Archivos para el tag ‘Enrique Esquivias’

El abrazo ejemplar que no vimos

El Fiscal | 5 de julio de 2016 a las 18:44

29.06.00 ELECCIONES CONSEJO HERMANDADES FOTO JAIME MARTINEZ
Jesús Creagh era el rival de Manuel Román en las urnas en junio de 2000. Creagh esperó el recuento discretamente en un velador interior de la cafetería El Coliseo, en la Puerta de Jerez. Cuado conoció el resultado, se acercó a la sede a felicitar al vencedor y ponerse a su disposición. Creagh fue felicitado públicamente por el arzobispo Amigo. Joaquín de la Peña y Juan Carlos Heras, rivales frente a Adolfo Arenas, también felicitaron presencialmente al ganador. La noche del jueves no vimos a Enrique Esquivias en la sede de la institución que pretendía presidir, una vez terminado el recuento. ¿Por qué?.

59 votos
Muy meritoria la cantidad de sufragios obtenida por la candidatura perdedora, la encabezada por Enrique Esquivias. Casi sin representación en el equipo saliente, haciendo todo el trabajo desde el exterior, se trata de un número de apoyos muy notable. Los sobres se removieron antes del recuento, por lo que no se puede intuir cómo han votado las glorias y las penitencias. Hay quien dice que las glorias no han estado tan en bloque a favor de Sainz de la Maza, lo que equivaldría a considerar que las de penitencia tampoco habrían sido mayoritariamente de Esquivias. Lo único que está claro es que el ganador es uno. Y, en el caso del Consejo, los perdedores no forman grupos de oposición. Al menos, hasta ahora nunca ha ocurrido. Las elecciones al Consejo las han perdido hasta ex alcaldes de la ciudad de un peso indiscutible como Juan Fernández. Nada nuevo bajo el sol (del Plantinar).

‘Hat-trick’
El que ha conseguido Andrés Martín, el turboconsejero de Gloria, el hombre de Sainz de la Maza más temido por la candidatura rival. Martín ha ganado tres elecciones con tres presidentes distintos y siempre frente a uno o dos rivales. Estuvo junto a Manuel Román y Adolfo Arenas. Y aunque sale de la junta superior, ha estado implicadísimo con Sainz de la Maza. Dicen que será un leal ministro sin cartera. El nuevo presidente sabe entenderlo bien, darle su sitio y aprovechar sus innumerables recursos. Andrés es todo un personaje.

El pertiguero
Primer golpe. Oído:“Enrique llamó por teléfono a Joaquín esa misma noche, pero no pudieron hablar hasta el viernes”. Segundo golpe. Las nuevas normas diocesanas se publican el día antes de las elecciones al Consejo. ¡Qué casualidad! Qué cosas, qué cosas… Tercer golpe. ¿Se podía haber consensuado el nuevo texto con el nuevo equipo entrante en San Gregorio? Ya lo advertía el cardenal Javierre en su despacho de Roma: “En la Iglesia no hay democracia, sino Cristocracia”. Ylos curas son los que interpretan, claro… Yciriales arriba. Del régimen sancionador y otras novedades de las normas. Como don Juan José tenga que intervenir cada vez que aprecie un “afán de protagonismo” en el mundo de las hermandades, la nómina de la Semana Santa se puede quedar como el desierto de Almería.

Ilustres longevos
El gran Paco Vélez va a estar más años en el Consejo que José Joaquín Gallardo en el Colegio de Abogados o que Cañete al frente de Aprocom.

El nuevo presidente

El Fiscal | 4 de julio de 2016 a las 18:42

ARZOBISPADO MANOS UNIDAS
ESTÁ acostumbrado a cargar varias cruces desde que que era un joven penitente de Los Estudiantes y se hacía el forzudo en los patios del Rectorado junto a su amigo Pepe León-Castro. El nuevo presidente del Consejo es puro nervio, siempre parece que está pendiente de rematar un córner por mucho que aparente la tranquilidad de quien apura un pitillo en posición de firme con la chaqueta sobre los hombros. Torbellino que algunos ven con un barniz autoritario, le gusta controlarlo todo. Obediente con la jerarquía eclesiástica, que no presidente de los beatones sin fronteras. Se hace respetar por los curas y respeta a los curas. Las cofradías pueden tener un magnífico presidente por delante, sobre todo porque tiene tiempo, prestigio y una vida ya resuelta. Las cofradías no le van a dar clientes ni ingresos extraordinarios, sino problemas y compromisos. ¡Adelante con vocación!.

