Archivos para el tag ‘Javier Arenas’

El error de Zapatero

El Fiscal | 16 de mayo de 2016 a las 5:00

Basílica de la Macarena.. entrevista (serie Plaza Nueva) con Manolo García, ex concejal y hermano mayor de la Macarena. por favor, hacer también una foto del Pilatos del paso del Sentencia para páginas de Cuaresma.
FUE una subvención tramitada por un ministro como Arenas, hermano de la cofradía y habitual del atrio en los días gloriosos de su carrera política, más larga que San Bernardo y con más curvas que la A-92.

–Pero ahí sigue el tío.
–Y tanto que sigue.

Fue una subvención de más de un millón de euros con cargo al uno por ciento cultural que se destina a la conservación del patrimonio histórico. El consejo de ministros presidido por José María Aznar aprobó beneficiar a la Hermandad de la Macarena con una ayuda estatal para las obras de remodelación y modernización de la basílica, incluido su acondicionamiento para el acceso a minusválidos y la apertura de un museo que es hoy un lugar que recibe a miles de visitantes. Sí, es cierto que hubo quienes desde su complejo y desde su prejuicio sin cura, criticaron aquella subvención por el mero hecho de ser concedida a una asociación pública de la Iglesia Católica. Vino el 11-M, que dejó a Rajoy con la miel de la Moncloa en los labios, y alcanzó el poder quien jamás imaginó llegar a tan alta cota. Entre las primeras decisiones de Zapatero figuró la de no cumplir aquel acuerdo del consejo de ministros. Quiso darle a su ejecutivo y al PSOE el innecesario y rancio barniz anticlerical. Dejó a la Macarena sin su subvención, legalmente concedida. La hermandad buscó asesoramiento legal y decidió interponer el recurso precetivo. Pasaron los años y hubo sentencia favorable gracias a un recurso redactado por Alfonso Pérez Moreno, catedrático de Derecho Administrativo. El dinero llegó y las obras se hicieron mientras la hermandad continuaba y continúa con su ingente labor de caridad, y sin que en ningún momento dejara de recibir la visita de políticos socialistas de la ciudad, habituales de las ceremonias de bajada de la Virgen para su besamanos y antes de Semana Santa. Pérez Moreno solicitó hace poco tiempo el pago de los intereses, pues una decisión de Zapatero declarada injusta perjudicó los intereses de la corporación. Nada menos que 300.000 euros correspondían a la cofradía por los años que fue privada de los 1,1 millones de euros concedidos de forma legal. La cacicada de aquel gobierno de cejas altas ha costado a las arcas del Estado –que no se olvide que es la de todos los españoles– cincuenta millones de las antiguas pesetas.

Zapatero representa para muchos el peor período de la historia de la democracia española. Sólo acertó al quitar el tabaco de los centros públicos y recintos de trabajo. Ydicen que en la creación de la Unidad Militar de Emergencias. Comenzó su primer mandato buscando la bronca con la Iglesia española dirigida por Rouco para acabar tomando calditos en la Nunciatura, ¿recuerdan? Manuel García, que participó en Madrid en la tramitación de aquella subvención, es hoy el hermano mayor. Recuperó el dinero. Ycon propina.

