Archivos para el tag ‘Monseñor Asenjo’

Del arzobispo y de Vázquez Consuegra

El Fiscal | 18 de septiembre de 2012 a las 5:00

Monseñor se viene a arriba
Se le nota muy contento y relajado al arzobispo en este arranque de curso, una vez superada la operación quirúrgica y muy probablemente otros achaques menores. Está despierto, muy despierto, ¿verdad?. Y menos receloso en tratar algunos asuntillos que en otro tiempo le hacían potenciar las defensas. Debe ser que pasa el tiempo y se va haciendo a la ciudad. Incluso habla cada vez con más sentido del humor de sus primeros incidentes en la diócesis, aquello de la estampita y lo del pregón. Y de más cosas…
Esa primera vez…
Por ejemplo, monseñor recuerda cuando la ocasión lo merece lo que le ocurrió cuando en el Gran Poder le pidieron por primera vez que presidiera la función del 6 de enero. El prelado expuso que su costumbre era disfrutar de las vacaciones de Navidad hasta después del día de Reyes, por lo que hasta el 8 no regresaría a Sevilla. Alguien, tal vez de la hermandad o tal vez de la curia, le espetó: “Si usted se queda ese día en su tierra, mejor que no vuelva ya a Sevilla”. Y monseñor Asenjo buscó la combinación de transporte para estar donde se le demanda a un arzobispo de Sevilla que esté el día de la Epifanía. Terminada la función retornó a su destino manchego. Y todos contentos. Aquel año, por cierto, le invitaron a presidir la novena de la Virgen de los Reyes. Y miembros de la asociación de fieles cuentan que monseñor exclamó con su cuota de razón: “¿Y cuándo descanso yo?” Esos fieles no sabían lo de enero.
Vázquez Consuegra, al atril
El arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra se fotografió el martes
con Zoido en el nuevo auditorio de Fibes. El solito, sin ayuda de nadie, definió con precisión pregoneril el ambiente recreado en el edificio: “Una vibrante atmósfera de plata”. ¡Tomaaaaaa! ¿Se refería el arquitecto a la Hiniesta por la Alameda o a la Candelaria por los jardines? Su comentario no lo mejora ni el recordado Juan Delgado Alba cuando dijo aquello tan afinado del “rumor de plata batida” para referirse a los golpes de pértiga. ¿No vota el Consejo para pregonero a un tío que manda jamones o incluso a un literato ya fallecido? Pues ahí tienen los Arena´s boys al verdadero revulsivo del depauperado acto del Pregón. Consuegra, al atril. Sería perfecto. Porque las Semanas Santas son cada vez más grises, más negruzcas y con menos luz a cuenta de la lluvia. Y esos tonos le van mucho a Consuegra. Ahora bien, el chaqué deberá ser desestructurado, que no se diga. Y al final del acto, la caridad de los cofrades no dirá que ha oído el Pregón de “un hombre muy de Iglesia”, sino que ha sido el Pregón de un “hombre muy del régimen”. Vibrante atmósfera de plata… ¡Cosas veredes, amigo!

Verídico

El Fiscal | 24 de junio de 2011 a las 15:39

Sábado, 11 de junio. El arzobispo y su secretario se dirigen a pie a la toma de posesión de la nueva corporación municipal. Los manifestantes congregados en la Plaza Nueva, que no eran precisamente de la adoración nocturna, lanzan todo tipo de improperios al prelado. Una vez dentro de la Casa Consistorial, monseñor Asenjo comparte ascensor con el abogado Joaquín Moeckel, al que refiere los insultos que ha recibido. “Asesino y pederasta…” El letrado le susurra en ese momento: “A nuestro Señor Jesucristo le dijeron cosas peores y los perdonó desde la cruz”.

Puerta de los Palos (24 de abril)

El Fiscal | 26 de abril de 2011 a las 17:33

Una dolorosa ausencia

Una Semana Santa como la que acaba de terminar merecía más que nunca a La Canina en la calle. ¡No es justo! Se nos ha privado del final más adecuado a días tan aciagos. ¿Pero qué hemos hecho para merecer esto? Lucrecio ya lo avanzó hace algunos años. Iam nemo, fessus satiate videndi, suspicere in caeli dignatur lucida templa (“Ya nadie, cansado y harto de verlo, se digna a alzar la mirada a la luminosa bóveda del cielo”).

