Fuera tópicos

Jesús Cabrera | 29 de julio de 2011 a las 7:00

La gastronomía cordobesa, como no podía ser de otra manera, también es víctima de los tópicos. De unos años a esta parte todo el mundo cree que los cordobeses nos alimentamos a base de flamenquines y de salmorejo, y que los más sibaritas se dan al mundo de la berenjena frita con miel de caña. Cualquiera se puede imaginar que en las alacenas cordobesas sólo se almacenan estos productos, lo cual no es verdad. Una cosa es que se haya triunfado con el flamenquín, el salmorejo y las berenjenas y otras que no haya más universo culinario en esta tierra. ¿Dónde nos dejamos, entonces, el maravilloso, el ecológico, el sociable y el ancestral perol cordobés, eh? ¿Nadie piensa en él? Aquí también se guisa el arroz y un equipo cordobés de Bodegas Mezquita lo va a demostrar a finales de septiembre en Valencia, que es algo así como ir a Astorga a explicar cómo hay que hacer las mantecadas. El grupo capitaneado por Baldomero Gas y Ramón Montilla van a detallar que el guiso tradicional está más que superado y que Córdoba está a la vanguardia con platos tan sofisticados como el arroz cremoso con queso de cabra y presa con velo de tocino ibérico. Este plato, por ejemplo, reúne todos los requisitos para triunfar, porque condensa un puñado de productos de la tierra que son de primera división, así como lo más importante, que es tener un nombre tan largo que pueda competir con lo que hacen los cocineros que ya están en el Olimpo de la gastronomía.

Los comentarios están cerrados.