Rasgamiento de vestiduras

El Fiscal | 8 de octubre de 2013 a las 5:00

El progrerío de escaparate y opiniones de catálogo se ha rasgado las rancias vestiduras porque los presupuestos generales del Estado incluyen un millón de euros para la Hermandad de la Macarena, lo que no es más que el cumplimiento de una sentencia judicial que da la razón ala cofradía tras años de pleito para luchar por una subvención concedida por el Gobierno de Aznar y quitada de forma arbitraria por el de ZP. Este progrerío trasnochado ignora que esa subvención se concedió en 2004, cuando el Ayuntamiento de Sevilla, con el socialista Monteseirín como alcalde, no había hecho más que comenzar a repartir cuantiosas subvenciones a las hermandades, estrenando un urbanismo morado que, con el aval de IU, regó las cofradías con casi cuatro millones de euros.
El pertiguero
Primer golpe. Sí, Javier Arenas ha tenido que ver y mucho en que la sentencia en favor de la Macarena se cumpla rápido y el dinero sea previsto ya en los PGE de 2014. Segundo golpe. El martes hay cita importante en Los Estudiantes. Al término de la misa de las 20:30, conferencia del profesor Arquillo sobre el proceso de restauración y conservación de la Virgen de la Angustia, un trabajo que ha sido unánimente alabado. Tercer golpe. Aunque uno es de torrijas y pasos solo en temporada, hay que reconocer que hay vírgenes y pasos que están muy por encima de la extraordinaritis que satura los ambientes. Una de ellas es la Victoria cigarrera, que para muchos está en el reducido grupo de grandísimas imágenes marianas de la Semana Santa de Sevilla. Lástima que nos ha tocado vivir un tiempo en que lo extraordinario resta valor a los acontecimientos.Y ciriales arriba. El paso exhibió la belleza esperada, a la altura, como de costumbre, de una de las cinco grandes dolorosas sevillanas.

La herencia de Rosamar

El Fiscal | 25 de junio de 2011 a las 9:42

Cuenta siempre Arenas (Javier) que cuando llegó al Ministerio de Trabajo se encontró con telarañas empadronadas en las arcas, unos bicharracos la mar de guasones que movían sus patas para saludar al nuevo ministro: “Buenos días, campeón. ¿Aquí cuándo se come?”
Arenas tuvo que gestionar créditos para pagar las pensiones, todo lo cual lo hizo con los zapatos quitados, para no hacer ruido ni alarmar con las pisadas. El PP siempre saca pecho de que dejó las arcas del Estado en 2004 cargaditas de euros. Y ya ven ustedes cómo están ahora las arcas… y el Estado.

Gregorio Serrano, el hombre de las Fiestas Mayores, se ha encontrado con las cuentas de la Casa de la Moneda bien saneadas, con dinerito contante y sonante. No tendrá que pedir ningún préstamo de tapadillo. Ahí tienen el informe que lo prueba, que aquí no regalamos adjetivos. Hay un saldo favorable de más de 167.000 euros para lo que quiera Su Señoría. Y la Semana Santa y la Feria ya están liquidados desde el punto de vista contable. La suerte de Serrano ya la quisieran otros concejales. Enseguía el informe de Tussam, por poner un ejemplo, da un resultado como el que Rosamar Prieto-Castro deja en esta delegación. A Serrano le han puesto el toro de esta delegación perfectamente cuadrado, con sus pezuñas bien juntitas y el hocico abierto. Qué maravilla. Así da gusto tirarse al morrillo de la gestión sin riesgo de cornada.

Lo de suceder a Rosamar es una suerte. Esta socialista deja las cuentas del banco como el PP de los mejores tiempos. El informe del traspaso de poderes tan sólo da cuenta de un par de deudas: la contraída en 2009 con un grupo de fotógrafos taurinos y otra de 12.000 euros por las reparaciones de actos vandálicos y averías en el real de la Feria. Igualitas que las deudas de Lipasam o de la Gerencia de Urbanismo. Esta delegación de Fiestas Mayores será un oasis para Serrano comparado con la de Economía y Empleo, que es un toro astifino y tobillero donde se las tendrá que ver con los camaradas de Sevilla Global. Este Serrano tendrá que combinar hábilmente la seda y el percal, el chaqué y el mono de trabajo, las manitas derecha e izquierda. Para los dolores de cabeza que le dará el aterrizaje en Economía y Empleo nada como calentar un ratito el sillón de delegado de Fiestas Mayores y agradecerle a Rosamar lo bien que ha dejado las cuentas. Es la suerte de suceder a una señora a la que nunca se le ha ocurrido cargarle ni un almuerzo ni una copa al erario público. El otro día le preguntaron por su condición de concejal más valorada del gobierno saliente. Respondió con humildad que ella también tiene genio. Rosamar, Rosamar… Menudos tirones de oreja se ha llevado alguna vez este Fiscal…

