Archivos para el tag ‘Ayuntamiento’

Viera formaliza su baja de Cartuja 93

elmacero | 19 de febrero de 2008 a las 18:22

José Antonio VieraTras meses y meses de comentarios sobre la presunta incompatibilidad de cargos en la que podría incurrir José Antonio Viera como presidente de Cartuja 93 y secretario general del PSOE de Sevilla, el líder de los socialistas sevillanos ha presentado ya oficialmente su renuncia a la presidencia de la empresa pública. En concreto, cursó baja el 1 de febrero. Viera se asegura así que sus enemigos en el seno del partido no puedan atacarle por ese flanco y se evita posibles reproches de quienes le criticaran que se estaba lucrando en Cartuja 93. Ahora, en todo caso, viene una segunda lectura sobre su futuro. ¿Se quedará como diputado de base, con su nuevo amigo José Caballos? ¿O quiere ser algo más? ¿Acaso otra vez consejero?

¡Viva la participación ciudadana!

El Ayuntamiento ya ha anunciado que serán los ciudadanos quienes decidan si el tranvía pasa o no por la Catedral, que para eso ha convocado un referéndum al que están llamados todos los habitantes de esta ciudad con derecho al voto. El alcalde asegura que su prioridad, por encima del transporte público, es que se haga lo que estima la mayor parte de la ciudadanía. La oposición ya se ha postulado en contra del proyecto, sobre todo por el impacto visual de las catenarias. Incluso alguna que otra cara conocida ya se ha pronunciado en contra de este nuevo plan de transporte con el que el gobierno local quiere revolucionar las comunicaciones. Todo esto es cierto, sólo que ocurrió ayer en Florencia y no en Sevilla. Aquí no hizo falta referéndum ninguno porque estaba claro que todos apoyaban un tranvía con unas catenarias hermosísimas que han terminado por convertir la Avenida de la Constitución en la estación de trenes de Valdemoro?

¡…Y la previsión y organización al detalle!

Ahora llega el turno de admitir los errores. El propio Monteseirín ha dejado caer que no le gustan las catenarias, sobre todo en el tramo entre el Archivo de Indias y el arquillo del Ayuntamiento. Pero no sabe qué hacer con ellas. Su retirada es muy costosa y además técnicamente resulta complicada. Lo que se dijo que sería provisional tiene pinta de ser definitivo. Para compensar, el Ayuntamiento no para de anunciar la ampliación de un tranvía que se sabe que irá a Santa Justa, pero no de dónde saldrá de verdad el dinero para que llegue allí ni tampoco cuándo estará hecho. Como para fiarse del rey de los cronogramas, esto es, Emilio Carrillo. Se nota que la construcción del Metrocentro se estudió al detalle antes de iniciar los trabajos de peatonalización de la Avenida y que en absoluto hubo, ni hay improvisación. ¿O no?

¡…y la transparencia informativa!

Es evidente que el gobierno local apuesta por una política informativa de transparencia y de claridad. Nada se oculta y todo se facilita a cualquier medio de comunicación que precise de un dato para elaborar una información, la que sea. Un ejemplo es la reciente toma de posesión del jefe de la Policía Local, José Aulet. El Ayuntamiento informó de este acto a posteriori, sin convocar ni siquiera a los medios gráficos para que tomaran una fotografía del nuevo responsable policial o grabaran en vídeo alguna imagen. Eso sí, como el Consistorio apuesta por la transparencia, pues decidió enviar una nota de prensa por la tarde para que toda la ciudad estuviera informada de que Aulet ya era el nuevo jefe de la Policía Local. ¿Para qué convocar antes a los medios, que a lo mejor querían hacerle alguna pregunta al nuevo cargo sobre la seguridad ciudadana en Sevilla?

