El futuro del SAT

Jesús Cabrera | 24 de agosto de 2012 a las 7:00

Lo mejor que puede hacer el SAT en esta recta final del verano es replantearse su futuro. La irrupción que han protagonizado este verano después de algunos años de inactividad no ha dado los resultados que ellos esperaban. O a lo mejor sí. Si esperaban concienciar a la sociedad andaluza y española de la necesidad de poner pie en pared en defensa de los sectores más débiles de la sociedad, a la vista está que los respaldos que han sumado en las acciones realizadas hasta ahora son testimoniales, por no decir ridículos. Las personas en cuyo nombre organizan estas protestas no se han incorporado a la marcha tras las banderas a su paso por las carreteras de nuestra provincia. En cambio, si lo que se pretendía era que el asalto a los supermercados, el chapuzón en la piscina del Palacio de Moratalla o la entrada en Córdoba como un césar invicto sirviera para alimentar el culto a la personalidad de Juan Manuel Sánchez Gordillo el objetivo está cumplido. Y con creces. Dentro de unos días volverán a repetir la operación en la provincia de Cádiz y se sucederán los mismos episodios que en estos días se han vivido en Córdoba. Y después de Cádiz irán a otro sitio, si no les paran antes los pies. Acabará el verano y se replegarán a Marinaleda, el cuartel de invierno en donde el SAT maquinará las acciones que desarrollarán en el próximo agosto para mayor gloria mediática de su líder y en nombre de unas víctimas de la crisis que a su paso bajarán con miedo las persianas de sus negocios.

La artista de Borja

Jesús Cabrera | 23 de agosto de 2012 a las 7:00

A presunta restauración sufrida –y nunca mejor dicho– por una pintura al fresco en la iglesia de Borja a manos de una anciana ha sido la noticia más esperada del verano para refrescar una actualidad marcada por la situación económica, los bolos de Sánchez Gordillo y el desafine de los cantores de la comisión de los ERE. El antes y el después del Ecce Homo que pintara Elías García Martínez copó ayer todos los medios informativos y las redes sociales divulgaron las imágenes para esbozar una sonrisa ante el resultado del trabajo de la artista. Ella dice que no está acabada la restauración, algo que nos ha llenado a todos de inquietud por conocer el desenlace final. Cualquier parecido con la obra original sería pura casualidad, puesto que lo que se puede ver en el muro de este santuario poco tiene que ver con la pintura primitiva. Lo ocurrido en Borja no es un hecho aislado; es noticia porque ha sucedido ahora, pero ha sido muy frecuente a lo largo de la historia. Los templos están llenos de obras de arte que con el paso del tiempo se iban adaptando a los gustos artísticos de cada momento. La aparición de los restauradores profesionales y la mayor sensibilidad social en la protección del patrimonio artístico ha hecho que lo ocurrido en este pueblo zaragozano sea la excepción de nuestros tiempos. La buena mujer, después de hacer su taller de pintura en el centro de mayores del pueblo se creía capacitada para esta restauración que está dando la vuelta al mundo civilizado.

‘Pasodoble’

Jesús Cabrera | 22 de agosto de 2012 a las 7:00

Definitivamente prefiero a Rafael Azcona. Hace casi 30 años escribió el guión de una película que precisamente se repitió ayer. Este largometraje se llama Pasodoble, lo dirigió José Luis García Sánchez y tuvo un elenco de lujo, irrepetible, desde una veterana Antoñita Colomé a una entonces novata María Galiana, desde Fernando Rey y Luis Ciges a Juan Diego o Antonio Resines, entre otros muchos. Narra la historia de una familia que por aquello del histórico resquemor hacia la aristocracia ocupan el palacio de Viana. ¿Les suena la historia? Es lo mismo que la toma de Moratalla, aunque con más arte. Los espléndidos diálogos creados por Azcona –un enamorado de Córdoba, por otra parte– no tienen nada que ver que la verborrea enmohecida de Sánchez Gordillo y Cañamero. Los dirigentes del SAT, megáfono en mano, dicen lo mismo que decían estos actores, pero sin gracia. Les falla el ingenio. Las gallinas correteando por el Salón de Tobías y el patio de las Rejas no tienen nada que ver con los jornaleros saltando a la piscina con el culo al aire. El perol de migas de hace María Galiana es más solvente que el guisado ayer en los jardines que diseñó Forestier. Esto demuestra que Sánchez Gordillo y Cañamero no son aficionados al cine. Si hubieran visto la película Pasodoble se hubieran ahorrado el ridículo del plagio de algo que ya ideó Azcona hace mucho tiempo. O es que los del SAT tienen el reloj parado desde hace tres décadas y no quieren ponerlo en hora.