Arenas repite

El Fiscal | 8 de junio de 2011 a las 17:52

Lo lleva al estilo vaticano, cuya escuela dicta que lo mejor en tiempos de incertidumbres es poner el intermitente a la derecha y girar a la derecha. Y en caso de pregunta, abonarse al no sabe, no contesta. Pero este Fiscal coloca todas sus apuestas a la casilla de la repetición. Sí, Adolfo Arenas se presentará de nuevo a las elecciones al frente de la institución de San Gregorio (Serrano). Es muy probable que al menos dos de sus cargos generales lo acompañen igualmente. Y no hay que descartar que al final sean los tres. Dicen que se siente joven, con ganas y, sobre todo, con fuerza. Sus relaciones con el poder eclesiástico pasan por su mejor momento y la empresa de la reforma de los estatutos está casi concluida.  ¿Cuándo lo hará público? Dependerá de que lo dicte el Código Vaticano. El hombre que viaja en taxi es el hombre que tiene metida la quinta velocidad… A Arenas le quedan muchas cosas buenos por hacer. Y, sobre todo y por encima de todo, aún no ha utilizado los 2.300 taxis que circulan por Sevilla. Yo creo que aún le quedan unos 600 taxistas por conocer. Y eso con cuatro años más por delante es pecata minuta…

Conjunción planetaria

¿Pero aún no se han dado cuenta? Es la que se puede producir en 2012, con Arenas (Javier) mandando en Andalucía y Arenas (Adolfo) mandando otros cuatro años en el Consejo de Cofradías.

Ojú, Feijóo dice que volverá…

El Fiscal | 29 de abril de 2011 a las 14:41

¿Quién ha sido el lumbrera que ha invitado al presidente de la región donde más llueve de España a visitar la Semana Santa de Sevilla y, encima, le ha llevado al Cachorro, cuyo hermano mayor sólo ha podido sacar la cofradía a la calle en tres de las ocho ocasiones posibles? Señor Arenas, por favor, absténgase para el próximo año, que aquí los hay a manojos que se dan la vuelta al paso de la Canina o que se marchan si se la paran delante. Y lo peor es que el PP dice que Feijóo volverá en 2012. Que venga, pero a la Velá de Santa Ana…

El pertiguero

El Fiscal | 21 de diciembre de 2010 a las 19:55

Primer golpe. Oído de un cofrade: “No voy a una copichuela más de Navidad a no ser que la organice el catering Medinaceli. Estoy harto de almax”.
Segundo golpe. La tertulia Homo Cofrade se reunió en la calle Selene, en el hogar de Pedro Molina. Se confirma que Cuéllar abandonó el Arenal por unas horas y conoció la mucha Sevilla que hay más allá de la Puerta Jerez. No sufrió efectos secundarios.
Tercer golpe. Un recorrido mucho más extenso. La Redención regresará el próximo Lunes Santo por los Jardines de Murillo para pasar por delante de Santa María la Blanca.
Y ciriales arriba. Lean lo que responde Javier Arenas a Juan Manuel Marqués en la entrevista que se publicó el domingo mismo en las páginas de la sección andaluza de este periódico cuando le pregunta qué haría el día después de ganar las elecciones.

Las cuestiones terrenales

El Fiscal | 21 de septiembre de 2010 a las 21:29

Dicen las malas lenguas por sms que el sábado hubo en el Estadio de la Cartuja 9+1 concejales del PP. “¿Y eso, Fiscal? Creo que te equivocas en las cuentas”. Pues que estuvieron Zoido, ocho de sus concejales y Rosamar Prieto-Castro, delegada de Fiestas Mayores que se lleva la mar de bien con los chicos de la oposición y única representante del gobierno local en el Estadio de la Cartuja. Total, diez concejales… Habrá que consultar el manual de la guasa con tomate, que haberla hayla. El caso es que Monteseirín no estaba. Ni se le esperaba. La derecha hizo el despliegue acostumbrado. Mayoría absoluta. Y Juan Espadas, candidato del PSOE a la Alcaldía, usuario de las sillas de la calle Sierpes en Semana Santa y vinculado a la Hiniesta (cofradía de la que fue pregonero uno de sus grandes colaboradores, el socialista Carmelo Gómez), tampoco estaba dispuesto a perder la oportunidad de dejarse ver ante 45.000 criaturas. Un baño de masas no entiende de orientaciones políticas. Todos a la olla, aunque sea con muletas, como fue el caso de Arenas, el del PP, no el del Consejo, Adolfo, que está hecho un chaval.
Leer el resto del artículo »

