golpes nada más, llevan la Virgen al cielo, las manos del capataz”.

Una de palcos

¿Sabían ustedes que dos titulares de palcos han perdido sus derechos este año por haberse pasado el plazo de renovación sin apoquinar la cantidad correspondiente? Ay, pena, penita, pena. Los afectados no podrán recuperar sus derechos de posesión sobre tamaña parcelita con alfombra de coco, seis plegables de Quidiello y roce de rodillas con los amigos y/o familiares. Perdieron su palco como perdimos Cuba. Por otra parte, el Consejo ha recibido sólo por este año la cesión de ocho palcos, que ya han sido cedidos a determinadas instituciones afines a la causa (es decir, que se rascan el bolsillo de una u otra manera). El problema, al parecer, es que los dos palcos perdidos y los ocho cedidos son palcos de catalejo, de los que hay que llevarse el ídem para ver las insignias, el Zaqueo y el color de los faldones.

Sobre los traslados

Creíamos que el traslado de Pasión congregó tantas bullas por el incuestionable tirón devocional del Señor unido a la circunstancia de celebrarse en sábado. Pero la cosa debe ir a más. Hay “hambre de cofradías”, como apunta Rafael Molina, que de esto sabe un rato largo. El martes por la noche, laborable por la trasera y por la delantera, la cantidad de público congregado para presenciar el traslado del Cristo del Amor y la Virgen del Socorro era muy considerable. Y el miércoles, vísperas de festivo, hubo aún más público para ver el retorno de la Borriquita. Si es por los traslados de regreso al Salvador, se puede concluir que no hay ni mucho menos ningún bajón de público en los actos cofradieros. En sólo dos semanas, únicamente dos, comprobaremos si se ha tratado de una respuesta excepcional del público, o si verdaderamente se ha frenado la desaceleración del público (toma castaña) que afecta a la Semana Santa en la última década.

Los sms del Fiscal

  • Recibido el día 26 a las 20.09 horas: “Estoy en los Estudiantes, el guión de Ciencias está libre. Es la oportunidad de tu vida”.
  • El día 27 a las 14.40 horas, sobre la peregrinación de hermanos del Cachorro a Roma: “En Roma está cayendo agua como ni los romanos recuerdan. Ya sabes, nos juntamos cuatro y diluvia; cuanto más, un ciento… Ya verás las fotos, un fuerte abrazo”.

El pertiguero

Primer golpe. Éxito incontestable. El que ha cosechado Álvarez Duarte con la presentación de las cinco imágenes secundarias para el Polígono. ¿Quién dijo que nadie ha aportado nada a la Semana Santa después de Rodríguez Ojeda?

Segundo golpe. Momento de inspiración cuaresmal de Manuel Melado: “Hubo una Estrella de Oriente/Yo me quedo con la Estrella/que tengo cruzando el puente”.

Tercer golpe. “Oye, Fiscal, ¿es verdad que en cierto paso de misterio de nuevo diseño va un perro en lo alto”.

Cuarto golpe. El canónigo Ángel Gómez Guillén recibió el domingo de su Hermandad del Amor el merecido reconocimiento a su atención a la corporación en los años del exilio. Nunca le ha faltado a la cofradía su misa semanal. Y ciriales arriba. Atinado galardón. El teniente de hermano mayor del Gran Poder, José Ignacio Jiménez Esquivias, gran conversador y conocedor del mundo de las hermandades, recibirá el premio Iscariote 2008 que se concede en el establecimiento del mismo nombre en la plaza del Museo. Este premio fue recogido por en las dos ediciones anteriores.

El lagarto de la catedral:

Qué quieres que te diga, Fiscal. Este mediodía se reinaugura el Salvador, se reabre al culto definitivamente. Por eso sólo puedo acordarme de su párroco en los últimos años, el canónigo Del Trigo, felizmente entre nosotros. Ay, si don Manuel contara tantas cosas como sabe…

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral.

El ejemplo de la Amargura

El Fiscal | 20 de febrero de 2008 a las 15:14

Vaya, vaya, ya van saliendo más hermandades, y qué hermandades, que disponen de copias de seguridad de sus imágenes sagradas. Las recientes iniciativas del Gran Poder, el Cachorro y la Amargura de blindar sus altares eran todo un clamor.

