Archivos para el tag ‘Los Estudiantes’

Aquellos crucifijos de Derecho

El Fiscal | 30 de octubre de 2016 a las 19:29

Estudiantes
QUÉ feliz está Antonio Piñero con el regalo que ha recibido de la Hermandad de los Estudiantes en homenaje a sus ocho años como hermano mayor. Está pletórico por dos motivos. Primero, porque no se trata de una foto tamaño XXL con un marco dorado recargado con volutas y otros espantos. Ysegundo, porque se trata nada menos que de una preciosa réplica de los crucifijos que en tiempos presidían las aulas de la Facultad de Derecho. La tabla es obra de Ricardo Suárez, el artista que tiene perfectamente cogida la medida al Cristo de la Buena Muerte, tanto en pintura como en escultura de bajorrelieve.
El actual hermano mayor, Jesús Resa, no dudó a la hora de elegir al autor de un encargo tan particular. Quién mejor que Ricardo. Piñero siempre ha echado de menos que la Hermandad de Los Estudiantes no conserve ninguna de aquellas preciosas tablas, retiradas en 1998 siendo decano el desaparecido Manuel Ramón Alarcón, que camufló su objetivo con la orden de pintar las aulas y la apostilla expresa de no dejar puestas las alcayatas. Las tablas, que habían sido colocadas en 1956, fueron depositadas en un almacén y, con el paso del tiempo, acabaron en los despachos o domicilios particulares de algunos catedráticos y profesores.

La Universidad de Sevilla venía por aquel entonces de estrenar un servicio de asistencia religiosa que fue pionero en España, copiado después por otras universidades, y que fue posible gracias a las facilidades dadas por un rector que no era precisamente conservador: Javier Pérez Royo. Aun así, las tablas fueron retiradas no sin cierta polémica. Esta obra de Suárez muestra a muchos cofrades jóvenes una estética del Cristo de la Buena Muerte desconocida para ellos.

Quizás lo sustancial sea que, al menos, la hermandad sigue en su casa:la Capilla de la Universidad. Que también hubo intentos, ya superados, para efectuar un desahucio.

Contraluz de verano

El Fiscal | 26 de junio de 2016 a las 5:00

6.4.04. ESTUDIANTES FOTO:JOSE ANGEL GARCIA
A cada lunes le sigue un martes. A cada hora otra hora. No hay un solo lirio a solas porque no se entienden los lirios sin monte, ni el monte sin cruz, ni la cruz sin un Cristo, ni un Cristo sin sudario. Una llamada, un mensaje, un aviso. Los lirios de verdad brotan cuando se necesitan, no sólo en marzo, que para eso están los invernaderos de la memoria, para tener siempre flores de guardia. Hay lirios que son alabardas de la fe de guardias suizos sin uniforme. Se les necesita a deshoras y brotan con la fuerza de la temporada alta, como cuando marcean a los pies de la Buena Muerta bajo el azul Contratación. Llamas a los lirios y los lirios vuelven, como cuando brotan cada primavera esas florecillas moradas que amanecen un buen día bajo el azulejo particular del Porvenir donde nunca faltan plegarias al Dios de la hermosa cabeza tronchada.

Sí, los lunes son la antesala de los mejores martes. Y los martes están grabados con los contraluces del calor y la lluvia, la gloria y la fatiga, la incertidumbre y la esperanza, la estrechez del esparto y la sotana suelta de los monaguillos. Este lunes dejaremos lirios a sus pies para que no le falten al martes siguiente, siempre martes, que la lonja es muy larga, amigo, y quedan muchos Postigos que cruzar. Este lunes oiremos las oraciones de Juan del Río, micrófono, estola, libro, mientras cada penitente carga su cruz y va cruzando los patios de su existencia hasta salir al atrio final.

No hay lunes sin martes. No hay penitente sin cruz. Siempre hay cirineos para cada penitente. No hay martes que la lluvia deje sin ser santos, ni vida sin días de lluvia que obliguen a buscar arquillos de refugio. La soledad de esta capilla siempre espera que alguien aparezca con lirios para dejar una súplica a deshoras, sólo alertada por el zumbido de un ventilador, el crujido del respaldo de un banco o la mirada de un apóstol orillado en un altar. Es el Día de San Juan. La Buena Muerte está en su soberbia cotidianidad de blandones y sagrario de plata.

