Archivos para el tag ‘Alicia Florrick’

El mejor banquillo

Hyde | 10 de mayo de 2012 a las 13:27

Los ascensores son esos sitios apretados, casi tensos, en los que el silencio obliga muchas veces a decir tonterías, a hablar del tiempo, a mirar nerviosamente el reloj, el techo, hasta llegar a la planta de destino. Si encima se trata de un rascacielos, uno se pasa cierto tiempo en ellos. Dan mucho juego en los anuncios y en dos de las mejores series de televisión del momento y de todos los tiempos, como son ‘Mad Men’ y ‘The Good Wife’. Esta última despedía hace una semana su tercera temporada prácticamente saliendo del ascensor. En una secuencia cómica que refleja su grandeza y su insuperable casting.

La serie de la CBS, la cadena en abierto líder en Estados Unidos, nunca será una obra de masas y grandes audiencias, pero es la que le otorga más prestigio a la emisora, garantizando premios y buenas críticas. De ahí su renovación para una cuarta entrega. La creación del matrimonio King es mucho más que un vehículo para el lucimiento de la extraordinaria Julianna Margulies. En estos tres años ha demostrado una profundidad de banquillo esplendorosa, con personajes perfectamente concebidos que ‘clavan’ sus intérpretes. Y no se trata ya solo de su larga lista de secundarios de lujo. Kalinda, Diane, Will, Cary, Eli Gold, Peter Florrick, la abuela, los niños, David Lee forman un equipo titular que se va pasando el balón el uno al otro a la perfección. Pero es que luego llegan una tercera traca de fuegos artificiales con las estrellas invitadas, sea un juez loco, abogados rivales como los que encarnan Michael J. Fox y Martha Plimpton, o incluso clientes insoportables como el que interpreta Dylan Baker. También el ‘enemigo’ de este año del fiscal Florrick en su camino a la política es formidable: Matthew Perry demuestra que además de talento para la comedia, puede resultar un perfecto y cínico hijo de puta.

 

Puede que esta haya sido la menos buena de las tres temporadas de ‘La Buena Esposa’. Lo cual no constituye una crítica, sino un elogio a lo fantásticas que fueron las dos primeras. Ha habido más altibajos y la trama ha ido buscando su rumbo, como es natural cuando encima se filman 22 episodios de gran calidad media, un alarde creativo y de guión. Si el primer año nos encontrábamos un ama de casa relativamente insegura en su regreso al duro mundo de la abogacía tras el escándalo de su marido, y en el segundo empezaban a cambiar las tornas, ya no está claro ni que la buena esposa sea tan buena ni que la serie vaya exclusivamente sobre ella.

 

Las dos mejores ‘network’

Hyde | 29 de septiembre de 2011 a las 10:53

Entre la tentación por ver las dos nuevas series, ‘Pan Am’ y ‘The Playboy club’ con las que las grandes cadenas en abierto pretenden copiar, blasfemas e insensatas, a la inigualable y añorada ‘Mad Men’, y el impulso irrefrenable del reencuentro con las dos mejores producciones ‘network’ que compiten con la calidad del cable de tú a tú, esta semana me quedé con la segunda opción. Sí, han vuelto ‘The Good Wife’ y ‘Fringe’ y muchos seriófilos como servidor andamos revolucionados. Bueno, admito que le eché un vistazo al club de las conejitas y que salí despavorido a los cinco minutos, al intuir la mala copia y el peor guión que se avecinaban. Pero descuiden que volveremos y lo contaremos.

Entrando en materia, uno siempre se pregunta si la FOX le pagará doble sueldo al magnífico casting de ‘Fringe’ que lideran la bella Anna Torv (nunca el nombre Olivia sonó tan bonito) y el extraordinario John Noble, nuestro segundo Walter favorito. Desde luego si cobraran un plus por personaje se forraban. A estas alturas, con su cuarta temporada, no vamos a descubrir nada diciendo que ‘Fringe’ es una serie muy compleja, que requiere fidelidad absoluta y ningún despiste si el espectador pretende enterarse de la trama. Es más, incluso siendo devoto, a veces cuesta seguir el hilo de los misterios y de los universos paralelos. De ahí los graves problemas de audiencia que hicieron temer por su supervivencia el año pasado. Intimida. El fichaje como titular de este año de Seth Gabel, a quien recordamos de ‘Dirty Sexy Money’, dará profundidad al banquillo ahora que no sabemos dónde demonios está Peter. ¿Qué Peter?, me preguntarán ustedes.

También amplía plantilla, aunque no sale en el ‘season premiere’, ‘The Good Wife’. La veterana actriz Lisa Edelstein, la doctora Cudy, cambia a ‘House’ y al Princeton General por competir con Alicia Florrick. La serie del matrimonio King sigue en plena forma, y parece que le dará más cancha aún al siempre estupendo Alan Cumming y su magnético, maquiavélico y brillante Eli Gold.

