Archivos para el tag ‘Copa Davis’

Obras en el coso

Jesús Cabrera | 1 de septiembre de 2011 a las 7:00

La adaptación de la plaza de toros a pista de tenis va a marchas forzadas. En la visita realizada ayer por el alcalde, José Antonio Nieto, se pudo comprobar el nuevo aspecto que presenta el Coso de los Califas, con el albero rebajado y a punto de recibir la tierra batida sobre la que jugarán las selecciones de España y Francia. Dentro de unos días comenzará el montaje de los palcos en la zona más cercana a la cancha y será cuando el recinto adquiera su configuración definitiva para la celebración de las semifinales de la Copa Davis que será retransmitida a numerosos países del mundo. Además, se ha construido otra pista afuera, junto al aparcamiento, donde entrenarán algunos jugadores y los tendidos tienen ya, literalmente, otro color. El burdeos escogido para las sillas de plástico da un tono elegante a la plaza de toros, algo que los aficionados agradecen, puesto que será una de las mejoras que no se desmontarán a partir del 19 de septiembre. Pero estos mismos aficionados, que son los que pagan con fidelidad admirable sus entradas y sus abonos año tras año, son los que padecen cada año el estado en que se encuentra la plaza de toros, sobre todo quienes deben usar las escaleras o quienes se ven obligados a usar los servicios. Pero durante unos días va a ser este recinto una referencia mundial y su estado debe ser impecable porque la ciudad se juega mucho. Por eso estos aficionados esperan que se aproveche la Copa Davis para limpiar y adecentar tanto las escaleras como los servicios, que son indignos.

El bus de la discordia

Jesús Cabrera | 24 de agosto de 2011 a las 7:00

Agosto llega a su final y a falta de unos días se puede afirmar que este no ha sido como los anteriores, ni mucho menos. Este agosto ha roto el tópico del páramo informativo en el que había que levantar las noticias de debajo de las piedras. Una serie de circunstancias han animado la actualidad local y entre ellas están los preparativos de las semifinales de la Copa Davis aderezados con el cariño que el consejero Luciano Alonso no deja de derrocharnos. También está la llegada del nuevo gobierno municipal con sus recortes por aquí y por allá, y el PSOE local con un capítulo más, el enésimo, de su enquistada crisis. Con todo esto hemos estado más que entretenidos y cuando nos creíamos que ésta iba a ser la tendencia hasta que en septiembre se normalizara la situación resulta que aparece en escena, silencioso como él solo, el autobús híbrido con el que se pretende dar servicio a una buena parte del casco histórico que se ha quedado sin transporte público a causa de las reformas en el tráfico de los últimos años. Fue aparecer este vehículo por la esquina de El Palacio de los Caramelos y los comerciantes de Cruz Conde se pusieron de uñas esgrimiendo contra el PP los mismos argumentos que usaron contra IU para defender la peatonalización total de la calle. Esto no ha hecho más que comenzar. Lo del bus híbrido va a copar nuestra actualidad local en las próximas semanas y completará este atípico agosto.

El agravio

Jesús Cabrera | 18 de agosto de 2011 a las 7:00

Qué trabajito le está costando a la Junta de Andalucía mantener en pie los argumentos por los que se le niega el pan y la sal a Córdoba con motivo de las semifinales de la Copa Davis. El cumplimiento del principio de la autonomía municipal le ha dolido al consejero Luciano Alonso más que una patada allá donde todos ustedes se imaginan. Su reacción, ya la conocen: “Que se las apañen solos”. Este exabrupto inicial fue posteriormente suavizado con una serie de argumentos que al poco comenzaron a resquebrajarse y a hacer aguas debido a su escasa consistencia. Alonso podrá ahuecar la voz para dar mayor solemnidad a sus ataques al gobierno municipal cordobés, pero después vendrán los hechos desmintiéndolo sin remisión. La última fue ayer. Después de que el consejero inflamara sus cuerdas vocales repitiendo una y otra vez que la Consejería que encabeza no dará ni un euro a las federaciones, porque son entidades privadas, resulta su departamento no sólo mantiene el pago de cánones para diversas citas deportivas de elite, sino que también aporta suculentas cantidades a otras empresas privadas, como es el caso de Unipublic, la sociedad anónima que organiza la Vuelta a España. El secretario general para el Deporte de la Junta, Ignacio Rodríguez, no tuvo empacho ayer en detallar la pasta gansa que los costará a todos la presencia de la marca Andalucía. ¿Pero no habíamos quedado en que no se pagaba a particulares?

La Junta y la Copa Davis

Jesús Cabrera | 10 de agosto de 2011 a las 7:00

La delegada del Gobierno, Isabel Ambrosio, dulcificó ayer el amargor que dejaron en el paladar las palabras del Consejero de Turismo, Luciano Alonso, sobre la ayuda de la Administración andaluza a la celebración en Córdoba de las semifinales de la Copa Davis. Ambrosio avanzó que la colaboración será “en dinero o en especie”, pero que de ninguna de las maneras se contribuirá al pago de los 700.000 euros del dichoso canon. Es curioso que la Junta se escude ahora en que la Federación de Tenis es una entidad privada y no lo tuvo en cuenta cuando soltó la pasta para la celebración de la Davis tanto en Sevilla como en Marbella. ¿Entonces no era privada? La incógnita está en saber cuál será la colaboración del Gobierno de Griñán, porque queda un mes y todavía no sabemos nada. Bueno, sí, sabemos lo de la campaña de promoción que anunció Luciano Alonso para promocionar la cita tenística en Andalucía y en España. Esto es lo que más escama a todo el mundo, porque donde hay que promocionar las semifinales de Córdoba es en Francia, que es el equipo que se enfrenta al español. Además se da la circunstancia de que el país vecino es una de las asignaturas pendientes que tiene el turismo cordobés. Qué mejor oportunidad que ésta para potenciarlo. Pero si la Consejería de Turismo y Deporte, que es la que sabe de esto, dice que a Córdoba hay que promocionarla en Leganés y en Ponferrada, quiénes somos nosotros para discutirlo.

