Archivos para el tag ‘La Macarena’

Sevilla pura ante los ceses de Antonio Santiago

El Fiscal | 10 de octubre de 2016 a las 5:00

6-4-2009las penas de san vicente FOTO MANUEL GOMEZ
UN miembro del alto clero reflexionaba hace unos años durante un paseo por la Avenida, entre veladores, tíos de estética plateada haciendo la estatua y bicicletas alocadas: “Aquí hay que tener mucho cuidado. No te lo digo por los ciclistas. No… Ja, ja, ja. Te lo digo porque Sevilla te encumbra y, cuando estás en lo alto, te abandona, te retira los apoyos, te niega el calor y hasta hace por derribarte. Eso ocurre en todos los órdenes. A cierta Sevilla le encanta, por ejemplo, ayudar a alguien a ser hermano mayor, para decir que has llegado porque Fulanito te ha puesto, pero luego te dejan en la más fría soledad. Y lo hacen de forma casi imperceptible”.

Recordaba aquella sabia reflexión a cuenta de la destitución de Antonio Santiago como capataz de La Paz y Los Negritos. Cierto personal pareciera que está disfrutando después de haber buscado hacerse un hueco en alguna cuadrilla de Santiago como el que busca una recomendación para ganar unas oposiciones. Se están cebando con Santiago porque, de pronto, han visto que es un tipo vulnerable. Vaya por delante la cruz de guía y que quien esto escribe no ha cruzado una palabra con este capataz desde finales de los años 90. Yya ha llovido, sobre todo los Martes Santos. Antonio es una persona seria, con apariencia de ser poco accesible, lo que le ha concedido el barniz de frialdad necesario cuando se dirigen tantos colectivos como son las cuadrillas de decenas de costaleros que, por el momento, aún tiene que mandar.

¿No era el capataz de técnica perfecta? ¿No era el que mejor igualaba y en menos tiempo? ¿No era el Superman que no dormía en toda la Semana Santa? ¿No había leyendas sobre cómo conseguía encerrar la de los Negritos y estar fresco, fresquísimo, para la salida de la Macarena? ¿No era el ídolo de todos los que aspiraban a ser capataces? ¿Pero qué ha pasado de pronto? Que la peor Sevilla ha sacado el pelo de la dehesa y, en el fondo, lo han respetado mientras mantenía una posición de poder. A Antonio Santiago le ha pasado como a la propia Semana Santa: que los sevillanos han dejado de respetarla y cada tres o cuatro años la liamos parda y salimos corriendo vestidos de nazareno.

Que alguien deje de ser capataz tiene escasa importancia, mire usted. En un paso manda, o debería mandar, el fiscal. Pero como las hermandades se han dedicado a nombrar fiscales pijas o floreros, los capataces se han venido arriba. La que se la ha liado a cuenta de los ceses de Santiago tiene interés en cuanto que refleja el carácter de una ciudad, deseosa de que se produzcan nuevos ceses de este mismo personaje en otras cofradías. Así, muchos podrán colocar la banderilla corta al toro pasado de la destitución: “Ya te lo dije yo”.

Muchos de los mismos que hacían cola en las igualás son los que ahora jalean los ceses. Le envidian por su maestría y por ser el capataz de la Madre de Dios… Y encima con su hijo al lado. No nos engañemos. ¿A que es eso?

La Esperanza Macarena en Morón

El Fiscal | 18 de junio de 2011 a las 10:05

La Esperanza ya luce en una de las capillas del templo de San Miguel, catedral de la Sierra Sur. Hasta Morón de la Frontera se fue Manuel García, el hermano mayor, para asistir a la bendición de una fotografía-lienzo de la Virgen. El párroco, Amador Domínguez Manchado, es devoto de la Virgen de la Esperanza y en muchas ocasiones pueden verle ejercer su ministerio en la basílica. Un cura sin complejos con las cofradías, para que ustedes me entiendan.  En la embajada macarena formaban Álvaro García Carranza y Santiago Álvarez. Y es que un acto macareno sin Santiago Álvarez no es lo mismo, ¿o no?