La capilla recluye nazarenos todo el año, nazarenos de paisano que cruzan la lonja, sin guiones ni heráldicas en latín, para dejar los lirios de sus peticiones. Estos lirios son de los buenos, nunca se marchitan, sus pétalos se abren como un abrazo fraternal, se alzan para ver bien cómo la cara del Señor descansa sobre el pecho. Estos lirios del verano que mañana dejaremos otra vez a sus pies no se secarán porque traen el agua fresca renovada de años y años de su propia casa, donde los azulejos se proveen de sus propias flores cada cuaresma para recordar que la cera siempre alta, el recuerdo siempre vivo y la mirada siempre al frente.

Qué lunes más feliz el de mañana, qué víspera más hermosa de martes, qué lirios más robustos tiene el Señor a sus pies, qué contraluz de verano más prodigioso. Siempre hay lirios de guardia en la Capilla de la Universidad.

Y Los Estudiantes confía en Reyes de la Lastra

El Fiscal | 10 de noviembre de 2015 a las 5:00

lastra
LA junta de gobierno de la Hermandad de los Estudiantes ha encargado a Reyes de la Lastra la realización del cartel anunciador del pregón universitario, que correrá a cargo de Alejandro Mañes. El hermano mayor, Antonio Piñero, está feliz porque tiene plenas garantías de que la obra será del agrado de la cofradía. ¿Por qué? Pues porque ha departido con la autora a la vera de la Giralda y ya conoce cómo será concebido. Lastra sabe perfectamente cuáles son las claves de la cofradía de la Universidad y de ese acto en particular, modelo de alianza entre la cultura (paraninfo y guión de la facultad del orador) y la fe (estandarte corporativo). Seguro que el mejor Dios, cruz clavada en el monte de lirios, estará presente en su obra. Yseguro también que disfrutará con el encargo. Porque esta pintora disfruta con pasión de su oficio, de la ciudad en la que vive y del mundo entero, que para eso es componente de la Asociación de Damas Diplomáticas. No se extrañen si el día de la presentación de su cartel acuden princesas árabes a arroparla. Y su amiga Rosamar Prieto-Castro, la que muchos siguen considerando como delegada de Fiestas Mayores del Ayuntamiento.

Predilectos

El Fiscal | 12 de abril de 2014 a las 5:00

ASÍ se refirió a ellos José Ignacio del Rey, el diputado mayor de gobierno. Los monaguillos son los hermanos predilectos de la cofradía, los más importantes, a los que más se mima y se cuida, en los que más se piensa. Los Estudiantes llevará este Martes Santo 114 monaguillos delante del Cristo de la Buena Muerte y 128 en la Virgen de la Angustia. Se tiene tan clara la importancia de estos hermanos que en caso de lluvia se piensa en ellos antes incluso que en las propias sagradas imágenes, tal como se deja claro en el protocolo de actuación. Un cuerpo especial de hermanos, nazarenos y de paisano, vigila por la seguridad de estos hermanos. Se tiene preparada toda una logística para prever al detalle cualquier incidencia. Resulta elogiable que haya quienes tengan claro que cuidar a los monaguillos es preparar el futuro. Porque no siempre ha sido así. Y ahora que es así, hay que destacarlo.