Síntomas de que se acercan las elecciones

Es evidenteLa campaña electoral se asemeja a veces a la cuaresma. La cercanía de la última se adivina en la temperatura, en el ambiente en la calle, en los bares y en la explosión de azahar en los naranjos. La primera también se deja sentir, aunque no por sensaciones tan bucólicas, sino por la intensificación de la actividad de los políticos. Basta echarle un vistazo a la agenda de hoy. Zoido estará en Osuna, Aguadulce, El Saucejo y Estepa; Soledad Becerril en San Juan; Evangelina Naranjo en Pruna y Algámitas; Rodríguez Villalobos en La Puebla del Río; Lucrecio Fernández en Casariche…

El candidato Zoido elige la moto y cede el sidecar a Javier Jiménez

elmacero | 4 de febrero de 2008 a las 9:19

Juan Ignacio Zoido y Javier JiménezDe todos es conocida la pasión que tiene el portavoz popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, por el mundo del motor. En concreto, por la motos. En su día, durante la campaña electoral a la Alcaldía, ya sorprendió a muchos con una propuesta para mejorar la circulación de estos vehículos por la ciudad que –dicen sus asesores– ha terminado copiándole el mismo gobierno municipal de PSOE e IU. De nuevo, ahora en el marco de la campaña electoral regional –es cabeza de lista del PP por la provincia de Sevilla al Parlamento de las Cinco Llagas–, Zoido reincide y no tiene empacho en posar de la guisa que puede contemplarse en la imagen superior, donde aparece junto a Javier Jiménez, el primer teniente de alcalde de la localidad de Espartinas, que va en su misma lista de número siete. Acaso por eso de respetar la jerarquía de la lista electoral, el líder del PP hispalense eligió ser el conductor del vehículo principal y se puso al frente de una vespa, dejando el sidecar adjunto para Jiménez, que se ha significado últimamente, entre otras muchas cosas, por sus gruesas críticas a la política territorial de la Junta de Andalucía en el área metropolitana con ese argumento, tan poco demagógico, que consiste en relacionar la riqueza de los pueblos –Espartinas, en su caso– con la abundancia de cemento. Todavía se comentan los carteles puestos en la localidad acusando a la Administración regional de dejar a la gente de Sevilla “sin dinero para poder ir a Carrefour” (como dijo él mismo en un programa de televisión local) después de la aprobación del Plan de Ordenación Territorial (POTA). En fin. Dos que van en moto juntos, parafraseando la mítica película de John Ford.

Inauguración política

No es que uno quiera ser malo. Ni perverso. Pero hay cosas que dan que pensar. Y bastante. Por ejemplo: el Ayuntamiento de Espartinas manda esta semana una nota a los medios informando de la apertura de la séptima edición del Expo- Mercado de Vehículos Antiguos. Ustedes dirán: ¿qué tiene esto de extraño? Pues sencillamente que en dicho comunicado institucional se informaba con marcado realce –en el titular mismo–que dicho acto sería “inaugurado” por Juan Ignacio Zoido, candidato del PP en las elecciones autonómicas y por el cantante Juan Valderrama. Lo lógico hubiera sido, ya que se trataba de un acto municipal, haber resaltado también la presencia de algún edil del gobierno local (estaba Javier Jiménez), pero en Espartinas, a lo que se ve, los intereses del partido –en plena campaña– están muy por encima de los de la institución consistorial. El más importante, al parecer, era Zoido. En Espartinas todavía hay quien se pregunta: “¿Pero Zoido no era el que quería ser alcalde de Sevilla?”. Pues sí, pero de momento ha conseguido un éxito más notable: convertirse en una autoridad en Espartinas. Todo es darle tiempo.

