Donde dije digo…

Hyde | 21 de junio de 2011 a las 20:40

… digo Diego. Si hace una semana prácticamente me convertía en eso que llaman  ‘fan en jefe’ con ‘The Killing’, cautivado por su atmósfera (algo falsa también, porque Seattle no es tan oscura, peligrosa, triste ni un guetto), la indiscutible calidad de sus interpretaciones y de la producción, no nos duelen prendas en reconocer que la crítica estadounidense nos ha abierto los ojos. El emperador está desnudo. La serie de la AMC ha sido literalmente masacrada, despellejada y fulminada por los especialistas en televisión por un season finale que ya ha sido incluido entre los peores y más frustrantes de la historia de la tele. Eso sí, hay quien se consuela recordando que semejante pasión destructiva sólo ocurre cuando las expectativas están muy altas.

No es que uno se haya caído del caballo de repente, porque desde luego a medida que pasaban los capítulos le íbamos perdonando cada vez más cosas a la trama, cada vez más pistas falsas, más situaciones inverosímiles, como si no quisiéramos verlas, seducidos por lo que parecía una obra grande, con momentos de una intensidad enorme. Pero repasando las demoledoras críticas y esta estupenda lista de pifias, casualidades y tomaduras de pelo al espectador de los colegas yankees, que de forma mayoritaria juran no ver la segunda temporada, hay que concluir que efectivamente nos han estafado un poco y que se ha descuidado lo primordial: el guión. Servidor piensa seguir viendo ‘The Killing’ el año que viene, darle una oportunidad de enmendarse, y aunque tampoco me encuentro entre los más furibundos, sí que me molesta repasar mentalmente lo ocurrido a lo largo de los trece episodios. Apenas se ha avanzado en la investigación del crimen de Rosie Larsen, y el mejor capítulo fue precisamente uno en el que no pasaba prácticamente nada. Puede que ‘The Killing’ sea sólo fuegos de artificio, muy bien ejecutados, pero al fin y al cabo una mentira. Sólo puedo reconocer que a mí me engañaron y disculparme ante los lectores que cayeron en esta trampa por mi culpa.

Etiquetas: ,

  • breikin bar

    En efecto, se confirma lo peor, este blog no da más de sí y sigue mareando la perdiz con frivolidades comparativas y personalistas al más puro estilo de los clubes de fans (de lo que sea).
    Y las descalificaciones no son gratuitas, que mi dinero me cuestan. Me sumaré al debate cuando revele usted su identidad, señor Hyde, que no tiene ya edad de anonimatos ni de alias, y menos para escribir en un periódico “serio”. Hasta nunca.

  • Jaime Lannister

    De “El pobrecito hablador” hasta Francisco Umbral, el falso nombre ha hecho buenas migas con el periodismo y los periódicos serios; como éste, por ejemplo.
    En cuanto al crítico de series de televisión, sus patrones ya no son los del crítico cinematográfico, se parecen a los del cronista deportivo que rectifica la descripción del campo a cada segundo. Dices una cosa, con fundamento y toda tu experiencia a la espalda y en el segundo tiempo te la tragas por que el equipo se fue a coger alúas. Cosas del oficio. Ir a la tienda para comprar el lote entero de “Lost” puede ser glosa cinematográfica, pero no periodística.

  • Katia

    Una pila de basura esta serie. Nunca me he sentido así de robada, defraudad, molesta con una serie y menos me han hecho sentir como una completa idiota. Pero lo fui. Lo fui por defender sus inconsistencias, vacíos, vueltas de tuerca histéricos, pensando que todo llegaría a algún lado que valdría la pena. Pero lo que hizo Veena Sud fue reírse de mí y mostrarme, efectivamente, que cada cosa que dicen, muestran y hacen, es una maldita mentira. Mi misión ahora es olvidar que alguna vez vi una porquería de TV como esta.

  • Marco

    Ni calvo ni tres pelucas. :)

    Vale que al final le han metido tres marchas a la serie y nos han aturullado con la jugada final. Y que hay muchas casualidades, más de las que se darían en el mundo real… esto es algo que suele pasar en las series y pelis de asesinatos: muchos sospechosos, giros constantes, pruebas que salen a última hora… va con el género. Y lo hace, claro, menos creíble, pero no me parece suficiente como para tirar la serie a la papelera de reciclaje. Puede ser, como dicen en AVCLUB, que hayan tenido que cambiar el final al ser renovada. Si es así, yo supongo que tendrían los dos finales escritos. No es normal que empiecen una serie dando por hecho que va a ser cancelada y no piensen en qué pasa si la renuevan.

    La lista que hace el del artículo es curiosa. En muchos puntos tiene razón: hay cosas forzadas, sin duda. En otros, bueno, se pone muy tiquismiquis.

