Los golpes de la vida

Hyde | 17 de febrero de 2011 a las 11:14

lightsout

Para sobrevivir en la jungla de la parrilla televisiva hay que ser muy duro. Al acecho merodean programadores con menos sentimientos de culpa que un tiburón blanco tras zamparse una foquita, o reality shows de mierda pueden devorarte en menos que canta un gallo. En esta selva las condiciones son cambiantes cada día, y todo se decide por los fríos números, la audiencia y sus perfiles. Para salir ileso de todos esos peligros hay que repartir muchos mamporros. Y hacerlo rápido, desde el principio y con eficiencia.

Los cementerios de series están llenos de buenas tramas que esperaron demasiado para soltar los fuegos artificiales. Este año ocurrió, por ejemplo, con Rubicon. También la UCI televisiva, ese limbo en el que actualmente se debaten entre la vida y la muerte una decena de buenas series, cuenta con muchas obras que se equivocaron en el golpe y luego rectificaron, a lo mejor demasiado tarde. Es la agonía que está sufriendo, injustamente, la magnífica Fringe. Su errático primer año, con una trama central sin dirección clara, espantó a muchos espectadores, que se han perdido las dos excelentes temporadas siguientes. Fox sopesa estos días si hacer caso a slos críticos televisivos y a sus (pocos) millones de seguidores en todo el mundo, que saturan las redes sociales pidiendo su continuidad, o las tablas de audiencia. En el último capítulo ocurrió algo desconcertante: vimos a su bellísima protagonista, Anna Torv, en sujetador, cuando habitualmente su personaje, Olivia Dunham, en sus múltiples facetas, es bastante recatada. Por muy agradable que fuera la estampa, ese truco barato tiene muy mala pinta. Y no es la única treta desesperada por captar más espectadores de esta estupenda serie de fenómenos científicos extraños, guerra de universos y calvos observadores que cuidan por el destino. Uno de esos alucinantes casos Fringe bien podría ser la incertidumbre que rodea a la mejor serie de las cadenas generalistas, ‘The good wife’. Si hasta el bufete de Lockhart&Gardner y Alicia Florrick corren peligro de cambiar de día de emisión, qué será de las demás.

Uno de los estrenos más decentes de este año, ‘Lights Out’, la historia de un boxeador retirado que lo pierde todo y se dirime entre volver al ring por su familia o convertirse en matón mafioso, está contra las cuerdas. Y todo por no dar mamporros pronto a diestro y siniestro. “Es que tarda demasiado en llegar al combate”, me respondía la otra noche Mrs. Hyde, con más frialdad que Don King viendo caer a uno de sus patrocinados, cuando le contaba sorprendido sus problemas de audiencia. El público no tiene paciencia. Y muchas veces tampoco gusto. Es una pena, pero nadie dijo que la vida en la jungla fuera justa.

  • Nahum

    Mi Mrs. Hyde no pasó del piloto, ojo. Será que la FX no se dirige a las esposas, ¿no?

    Las teles de nicho es lo que tienen: siempre se mueven por la cuerda floja. El caso de Lights Out, umm, me da que será temporada única. Pero, en este caso, como lleva la tragedia de serie, podría ser una única temporada excelente. Me está encantando (a falta de ver el último).

    P.D. “Y no es la única treta desesperada”. En esa frase, una errata habría sido lindísima. “Y no es la única teta desesperada”

  • Hyde

    Es una buena teoría, aunque a Mrs. Hyde le encanta el boxeo, e incluso le ha puesto pegas a las vendas de los puños de los créditos de inicio (créaselo porque es cierto). También le enganchó muchísimo (si no no sería Mrs. Hyde ), como a servidor ‘The Shield’, aunque no he conseguido meterla en los ‘Sons of Anarchy’. A este paso, veremos a Olivia, Walter y Broyles en plan Spartacus, me temo (o no). Pero cada noche he empezado a poner, como un comentarista de por aquí, un par de velas para salvar a Fringe. Abz

  • Okr

    Andamos sincronizados, Hyde. :) Me gusta la serie. Espero que dure. Para lo de Fringe me parece que no va a valer con unas velas. Yo ya estoy pensando en sacrificios rituales.

  • Paco Cerrejón

    Por dios, que no quiten Fringe… esa Olivia, a medio camino de Buffy y de Mulder, ese Walter… ese racacielos de Gaudí en la New York alternativa, esas referencias a Wachtmen. La vida sin Fringe sería mucho más triste.

  • St. James

    Y esos dirigibles, Paco, que nos retrotraen a lo mejorcito de la ucronía en cómic.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber