¿Quién dijo miedo?

Hyde | 13 de noviembre de 2010 a las 23:10

walking_dead-6

En un mundo televisivo dominado por los vampiros, los zombies intentan una pequeña revolución. Por lo general, los chupasangres son unos guaperas irresistibles que provocan chillidos allá por donde pasan, ya sean el sureño Bill y el nórdico Eric de ‘True Blood’, los hermanos Salvatore de ‘Crónicas vampíricas’ o, por supuesto, el lánguido Edward de ‘Crepúsculo’. Y en cuanto a las vampiresas, sólo hay que buscar la palabra en el diccionario: sexy, sexy, sexy. Así que muchas y muchos se dejarían dar algún mordisquito en la yugular a cambio de retozar un rato con estas criaturas.

En cambio, los muertos vivientes apestan. Dan asco. Están podridos. Son tontitos, torpes y no saben hablar. En fin, todo lo contrario de los seductores vampiros. Partiendo de esta desventaja y basándose en el exitoso cómic del mismo nombre de Robert Kirkman, la cadena de pago AMC acaba de estrenar la muy esperada ‘The Walking Dead’. Su primer episodio, una maravilla, ha sido el que más audiencia ha tenido en la historia de esta exquisita casa, con 5,3 millones de espectadores (similar, para que se hagan una idea, a la de Hispania de Antena 3, aunque ése sea su único parecido). La AMC, ‘El Bulli’ de la televisión, tiene 3 millones de audiencia media para su colosal ‘Mad Men’ y algo menos con la grandiosa ‘Breaking Bad’, así que sus ejecutivos no tardarán en anunciar una segunda temporada.

La criatura es obra del veterano escritor y director Frank Darabont, al que conocerán por ‘Cadena perpetua’, ‘La Milla Verde’ o su adaptación de ‘La niebla’. El arranque recuerda demasiado al de la exitosa ’28 días después’, pero, sinceramente, está mucho mejor filmado. En su primera hora, uno se siente más ante una pantalla de cine que viendo un episodio de una serie, y es un gran acierto no meter apenas banda sonora. El silencio es otro elemento más de terror, si tenemos en cuenta que el ruido atrae a los muertos vivientes.

Con esta serie, la AMC contraataca por todo lo alto ante el fenómeno ‘Boardwalk Empire’ de la HBO. Además de miedo, que se pasa, ‘The Walking Dead’ consigue emocionarnos en algunas escenas. El pavor de su protagonista, el británico Andrew Lincoln, al llegar a su casa tras despertarse en el hospital, la difícil decisión que debe hacer el aún no viudo… En definitiva, otra serie de obligado seguimiento.

  • Paco Cerrejón

    Acabo de terminarme de una tacada los 12 tomos publicados hasta la fecha del cómic… y ya os podéis ir agarrando al sofá que se avecinan curvas… y que curvas!

  • Hyde

    Nada de espoilers sin avisar!!! La serie pinta genial, la terminaré y después pasaré al cómic

  • Nahum

    Y el silencio, ese manejo del silencio que ya empieza a ser casi una imagen de marca de las series de la AMC…

    Vampiros y zombies. Como decían el otro día en el NYTimes, lo que pasa es que “los vampiros son de Venus y los zombies de Marte”.

    P.D. Por cierto, llegué hasta aquí gracias a Francis (sofalícola). Excelente blog.

  • Paco Cerrejón

    Al final es todo una pesadilla de Antonio Resines…

  • Hyde

    Jajaja!!! Ese final de Los Serrano lo dice todo sobre la ficción española. Yo creo que en EEUU el sindicato de guionistas habría condenado a la silla eléctrica al autor de semejante bodrio…

  • Hyde

    Efectivamente, el silencio es como un protagonista más. Esta noche veré el segundo y posiblemente el tercero. Siendo más de vampiros, estos zombies no están nada mal… Y gracias

  • Leticia

    Buena pinta, sin duda!! Habrá que verla!! ;)

    Besos!!