Sentido común

Por desgracia, desde el Jueves Santo a mediodía no hacía falta ser meteorólogo para saber que no estaba el tiempo para cofradías. Ni porcentajes ni otras gaitas. Han sido de esos días en los que la cosa ha estado clara de forma palmaria. Ha habido quienes no han querido o no han sabido verlo. Disculpados están, por supuesto. Pero el sentido común dicta que con un cielo negro zahíno no se saca una cofradía. Esta fiesta tiene demasiados críticos y es víctima tantas veces de los prejuicios que lo que no hace falta es echar más alpiste a los… pájaros.

Verídico

Viernes Santo. Son las 12:20. Monseñor Asenjo visita a la Hermandad del Cachorro. En su discurso micrófono en mano a los hermanos presentes en ese momento en el templo suelta la siguiente perla: “Lamentablemente esta tarde no podréis salir…” ¡Toma ya! Ni siquiera esperamos a la reunión del cabildo de oficiales. ¿Dónde ha quedado la soberanía de las hermandades? Falta de tacto, se llama. O tal vez un pecadillo sin mayor importancia. Ay, monseñor, monseñor…

Los sms del Fiscal

Recibido el Viernes Santo a las 18:30: “¿Has visto en Giralda TV al policía local de gala que estaba mascando chicle en la Catedral durante los oficios? Es uno que tiene bigote. Tanta gala pa ná”. Ayer a las 16:45: “Lamentable que se haya retransmitido la mojá de una cofradía como si fuese el atentado de las torres gemelas. Qué barbaridad”. A las 16:16: “Fiscal, nazareno de ruán verde con botas militares… Pero son sus hebillas reglamentarias”. A las 16:55: “Me indigna mucho cuando los hermanos celebran con aplausos y gritos la decisión de salir. Prefiero la cultura del silencio y el ruán”. A las 21:21: “Repertorio musical de pisadas de ratas con una fusión con el himno de Ucrania… Tremendo el bandismo. Y la muchedumbre exaltada, hambrienta de todo menos de Dios”. A las 21:25: “Si el Sol coge el tranvía llega antes. Hay más banda que nazarenos”.

¿Quién prepara la ruta?

¿Qué mente preclara aconseja a la autoridad eclesiástica qué iglesias debe visitar y cuáles no las mañanas de Semana Santa? O preguntado de otro modo, ¿quién decide a qué templos debe ir el arzobispo titular y a cuáles es mejor que vaya el obispo auxiliar? Huuuuuum… Alguien debería ayudar de verdad a la autoridad, decirle la verdad y exponerle los pros y los contras de ciertas presencias y ausencias. Porque hay sitios en los que se ha quedado mal. Por decirlo con tacto.

Nazarenos concienciados

Sede de una cofradía seria, muy seria. El hermano mayor se dispone a asistir al cabildo de urgencia. Un viejo nazareno se dirige a él instantes antes de que comience la sesión: “No vayas a hacer ninguna tontería, ¿eh?”. Y, por supuesto, no se hizo. Que cunda.

Una queja por escrito

Acusamos recibo del siguiente correo electrónico, recibido en la mañana del Viernes Santo: “Señor Fiscal, le traslado mi indignación por la estampa que vi anoche en el antiguo bar de los costaleros macarenos y que ahora tiene otro nombre y otro encargado. Dos nazarenos de la Macarena y dos armaos borrachos, armando escándalo en la calle Parras. Vivo muy cerca, me despertaron y pude apreciarlos desde la ventana de mi dormitorio. Me parece lamentable que un nazareno de la Macarena se descubra el antifaz fuera de la Basílica e indignante que, además, se emborrachen con la túnica puesta”.

El lagarto de la catedral

El Fiscal | 21 de marzo de 2011 a las 16:14

<<El arzobispo tiene toda la razón cuandio alerta de la falta de vocaciones. En la hermandad difícilmente sostenemos ya el número de misas. El cura no puede atender tanta celebración, además de las de la parroquia. Esto irá aún peor en poco tiempo si la crisis vocacional no se soluciona pronto>>

