La campaña de Bildu

Jesús Cabrera | 2 de junio de 2011 a las 7:00

Es normal que en estos días en Córdoba se guarde la respiración ante la visita mañana del jurado que nos evaluará para concedernos –seguro que sí– la ansiada Capitalidad Cultural de Europa. La intención es que todo sea una sorpresa para que se lleven la mejor impresión de Córdoba y por eso está cuidado hasta el más mínimo detalle. En todo este proceso no puede haber el más mínimo desliz para que la ciudad no pierda puntos frente a sus competidoras. En cambio, éstas sí están sufriendo situaciones que nos benefician a nosotros porque pueden perder buena parte de los méritos que pudieran tener. Éste es el caso de San Sebastián, una de las principales competidoras de Córdoba. Desde que la muy extraña coalición de Bildu se alzó como la candidatura más votada en las elecciones del pasado 22 de mayo, todos las noticias sobre esta ciudad nos benefician una enormidad. Lo primero fue que la fuerza mayoritaria en el consistorio donostiarra sea la que por activa y por pasiva se ha hinchado de proclamar que no querían ver ni en fotografía nada que tuviera que ver con la Capitalidad Cultural. Después vino su conversión saulina a la candidatura y ahora son los mayores defensores de la iniciativa. Eso es firmeza de criterios. Por último está su afirmación sobre una posible visita de los Reyes a San Sebastián. Ahí sí lleva ventaja Córdoba, porque aquí no hay “seres” tan limitados en sus entendederas.

Los comentarios están cerrados.