Etiquetas: ,

Reflexión

El Fiscal | 17 de junio de 2011 a las 20:01

¿Qué sigue ocurriendo con las candidaturas oficialistas en la gran mayoría de las hermandades que se estrellan en las urnas, en algunos casos de forma reveladoramente estrepitosa? Salvo en la Macarena, con la victoria de Manologarcía, llevamos años viendo el chocazo que se pegan una y otra vez quienes se presentan avalados por los hermanos mayores salientes. Te echa la mano por el hombro un hermano mayor en su recta final de mandato y es como si te hubiera tocado la misma peste. Hay  salientes que se creen Aznar, con esa pose así como por encima del bien y del mal, anotando en su libreta morada el nombre de su sucesor. “Tú serás mi elegido”. Se sienten como emperadores en el circo máximo, subiendo o bajando el pulgar desde el triclinio del poder. Y el elegido, que suena a tinto peleón, se la pega de bruces en el cabildo electoral, porque el pobre se lleva el castigo que va dirigido contra el saliente. Y entonces hay que meter en la trituradora esa misma noche los papeles de los gastos en protocolo, los pescaítos y otras viandas. Ojú.

Etiquetas: ,

El pertiguero

El Fiscal | 7 de junio de 2011 a las 17:51

Primer golpe. Tam-tam electoral en la Anunciación. Ramón Escudero Espín y los miembros de su candidatura se presentaron oficialmente el jueves en el Real Círculo de Labradores. Hay que hacer una nueva consulta a Larañascopia.
Segundo golpe. Y tam-tam electoral en el Polígono de San Pablo. Miguel Ángel Campos se presenta a hermano mayor. Las elecciones son el 16 de junio.
Tercer golpe. Este jueves, cena de homenaje al pregonero. Las invitaciones se pueden recoger en el Consejo o en las hermandades de Los Estudiantes y la Macarena.
Y ciriales arriba. Oído en Las Lapas: “Mi quiniela, por ahora, es que Claudio no sigue, porque se presenta de nuevo en Las Cigarreras. Tiene su lógica, ¿no? Y me la juego a que el Consejo se puede quedar sin ningún Vicente. Veremos, veremos… Ya que Cantalapiedra puede continuar si se lo propone. Y, por supuesto, Andrés Martín seguirá  haciendo de Andrés Martín. ¿Que no me entiendes lo que te digo? Es que te quedaste en los tiempos de Campos Camacho, hijo…”

Puerta de los Palos (24 de abril)

El Fiscal | 26 de abril de 2011 a las 17:33

Una dolorosa ausencia

Una Semana Santa como la que acaba de terminar merecía más que nunca a La Canina en la calle. ¡No es justo! Se nos ha privado del final más adecuado a días tan aciagos. ¿Pero qué hemos hecho para merecer esto? Lucrecio ya lo avanzó hace algunos años. Iam nemo, fessus satiate videndi, suspicere in caeli dignatur lucida templa (“Ya nadie, cansado y harto de verlo, se digna a alzar la mirada a la luminosa bóveda del cielo”).

Sentido común

Por desgracia, desde el Jueves Santo a mediodía no hacía falta ser meteorólogo para saber que no estaba el tiempo para cofradías. Ni porcentajes ni otras gaitas. Han sido de esos días en los que la cosa ha estado clara de forma palmaria. Ha habido quienes no han querido o no han sabido verlo. Disculpados están, por supuesto. Pero el sentido común dicta que con un cielo negro zahíno no se saca una cofradía. Esta fiesta tiene demasiados críticos y es víctima tantas veces de los prejuicios que lo que no hace falta es echar más alpiste a los… pájaros.

Verídico

Viernes Santo. Son las 12:20. Monseñor Asenjo visita a la Hermandad del Cachorro. En su discurso micrófono en mano a los hermanos presentes en ese momento en el templo suelta la siguiente perla: “Lamentablemente esta tarde no podréis salir…” ¡Toma ya! Ni siquiera esperamos a la reunión del cabildo de oficiales. ¿Dónde ha quedado la soberanía de las hermandades? Falta de tacto, se llama. O tal vez un pecadillo sin mayor importancia. Ay, monseñor, monseñor…

