Están que trinan

Jesús Cabrera | 31 de julio de 2011 a las 7:00

Quienes ya han pasado por cualquier playa coinciden en el mismo comentario: los de los chiringuitos están que trinan. ¿Qué es lo que ha pasado? Pues que en julio no han hecho el agosto que esperaban. El primer mes vacacional masivo supone para estos establecimientos playeros unos importantes ingresos garantizados que son el colchón de varias familias para el resto del año. Pero la crisis económica y las frescas temperaturan han hecho que su público potencial se retraiga del esparcimiento habitual en los chiringuitos y estiman que sus ingresos han caído nada menos que un 50%, que no es poco. La ausencia de calor ha hecho que a menos clientes les apetezca la cerveza fresquita y dicen, además, que en algunos días de julio ha bajado tanto el termómetros que muy pocos eran los que pisaban la arena. ¿Cuál ha sido la consecuencia? Pues que muchos de estos restaurantes de temporada han tenido que reducir el número de contrataciones para acomodarlas a su ritmo de ingresos, por lo que al final todo repercute en un mayor número de parados. Como siempre.

Los comentarios están cerrados.