La voz del pastor

El Fiscal | 15 de marzo de 2011 a las 9:26

Contudente estuvo monseñor Asenjo en la entrevista concedida el viernes a Diario de Sevilla cuando exhortó a las hermandades a trazar una raya roja para no ser instrumentalizadas políticamente en tiempos de campaña. Un mensaje atinado y necesario. No obstante, hubo una respuesta muy comentada en ciertos conciliábulos. Cuando Juan Parejo le cuestiona por las sillas que se instalarán fuera de la carrera oficial como novedad de la próxima Semana Santa, el prelado pasa página (“Yo me abstengo”) al no ser un tema “ni de moral ni de fe”. Cierto es que la iniciativa del gobierno local a un mes de las elecciones poco tiene que ver con asuntos de la conciencia, pero la maniobra político-electoralista se realiza con cargo a eso que se continúa llamando Semana Santa. Si se sigue el aserto de que nada de la sociedad actual es ajeno a las cofradías y que las cofradías no son ajenas a la sociedad actual, reducir el campo de visión (y de opinión) puede ser quedarse corto. Algunos esperaban una respuesta distinta, sobre todo cuando la Iglesia exige un alto grado de compromiso público a los laicos las 24 horas del día. Éstos también podrían alegar que en sus trabajos y en otros órdenes se “abstienen” de hablar de Religión. A no ser que se trate de sacristanes…

Ocurrió en el Baratillo

El Fiscal | 23 de febrero de 2011 a las 11:43

Interesante cruce de comentarios entre el arzobispo Asenjo y Moeckel el otro día en la casa de hermandad del Baratillo a cuenta del decreto light sobre las nazarenas. Al clero no le ha sentado bien que el letrado denunciara que el texto es jurídicamente muy pobre. Digan lo que digan los pusilánimes de turno, aquella charla improvisada bien puede ser el comienzo de una gran amistad. Al tiempo.

Ilustre visitante

El Fiscal | 15 de febrero de 2011 a las 20:46

El arzobispo acudió el viernes por la tarde al taller de Juan Manuel Miñarro acompañado por sus primos y su secretario. Llegó paseando por la calle Viriato y fue recibido por el anfitrión y por miembros de la comisión pro monumento a Juan Pablo II, entre los que estaban Julián Aguilar, José María Peláez y Ricardo Suárez. Allí contempló el boceto y la escultura a tamaño natural en cera de fundición. Colocó un trozo de cera en la escultura y quedó maravillado del taller del maestro Miñarro, pero no vio los reptiles vivos que el escultor guarda en una de las habitaciones de su estudio. Eso sí que es un fondo de reptiles y no el de la Junta que trae al socialista Viera por la calle de la Amargura (dos pasos).

Más detalles
Asenjo le preguntó a Miñarro si era catedrático. El escultor le dijo que sí. El prelado le comentó entonces: “Te doy mi matrícula de honor por la obra”. “Tenéis que seguir para adelante. Sevilla tiene que tener en mayo la escultura de su Papa”. Dicen que aludió al compromiso verbal de Juan Ignacio Zoido para permitir la ubicación de la escultura en la Avenida de la Constitución.

El lagarto de la catedral

El Fiscal | 2 de febrero de 2011 a las 12:03

<<Te aseguro que tienen una relación muy cordial, mucho más de lo que te crees. El cardenal recibió en su casa de Madrid esta semana al arzobispo Asenjo. Almorzaron juntos en una agradable cita. Asenjo comprobó que el cardenal se recupera muy bien de la caída que sufrió en Caracas>>

El lagarto de la catedral

El Fiscal | 11 de enero de 2011 a las 19:26

<<Te aseguro que monseñor Asenjo prepara para septiembre el nombramiento del que sería ya su tercer secretario personal en poco más de un año. El actual abandona también estas labores. El candidato aguarda sólo su ordenación como diácono. Está claro que los secretarios aguantan poco>>

El pertiguero

El Fiscal | 6 de enero de 2011 a las 15:55

Primer golpe. ¿Es verdad que Carlos Herrera se marchará la próxima Semana Santa a Zamora y que su compadre Marvizón le ha dicho “haz pasar de mí ese cáliz” cuando le animó a ir juntos?
Segundo Golpe. El Consejo ya ha enviado las cartas de pago de las sillas.
Tercer golpe. Asenjo predicará la función de las Siete Palabras. ¿Un gesto por no organizar una procesión por el 500 aniversario fundacional?
Y ciriales arriba. “José Ignacio Jiménez Esquivias se mueve, Fiscal… Hazme caso porque este señor arrastra tela de gente”.

El pertiguero