Suspensos en inglés

Jesús Cabrera | 20 de enero de 2012 a las 7:00

Los conocimientos de idiomas que tenemos los españoles no mejoran con el paso del tiempo. Es proverbial la carencia en esta materia y que tiene su principal reflejo en nuestros dirigentes públicos. Qué pocos prescinden del traductor. Cuentan que cuando Alfonso XIII conoció a la que iba a ser su esposa le dijo en francés que le disculpase que no hablase en inglés, pero que en España no se aprendía la lengua del enemigo, en referencia a la entonces reciente guerra de Cuba contra los Estados Unidos. De ser cierta esta justificación, ya ha pasado demasiado tiempo para desterrar esta grave carencia y dominar correctamente al menos una lengua extranjera. Una empresa dedicada a la enseñanza de la lengua anglosajona ofreció ayer el dato de que los españoles, junto con los rusos y los turcos, son los europeos que tienen un nivel más bajo de inglés. ¿Alguien lo discute? Entre las razones argumentan que hay un problema de base, con es la fonética diferente de ambas lenguas, además de que el sistema educativo no le ha prestado importancia en el pasado. Pudiendo ser ciertas estas dos posibles causas, lo cierto es que siempre se ha tenido la esperanza de que sean las nuevas generaciones las que hagan a España remontar posiciones en esta clasificación. Mientras tanto, el inglés quedará como segunda lengua obligatoria mientras surgen otras, como el alemán o el chino , que cada vez cuentan con más adeptos porque en ellas está el futuro.

Los comentarios están cerrados.