Zoido saca a Arenas del atrio macareno

El Fiscal | 26 de mayo de 2010 a las 10:40

PP en la gran Plaza

El PP sigue empeñado en que los barandas de la calle Génova no cojan en AVE de vuelta a Madrid sin conocer una cofradía. Hemos pasado del Siente un pobre en su mesa a ponga un dirigente del PP nacional en una hermandad de Sevilla y verá usted la de tonterías que pregunta para quedar bien con “los directivos de la corporación”. A Rajoy lo llevaron en tiempos a la Macarena, donde también fue la alcaldesa de Hernani, Regina Otaola. Y a Acebes, aquel secretario general con estética de diputado de caridad de cofradía seria, a la de San Bernardo, donde el hombre ponía cara circunspecta al conocer cómo era la parihuela de un paso.

A Dolores de Cospedal la pasearon esta semana por Nervión y la metieron en la parroquia del barrio. La número dos del PP mandó sin saberlo a Luis Álvarez Duarte a los tiempos en sepia al preguntar de qué siglo era el crucificado. Qué contento se hubiera puesto el gran Luis de estar delante. Lo mejor del itinerario entre capillitas nervionenses fue el comentario mayoritario (con su cuarto y mitad de colmillito) sobre el atuendo de un Arenas de cuello abierto y en vaqueros: “Hay que ver el detalle que ha tenido Javier al dejar por unas horas el camino del Rocío y venir a atender a esta buena señora”. Dicen las lenguas viperinas (que haberlas haylas) que el tal Javier anda mosca porque Zoido vuela cada vez más solo, está empeñado el hombre en romper determinadas inercias y está dispuesto a acabar con la exclusividad del símbolo pepero del atrio macareno, que ya es hora de apostar por los barrios a la búsqueda del voto morado. Con lo que le hubiera gustado a la Cospedal ir a la Quinta Angustia… O al Cerro.

Arenas rompe el tópico del Jueves

El Fiscal | 2 de abril de 2010 a las 20:00

arenas_cachorro

¡Noticia, noticia! Javier Arenas se ha hecho este año la foto matinal del Jueves Santo en el Cachorro, donde juró como hermano de la corporación, y no en la Macarena. El presidente del PP de Andalucía fue acompañado (cómo no) por la cohorte habitual de seguidores, entre los que no faltó en un lugar destacado el líder municipal del PP, Juan Ignacio Zoido. Pero Arenas nos ha estropeado el tópico del Jueves Santo, al que sólo le ha faltado su instantánea pisando el atrio y siendo recibido por Manolo García para ser como los de siempre. Qué malajá. Por cierto, ¿cuándo veremos a Arenas en los palcos de la Plaza de San Francisco? Dicen las malas lenguas que le da pavor todo lo relacionado con la Sevilla Eterna y que por eso aún no se ha dejado ver por la alfombra de coco y las sillas de enea. Javier, hijo, que se te ha adelantado hasta Rosa Aguilar, ex militante de Izquierda Unida. Y el obispo, también.

Las cinco horas clave en el Aero

El Fiscal | 15 de octubre de 2009 a las 14:12

FINALES DE AGOSTO.
Bajo de Guía. En un velador toman café el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el ex delegado del Gobierno de la Junta en Sevilla, Demetrio Pérez. En un momento concreto se incorpora a la reunión el abogado Joaquín Moeckel. Sabido es que nadie se puede mover por Sanlúcar de Barrameda ni por el barrio del Arenal sin que el intrépido letrado se entere, pues son las dos áreas geográficas que componen sus dominios. Los tres departen hasta la caída de la tarde, cuando Gómez de Celis decide regresar a Sevilla para seguir con sus ruedas de prensa agosteñas para mantener firme el pulso político del gobierno. De aquella charla salió un compromiso para abordar en firme el asunto tan complejo y delicado de la seguridad en la carrera oficial, sobre todo tras el dictamen demoledor del secretario municipal, Luis Enrique Flores, que advierte de las irregularidades y riesgos del recorrido. El informe ata de manos a Gómez de Celis, que ya no podrá otorgar la licencia de ocupación de la vía pública para la Semana Santa de 2010 si no se le presentan los planos visados y un rosario de medidas para potenciar la seguridad de unas parcelas que acogen a casi 30.000 almas durante una semana.