Suspenso en urbanismo

Antonio Rodrigo Torrijos Cambiando de líder municipal… Esta semana, en cierta celebración privada, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos (IU) admitía en privado que su conocimiento real sobre las cuestiones urbanísticas es bastante limitado y que, tras la reorganización interna acometida durante este mandato, empieza a darse cuenta que estos temas hay que controlarlos mejor. No está mal, para ser la segunda autoridad municipal después del alcalde. El comentario tiene bastante que ver con la polémica desatada en el Parque Alcosa (donde IU tiene una tradicional bolsa de votos) al calor de la construcción de un centro comercial que se ha autorizado por parte del Ayuntamiento demasiado cerca de las viviendas existentes en la plaza de los Luceros. Lo que ya no dijo el portavoz de IU es cómo se explica esta laguna en su gestión –la del urbanismo– teniendo en cuenta dos factores. Uno: él mismo está en las comisiones ejecutivas de la Gerencia, que es el órgano que oficialmente concede las licencias. Dos: la federación de izquierdas cuenta con un vicegerente de Urbanismo –y muy bien pagado, por cierto– precisamente para estas tareas, que antes desarrollaba un director de área. Es lo que pasa cuando las cosas funcionan bien y, de pronto, se cambian. Suelen terminar estropeándose. En todo caso, todavía nadie ha aclarado cómo se dio semejante licencia. ¿Misterio insondable?

“Botellódromo”

Nieves Hernández También en la categoría de los asuntos esotéricos de la vida municipal está el famoso botellódromo. Cuando Monteseirín lo proponía –en su primer mandato como alcalde– la oposición se le tiraba al cuello diciendo que era una barbaridad. Pero, con el tiempo, los hechos le han dado la razón: nadie se opone ya a la medida. De hecho, todos los partidos la piden. Incluso el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, llama estos días la atención sobre el hecho de que Sevilla sea la única capital andaluza sin este recinto. ¿Qué pasa entonces? El regidor hispalense no demuestra ahora la pasión de antaño por semejante proyecto. ¿Acaso hay miedo a las consecuencias de las excesivas concentraciones juveniles? De momento, la Policía Local sigue gestionando la movida como le parece a la edil del ramo, Nieves Hernández, que confunde la tolerancia con la falta de criterio. Un día vigila una zona. Otro no. Depende del viento.

Como si nada

elmacero | 28 de enero de 2008 a las 9:19

José Antonio García.Qué más da que un juez diga en una sentencia que un político destituyó sin razón alguna a un funcionario para proteger… su espalda. Qué importa que un partido político celebre a bombo y platillo la exculpación de uno de sus anteriores concejales en un caso de corrupción aunque siga teniendo a tres militantes en diversos cargos municipales aún imputados. Aquí no pasa nada. El uno, Lolo Silva, sigue yendo cada día a su despacho, ora con camiseta revolucionaria, ora con uniforme de la ortodoxia capillil, ora enseñando el doble puño blanco. Mire usted, es que tengo uniforme para todas las tendencias y días. Y al funcionario… que le den incienso que ya va siendo época. Lolo ni se inmuta. Se queda más tieso que el romano de su cofradía de los Panaderos. Ni se pone en guardia cuando sus camaradas del Instituto Municipal de Deportes se gastan las perras públicas en cubatas tras comer opíparamente en un restaurante (que nos nos falte de ná) ni cuando el juez le echa una reprimenda en toda regla. Ni en lo uno ni en lo otro. Los otros, los que también sonríen estos días, los del PSOE, están como si les hubiera tocado la lotería por aquello de lo limpio que ha salido José Antonio García del Caso Macarena. Pero por mucho que el muy activo y querido militante del partido haya escapado bien, el horno socialista no debería estar para bollos. Ni para vienas. ¿Será que en el PSOE aplican la versión política del viejo aserto periodístico? Aquel de No dejes que la realidad te estropee una buena noticia, pero traducido en este caso a Que tres imputaciones de cargos intermedios no te impidan celebrar la exculpación del cargo principal. El caso es que ni unos ni otros tienen cara de cuesta de enero. Estos políticos parecen desconfiar absolutamente del efecto que tienen en el electorado los pronunciamientos judiciales. La política es una carrera de fondo. Quedar tantas veces ya en evidencia (recuérdense los viajes de los brigadistas) no ofrece buenos augurios de alguien tan joven. Y en el PSOE no vendría mal cuarto y mitad de contención, aunque sólo sea porque llega Doña Cuaresma y no es tiempo de alharacas.