Eduardo Ybarra, la referencia

El Fiscal | 19 de enero de 2014 a las 18:18

Ybarra3
La vida de don Eduardo Ybarra era una continua jornada de puertas abiertas. Para visitar su hermandad, su casa, la antigua Dolorosa que preside el patio, su biblioteca, la academia… Donde él estaba, se podía entrar. Justo lo contrario del perfil del sevillano habitual de puerta cerrada y mirada desconfiada tras el visillo. Sus años al frente del Silencio fueron precisamente los del aperturismo y el crecimiento. La cofradía pasó de poder tener sentados a los nazarenos en unos cuantos bancos del atrio a sufrir verdaderas estrecheces. El contexto era el de una Semana Santa marcada por el boom, los años de las grandes bullas, de las masificaciones que luego han ido menguando por efecto de la televisión y otras causas. Todo podía aumentar, engrandecerse o salirse de medida, pero el estilo no debía cambiar nunca. Ahí estaba la clave. Y don Eduardo fue siempre en eso una referencia, la referencia de varias generaciones de sevillanos y hermanos del Silencio.
Don Eduardo era mucho más que el Silencio, porque pertenecía a ese selecto grupo de hermanos mayores que no perdían cobertura al salir de la casa de hermandad. Era alguien en la ciudad antes y después de ser hermano mayor. Así de simple. Con sentido del humor reconocía en algunas de sus intervenciones que era consciente que para muchas personas había sido el hermano mayor del Silencio, más allá de otras responsabilidades públicas. Y es verdad que en el Silencio pasó más preocupaciones que en la Academia de Buenas Letras, como también confesó alguna vez. Una junta en la academia era una experiencia mucho más tranquila que un cabildo en la hermandad.
Los Martes Santos se vestía de ruán en la Universidad. Con toda sencillez se tapaba el escudo de las Cinco Cruces con un trozo de tela y un imperdible. Era más hermano de la Buena Muerte que de Los Estudiantes. Con sencillez también se preocupaba de todo tipo de detalles:servirle el agua al conferenciante invitado, atender personalmente a los jóvenes de la cofradía, a los que reunía en tertulias de noches de verano para saber por qué se sentían atraídos por el Silencio; preocuparse de que ningún hermano se quedara sin hacer estación de penitencia por problemas económicos (“Acudan a mí en cualquier momento, me paran ustedes por la calle si es preciso, que todo quedará en confidencia”), de que hubiera un refrigerio para todo el que visitara su casa solariega de la calle San Vicente en días de calor, o de que no se bebiera ni comiera nada en la casa de hermandad en los días de reparto de las papeletas de sitio por respeto a los hermanos que hacían cola. Hoy se precisa más que nunca en las cofradías ese estilo, esa forma de hacer las cosas y ese saber estar que hacen que una persona tenga el valor de la referencia.
Ybarra1
Ybarra2

El pertiguero

El Fiscal | 7 de junio de 2011 a las 17:51

Primer golpe. Tam-tam electoral en la Anunciación. Ramón Escudero Espín y los miembros de su candidatura se presentaron oficialmente el jueves en el Real Círculo de Labradores. Hay que hacer una nueva consulta a Larañascopia.
Segundo golpe. Y tam-tam electoral en el Polígono de San Pablo. Miguel Ángel Campos se presenta a hermano mayor. Las elecciones son el 16 de junio.
Tercer golpe. Este jueves, cena de homenaje al pregonero. Las invitaciones se pueden recoger en el Consejo o en las hermandades de Los Estudiantes y la Macarena.
Y ciriales arriba. Oído en Las Lapas: “Mi quiniela, por ahora, es que Claudio no sigue, porque se presenta de nuevo en Las Cigarreras. Tiene su lógica, ¿no? Y me la juego a que el Consejo se puede quedar sin ningún Vicente. Veremos, veremos… Ya que Cantalapiedra puede continuar si se lo propone. Y, por supuesto, Andrés Martín seguirá  haciendo de Andrés Martín. ¿Que no me entiendes lo que te digo? Es que te quedaste en los tiempos de Campos Camacho, hijo…”

Puerta de los Palos (20 de abril)

El Fiscal | 21 de abril de 2011 a las 21:30

Cita ineludible

La de un grupo de bofeteros cada Martes Santo en el Eslava. Llueve o ventee los de La Mano de Malco no faltan a la cita cuando el reloj traspasa la una de la tarde y la garganta va pidiendo darse un buen baño en ese oro líquido que estos días reluce en los gaznates de los sevillanos más que las canastillas de ciertos pasos que usted y yo sabemos. Allí estuvo Rosamar Prieto-Castro, nuestra delegada de Fiestas Mayores, que no deja de recibir felicitaciones tanto por su gestión en estos cuatro años como por la presentación del pregonero. “Rosamar, eres la responsable de que estuviera cinco minutos de pie aplaudiendo. Eso, a mi edad, lo hago en contadas ocasiones. Enhorabuena”. Y la delegada le dio un cariñoso apretón de manos a quien pronunció estas palabras.

De la tele local

Y en éstas estaban los de la Mano de Malco cuando las lenguas se afilaron y hubo algún que otro hermano que recordó lo “bonita” que quedaría la penúltima cofradía del día por una calle con el fondo de un luminoso donde se anuncian películas de contenido poco recomendable para estas fechas. “Y todo por una efemérides que ya ha pasado”, decían las lenguas afiladas. Al final, la lluvia se llevó por delante –para pena de pocos y alegría de muchos– esta “fina” estampa.

Estornudos

Los que se escucharon en la parroquia de San Lorenzo cuando el viento empezó a despojar de los plataneros de la plaza esa pelusilla que se introdujo en narices y gargantas de miembros del comisionado, hermanos, devotos y curiosos que tuvieron que hacer uso del kleenex y otros utensilios a mano para aliviar los ataques de alergias. Estornudos y más estornudos. Entre ellos los del párroco del templo, Fernando Reyes Rico. Cosas de la primavera.