La inquietud por la seguridad existe. Bastaba con profundizar y tirar del hilo para obtener información mucho más jugosa. Y, cómo no, la Amargura no sólo ha dado ejemplo de estar a la última en la tecnología a aplicar para obtener las réplicas, sino que lo ha reconocido abiertamente.

Que tomen nota los ocultistas.

Aldabonazo

El Fiscal | 3 de febrero de 2008 a las 20:50

Aldabonazo

El que pegó Juan Moya Gómez en el acto de entrega al cardenal Amigo de la distinción El Llamador de Canal Sur Radio el pasado lunes en el Teatro Lope de Vega. A este joven cofrade, sobrado de casta por razones obvias, le correspondió pronunciar el Elogio de la Radio, una pieza en la que recreó las sensaciones de un estudiante en Dublín que no puede vivir la cuaresma en Sevilla. A cuenta de las noticias que oye en la emisora, más sobre dimisiones y conflictos internos que sobre la rampla del Salvador y los cultos, aquel estudiante echa de menos relatos más amables y que se identifiquen más con sus sentimientos. Este relato le sirve al orador para lanzar una pregunta concluyente:”¿Cuándo será más importante la bolsa de caridad que un minuto de retraso en la Campana. ¿Cuándo alzarán unidas su voz las hermandades en defensa de los problemas que le atañen? ¿Cuándo? ¿Para cuándo? Pero sobre todo ¿Por qué?”.

Los sms del Fiscal

Recibido el día 1 a las 21.08: “Fiscal, hay malestar en la Banda Municipal por la falta de apoyo de Zoido a los funcionarios. Apoyó que dirigiera el Miserere Izquierdo y no Francisco Javier Gutiérrez Juan”.

Las cosas bien hechas

Hay varias hermandades en las que ha causado honda satisfacción que un operario del servicio municipal de Parques y Jardines acompañe a determinados diputados mayores de gobierno a supervisar el recorrido de las respectivas cofradías.

El pertiguero

Primer golpe. Nadie entiende los nervios de Pedro Manzano cuando los periodistas le preguntan con corrección por el resultado de la restauración del Cristo de la Exaltación. Que sepamos, el oficio de restaurador no figura entre las profesiones con mayor índice de estrés. Segundo golpe. Menudo acto social han montado en la Estrella a cuenta de la concesión de la medalla de honor al ex hermano mayor, Rafael Medina. Se han cursado invitaciones a muchos cofrades de más allá de la calle San Jacinto. Tercer golpe. No se pierdan la portada de la revista Cuaresma de Sevilla, promovida por el triunvirato morado Salas Rubio, Salazar y Bajuelo. Y ciriales arriba. Se siguen oyendo elogios a la iniciativa de los jóvenes de la Macarena de ir a recoger a su casa a los hermanos más veteranos para que pasen un día en la hermandad. Los mismos jóvenes los acompañan después hasta su casa. Dicen que comprobar la cara de satisfacción de esos hermanos, retirados desde hace años de la cofradía, no tiene precio. Con estas iniciativas es como las cofradías se hacen grandes.