Los sms del Fiscal

Recibido el Viernes Santo a las 18:30: “¿Has visto en Giralda TV al policía local de gala que estaba mascando chicle en la Catedral durante los oficios? Es uno que tiene bigote. Tanta gala pa ná”. Ayer a las 16:45: “Lamentable que se haya retransmitido la mojá de una cofradía como si fuese el atentado de las torres gemelas. Qué barbaridad”. A las 16:16: “Fiscal, nazareno de ruán verde con botas militares… Pero son sus hebillas reglamentarias”. A las 16:55: “Me indigna mucho cuando los hermanos celebran con aplausos y gritos la decisión de salir. Prefiero la cultura del silencio y el ruán”. A las 21:21: “Repertorio musical de pisadas de ratas con una fusión con el himno de Ucrania… Tremendo el bandismo. Y la muchedumbre exaltada, hambrienta de todo menos de Dios”. A las 21:25: “Si el Sol coge el tranvía llega antes. Hay más banda que nazarenos”.

¿Quién prepara la ruta?

¿Qué mente preclara aconseja a la autoridad eclesiástica qué iglesias debe visitar y cuáles no las mañanas de Semana Santa? O preguntado de otro modo, ¿quién decide a qué templos debe ir el arzobispo titular y a cuáles es mejor que vaya el obispo auxiliar? Huuuuuum… Alguien debería ayudar de verdad a la autoridad, decirle la verdad y exponerle los pros y los contras de ciertas presencias y ausencias. Porque hay sitios en los que se ha quedado mal. Por decirlo con tacto.

Nazarenos concienciados

Sede de una cofradía seria, muy seria. El hermano mayor se dispone a asistir al cabildo de urgencia. Un viejo nazareno se dirige a él instantes antes de que comience la sesión: “No vayas a hacer ninguna tontería, ¿eh?”. Y, por supuesto, no se hizo. Que cunda.

Una queja por escrito

Acusamos recibo del siguiente correo electrónico, recibido en la mañana del Viernes Santo: “Señor Fiscal, le traslado mi indignación por la estampa que vi anoche en el antiguo bar de los costaleros macarenos y que ahora tiene otro nombre y otro encargado. Dos nazarenos de la Macarena y dos armaos borrachos, armando escándalo en la calle Parras. Vivo muy cerca, me despertaron y pude apreciarlos desde la ventana de mi dormitorio. Me parece lamentable que un nazareno de la Macarena se descubra el antifaz fuera de la Basílica e indignante que, además, se emborrachen con la túnica puesta”.

Cogiendo velocidad

El Fiscal | 21 de marzo de 2011 a las 21:04

Hoy lunes comienza el reparto de papeletas de sitio en la Macarena, una vez concluidos los cultos en honor del Señor de la Sentencia. El otro día supimos que la Esperanza lucirá el manto de la coronación y el Señor la conocida túnica de los cardos. La cuaresma, más gris que clara en los cielos hasta ahora, coge velocidad.

Etiquetas:

El pertiguero

El Fiscal | 21 de marzo de 2011 a las 18:21

Primer golpe. El carguito de Manolito. El sábado 12 se celebró un concierto de marchas en la sede del Círculo Mercantil en la calle Sierpes. Un portero revestido de secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior (por las que hilan) se entretuvo en impedir el paso del público alegando que no cabían más personas, pese a que desde el exterior se veían muchos huecos libres. Una madre pidió que, al menos, dejara entrar a un par de niños. “Señora, no caben más personas… Y los niños son personas”.
Segundo golpe. SMS recibido el jueves a las 21:31: “No, no estoy al loro de la actualidad. Llevo todo el día con tus hermandades y ni me ha dado tiempo leer nada de prensa. Qué cansinos los capirotes, quieren ser mas importantes que el tsunami”.
Tercer golpe. Pelotazo del PSOE. Juan Espadas se ha fotografiado esta semana en el atrio con el hermano mayor de la Macarena, Manuel García. Ahí le duele a Arenas (Javier).
Y ciriales arriba. Tan verídico como tremendo. Cierto delegado del Consejo se dejó ver por los alrededores de la parroquia de San Gonzalo bajo la lluvia el pasado lunes, cuando la junta de gobierno aún meditaba una decisión. El hombre se dedicaba al bicheo y a pasear el Dustin. El individuo vio de pronto a los periodistas y se puso a hacer gestos del tipo yo no puedo decir nada. Aquí cierto personal ve demasiado los programas del corazón y tiene complejo de abogado saliendo de los juzgados de Marbella.