FINALES DE SEPTIEMBRE.
Avenida de la Constitución. Salón de la pecera del Aeroclub, la entidad donde dicen que se elegían los alcaldes de la Sevilla en blanco y negro. Algunos minutos antes de las 14:30. Joaquín Moeckel y el presidente del Consejo, Adolfo Arenas, acceden a las selectas dependencias. Hay una mesa reservada para cuatro comensales. Uno de los camareros advierte a Arenas de la necesidad de lucir corbata. Le exhibe un muestrario y el veterano abogado elige una. A los pocos minutos comparecen Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y el gerente de Urbanismo, Miguel Ángel Millán, que presume de su condición de nuevo hermano del Baratillo, cofradía en la que ha ingresado con la firma del propio Moeckel como aval.

COMIENZA LA COMIDA.
Capotes al viento en la charla de inicio antes de que salga el morlaco de la carrera oficial. Los contertulios rompen el hielo abordando el recurrente tema de si los políticos tienen que asumir el cien por cien la posición de sus partidos sobre los temas de actualidad. Arenas se muestra como un hombre viajado, un liberal próximo a los postulados de la democracia cristiana y un buen conocedor de la cultura británica por sus cinco años de residencia en Londres. Por los ventanales opacos de la Avenida entra la luz. Los comensales pueden ver a los viandantes sin ser vistos. He ahí el gran atractivo de la pecera del Aero. Ni son vistos por el público, ni lo son por los propios socios del club. Moeckel escucha atentamente los primeros lances. Difícilmente aceptaría él la disciplina férrea de partido. Celis se revela como un animal político, sacando más información de la que aporta. Y Millán hace de perfecto gerente que cuenta ya con la suficiente confianza tanto con Moeckel como con Arenas. El camarero toma la comanda: gazpacho de primero para todos, con taquitos de jamón y pan frito optativos. De segundo, huevos fritos con patatas y jamón para Celis y Moeckel. Arenas y Millán prefieren tortilla. Rioja Viña Ardanza para regar la comida. Y agua mineral, pero sin gas, que suficientes burbujas pone ya Torrijos…

CELIS ROMPE.
“Esto hay que arreglarlo”. En diciembre se ultima el proceso de renovación de abonos de palcos y asientos y el Ayuntamiento quiere tener ya semejante patata caliente sacada del horno. El delegado de Urbanismo se presenta en todo momento como el miembro del gobierno que tiene encomendada la gestión de un asunto muy feo y del que los socios de IU han hecho bandera política de forma tan legítima como oportunista. Arenas da cuenta de la tortilla mientras deja clara la “barbaridad” que supone aplicar el Reglamento de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades de 1982 a la carrera oficial de Semana Santa, la normativa autonómica en la que se basa el informe del secretario municipal. “Entiendo que ese reglamento no nos afecta, Alfonso. Aplicarlo a la carrera oficial es algo que en el Consejo repugna”. Gómez de Celis hace una lectura general, trata de limar las aristas del asunto, reduce la gravedad del tema y explica que si el gobierno municipal fuera cómodo o pusilánime apostaría por posiciones estáticas para evitar polémicas. Exige que el Consejo de Cofradías entregue los planos de la carrera oficial debidamente visados y que se ofrezcan soluciones para cumplir con las directrices de seguridad. Moeckel y Arenas desarrollan la teoría de los cuatro tramos, la que se presume como la solución final al problema. Consiste en no tratar de forma unitaria la carrera oficial (los 1.250 metros que hay entre la Campana y la Plaza de la Virgen de los Reyes) sino dividida en cuatro tramos (Campana, Sierpes, Avenida y Plaza) a afectos de la planificación de la seguridad. La cifra de espectadores cambia así sustancialmente. No es lo mismo abordar la tramitación de una licencia de ocupación de la vía pública para 28.000 espectadores que para 7.000. Los comensales abordan detalles como la necesidad de no romper núcleos familiares en un posible plan de reubicación de abonados. El Consejo no quiere perder ni un asiento. Celis solicita que la teoría de los cuatro tramos se plasme en un informe oficial. Dirige la mirada a Moeckel. Arenas comenta que el catedrático de Derecho Administrativo, Alfonso Pérez Moreno, ya prepara un dictamen al respecto. La normativa aplicable a la carrera oficial sería otra muy distinta por “analogía” con otros acontecimientos públicos. Curiosamente, Pérez Moreno es el maestro de Luis Enrique Flores, el secretario municipal que ha puesto contra las cuerdas el modelo de carrera oficial. Pérez Moreno es también el abogado que ha logrado la victoria judicial de la Macarena frente a la decisión del Gobierno de ZP de retirar la millonaria subvención para las obras de ampliación del museo concedida por el entonces vicepresidente del Gobierno, Javier Arenas. Ninguna de las partes quiere mentar la palabra pleito. A ninguno le interesa. Pero cada parte ha asomado la punta de los cañones.