Como se ha avanzado en la promoción de la CBS, en el primer episodio se vislumbra que este tercer año la buena esposa dejará de ser tan buena. Margulies explota toda su sexualidad y se avecina la guerra total con el fiscal y ex marido. A este paso, Alicia se merienda a Kalinda.

Mejores episodios del año: ‘Ham Sandwich’, The Good Wife

Hyde | 13 de mayo de 2011 a las 16:58

Resulta tremendamente difícil, casi imposible, escoger uno solo de los 23 episodios (bueno, 22, queda uno por emitir) de esta fantástica segunda temporada de ‘The Good Wife’ (‘La Buena Esposa’). Al menos cinco, qué digo cinco, diez, podrían entrar en una lista de los mejores capítulos del año. La campeona de las series ‘network’ (lástima sus problemas de audiencia) es un compendio de virtudes. Una protagonista estelar, varias tramas paralelas que suelen mezclarse a la perfección, una realización de lujo y un casting perfecto. Sí, la palabra es perfecto. Desde los secundarios hasta los intérpretes invitados, aquí no sobra nadie. Los jefes, compañeros, hijos, rivales, jueces, clientes y demandados de Alicia están clavados.

Todo gira, sin embargo, en torno a la señora Florrick y esa magnética, cercana y extraordinaria actriz que es Julianna Margulies. Y por si fuera poco, la acompaña Kalinda, una Archie Panjabi que se come la pantalla sin necesidad de decir gran cosa. Posiblemente se trate del mejor dúo de la tele. No sorprendió a nadie que ambas se llevaran el Emmy el año pasado.  El capítulo escogido, ‘Ham Sandwich’, es una buena muestra de las bondades de la serie. Y en él cobran especial peso Eli Gold (un soberbio Alan Cumming) y los hijos del matrimonio Florrick. Como estamos de campaña electoral, me parecía el más adecuado.

Malas y buenas noticias

Hyde | 25 de marzo de 2011 a las 15:15

lights

Las últimas 12 horas han sido muy agridulces para los seriófilos. Por un lado, anoche nos acostamos con el tremendo disgusto de la cancelación de ‘Lights Out’, una de las mejores debutantes de este año. Tras superar los dos o tres capítulos iniciales, algo flojos, cada vez estábamos más enganchados al boxeador Patrick Lights Leary, a su complicada familia, a sus histriónicos entrenadores, a su combate al filo del alambre por mantener a los suyos. FX anunció que no la renovaba porque la audiencia no ha acompañado. Cuesta reprocharle algo a la cadena que produce ‘Sons of Anarchy’ y ‘Justified’, aunque podían haber tenido un poco de paciencia con esta trama pugilística, sobre todo porque están teniendo su mejor año de resultados con otros productos. Es una pena, porque Holt McCallany, Stacy Keach e incluso el a veces cargante Pablo Schreiber estaban haciendo un trabajo estupendo, porque las apariciones de Eamonn Walker y David Morse han sido fantásticas, porque nos gusta el boxeo y la mitología que lo rodea, demonios!!!

Consumada la noticia, con tremendo enfado de Mrs. Hyde (“No sé para qué me enganchas a series si luego nos las quitan y nos llevamos este mal rato”), temimos lo peor: que se cancelara también ‘Fringe’. Pero sorprendentemente, la FOX ha mirado más la devoción militante que sigue a Olivia y a los Bishops en las redes sociales y en todo el mundo que los números de audiencia de la serie, y decidió renovarla por una cuarta temporada. Es un respiro y una buena noticia. Empate. Ahora rezamos por Alicia Florrick y ‘The Good Wife’, cuyos dos últimos capítulos han sido para quitarse el sombrero. Especialmente el último, ‘Ham Sandwich’, una pequeña obra maestra, un catálogo de las excelencias que hacen imprescindible esta serie, liderada por Julianna Margulies pero con un reparto y unos guiones sublimes.

Seguidnos también en Twitter: @elcinehamuerto

Los golpes de la vida

Hyde | 17 de febrero de 2011 a las 11:14

lightsout

Para sobrevivir en la jungla de la parrilla televisiva hay que ser muy duro. Al acecho merodean programadores con menos sentimientos de culpa que un tiburón blanco tras zamparse una foquita, o reality shows de mierda pueden devorarte en menos que canta un gallo. En esta selva las condiciones son cambiantes cada día, y todo se decide por los fríos números, la audiencia y sus perfiles. Para salir ileso de todos esos peligros hay que repartir muchos mamporros. Y hacerlo rápido, desde el principio y con eficiencia.