…Y Lolo, de ‘shopping’Lolo Silva

El concejal de IU Francisco Manuel Silva, popularmente conocido como Lolo, no ha estado estos días ni mucho menos encerrado en casa ni más recogido que un entrenador de fútbol cuando pierde a cuenta de la polémica en la que ha se ha visto envuelto por la sentencia judicial que le quita la razón en su forma de actuar con un funcionario por la desaparición de la cubierta de la Davis. Se ha ido de rebajas. Fue visto largo tiempo en la tienda de Victorio y Lucchino. Al ser sorprendido, le explicó al interlocutor que su papel era el de “asesor estílistico” de su acompañante.

Viera no da la cara

Definitivamente, no andan bien las relaciones en el seno del PSOE de Sevilla. El secretario general, José Antonio Viera, prefirió evitar el contacto personal con algunos de sus compañeros del sector crítico a la hora de comunicarles que no formarán parte de la lista al Congreso de los Diputados y se limitó a llamarles por teléfono y leerles un frío comunicado adornado con expresiones vacías como “el partido agradece tus esfuerzos durante estos años” o que “buscará espacios” para recolocarlos en un futuro. Algunos de los afectados no daban crédito a lo que escuchaban e incluso se llamaron entre ellos para comentar la jugada: “Oye, ¿a tí te ha llamado Viera? ¿Y no ha dado la impresión de que te estaba leyendo un papel?”. Tanta fue la frialdad que hubo momentos en que Viera ni siquiera sabía con quién hablaba, puesto que llegó a ofrecerle uno de estos “espacios” a Maribel Montaño, concejal en el Ayuntamiento, que no tuvo más remedio que recordarle a su secretario general que ella ya estaba “ocupada” en el Consistorio.

Que vienen las multas… por enésima vez

El Ayuntamiento ha vuelto a anunciar el coche ponemultas… otra vez. El vehículo destinado a convertirse en el auténtico azote de la doble fila ha pasado más tiempo en el garaje que en la calle y parece que ahora vuelve a salir porque, según la muy cacareada Concejalía de Movilidad, “funciona perfectamente”. Nos va a permitir el concejal del ramo, Francisco Fernández, que dudemos del uso de ese adverbio tan contundente, aunque el edil debe estar ya acostumbrado a varapalos de este tipo. El último, el informe de Interior que desbarata su estrategia contra los gorrillas. Es que no da abasto para arreglar entuertos.

Islantilla en Sevilla

elmacero | 21 de enero de 2008 a las 8:59

Alameda de HérculesComo habría dicho el recordado Gandía, éste es un caso verídico que ha llegado a nuestros oídos. Una pareja que vive en el extrarradio de la ciudad decidió aprovechar las recientes vacaciones navideñas para conocer las novedades que en materia de urbanismo (proyectos de La Piel Sensible en diversas plazas) y transporte (el Metrocentro) ha materializado el Ayuntamiento en los últimos tiempos. Tras subirse al tranvía y comprobar con asombro que debido al revestimiento publicitario con que estaban envueltos los trenes apenas si podían vislumbrar el paisaje exterior, decidieron darse un paseo desde la Plaza Nueva hasta la Alameda de Hércules. Cuando llegaron a este destino no pudieron contener una expresión de asombro: “¡Pero si esto es como el Paseo Marítimo de Islantilla!”. La sustitución del tradicional albero por un pavimento de color amarillento, a modo de sucedáneo del sedimento procedente de las canteras de Alcalá de Guadaíra, convertía a su vez la Alameda en un sucedáneo del paseo de la playa onubense. Hay, sin embargo, dos diferencias. La primera, el modo de colocación de las pequeñas losas, que en Islantilla es el tradicional de en hileras mientras que en Sevilla el arquitecto catalán autor del diseño las ha colocado formando como ángulos agudos porque dicen que así hasta cobra el copyright. Listo que es uno. Vamos, como si fuera Euclides. La pela es la pela y Sevilla paga por cualquier apariencia de novelería. La segunda diferencia la experimentó la dama del paseo muy a su pesar, pues mientras en Islantilla no existe separación entre las pequeñas losas de su paseo marítimo, en Sevilla el artista importado desde Cataluña ha dejado entre losa y losa separaciones de hasta el tamaño de un dedo, con lo cual lo más probable es que crezcan todo tipo de yerbas y musgo en cuanto tengamos un año normal de lluvias. Y como se ha dejado tal separación, a la señora se le quedó clavado en el suelo el tacón de aguja de los zapatos de paseo que llevaba puestos, con el resultado de destrozo y pérdida de la tapa. La visita concluyó, pues, de forma obligada y expeditiva mediante saltos casi a pie cojito hasta la ennegrecida zona de rodadura de la Alameda, con riesgo cierto de atropellamiento, y con parada posterior en la sección de reparación de calzado de El Corte Inglés del Duque, el más cercano al lugar de autos, donde por unos buenos euros repusieron el tacón de aguja al estado en que se hallaba antes de la excursión. Así comprendió esta dama en el bolsillo de su señor esposo el sentido de la expresión La Piel Sensible. Juró no volver nunca más a la Alameda y, por supuesto, también juró, pero en arameo, contra Monteseirín y su parentela. Así pues, aviso a navegantes: quien quiera lucir tacones de aguja, que no se le ocurra pisar la Alameda.