El Elogio de la cordura

Elogio de la cordura La nota oficial de la Hermandad de los Gitanos sobre el resultado de su cabildo de cuentas es para echarse a temblar. Y, temblando, temblando, llegar a ciertas conclusiones. El efecto que produce la lectura de la tarjeta gráfica adjunta al comunicado es la misma que cuando uno va en coche, llega a la rotonda de entrada a cierta localidad onubense famosa por el carácter rudo de sus habitantes y lee el aviso en formato XXL de la Dirección General de Tráfico: “Recuerde que en la rotonda, ud. no tiene la prioridad”. Madre de Dios, que vive junto al Arco, ¿cómo se las gastará el personal de aquellos lares que los señores de la DGT, que laboran en Madrid, han tenido que desarrollar una tarea tan in grata como recordar lo obvio. Si los ordenadores de la DGT daban cada año una alta siniestralidad en la rotonda de marras, los de la junta de gobierno de la cofradía se han terminado dando cuenta de que las cuentas, valga la redundancia, es lo que mueve los ánimos como la fe mueve las montañas y cordilleras. Más que mover los ánimos, los enciende sin necesidad de caña y punta de pabilo. Como decía aquel mientras hacía sonar con la palma de la mano las monedas del bolsillo, al son de esta campana, la que no cae hoy, caerá mañana. Y vaya si cayeron. Hasta que esta semana debió ir todo como el paso racheao, los ánimos no se encendieron y alguien, henchido de gloria, remitió a los medios de comunicación todo un elogio de la cordura, creando un nuevo género en el Internet cofradiero, donde las especies son tan variadas como el surtido de pescao frito. ¿No existían las denominadas charlas de la Semana Santa, aquellas que dieron lugar al Pregón de Pregones? ¿No se han inventado en los últimos años las meditaciones esas en las que se invita siempre al que ha quedado segundo o tercero en la quiniela del Pregón, se le coloca al pobre hombre en un atril a soltar oraciones de su factoría personal? Todo lo cual, por supuesto, con la luz del templo muy baja y en medio de columnas de humo de incienso que provocan toses que luego quedan muy auténticas en la grabación, casi como las que se oyen en la cinta del Pregón de Buzón? ¿No cultiva el Cachorro su propio género con el Sabat Mater? ¿Y no tenía el Silencio sus propias Noches Nazarenas? ¿Por qué no van a tener en los Gitanos su propio Elogio de la Cordura con bendición final? Aplíquese la receta de que en cada hermandad con conflictos internos se organice un Elogio de la Cordura. Y así podríamos oír a esos cofrades de voz engolada que andan sueltos por la calle en la precuaresma: “Oye, a Fulanito le han dado el Stabat Mater en el Cachorro cuando su nombre sonaba más bien para el Elogio de la Cordura de los Gitanos. Vamos, que si le hubieran dado el Elogio de la Cordura tenía ya hecho lo del Pregón”. Pues nada, cuando se elija al nuevo presidente del Consejo y todos los hermanos mayores hayan votado sin incidentes después de una campaña limpia y sin acusaciones como las de hace ocho años (de un candidato a delegado de día se dijo que no iba a misa, ¡ooooh!), organizamos un Elogio de la Cordura con carácter extraordinario. Y hacemos como la DGT con las rotondas. Qué barbaridad.

Aquellas catenarias que Marchena nos recuerda

Foto Cristo de los NegritosLo habíamos despedido en esta Puerta de los Palos con banda de música y altos honores cuando se marchó de la Gerencia, después de prácticar el urbanismo morado para alegría de una serie de hermandades a las que facilitó inmuebles y solares, y resulta que el hombre sigue de actualidad en este mundillo tan particular como universal. Manuel Marchena, vicepresidente de las empresas municipales, ha dado esta semana una conferencia en el Buen Fin sobre el futuro del Centro de Estimulación Precoz y ha remitido a todos sus allegados un correo electrónico con una clara intención: demostrar que las cofradías han convivido con las catenarias y los cables de los tranvías. Algo así como las mujeres nazarenas, que en tiempos históricos ya salían hasta que se les impidió. Entre las imágenes seleccionadas por este penitente de los Estudiantes en la capital y nazareno de Brenes en la Madrugada, se encuentra la del Cristo de la Fundación, de Los Negritos, pasando junto a una hermosísima catenaria. Que cada cuál saque sus conclusiones. Nosotros la tenemos clara: como no se meta en el burladero, a Marchena le van a llover las ofertas de charlas, mesas redondas en las hermandades y artículos en los boletines.

El lagarto de la Catedral

No sabes, inquieto Fiscal, lo feliz que estoy por saber lo bien que se encuentra uno de los canónigos más queridos de la ciudad, el que siempre será reconocido como párroco del Salvador, don Manuel del Trigo Campos. Sé que pronto se reencontrará en privado con el templo de su vida.

Palabra de reptil metropolitano, palabra de lagarto de la Catedral.