¿Jardinería?

Jesús Cabrera | 7 de mayo de 2011 a las 7:07

La ciudad de Córdoba ha acogido estos días el III Encuentro Internacional Hispano Árabe de Jardinería. Más de 300 expertos han llegado a la ciudad en el mejor momento del año, siempre y cuando luzca el sol y la lluvia no la fastidie, para sumergirse ese fenómeno conocido en el mundo entero como son los Patios. Estos técnicos, procedentes de los 15 países del mundo que quizás sepan más de jardines, han tenido también la oportunidad de conocer el Alcázar de los Reyes Cristianos y Medina Azahara. Muchos de ellos habrán cogido su plano y se habrán dirigido a recorrer las manchas verdes que aparecen en el papel pensando que son jardines. Habrán llegado hasta el paseo de la Victoria, el Campo de la Merced, Vallellano, Los Patos y otros en los que apenas encontraron una sola flor. Y eso que estamos en mayo. Desencantados, cabe la posibilidad de que se dirigieran a las típicas plazas cordobesas, conocidas hasta hace poco por su eclosión primaveral. Llegaron a la del Doctor Emilio Luque y se les cayeron los palos del sombrajo, porque sólo había un seto de relleno para simular lo que no existe. Después, en las plaza de Capuchinas echaron en falta la celinda que la perfumaba hasta el año pasado y admiraron la dispersión de trozos de corteza en unos huecos llamados arriates. Pero no se llevaron, a pesar de esto, una mala impresión de Córdoba, ya que comprendieron que la jardinería, lo que se dice jardinería, sigue existiendo, aunque en manos privadas. Viana es un ejemplo.

Los comentarios están cerrados.