La obsesión de Torrijos

El primer teniente de alcalde ha ordenado al personal de su grupo municipal ser notarios de la realidad que, según él, se vive en los plenos municipales. Desde la consigna que, insiste Torrijos, existe en la oposición para interrumpir, distraer y jalear cada vez que él toma la palabra, hasta la confabulación que, también según él, han pactado los redactores de los medios de comunicación para no anotar nada en sus intervenciones. “Cada vez que hablo, dejan el boli”, dicen que dice. Por cierto, Torrijos acusó a Zoido de “echar una canita al aire” con Soledad Becerril en la crítica que le dedicó por haber llegado tarde al pleno al asistir previamente a la presentación de los cabezas de listas por Sevilla a las generales y autonómicas. El líder del PP le pidió que retirara la expresión “para que mi mujer duerma tranquila”, ironizó Zoido, a lo que Torrijos respondió que “tanto usted como yo, que somos magistrados, aunque yo en otras cosas, sabemos que hablaba con un eufemismo”. ¿Eufemismo o metáfora?

Toscano, ¿nuevo consejero de Obras Públicas?

Francisco ToscanoLos aires de la campaña electoral se dejan notar ya en el apacible feudo socialista de Dos Hermanas y el propio alcalde, Francisco Toscano, no ha tenido inconveniente en reconocer que “ahora toca dar el apretón, como hacen los estudiantes antes de los exámenes”. Es público y viene de antiguo el deseo del regidor nazareno y presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias de retirarse de la vida municipal para dedicarse a otras tareas políticas. En la oposición aseguran que ya tiene decidido que formará parte del próximo gobierno de la Junta de Andalucía si Manuel Chaves logra vencer de nuevo en los comicios del 9 de mayo. Y lo haría, según se asegura en Dos Hermanas, en calidad de consejero de Obras Públicas, cargo para el que su dilatada experiencia como munícipe le haría perfectamente capaz. Sus firmes promesas a los colectivos vecinales sobre los planes de la próxima consejería del ramo sobre la A-376 a su paso por Montequinto avalan la idea. Y la talla de proyectos como la futura feria de muestras, la anunciada masiva construcción de VPO o la incertidumbre en torno a los terrenos de Colonial en el municipio no hacen sino dar cuerpo al rumor.

Bustelo el desaparecido

Parece increíble que el Ayuntamiento de Sevilla no consiga localizar al presidente del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme), Manuel Bustelo, para notificarle que su solicitud de revisión de las sanciones de tráfico ha sido rechazada. Bustelo no sólo es un hombre bien conocido en el Ayuntamiento tras años de reclamaciones y protestas, sino que toda la Policía y buena parte de los medios de comunicación locales saben dónde pueden encontrarlo y a qué hora. ¿Será que el gobierno local no sabe dónde tiene su sede el sindicato con el que tiene que negociar el calendario de la Policía? Parece que no, porque el Consistorio asegura que “ignora el domicilio de notificación”.