Estos días de búsqueda de votos no ha disfrutado precisamente, pero ha tragado con lo que había que tragar. En el peor de sus vaticinios, siempre le salía una victoria garantizada. Pero ni aun así estaba tranquilo y seguía insistiendo a su gente que no atosigaran a los hermanos mayores, que no se obsesionaran con recordar el sentido del voto, que respetaran los días de culto, que no se presentaran en las procesiones a las que nunca habían ido. Las actitudes impostadas terminan siendo castigadas. Mimetizar las estrategias de los partidos políticos acaba generando desconfianza. Eso lo tenía tan claro, como aquel escrito que le llegó en los días de Navidad titulado:Las diez normas para vencer a Enrique Esquivias. Y lo siguió al pie de la letra.

Este macareno se ha enfrentado a líos gordos en su hermandad y en otros frentes. Si la vida es cuestión de balances, se puede decir que al final no le ha ido nada mal. Tiene un verbo fluido, buenos contactos en la curia de don Carlos y en la de don Juan José. Es cofrade de la diócesis más que hombre de Iglesia. Se lame en privado las heridas, usa el margen del bloc para tomar esas notas imprescindibles para no ser engañado por segunda vez, y tiene claro quién ha estado y quién no a su lado en estos meses que ha vivido intensamente.

A Sainz de la Maza le llega un cargo precioso para un cofrade de su perfil y a una edad inmejorable. Con fortaleza física y una experiencia en penitencia, gloria y en los pasillos del Palacio Arzobispal de la que pocos pueden presumir. Lo mejor de Sainz de la Maza es que no va de místico, tiene un profundo sentido del humor y, sobre todo, la mirada limpia y la barriga carente de pescado para los posibles gatos. Con Sainz de la Maza se puede y se debe discutir sobre planteamientos y enfoques cofradieros. Pero siempre de frente.

Sabe ir solo a los sitios, sin necesidad de cuadrillas, ni agradaores. Se ha empeñado en presidir el Consejo. Allá él. Está curtido en los atrios más duros. Y en alguna que otra campaña.

La reforma Arenas entra en juego

El Fiscal | 11 de enero de 2016 a las 5:00

Consejo de Cofradías. Entrevista con el presidente, Adolfo Arena
ANOTEN tres conclusiones en materia electoral gregoriana en caso de pluralidad de candidaturas, como parece que ocurrirá el próximo junio. Primero. Se puede ser presidente del Consejo con los votos de la sección de penitencia, que suman ya 70 con la incorporación de la Hermandad de la Milagrosa. Pero nadie, nunca, ha podido presumir de una mayoría absoluta de apoyos en esa sección. Segundo. No se puede ser presidente del Consejo con el exclusivo voto de la sección de Gloria (46) pero, ojo, porque se trata de hermandades que votan en bloque. Y tercero. Ningún presidente lo ha sido hasta ahora sin el apoyo mayoritario de las glorias. ¿Cuál es la clave entonces? Garantizarse las glorias y arañar todo lo posible en una sección de penitencia mayoritaria, pero que siempre vota dividida en función del delegado del día y, por supuesto, de filias, fobias, parentescos y otros causas análogas. ¿Por qué votan las glorias habitualmente en bloque? Porque agradecen las caricias de lomo recibidas y recuerdan con precisión los agravios sufridos. Las glorias no olvidan los afectos ni los desprecios. Y en los últimos años ha habido de todo, sobre todo a cuenta de la reforma de los estatutos y de los debates sobre la necesidad de establecer el voto ponderado o de arbitrar un sistema de subvenciones por el que no vaya un euro de la carrera oficial a las corporaciones letíficas.

Eso ha sido así hasta ahora. A Luis Rodríguez-Caso le ayudó Antonio Muñoz en materia de glorias en las elecciones de 1988 frente al ex alcalde Juan Fernández. Y Andrés Martín lo hizo con Manuel Román (frente a Jesús Creagh) y Adolfo Arenas (frente a Juan Caros Heras y Joaquín de la Peña). Antonio Ríos no precisó de ayuda en ese aspecto, pues no tuvo rival en las urnas en ninguna de las dos ocasiones que se presentó.

La gran novedad del próximo junio es que se aplicarán por primera vez los nuevos estatutos, reformados por impulso decisivo de Arenas, el presidente que dimitió y no pudo presidir la asamblea en la que el texto resultó aprobado. En materia electoral, se estrenará la lista única. El hermano mayor votará a un equipo completo de cargos generales y consejeros. No se dará ya el caso, por ejemplo, de que resulte elegido un presidente con un delegado de penitencia del equipo del candidato a presidente perdedor. Se trata de garantizar que el presidente victorioso gobierne con un equipo elegido según su criterio al cien por cien, y de reducir la posibilidad de que haya elementos rebeldes (pistoleros, diría Bourrellier) que provoquen quebraderos de cabeza durante cuatro años.