    Puede que el capítulo último no haya sido el mejor de la temporada, que haya sido el peor, incluso, pero no lo veo suficiente como para arrepentirse de haberla alabado. En este género hay mucho que tiene que poner el espectador: es raro que en la vida real se den las mil y una vueltas que se dan en este género: los cambios de sospechoso, las pruebas que se consiguen de potra, los giros del giro del giro… pero aceptamos que es así, que son sus reglas del juego. Está claro que si se salen del tiesto, si se pasan de incoherentes, nos salta la alarma del sentido común y nos podemos sentir engañados. Admito que yo soy menos exigente :D (o que me gusta que me engañen).

    Soy consciente de que la serie ha perdido calidad con el final, que se ha metido en un berenjenal, pero tampoco es para tanto. En una buena temporada, la serie ha forzado la máquina al final, se ha arriesgado mucho, y a mucha gente, además de eso, le ha molestado que no se cierre la trama.

    Como tú, la seguiré el año que viene a ver si sólo se queda en eso, en un bache, y las inconsistencias, por ahora, se las paso.

  • Anade

    Comparto tu opinión y tu decepción, The Killing empezó muy bien, y reconfortada por las críticas a los primeros capítulos se regodeó sobre sí misma, en lugar de avanzar. Es una lástima porque tenía buena pinta, pero yo también me siento estafada, bonita la forma, pero vacío el fondo. Cada ves estoy más convencida de que la AMC noes tan brillante como mucho dicen, y no está ni cerca de la HBO.
    Buen post, en cualquier caso.

  • St. James

    Estimado Hyde:

    Iba a programármela a partir del lunes, en sustitución de la que usted sabe, pero me está quitando las ganas…

    Ya en serio, “chapeau” por la integridad periodística de reconocer los errores y dar vuelta atrás públicamente. Demuestra más clase y personalidad que la mayoría de los endiosados voceros de la crítica cinematográfica (o televisiva). Si la dinámica del blog va a sorprendernos con estos detalles, bienvenida sea.

    En otro orden de cosas, no crea que le perdono el que hace años se liara usted con una prima mía en aquel insano bar mitzvah. Sepa que le odio a muerte, no pienso leer más su blog y he encargado a unos siniestros santeros que se le caiga el “piiii” a pedazos. Me alegro de que esto lo lea por fin su señora.

    Un capón,
    St. James

  • St. James

    ¿Para que mentir? La veré sólo por Doña Michelle y esa señora de aire “ullmaniano” (de Liv, no de Tracy, cuidao…)

  • Hyde

    Véala, por favor, St. James, y opine. Lo mismo que reconozco que he sido un imbécil, no puedo negar que esta serie tiene momentos espectaculares, de una intensidad enorme.

  • St. James

    Estimado Hyde:

    Llevo tres capítulos y estoy encantado con el tono sombrío y decadente de este “Twin Peaks” de nuestro tiempo. Miedico me da ir avanzando, pero, como prometí, ahí estoy.

    Un abrazo,
    St. James

    PD: Facilíteme una dirección física de su periódico donde hacerle llegar materiales. Como diría la Gemio, “Tengo un DVD para usted”. También puedo hacérselo llegar vía compañero de Marca que pasa semanalmente por su city. Por cierto, asumo que su inglés, como adicto a la V.O. está de todo menos oxidado, porque este material está a pelo. Espero su respuesta.

  • Hyde

    calle Martínez, número 11, 4º2 29005 Málaga

    Querido, estoy de vacaciones, pero vuelvo el 18. Me encantaría que nos tomáramos algo.

  • Hyde

    Yo también estaba encantado, qué digo encantado, enamorado de The Killing. Más abducido que la hermana de Mulder en las rebajas de Cáprica. Pero luego llegó el finale. Y luego, maldita sea la hora, el momento en que eché un vistazo a la furibunda crítica yankee y las listas de errores. Y no pude quitarles la razón. Con suerte, mi decepción le amortiguará el golpe

  • St. James

    Hablamos el 18, Doc, y espero que le guste el SNL. En cuanto a los copazos, los dejamos para cuando acabe el calorazo que impera en nuestras cities.

    Un abrazo y felices vacaciones,
    St. James

    PD: Aproveche las vacaciones para castigar a su bolsillo y regalar a su paladar con un veraniego copazo de G´Vine. Como dijo un amigo, “Esto no es ginebra, esto es… otra cosa”. Y no olvide que se la sirvan con Fever Tree, que si no no luce.

  • Maestro Ciruela

    Acabo de verme la primera temporada de “The Killing” en dos días, sin poder parar. No entiendo nada de lo que dicen, Hyde y St. James… Háganme caso, esta serie es MUY buena, parece mentira que alguien se lo tenga que recordar. Llegará un día en que llorarán amargamente por estas opiniones juveniles y atolondradas.

  • […] que va dilapidando su fortuna y acaba mendigando la hora. La crítica USA se empachó de caviar al destrozar el primer año (torres más altas habían caído… ¡con su aplauso!), pero yo pienso que los […]