Archivos para el tag ‘La Paz’

Adiós a la última banda montada

El Fiscal | 13 de marzo de 2017 a las 19:34

SE acabaron los sones de retreta y polka en el Porvenir. Se acabaraon la caballería, las corazas, el corneterío del gozo, un símbolo del comienzo de la Semana Santa que recuperó en su día Francisco Acedo. Se acabó un toque original, distinto, que recordaba Semanas Santas del ayer, del brigada Rafael, cruces de guía en sepia arrancando cortejos antiguos. La Paz pierde la banda montada, que es lo mismo que decir que la Semana Santa pierde la banda montada, la única que muchos hemos conocido, llamada popularmente el escuadrón de caballería. Fue una gran idea recuperarla y es una lástima perderla. Dicen en voz baja que las razones son económicas. Cierto es que una banda montada es muy gravosa. No hay duda. Pero quizás pese más que hoy la afición por las cornetas, tan extendida, tenga otras preferencias.

Etiquetas: ,

Sevilla pura ante los ceses de Antonio Santiago

El Fiscal | 10 de octubre de 2016 a las 5:00

6-4-2009las penas de san vicente FOTO MANUEL GOMEZ
UN miembro del alto clero reflexionaba hace unos años durante un paseo por la Avenida, entre veladores, tíos de estética plateada haciendo la estatua y bicicletas alocadas: “Aquí hay que tener mucho cuidado. No te lo digo por los ciclistas. No… Ja, ja, ja. Te lo digo porque Sevilla te encumbra y, cuando estás en lo alto, te abandona, te retira los apoyos, te niega el calor y hasta hace por derribarte. Eso ocurre en todos los órdenes. A cierta Sevilla le encanta, por ejemplo, ayudar a alguien a ser hermano mayor, para decir que has llegado porque Fulanito te ha puesto, pero luego te dejan en la más fría soledad. Y lo hacen de forma casi imperceptible”.

Recordaba aquella sabia reflexión a cuenta de la destitución de Antonio Santiago como capataz de La Paz y Los Negritos. Cierto personal pareciera que está disfrutando después de haber buscado hacerse un hueco en alguna cuadrilla de Santiago como el que busca una recomendación para ganar unas oposiciones. Se están cebando con Santiago porque, de pronto, han visto que es un tipo vulnerable. Vaya por delante la cruz de guía y que quien esto escribe no ha cruzado una palabra con este capataz desde finales de los años 90. Yya ha llovido, sobre todo los Martes Santos. Antonio es una persona seria, con apariencia de ser poco accesible, lo que le ha concedido el barniz de frialdad necesario cuando se dirigen tantos colectivos como son las cuadrillas de decenas de costaleros que, por el momento, aún tiene que mandar.

¿No era el capataz de técnica perfecta? ¿No era el que mejor igualaba y en menos tiempo? ¿No era el Superman que no dormía en toda la Semana Santa? ¿No había leyendas sobre cómo conseguía encerrar la de los Negritos y estar fresco, fresquísimo, para la salida de la Macarena? ¿No era el ídolo de todos los que aspiraban a ser capataces? ¿Pero qué ha pasado de pronto? Que la peor Sevilla ha sacado el pelo de la dehesa y, en el fondo, lo han respetado mientras mantenía una posición de poder. A Antonio Santiago le ha pasado como a la propia Semana Santa: que los sevillanos han dejado de respetarla y cada tres o cuatro años la liamos parda y salimos corriendo vestidos de nazareno.

Que alguien deje de ser capataz tiene escasa importancia, mire usted. En un paso manda, o debería mandar, el fiscal. Pero como las hermandades se han dedicado a nombrar fiscales pijas o floreros, los capataces se han venido arriba. La que se la ha liado a cuenta de los ceses de Santiago tiene interés en cuanto que refleja el carácter de una ciudad, deseosa de que se produzcan nuevos ceses de este mismo personaje en otras cofradías. Así, muchos podrán colocar la banderilla corta al toro pasado de la destitución: “Ya te lo dije yo”.

Muchos de los mismos que hacían cola en las igualás son los que ahora jalean los ceses. Le envidian por su maestría y por ser el capataz de la Madre de Dios… Y encima con su hijo al lado. No nos engañemos. ¿A que es eso?

Novelería

El Fiscal | 17 de mayo de 2016 a las 5:00

SE-28.03.99 SEMANA SANTA,LA PAZ FOTO:JUAN CARLOS MUÑOZ
Hay que ver lo que son las cosas. Éramos todos de Antonio Santiago, encumbrado como el Zidane de los capataces, y ahora somos todos de Ernesto Sanguino. Ha sido conocerse el que dicen que es el comienzo del ERE del martillo, con el relevo en la Hermandad de la Paz, y la veleta de la ciudad ha cambiado de dirección. ¿Ernesto Sanguino he dicho? Por favor, si ahora todo el mundo le dice simplemente Ernesto… Aquí quitamos el apellido a la velocidad que marca la novelería local con más rapidez que se cierran las sillas de la Campana en cuantito pasa la Soledad de San Lorenzo. Todos somos de Ernesto a secas. ¡Hombre por Dios! ¿Acaso hay otro Ernesto? ¡Sólo hay uno!

Se veía venir

Todo el mundo, al parecer, sabía que a Antonio Santiago le iban a dar largas como capataz en el Porvenir. Todo estaba cantado por los augures del incienso. “Yo ya te lo dije cuando comimos en Rufino”. “Yo te lo avisé cuando el tío se metió de costalero para dar una chicotá”. “¿Te lo dije o no te lo dije cuando se metió a reñir a los jóvenes por una petalada al pasopalio?”. ¿Pero no era el capataz técnicamente perfecto a cuyas órdenes todos querían estar y hacían más colas que en unas oposiciones al SAS los domingos en Ramón y Cajal?

Crisis de autoridad

¿Que por qué han quitado a Santago?. Porque hay cofrades que quieren recuperar el timón perdido. Un capataz no puede mandar más que un hermano mayor o que un fiscal de paso, de la misma forma que el director de la banda de música no debe decidir unilateralmente las marchas que se tocan, ni el florista poner las flores que se le antojen.

El pertiguero

Primer golpe. Oído en la calle Brasil:“¿Y no se podían haber ahorrado en el comunicado lo de la pérdida paulatina de confianza? Si eso es evidente, ¿para qué referirlo? Se dan las gracias por los servicios prestados, se anuncia el nuevo y punto”. Segundo golpe. A mediodía, mesa y mantel:“No te fíes de las manos que aprietas de aquí al 30 de junio porque a mi me miraron a la cara casi 70 hermanos mayores prometiéndome el voto y luego me votaron menos de 30”. Tercer golpe. “Que no se fíen por tener a Andrés Martín de su parte, que tenemos ya 16 votos de las glorias… ¡Ysubiendo! ¿Eh? ¿Te enteras? ¡Subiendo!”. Y ciriales arriba. A algunas hermandades rocieras no les ha gustado la presión electoral de una de las candidaturas al Consejo en sus días de culto. Nada de nada.

Círculo Mercantil. Calle Sierpes. Presentación del cartel de las Glorias realizado por Miguel Ángel González
¿Vía crucis de Itálica?
Han pasado ya unas semanas de la presentación del muy original cartel de las Glorias. ¿Qué quieren que les diga? A mi me gusta. Rompe con lo anterior tanto por el formato, muy apaisado, como por los tonos deliberadamente oscuros. Sí, me gusta. Cierto es que es muy oscuro, lo que permite realzar el efecto de los ciriales que preceden a las imágenes marianas elegidas por el autor. Y sí, también es verdad que si se pone en el Ventorrillo Canario, alguien que llegue despistado se cree que es el cartel anunciador del Vía Crucis de Itálica, el mismo que se celebra una noche de cuaresma a la luz de las antorchas.