Obras con garantías

Jesús Cabrera | 21 de agosto de 2012 a las 7:00

Si el Ayuntamiento fuese más celoso en la calidad de los trabajos que las empresas contratadas realizan en la vía pública nos hubiésemos ahorrado en los últimos años una considerable cantidad de dinero y los cordobeses habríamos evitado una serie de molestias que no había porqué soportar. El caso más significativo de todos es el del carril de la Telefónica en la plaza de las Tendillas. Después de su radical reforma en 1999 padeció todos los veranos una serie de trabajos para eliminar los socavones que una y otra vez se producían en el pavimento. La obra, decíamos, se hizo en 1999 y la última actuación fue hace poco más de un año, cuando con motivo de la actuación en la calle Cruz Conde se aprovecho para la intervención definitiva. Esperemos que así sea. Otro caso parecido es el de la calle Puerta del Rincón, que es el tramo que va desde el Isabel la Católica hasta la cuesta del Bailío. Desde que se reformó esta vía, el adoquinado se ha hundido en más de una ocasión, lo que ha ocasionado que se vuelva a levantar de nuevo para unas reparaciones que hasta ahora han sido efímeras. Con las obras iniciadas ayer, tanto en esta calle como en Alfaros, lo primero que se ha acometido ha sido levantar todo el pavimento para colocarlo de nuevo como se debió colocar en un principio. Si todos estos trabajos estuviesen bien realizados desde un principio, como hemos dicho, tanto el Ayuntamiento como nosotros nos habríamos ahorrado tanto dinero como molestias.

Perdida en el mapa

Jesús Cabrera | 20 de agosto de 2012 a las 7:00

Comprendo perfectamente el cabreo que tienen los prieguenses. Se sienten ninguneados y perdidos en un mapa donde nadie se ha preocupado de señalar donde está este monumental municipio. Que en la A-45 no exista ningún rótulo de que la salida 56 es la que lleva directamente a Priego puede tener una explicación y hasta un responsable. Un olvido, un criterio absurdo; vaya usted a saber. Pero que además de en la autovía este olvido se repita también en la A-92 y en la N-432 es para pensar en algo peor. ¿Una confabulación? No tiene explicación que quien quiera llegar por primera vez a Priego de Córdoba tenga que recurrir al mapa –algo que nadie hace a estas alturas– o la GPS –que no es tan común en los vehículos–. Además, esta última tecnología puede inducir a error, porque avisará del camino correcto, pero el conductor dudará al ver que en la desviación se indica una retahila de localidades en las que, curiosamente, no figura Priego. Los primerizos, por tanto, están condenados a perderse por alguna carretera y a dar un montón de vueltas antes de llegar a la ciudad del agua, de la cal, del barroco y de tantas cosas más. Está bien que el Ayuntamiento se ponga las pilas y que pelee todo lo que tenga que pelear hasta ver reconocido este justo. La marginación que sufre esta localidad cordobesa no tiene explicación posible a no ser que sea por la envidia que otros le tienen.

Los muertos del verano

Jesús Cabrera | 19 de agosto de 2012 a las 7:00

El calendario es tremendamente injusto. Los personajes célebres que fallecieron a lo largo del otoño, el invierno o la primavera no tienen el mismo derecho al reconocimiento anual que los que lo hicieron en verano. Morir en pleno estío tiene un plus, y si es agosto, mejor. Los muertos no mueren del todo mientras se les recuerda y todos tienen derecho a esto, pero no es equitativo que se recuerde más a unos que a otros. John Lennon murió en diciembre y cada año tiene derecho a unas breves referencias mientras Elvis Presley lo hizo un 16 de agosto que se rememora con excursiones a su casa de Mephis, concursos de imitadores, programas especiales y páginas en los periódicos en las que se vuelve a analizar lo ya analizado de la profundidad de su voz o de la elasticidad de su pelvis. El objetivo no es otro que recordar a esta grandísima figura del rock, y me pregunto: ¿Lennon no tiene derecho a lo mismo?

Alfaros

Jesús Cabrera | 18 de agosto de 2012 a las 7:00

La semana que viene es decisiva para los vecinos de la calle Alfaros. Por fin el Ayuntamiento va a poner en marcha una medida reclamada desde hace años que llevará la tranquilidad acústica a estos hogares. El trabajo consiste en fresar una franja de los adoquines para que los neumáticos de los vehículos no vayan botando con el ruido que conlleva. Esta situación tiene la repercusión que tiene porque la calle Alfaros es una de las más sensibles de la ciudad. No sólo es frontera entre la Villa y la Ajerquía, sino que también es puente de acceso directo desde el Norte del Casco Histórico hasta el Centro y el Sur. Esta situación provoca que el volumen de tráfico sea muy superior al deseado por todos y que en el mismo se alternen tanto los automóviles particulares como los más pesados de carga y descarga así como el transporte público. La estrechez de la calle Alfaros se convierte en incomodidad cada vez que un autobús pasa por ella, algo que sucede muchas veces al cabo del día. Esta situación la conocen bien sus vecinos, puesto que saben del riesgo que esto supone en el exterior y de la molestia que genera en el interior de sus viviendas, con ese ruido característico que hacen las ruedas cada vez que pasan por Alfaros. En las próximas semanas asistiremos con interés al pulimento de los adoquines, algo que se realiza en Córdoba por primera vez, y después esperaremos a ver qué resultado da, aunque no estará todo decidido hasta que entre en funcionamiento la cámara de la calle de la Feria, para que nadie use Alfaros como atajo.