Lapsus freudiano

Según la doctrina psicoanalítica de Freud, los lapsus son actos erróneos para la conciencia en los que se manifiesta una descarga del inconsciente. Ahora, vamos a traducirlo a román paladino : es la verdad que la conciencia se niega a reconocer o que sería políticamente incorrecto expresar. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, tuvo uno de estos lapsus no hace mucho, aun cuando pasó inadvertido para prácticamente cuantos le rodeaban durante una comida navideña. Hablando de las facilidades e imposibilidades de reunirse a lo largo del año, el presidente dijo que tendría la oportunidad de hacerlo “durante alguna de sus visitas a provincias”. Recuérdese que antes del Estado de las Autonomías no había expresión que más enojo político causara que oír hablar desde Madrid de “provincias”, porque con tal aserto se verificaba el denominado “centralismo madrileño”. Si ahora Chaves habla de “provincias”, inconscientemente está alimentando la leyenda del “centralismo sevillano”, que indigna aún más en Sevilla que en el resto de Andalucía.

Iván y Sara, segunda parte

El juez de Familia Francisco Serrano, el mismo del caso de la madre de Iván y Sara, dice ser el promotor de una reforma del Código Civil en virtud de la cual los padres sólo tendrán dos años de plazo para oponerse al desamparo de sus hijos. Según el juez, los padres tienen que concienciarse de que su derecho puede caducar, pero lo que no se puede permitir es que caduque el derecho del menora ser feliz. Organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han puesto el dedo en la llaga al señalar que con esta reforma se pretende evitar la declaración de responsabilidad patrimonial de la Administración ante casos de defectuoso funcionamiento de las instituciones como ocurrió con la madre de los niños Iván y Sara, que tras más de diez años de calvario judicial pese a tener varias sentencias favorables, murió de cáncer sin siquiera poder cobrar la indemnización de 1,7 millones de euros a que tenía derecho por haberle sido arrebatados sus hijos. Según los defensores de los Derechos Humanos, más de 50.000 padres y madres que acaban en la cárcel por encontronazos con la Justicia y que son condenados a penas superiores a los dos años pueden verse en la situación no ya sólo de no poder recuperar a sus hijos si han rehecho sus vidas, sino de ni siquiera poder intentarlo. Llama a la reflexión el hecho de que un juez no se ponga límite alguno a la hora de recurrir y recurrir durante años y años todas las sentencias favorables a la madre de Iván y Sara y que ahora trate de poner caducidad al amor de los padres por sus hijos como si tratase con yogures en vez de con seres humanos. ¿Tiene alma la Justicia?

Conferencia internacional con aires de despedida política

elmacero | 14 de enero de 2008 a las 8:28

Concepción GutierrezLa consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Concepción Gutiérrez del Castillo, de la que se rumorea que no volverá a formar parte del próximo Gobierno andaluz –acaso otras misiones más altas, si el tiempo y el electorado lo permiten, le tengan preparadas los dirigentes socialistas en Madrid– cerró esta semana su legislatura en Sevilla con una conferencia internacional titulada “La Ciudad Viva”, organizada por su departamento, rama granadina. No es que se despidiera, no, pero muchas de sus palabras así fueron entendidas por algunos de los profesionales presentes, que, como suele ocurrir, en el fondo estaban más preocupados por saber quién será el sucesor (o sucesora) de Gutiérrez en caso de que el relevo se confirme, que de las discusiones bizantinas sobre por dónde va el urbanismo contemporáneo. Porque, siendo serios, que la Junta organice a estas alturas semejante concilio, pese a la excelente labor realizada por algunos de los expertos que han participado en el comité organizador –vulgo sanedrín– del evento, no deja de causar perplejidad. Un poquito tarde ¿no? No hay más que mirar a Marbella y a la Gran Sevilla para darse cuenta de que todas estas buenas intenciones llegan veinte años tarde. También extrañó la elección de algunos de los ponentes de la conferencia, cuyo eco ha sido más bien escaso salvo en determinados foros donde todo lo que venga del poder es tratado entre algodones. No había que esperar milagros, es cierto, pero más de uno no llegaba a entender el porqué junto a insignes arquitectos y urbanistas –por ejemplo, algunos de los participantes en el programa de colaboración con Latinoamérica– al final se incluyeron ‘manu militari’ también a algunos de los llamados intelectuales de moda entre la progresía, ésos que están en casi todos los cocidos (incluido Canal Sur).