La lista única puede tener efectos curiosos. Es de suponer que si un candidato logra un candidato de consenso como delegado de día, las hermandades de esa jornada votarán a ese candidato. O no, que diría Rajoy. La guasa puede estar ahí, por mucho que a priori se pueda presumir el respaldo de la jornada entera.

También puede ocurrir que las hermandades de una jornada propongan dos candidatos para delegado: uno para cada lista. Y así se aseguran esa ambigüedad que gusta tanto a las cofradías, y la libertad absoluta de voto, porque, en cualquier caso, el resultado será del agrado de todas. O, al menos, se supone.

Por todo esto, la negociación de los delegados de día será la primera gran prueba para los candidatos a presidente, que les permitirá calibrar sus verdaderas opciones de victoria. Si una jornada sólo tiene un candidato, el presidente que lo incorpore podrá garantizarse el apoyo de ese día. Por eso todo apunta a que es mucho más importante en esta ocasión el cierre de los cuadrantes de delegados de día que los cargos generales.

En cualquier caso, de aquí a junio no hay que descartar reproches (esperemos que sólo cofradieros) entre las candidaturas para erosionar las posibilidades electorales del contrario. Las hemerotecas y videotecas se pondrán a funcionar para hallar pruebas que dejen en evidencia a un aspirante frente a una sección. Recuerden que algunos sueñan desde hace años con ser meros consejeros. Y que hasta hubo un intento de debate en televisión con los aspirantes de 2000. En esto somos únicos, como la lista impulsada por el único (también) que dimitió.

Se mueven…
Enrique Esquivias se mueve con sus incondicionales Ignacio Pérez (secretario), Eduardo García (vicepresidente) y José Ramón Candau (tesorero), así como con Juan Coto y Miguel Genebat. De asesora en materia de glorias cuenta con la gran Esther Ortego, aunque ella asegura que no se meterá en fangos electorales. Joaquín Sainz de la Maza ha dado un nuevo barniz a su candidatura al trascender que no concurrirá en soledad a las elecciones de junio. Aunque no figurará en la lista, cuenta con el apoyo entregado de Andrés Martín como ministro sin cartera en el sector letífico… Martín podría escribir un tratado sobre las elecciones en el Consejo de los últimos 20 años. Con Sainz de la Maza irán Antonio Piñero (vicepresidente), Carlos López Bravo (secretario), Eduardo Carrera, Milagros Ciudad, José María Cuadro y José Carlos Campos, entre otros. El tesorero puede tener un perfil muy de San Lorenzo. O incluso muy de Triana.

Cartel
El delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, visitó el viernes el estudio del pintor Ricardo Suárez para conocer in situ el cartel de las Fiestas de Primavera 2016. Se quedó maravillado. Al salir, hizo algunas llamadas de teléfono con mucho entusiasmo.

Verídico
La carroza de la Estrella de la Ilusión estaba saliendo cuando una señora compraba en La Casa del Cofrade, en el Altozano, una túnica morada lisa, como las del Gran Poder, para amortajar a su madre el día que fallezca. La vida misma.

Bourrellier
En la copa de Navidad dijo que no ha dicho su “última palabra” en materia electoral. Esto se puede animar más, señores.

Gestión comprensible

El Fiscal | 29 de junio de 2010 a las 21:15

Efectivamente, esa llamada de Enrique Esquivias se produjo. A la hermandad le preocupa especialmente la filtración de la grabación efectuada por las cámaras de seguridad. Primero, por lo espeluznante de su contenido. Y segundo, por el uso que se pueda hacer de ella en esa puerta trasera de w.c. en que se ha convertido internet en muchas más ocasiones de las previstas. Baste comprobar la cantidad de comentarios ofensivos e impresentables recogidos la pasada semana en las ediciones digitales de todos los medios de comunicación.

Verídico

El Fiscal | 29 de junio de 2010 a las 20:45

Martes, 22 de junio. Dependencias de los abogados de guardia en la sede judicial del Prado de San Sebastián. Media mañana. Hay runrún porque ningún letrado de guardia quiere hacerse cargo de la defensa de Luis Carbajo Ordóñez, el agresor del Gran Poder. “Yo desde luego, ni mijita, no pienso defender a ese tío”, asevera una abogada con bastantes años de oficio. Otro tercia: “Y Esquivias ha llamado al decano para pedirle que no haya ninguna filtración del caso”.