Luciano

Jesús Cabrera | 8 de agosto de 2011 a las 7:00

Los cordobeses acabamos de descubrir al consejero de Turismo, Luciano Alonso, un hombre discreto con nuestra provincia que hasta el momento no había tenido más destellos que el patón que metió en la última Fitur y que le costó la bronca del entonces alcalde, Andrés Ocaña. Ahora, se vuelve a cubrir de gloria sin que nadie se lo haya pedido. Resulta, para empezar, que es el alcalde el que le tiene que pedir permiso si la ciudad quiere acoger las semifinales de la Copa Davis. Como este cabreo no lo supera, se despacha con que no va a dar un duro, cuando todo el mundo sabe que su Consejería fue generosa tanto con Marbella como con Sevilla cuando acogieron esta prueba deportiva. Y si con todo esto no fuera bastante, resulta que se descuelga con que la Junta derramará sus dádivas en una campaña para publicitar Córdoba ¡en Andalucía y en España! ¡Como si no fueran lo suficientemente conocidas! Si no existieran las heremotecas le estaríamos eternamente reconocidos y agradecidos, pero un periódico antiguo es una terrible arma. Estos periódicos nos cuentan que su Consejería dedicó importantes sumas a promociones en Alemania y Estados Unidos. ¿Por qué no lo hace ahora con Francia que es el mercado potencial que hay que recuperar para España? Y lo peor de todo es que el PSOE local no está en condiciones de decirle con firmeza a este hombre que se está equivocando de punta a rabo.

El hotel de Capuchinos

Jesús Cabrera | 5 de agosto de 2011 a las 7:00

Entrar en la plaza de Capuchinos es sumergirse en uno de los rincones más auténticos de Córdoba. Tal y como lo vemos es cómo ha estado siempre. El acceso desde el Bailío sorprende a quien lo transita por primera vez: la cuesta, la buganvilla, el azulejo, la calleja. Hacerlo desde la plaza de las Dueñas tiene el encanto de toparse con la monumentalidad de la fachada de Capuchinos, cara a cara, arropando al Cristo de los Faroles. Quien realiza a diario esta ruta entra en la plaza con la duda de qué puñetas está pasando con la casa que hasta hace unos años acogió la entrañable confitería La Purísima. Cualquiera está acostumbrado a pasar por solares en obra y por casas en reforma. En cuestión de unos meses desaparecen los andamios y aparece el nuevo edificio reluciente. Pero en este caso, además, se añade el agravante de la imagen que se ofrece al turismo que a diario pasa por el lugar. Si uno pregunta por esta casa le dirán que será un hotel. Muy bien. La zona merece que se diversifique la oferta y el lugar no puede tener más encanto. Córdoba necesita más hoteles se tuviera o no la Capitalidad Cultural, porque el progreso del sector así lo va demandando y el caso más cercano lo tenemos con la celebración de las semifinales de la Copa Davis. Pero Córdoba requiere hoteles con las puertas abiertas, recibiendo clientes que se irán encantados de haber estado en Córdoba, no una casa que parece estar abandonada, cuentan, por culpa de la dichosa burocracia administrativa.

El efecto de la Copa Davis

Jesús Cabrera | 4 de agosto de 2011 a las 7:00

Al momento de conocerse la noticia se empezaron a notar los efectos positivos de la designación de Córdoba como sede de las semifinales de la Copa Davis. Los incrédulos comprobarían cómo los informativos de radio y televisión del mediodía incluían la noticia cuando los foros y las redes sociales en internet se habían convertido en un hervidero imparable. Aunque no se note, esto genera riqueza. Lo más importante de todo es que las páginas web de los más importantes periódicos del mundo recogían el nombre, y en algunos casos la imagen de la ciudad. En The Washington Post, por ejemplo, también tuvos ayer nuestro hueco. ¿Cuánto hubiera costado esta campaña en un solo día? Este clima irá creciendo conforme se acerquen las fechas de la competición en el Coso de los Califas, que será cuando la proyección de la ciudad se hará con toda la fuerza. Otro dato sobre la importancia de este acontecimiento deportivo es que en cuestión de minutos se duplicaron y se triplicaron los precios de las habitaciones en los hoteles de la ciudad en esas fechas. Sus responsables se quejaron de que la decisión no se hubiera tomado antes. Claro, así tendrían más clientes a los que aplicar la subida. Vamos, que la euforia por la Copa Davis ya se palpa en las calles y llega en buen momento, porque Córdoba necesitaba este baño de optimismo para confiar en nosotros mismos y en nuestro futuro.