Siempre a mano

Jesús Cabrera | 17 de agosto de 2012 a las 7:00

Si hace unos años nos hubieran preguntado a cada uno de nosotros qué es de lo que no nos desprenderíamos por nada del mundo, unos contestarían que la televisión, otros la cerveza y alguno diría que los huevos fritos con chorizo. Era la pluralidad lógica de una sociedad donde cada uno de sus individuos tenía clara sus prioridades en esta vida. En los últimos años todo ha cambiado y nos han uniformado de tal manera que ante dicha pregunta todos responderíamos lo mismo. Si a día de hoy nos proponen que señalemos aquello de lo que no nos queremos responder la unanimidad sería tremenda, puesto que todos responderíamos que el teléfono móvil. ¿Qué haríamos sin él? Unos expertos han hecho una encuesta de ámbito europeo y más de la mitad de los interrogados señala que no le encuentran sentido a sus respectivas vidas sin el teléfono móvil en la mano, en el bolsillo o en el bolso. El motivo es muy fácil, puesto que con él, en cualquier lugar y a cualquier momento se pueden realizar acciones que antes serían imposibles. Contestar un correo electrónico, mirar los resultados de un partido, chatear con un amigo, son una mínima muestra de todo aquello que se concentran en un aparato de cien gramos de peso. Curiosamente, en esta encuesta son los alemanes los que están las dispuestos a prescindir de su teléfono. Claro, la explicación está en que como allí hace tanto frío llevan las manos en los bolsillos y no pueden ir conversando con el whatsapp.

Que viene Gordillo

Jesús Cabrera | 16 de agosto de 2012 a las 7:00

OS señores del SAT ya han anunciado que sus protestas no quedarán en el numerete por todos conocido de los supermercados de Écija y de Arcos de la Frontera. La agosticidad de sus actuaciones les ha crecido después de verse en todos los periódicos y en todas las televisiones, y su líder, Juan Manuel Sánchez Gordillo, administra sus tiempos y sus palabras como una Belén Esteban con regusto a los años 80. Visto el éxito alcanzado por las ocupaciones de los supermercados, la tropa del SAT ha decidido salir de gira por Andalucía, para que las nuevas generaciones conozcan unas formas y un léxico que por desfasado ya no usa nadie. Dicen que vendrán por Córdoba, donde serán bien recibidos, como lo fueron en sus “visitas sorpresa” de hace unos veranos y que de sorpresa tenían poco, porque ellos se encargaban de avisar antes a los medios de comunicación lo que iban a hacer. Pueden venir cuando quieran, pero que no se les vaya a ocurrir pisar un Mercadona porque ya están avisados y escarmentados. Que tampoco pongan un pie en un Piedra para agredir verbalmente a sus cajeras, porque esas chicas son muy queridas en esta ciudad que sabe del esfuerzo y del trabajo que les cuesta llevar un euro a su casa. A lo mejor los del SAT han decidido dar coherencia a su mensaje y en vez de carros del supermercado cargados de galletas maría se llevan las sacas de alguna entidad bancaria de las que con tantos argumentos odian. Habrá que esperar hasta ver qué hacen.

El ecuador de agosto

Jesús Cabrera | 15 de agosto de 2012 a las 7:00

Agosto tiene muchas fronteras, tantas como queramos para delimitar los tiempos de trabajo, de descanso, de viaje, de ciudad. Es éste el mes central de un tiempo, el verano, en donde el calor, sobre todo en estas tierras, se convierte en el epicentro de toda actividad. Son estos los días en los que se mira el termómetro más que nunca y se espera con ansia el tiempo en que refresque para que cualquier actividad se pueda desarrollar en cualquier momento del día sin ser gravosa por las altas temperaturas. En agosto se comienza a mirar atrás. Unos lo hacen cuando comienza el mes y otros cuando éste llega a su mitad. El ecuador de agosto; es decir, tal día como hoy, es frontera en la que el estío empieza a languidecer. Dicen que a partir de hoy se nota que las noches empiezan a ser más largas. Cuentan que el calor fuerte ya ha pasado, puesto que se concentra entre las fiestas de la Virgen del Carmen y la Virgen de Agosto. Son consuelo inveterados de quienes esperan una mejorar en las temperaturas. Este ecuador de agosto, además, tiene la virtud de despertar a una ciudad adormecida para centrar su atención en el barrio de SanBasilio. El perfume de los nardos de la Virgen del Tránsito es la verdad cierta que cada año nos anuncia la llegada de un nuevo tiempo. La procesión de esta noche llena las calles del itinerario porque pone fin a la clausura que siempre impone el calor y que se rompe así porque ya se ha cruzado el ecuador de agosto.