Los cementerios de series están llenos de buenas tramas que esperaron demasiado para soltar los fuegos artificiales. Este año ocurrió, por ejemplo, con Rubicon. También la UCI televisiva, ese limbo en el que actualmente se debaten entre la vida y la muerte una decena de buenas series, cuenta con muchas obras que se equivocaron en el golpe y luego rectificaron, a lo mejor demasiado tarde. Es la agonía que está sufriendo, injustamente, la magnífica Fringe. Su errático primer año, con una trama central sin dirección clara, espantó a muchos espectadores, que se han perdido las dos excelentes temporadas siguientes. Fox sopesa estos días si hacer caso a slos críticos televisivos y a sus (pocos) millones de seguidores en todo el mundo, que saturan las redes sociales pidiendo su continuidad, o las tablas de audiencia. En el último capítulo ocurrió algo desconcertante: vimos a su bellísima protagonista, Anna Torv, en sujetador, cuando habitualmente su personaje, Olivia Dunham, en sus múltiples facetas, es bastante recatada. Por muy agradable que fuera la estampa, ese truco barato tiene muy mala pinta. Y no es la única treta desesperada por captar más espectadores de esta estupenda serie de fenómenos científicos extraños, guerra de universos y calvos observadores que cuidan por el destino. Uno de esos alucinantes casos Fringe bien podría ser la incertidumbre que rodea a la mejor serie de las cadenas generalistas, ‘The good wife’. Si hasta el bufete de Lockhart&Gardner y Alicia Florrick corren peligro de cambiar de día de emisión, qué será de las demás.

Uno de los estrenos más decentes de este año, ‘Lights Out’, la historia de un boxeador retirado que lo pierde todo y se dirime entre volver al ring por su familia o convertirse en matón mafioso, está contra las cuerdas. Y todo por no dar mamporros pronto a diestro y siniestro. “Es que tarda demasiado en llegar al combate”, me respondía la otra noche Mrs. Hyde, con más frialdad que Don King viendo caer a uno de sus patrocinados, cuando le contaba sorprendido sus problemas de audiencia. El público no tiene paciencia. Y muchas veces tampoco gusto. Es una pena, pero nadie dijo que la vida en la jungla fuera justa.

La reina de la tele

Hyde | 31 de enero de 2011 a las 23:37

Ya hemos dejado clara por aquí, en más de una ocasión, nuestra admiración por Julianna Margulies, la actriz que protagoniza, rodeada de uno de los mejores castings de la historia de la televisión (no por conocido, sino por su calidad), la excelente ‘The Good Wife’ (‘La buena esposa’). Margulies, una intérprete de una sólida formación y con muchas tablas en el escenario, compone a la perfección a la abogada Alicia Florrick. Se trata de un personaje muy complejo pero al que ella otorga un realismo y una sencillez fenomenales. Madre, cornuda, enamorada, inteligente y atractiva como un demonio, Alicia es la gran heroína de la televisión actual. Y Margulies, que ayer recibió su segundo premio del sindicato de actores, su reina. Hemos colgado su discurso de aceptación del premio. También la llamaría después de cada episodio para felicitarla.

Cornuda pero estupenda

Hyde | 31 de diciembre de 2009 a las 11:41

juliannaTras la sorprendente ‘Glee’, revelación de la temporada, la otra serie de nuevo cuño que nos ha enganchado este año es una que a priori no tiene nada de original. O tal vez sí. Se trata de ‘The good wife’ (La buena esposa), y aparentemente, es otra de abogados. Pero es mucho más que eso. Al calor de los recientes escándalos de faldas, prostitutas y drogas, de algunos políticos estadounidenses, los creadores de esta serie, Robert y Michelle King, han querido ponernos en la piel de sus esposas. Sí, las supuestas ‘tontas’ que aparecen cogidas de la mano en la rueda de prensa en la que él admite sus errores, jura que quiere a su familia y promete que no lo volverá a hacer. La trama comienza el día después del gran revuelo mediático, el día después de que metan en la cárcel a su marido, fiscal del Estado. Alicia Florrick tiene que abandonar su papel de consorte en la sombra y ganarse las habichuelas para alimentar a sus dos hijos. Y como fue una estudiante brillante de Derecho en Georgetown, echa mano de sus contactos y entra, ya cuarentona, como novata en una prestigiosa firma de abogados. Allí va demostrando su brillantez en distintos casos, en unos guiones muy bien trabajados que mezclan con acierto las dos tramas judiciales:  el trabajo diario de Alicia y el cada vez más misterioso caso de su marido. A ello se añaden las dificultades de criar a dos hijos adolescentes tras caer muchos peldaños de la escalera social de Chicago.

La protagonista es la siempre enigmática y atractiva Julianna Margulies, mejor conocida en estas latitudes como la envidiadísima novia en ‘Urgencias’ de George Clooney. Margulies también apareció en Los Soprano durante una temporada, y demuestra que es una excelente, cercana y contenida actriz. No es la única cara familiar de esta serie que producen los hermanos Ridley y Tony Scott, plagada de buenos secundarios. El marido de Alicia lo encarna Chris Noth, el ‘Mr. Big’ de ‘Sexo en Nueva York’. Josh Charles interpreta a uno de los jefes y antiguo compañero de facultad. Lo hemos visto recientemente en ‘In treatment’. Y se come especialmente la pantalla la cinematográfica Archie Panjabi, actriz británica de origen indio que aparecía en la estupenda ‘Oriente es Oriente’ y en ‘Quiero ser como Beckham’. Alicia puede ser una cornuda. Pero no debe suscitarnos pena. Sino admiración.