Teatralidad para niños

Evelia RincónEntre los políticos parece haberse convertido casi en una verdad sagrada aquello de que lo que no pueda expresarse con un gesto o una actitud simple –lo de los discursos a algunos todavía les cuesta mucho– no tiene efecto(electoral) alguno. Si no, que se lo digan a Evelia Rincón, edil hispalense del PP, que esta semana denunció la expulsión de su grupo de la Fundación De Sevilla con una rueda de prensa en la que se presentó con tres medallas para ilustrar –se suponía que irónicamente, aunque no está del todo claro– las cualidades democráticas del gobierno local. Premio al caballero, señora en este caso. Claro que no es la primera vez. Otros ediles del PP local han hecho incursiones –casi todas fallidas– en el mundo de la teatralidad política. Quizás el oráculo que gobierna las decisiones del único partido de la oposición piense que hay que simplificar el mensaje todo lo posible e, incluso, incidir en la comunicación no verbal, pero la masa gris de la prensa municipal –el auditorio al que se dirigía la edil Rincón a la hora de hacer su denuncia– sinceramente, sin ser extraordinaria, da para bastante más. Además, el colegio lo dejamos ya hace bastante tiempo. No digamos el jardín de infancia. Otros, acaso, no. En fin: debe ser éste el estilo Zoido. Simple y directo. En crudo.

Todos a Melilla

Al alcalde le faltó tiempo para encabezar la comitiva que esta semana se fue a Melilla a cuenta del estreno de una nueva conexión aérea entre la capital andaluza y la ciudad norteafricana. Se ha hablado de una gran comitiva, pero lo que no se ha dicho es que más de uno (que también quería sumarse a la fiesta) tuvo que quedarse en tierra. Y no precisamente porque su presencia fuera necesaria. Una pista: es mujer y se la ve con frecuencia. Lo más llamativo del episodio, en todo caso, no ha sido el viaje a Melilla propiamente dicho, sino la polémica en la que ha entrado el Consistorio con el gremio de las agencias de viajas a cuenta del vuelo. La patronal del sector dijo no entender la viabilidad de la iniciativa. El Consorcio de Turismo respondió –y eso que era ya pleno fin de semana– casi de inmediato diciendo que la patronal no estaba bien informada. Bonita forma de cultivar la integración de los agentes sociales y económicos de la ciudad. Quien habla es porque no sabe. ¿O será acaso porque dice una verdad que en determinados sitios no quiere oírse? Lo que pasa es que se celebran los estrenos pero no los fracasos de las líneas aéreas abiertas en los últimos meses desde Sevilla. Esta semana ha caído una de ellas. Puede que con el tiempo le pase también a alguna más. Claro es que, una vez inauguradas, que sean rentables o no estas conexiones aéreas, al Consistorio ya le importa menos.

Dilación en la Encarnación

Metropol Parasol

La perla de la semana ha sido la confirmación, por boca del propio alcalde, del retraso que van a sufrir las obras de la Encarnación del proyecto Metropol Parasol. Al parecer, alguien mandó una nota técnica a la Alcaldía sin filtrar y el regidor, en la entrevista radiofónica previamente concertada para hablar del asunto, decidió que si sus hombres de confianza habían decidido no la misiva tampoco tenía él motivo para realizar tan delicada tarea, así que lo contó todo él mismo con pelos y señales. Además, al convocar una visita restringida a las obras –a las que no se invitó a todos los medios de comunicación; la tesis oficial que es que muchos aparecieron sin avisar; lo que nadie se explica es cómo les dejaron entrar– pues el efecto de sus declaraciones se amplificó. Al día siguiente todos los periódicos hablaban de la inexplicable dilación de las obras. Eso se llama hacer las cosas bien, pero que muy bien.