Vuelve el clavel

Si los primeros días de la Semana Santa las flores exóticas con nombres de dificultosa pronunciación han sido las que han reinado en los exornos de pasos de Cristo y  palios, el Martes Santo fue el clavel el que volvió a mandar, aunque con muy mala suerte.

Duelo en el Cachorro

La noticia más triste del Martes Santo llegó cuando el cielo parecía despojarse de las nubes que tanta amargura dibujó en los rostros. Había fallecido Francisco Ruiz Torrent, el pregonero de la Semana Santa de 2002, el que describió, en un imaginativo recorrido trazado a golpe de buena letra, el tránsito de su Cachorro por la calle Alfarería, por el corazón de la vieja Triana. El que le pidió a la Macarena que lo dejara allí o que se lo llevara con Ella. Se nos fue Paco en una tarde con aires de noviembre, cuando las dolorosas se cubren de negro. Nueve años se han cumplido de su Pregón y todavía resuenan sus versos a la Virgen de San Gil, que, a buen seguro, ya le ha tomado la palabra.

Los ‘sms’ del fiscal

A las 16:00: “Fiscal, más de cien monaguillos dentro de la Universidad dispuestos a salir”. A las 16:25: “Se cumple la maldición de los segundos años de mandato en los Estudiantes. Por tercera vez consecutiva no sale la cofradía un segundo año de mandato”. A las 17:10: “El despropósito de los Javieres. Abren la puerta para salir y está lloviendo. Un espectáculo evitable”. A las 17:25: “Hay que ser cursi para decir por la tele que en la votación de los Javieres hubo empate técnico, como si fuera una encuesta electoral”. A las 17:28: “Hay un individuo que es entrevistado en Giralda TV como responsable de seguridad de San Benito’. Ni el Pentágono…”.  A las 21:15: “Niños empapados en la Bofetá. Lo de salir lloviendo ha sido una enorme insensatez”.

El ‘supernazareno’ Marchena

El Fiscal | 12 de abril de 2011 a las 17:43

El consejero delegado de Emasesa y cirineo del alcalde, Manuel Marchena, se vestirá de nazareno hasta cuatro veces esta Semana Santa. Hará las estaciones de penitencia con el Museo (la Virgen de las Aguas es patrona de la empresa metropolitana de aguas), Los Estudiantes (la cofradía de la que se hizo hermano en su etapa como alumno de la Hispalense), el Buen Fin (hermandad que así se lo ha rogado por su colaboración como gerente de Urbanismo y en los últimos tiempos para impulsar el centro de estimulación precoz) y el Gran Poder de Brenes (la hermandad familiar). A Marchena van a tener que recogerlo con cucharilla la mañana del Viernes Santo. Un poquito de Red Bull para este hombre, por favor…

Lirios

El Fiscal | 30 de marzo de 2011 a las 11:04

A guasa del calendario tiene entre sus efectos el de amenazar los montes de lirios para la próxima Semana Santa. Tal vez para la mayoría carezca de importancia que el exorno floral de un paso de Cristo sea de lirios, claveles u otras especies, muchas de ellas exóticas por obra y gracia de la fusión de floristas originales y priostes atrevidos. Pero los símbolos son símbolos por algo, están para algo, tienen su significado. Y si a la Semana Santa y, sobre todo, a algunas cofradías, se le suprimen ciertos símbolos, se corre el serio peligro de dejarlo todo hueco. Cuesta imaginar, por ejemplo, un Cristo de la Buena Muerte sin lirios morados a sus pies, símbolos de la alianza entre la cultura y la fe. Y no decimos unos cuantos lirios a modo de friso. Ni siquiera de lirios salpicaditos sobre una alfombra de claveles rojos de esos que llaman tonalidad sangre de toro. Nos referimos a un monte exclusivo de lirios morados. Que no falten el Martes Santo. Ni con la guasa del calendario.

Etiquetas: ,

Novedad editorial

El Fiscal | 13 de diciembre de 2010 a las 18:17

El galeno Juan Manuel Contreras Ayala, hermano mayor de los Estudiantes entre 1991 y 1995, ha escrito el libro Tradición, estilo y vivencias de la Semana Santa, una obra que ha resultado premiada por el Colegio de Médicos y que será presentada en su momento en los salones de la fundación Cruzcampo por el abogado Joaquín Moeckel.