SMS

El Fiscal | 1 de abril de 2010 a las 16:49

Recibido a las 12:20: “La duquesa de Alba y Ortega Ezpeleta entran en el Gran Poder para besar la mano del Señor. A su salida les acompaña Enrique Esquivias”.
A las 13:10: “Fiscal, ya se puede ver Giralda.tv en directo en el iPhone. Otra revolución”.
A las 13:20: “Magnífico arroz con perdiz en casa del patero Miralles, regado con Malleolus 06 de Emilio Moro. Plazas limitadas. Confírmame, Fiscal”.
A las 15:30: “¿Saldrán Los Estudiantes con estas nubes?” .
A las 19:05: “Paquirrín en un balcón de la Campana”.
A las 19:15: “¿Qué hacen Santiago Herrero y Juan Salas en el palquillo de la Campana’”.

Humor matinal

El Fiscal | 30 de marzo de 2010 a las 18:04

La delegada de Fiestas Mayores, que está en todas, se dirigía por la mañana a la Vera-Cruz cuando el hermano mayor del Gran Poder, Enrique Esquivias, le hizo referencia con humor y afecto a la ocurrencia de llevar un paraguas para visitar los templos cuando aún no estaba lloviendo. Rosamar Prieto-Castro, que estos días anda recibiendo mil y una preguntas por su futuro inmediato en el Ayuntamiento, tuvo claro que no podía mojarse en ningún momento después del frío que había pasado la noche del Domingo de Ramos. La segunda mitad de la Semana Santa está en juego. Y quién sabe si algo más por pascuas…

Secularización

El Fiscal | 3 de marzo de 2010 a las 10:35

Otro testimonio al respecto lo ha dado esta semana Enrique Esquivias, hermano mayor del Gran Poder, que ha denunciado en Diario de Sevilla el clima de secularización que aprecia en las hermandades.

Los SMS del Fiscal

El Fiscal | 2 de marzo de 2010 a las 15:40

El día 20 a las 12:01: “Ayer, en el teatro Isabel la Católica de Granada, a petición del pregonero de la Semana Santa se estrenó Saeta a San Agustín, que compuso en honor al cristo granadino Francisco Javier Gutiérrez Juan, director de la Municipal de Sevilla”. A las 13:12: “Sol. 41, sí. 10, no. Abstenciones, 4”. El 21 a las 12:03: “Hoy te noto vehemente en la página, Fiscal”. El 23 a las 17:58: “Lo mejor de escribir de cofradías en prensa es el silencio de muchos al día siguiente. A esta hora llevo contabilizadas doce magdalenas atragantadas en el desayuno, pero las mejores son las invisibles. Ese rumiar de dientes…” A las 23:14: “¿Celis será Homo Cofrade? Qué fuerte”. A las 23:26: “Me parece bien lo de Celis. Espero que esté a la altura”. El 24 a las 13:48: “Fiscal, que ya llevas una hora de charla con Esquivias en la calle Rioja”. El 26 a las 14:07: “Fiscal, espero que a mi Virgen del Dulce Nombre le pongan la saya rosa este año. Confío en que haya la suficiente voluntad política, por decirlo suavemente, para que así sea”.

Y aún hay más

El Fiscal | 16 de febrero de 2010 a las 0:04

Esta semana nos hemos hartado de oír y leer un surtido variado de perlas a cuenta del cabildo del Gran Poder. Enrique Esquivias ha acertado de pleno cada vez que ha zanjado cualquier duda sobre el cumplimiento del horario de la cofradía con la incorporación de las nazarenas. Chapeau. Efectivamente, la igualdad no entiende (o no debe entender) de logística. Pero no ha estado afortunado al explicar que no se ha afrontado antes este cabildo porque asuntos como la restauración del Señor y las obras de la basílica merecían atención exclusiva. Cuando creíamos insuperables determinados argumentos empleados en otros lares para retrasar la decisión (“Ninguna hermana nos lo ha pedido”, “No hay debate ahora mismo en el seno de la cofradía”, “Los tiempos no nos los marcan desde fuera”, “Abrimos un período de reflexión”), resulta que lo mejor estaba por llegar. ¡Increíble! Para eso mejor el silencio, con minúscula (que en el de la mayúscula no hay igualdad instaurada). ¿Y qué me dicen del Santo Entierro? Su hermano mayor alega literalmente que están centrados en la lucha contra el aborto. Pues miren ustedes, la igualdad no entiende de delicadas restauraciones, porfías con albañiles o loables campañas en defensa de la vida. O se cree en ella y se apuesta por ella, o no se cree en ella y no se apuesta. Pero no confundan la velocidad con el tocino, porque todo ese argumentario equivale a quitarle las moscas al toro con una única finalidad: recortarle la embestida y que se eche de aburrimiento.