Los 5 € de Manolo García

El Fiscal | 23 de diciembre de 2010 a las 11:11

manologarcía1Siempre va o viene por la calle San Luis con la americana abrochada y los brazos caídos. Siempre buscando a su Esperanza, andando despacio, a la velocidad de los nazarenos de la cera verde, que las prisas no están hechas para quien tiene el DNI de platino, ni cuando se va o se vuelve de un sitio como el atrio. Manolo García es un libro abierto en el arte de gobernar, que no consiste en otra cosa que en gestionar coyunturas difíciles y en salir airoso del trance con los mínimos daños colaterales. Un manual que también tiene un capítulo sobre cómo reponerse de una mala arriá. Y este veterano se sabe de memoria todas las lecciones del código del buen gobierno, como se sabe al dedillo que el gobierno es una carrera de fondo en la que importa el resultado global y las grandes apuestas. Como Manolo no ha perdido nunca su carácter de hombre de la plaza de abastos de la Encarnación que vive y trabaja a pie de puesto, ha tenido la oportuna idea de pegarle un tijeretazo a los precios de las papeletas de sitio de una cofradía que lleva más de 2.000 nazarenos. “La junta de gobierno ha considerado oportuno disminuir la limosna de salida en 5 euros”. Esta rebaja supune una reducción del 14,29% respecto a los precios de la pasada Semana Santa, así como un 1,25% del total que suman la cuota anual y la papeleta de sitio.

La versión oficial es que esta medida se toma con el ánimo de “apoyar y reconocer el esfuerzo y fidelidad a las reglas de los hermanos que dan cumplimiento al deber de realizar la estación de penitencia”. Pero quienes conocen a Manolo saben que este viejo macareno siempre ha estado muy sensibilizado con la obra social y, por lo tanto, sabe de las fatigas de muchos hermanos para sacar la economía doméstica adelante. Los precios suben y los sueldos y pensiones se congelan en el mejor de los casos. Las sillas de la carrera oficial se encarecen un 5% sin haber dejado de subir y subir en la última década. Y resulta que llega el hermano mayor de la Macarena y renuncia a ganar 5 euros por cada papeleta de sitio con tal de hacer más llevaderos los gastos al cuerpo de hermanos. Echen, echen ustedes las cuentas del dinero que dejará de ingresar la mayordomía.

Ya no vale aquello de hacer la vista gorda con el hermano que se sabe necesitado y al que en el momento de pagar se le retira de la cola y se le pregunta por la familia. Ha llegado la hora de apostar directamente por una bajada de precios universal. Toda tarea de gobierno tiene sinsabores, pero también hay reservados momentos gratos, como el placer que sentirá García cuando reciba la felicitación de tantos macarenos por una decisión que revela su sentido de la actualidad. También ha decidido reducir los gastos del boletín y realizar a partir de ahora una única revista anual. El industrial de la Encarnación que nunca pierde el contacto con el público sabe que no están los tiempos para dispendios. Gobernar es tomar decisiones y asumir las consecuencias. Si alguien se tiene que apretar el cíngulo es el mayordomo.

Y oído en el Arco

El Fiscal | 30 de noviembre de 2010 a las 20:54

“Ahora no tenemos ningún problema serio, de verdad. Los gajes del oficio son eso, meros gajes del oficio. Son inherentes al cargo. ¿Que lo de la estatua del Papa se podía haber gestionado mejor? Pues seguro. De acuerdo en que los trapos se lavan dentro, pero lo que pasó ya es pasado. La cuestión relevante será la próxima sucesión, que hay que preparar bien y responsablemente porque no se pueden repetir los desaires que se produjeron la última vez en facetas como la de internet. En el Arzobispado conservan un dossier con todo lo ocurrido en ciertas páginas web. Aquello a todas luces fue intolerable”.

Etiquetas: ,

¡Vaya tela!

El Fiscal | 11 de noviembre de 2010 a las 12:30

¿Recuerdan aquellas cenas mítines de los partidos políticos en los años de la Transición y posteriores? Con las mesas llenas con mucho esfuerzo. ¿Y aquellos candidatos a la Macarena que pagaban la barra libre de los asistentes y prometían duchas y vestuarios para los armaos? Pues el otro día nos llegó la citación a una “cena-encuentro informal” de presentación a los medios de comunicación de una candidatura nada menos que…¡en las Aguas!