DE POSTRE, HELADO.
Celis y Millán se relajan. Los comensales ven la luz al final del túnel tras un agosto duro de declaraciones, amenazas y dimes y diretes. Arenas se compromete a que el Consejo de Cofradías visará los planos en el Colegio de Arquitectos. También adjuntará a la petición de licencia de ocupación de la vía pública para 2010 un informe propio sobre la seguridad de la carrera oficial. Se trata de un documento que está elaborando un estudio de ingenieros especializado en riesgos en grandes acontecimientos. El Consejo quiere que las inquietudes de seguridad no se limiten a la carrera oficial, sino también a los alrededores. El presidente recuerda que desde 1874 no se ha producido ningún altercado grave en la carrera oficial, y que lo realmente importante es que los pasillos de evacuación “cumplan su finalidad” y no estén ocupados por carritos, sillas mal colocadas o público de pie. Los comensales quedan en hacer los deberes, una vez que la hoja de ruta ha quedado marcada.

LARGA SOBREMESA.
La reunión se prolonga hasta pasadas las ocho de la tarde con el tañido del tranvía de fondo cada pocos minutos. Millán cuenta que las subvenciones del urbanismo morado se gestionarán a partir de ahora entre la Gerencia de Urbanismo y el Consejo de Cofradías de forma directa y en virtud de un convenio de próxima firma. Las hermandades tendrán que llamar necesariamente a las puertas del Consejo para sacar tajada de las arcas de la Isla de la Cartuja, lo que refuerza la posición del presidente Arenas. Tras cinco horas en el Aero, las partes abandonan el salón de la pecera con la convicción de que la solución a la carrera oficial de 2010 no será drástica. Sobre la mesa queda la jarra de agua y varios vasos. No hubo copas de balón. También queda la sensación de que la mediación de Moeckel, recogiendo el espíritu de Bajo de Guía, ha sido clave. El hombre que fue vetado para delegado de la Madrugada se ha mostrado mucho más decisivo como ministro sin cartera. Y eso que hubo quien lo cuestionó por carecer del perfil necesario. Dios le conserve a alguno, por lo menos, el oído.

DETALLE DE CABALLERO.
Arenas se marcha aliviado y satisfecho. Devuelve la corbata al amable camarero. Cae en la cuenta de lo difícil que es sorprenderle a él un día laborable sin media etiqueta, pero el fuerte calor de San Miguel y la repentina convocatoria
le pillaron con el cuello aliviado. Echa mano del teléfono mientras retorna a su despacho en la Campana e informa de los acuerdos oficiosos a la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro. Al entrar en su despacho y saludar a la secretaria se topa con una inscripción latina en el muro: Verba volant scriptamanent…