Atraco en la Academia

Hyde | 15 de julio de 2010 a las 12:35

sons

Entre unas cortas vacaciones desconectado de todo, incluso de las series, en un cercano y hermoso desierto, y el margen que me he impuesto para que se me pasara la irritación, han pasado unos días desde que se conocieran las candidaturas de los Emmys. Aunque hay algunas sorpresas agradables, predomina el disgusto.

Si yo me siento atracado, no me hace falta leer el blog de Kurt Sutter (aunque desde luego lo he hecho) para imaginar su digna ira. Dice que le importa un carajo que la Academia de la TV vuelva a pasar de sus ‘Sons of Anarchy’, siempre que estos sigan rodando libres en la modesta cadena FX. Pero no puede ocultar su encabronamiento (ni yo el mío) por el nuevo desaire a su esposa, la excelente actriz Katey Sagal. La matriarca de los moteros de Sam Crow, Gemma Teller, está sencillamente espectacular en la segunda temporada de esta gran serie. Su ausencia es una indecencia, dan ganas de coger la moto y plantarse en el auditorio el día de la entrega de premios, quemar la alfombra roja.

Ni siquiera el reconocimiento a Connie Britton, cuyo personaje en ‘Friday Night Lights’ tampoco lo ha tenido fácil esta cuarta temporada, y la tardía nominación de Kyle Chandler (el coach Taylor ha tenido años mucho mejores), nos pueden resarcir. Entre otras cosas porque tampoco se incluye a ‘FNL’ entre los mejores dramas (¿pero qué demonios hace ahí ‘True Blood’?), ni al joven Zach Gilford, cuya actuación en el episodio ‘The Son’ fue absolutamente memorable. ¡Qué ganas tenemos de que vuelva FNL, ahora que además de ‘Entourage’ sólo tenemos vampiros y gigolós que echarnos a la boca!

Ya hemos alabado en alguna ocasión la frescura que ha aportado ‘Glee’ este año. Pero tampoco hay que pasarse. La serie está bien, pero tiene demasiados altibajos. Un capítulo estupendo cada seis o siete petardazos, y esa frecuencia cada vez se amplía más. Así que ‘The Big Bang Theory’ debería estar nominada en su lugar.

Después del incendio del auditorio, debería llegar un huracán, y luego unas inundaciones, que se traguen a los votantes que se han olvidado de ‘Treme’. No se trata del orgullo herido de este blogger, que vaticinó que la serie de David Simon arrasaría (como adivino no tengo precio…). Se trata de ser mínimamente objetivos, de apreciar la belleza, la originalidad, la oportunidad de esta obra maestra. Cuando dentro de unos años ‘Treme’ esté en los altares, como merece, los malditos miembros de la Academia debería arrastrarse hasta la casa de Simon, de Wendell Pierce, del magnífico elenco de intérpretes que crean esta genial serie.

Por lo demás, esperamos que se premie a Aaron Paul, el estupendo actor capaz de plantar cara a Bryan Cranston en ‘Breaking Bad’. Ambos intérpretes y la serie de Vince Gilligan deben volver a arrasar. Aunque también se ha olvidado a ese estremecedor secundario que ha forjado a un malo inolvidable, Giancarlo Espósito y su Gus, gerente de Los Pollos Hermanos.

  • Smooth as Silver

    Coincidimos en el atropello cometido contra Katey Sagal, considerando además que lleva dos temporadas dando el do de pecho con cicatriz. Por lo demás, me alegro de las nominaciones a Christine Baranski, como la madre de Leonard en The Big Bang Theory (su sorpresivo dueto con Sheldon, cantando “Anyway you want it” de los Journey fue sin duda uno de los mejores momentos de esta última temporada), Amy Poehler y, como no, nuestro querido Sheldon.

    Por lo demás, hacer hincapié en lo que, junto al desaire a la Sagal, supone el peor desatino de esta edición de los Emmy: haber escamoteado por la cara su merecida nominación a Joe Mazzello, tras mostrar en The Pacific que hay actores de las últimas generaciones que son capaces de emular, en seriedad e intensidad, a los mejores intérpretes del cine clásico, como ya apuntó de infante, haciéndonos llorar a los más duros, con “Tierras de Penumbra”. Un Hollywood con menos Pitts, Blooms o Pattinsons, y más Mazzellos, sería otro Hollywood, ¿no cree?

  • Hyde

    Estoy con usted, Smoothie, ya lo sabe. Mazzello ha sido de lo mejor de The Pacific. También sabe que a mí me gustó más BoB, reconociendo el mayor realismo (y salvajismo) de TP…

  • Julia Sanz Arjona

    He descubierto su blog hace poco (llego tarde a todo) e iba a preguntarle por Sons of Anarchy, a la que me he enganchado recientemente en Fox Crime (insisto en mi querencia por el retraso). Ya he leído su opinión, que no esconde el enojo porque la serie ha sido ignorada en esos premios. No soy muy de galardones, pero es verdad: esa señora actriz está inconmesurable (al menos en los episodios que yo he visto). Como sé que usted, obviamente, va por delante. ¿Podría decirme si la serie me deparará momentos emocionantes en el futuro, decae; merece la pena seguir a rebufo de esos moteros? Muchas gracias. Y ehorabuena por el blog.
    PD.- Eso sí, no me desvele suspenses. Ya le he dicho que voy con retraso…

  • Hyde

    Una respuesta fácil a su pregunta: sí, merece la pena.
    Una respuesta algo más elaborada: ‘Sons of Anarchy’ no está a la altura de ‘Breaking Bad’, la mejor serie, sin duda, de los últimos tres años. Tampoco me toca el alma y el corazón como lo hace ‘Friday Night Lights’. Pero en sus peores capítulos se deja ver con bastante entretenimiento, y en los momentos álgidos roza la excelencia. La segunda temporada, que sin entrar en espoilers, trata sobre la venganza y sus difíciles caminos, nos depara un par de capítulos magníficos, en los que Katey Sagal -quien por cierto es la esposa del creador de la serie, Kurt Sutter- se sale, nos hace llorar. Hasta me hice fan de Patty Griffin, que aporta la música (‘Mary’) a alguno de esos momentos.
    Espero haberle sido de ayuda. Gracias por sus ánimos