Archivos para el tag ‘Shawn Hatosy’

En el coche patrulla

Hyde | 28 de febrero de 2013 a las 13:32

No nos cansaremos, todos los años, de repetir la misma cantinela: ‘Southland’ es una de las series más infravaloradas de la parrilla actual. Incluso resulta menospreciada a veces por servidor, que todos los diciembres olvida meterla en la lista de las diez mejores y, en ediciones como la de 2012, eso supone una gravísima injusticia. El drama policial que se inició en la NBC y luego pasara a la cadena TNT para ventaja de los espectadores –ganó tanto en rumbo, como en estilo como en seriedad argumental-, regresó hace un par de semanas en EEUU con su quinta temporada. Volvemos a meternos en el coche patrulla con tres parejas de agentes por las siempre peligrosas calles de Los Ángeles. La serie ya no aspira a ser, que lo es, la más digna y justa sucesora de la añorada ‘The Shield’ –que no sería mala cosa- ni el mejor policiaco en antena, que lo es –‘Justified’ lo contamos como ‘western’-, sino a mantener un lenguaje propio, muy particular, con su narrador en off que cada capítulo nos va contando las miserias de la vida de un policía. Y ese sufrimiento lo vivimos casi en primera persona, sentados al lado del patrullero Cooper que borda el enorme Michael Cudlitz, del noble pero desgraciado Sammy –un también excepcional Shawn Hatosy-, que prefirió el uniforme azul a los trajes de detective, o de la investigadora de Homicidios Lydia Adams, interpretada por Regina King y que además de a los asesinos se enfrenta a la prueba más dura: ser madre soltera. Sí, también está Sherman (Ben Mckenzie, de ‘O.C.’), pero sigue un escalón por debajo de los tres anteriores.

‘Southland’ es una apuesta segura. No defrauda nunca, y se trata posiblemente de la serie más regular de los últimos años. Puede que no alcance los picos de brillantez de otras producciones, pero tampoco se hunde inesperadamente como muchas competidoras. Este año desconocemos si habrá sorpresas tan gratas como la del anterior: Lucy Liu se salió como estrella invitada. También se echa de menos al broncoso Lou Diamond Phillips, ahora con un papel fijo en la estupenda ‘Longmire’. Pero no importa. Con la Trinidad policial de nuestros tres protagonistas tenemos más que suficiente.

Imprescindible

Hyde | 12 de abril de 2012 a las 13:02

Hay algo rotundamente masoquista, un placer perverso, en disfrutar bajando a los infiernos callejeros de Los Ángeles. Primero con la extraordinaria y añorada ‘The Shield’, y en la actualidad con ‘Southland’, que cada año se nos hace más corta. Si la primera nos adentraba en la corrupción plena, de bandas, de drogas, prostitución y de los propios policías protagonistas, la segunda se ha emancipado y ha logrado dejar de ser considerada como su heredera.

A los cuatro años, la criatura de Ann Binderman (‘Las dos caras de la verdad’, ‘Enemigo público’, ‘Policías de Nueva York’) y John Wells (‘El ala oeste de la Casa Blanca’, ‘Urgencias’) se ha consolidado como una de las mejores series de la parrilla televisiva. La competencia es durísima, sí, pero ‘Southland’, con ese formato tan especial, de falso documental, con sus elipsis, su voz en off inicial, puede mirar cara a cara a cualquiera. Y en la edad dorada de la televisión, con tantas joyas y obras maestras compitiendo simultáneamente como ‘Breaking Bad’, ‘Mad Men’, ‘Justified’, ‘Juego de Tronos’ o ‘The Good Wife’, eso son palabras mayores. ‘Southland’ tiene un casting modesto pero tremendamente funcional y talentoso. Al repartirse los tiempos de cada episodio, no hay un protagonista claro. Aunque a efectos de brillo, nadie lo hace tanto como Shawn Hatosy y Michael Cudlitz, los dos pesos pesados. La serie, a la que en una de sus decisiones desastrosas, renunció la NBC -se emite en TNT-, es una de las más crudas y emocionalmente violentas que jamás se hayan hecho.

Ninguna te agarra y retuerce las tripas de esa forma, sumergiéndonos en las dudas de sus policías patrulleros, siempre sintiendo la tentación del camino más fácil pero menos correcto, la impotencia de luchar con unos medios y un sistema ineficaces contra una hydra a la que siempre le vuelven crecen las cabezas que le cortas. Este año han estado como estrellas invitadas Lucy Liu, que pese a las dudas iniciales ha creado un personaje tan redondo como odioso, y Lou Diamond Phillips, en el papel de poli pasado de vueltas que ya lo ha visto todo. Y el finale probablemente haya sido el mejor del año. Será muy difícil superar la intensidad de esas notas del ‘Street Fighting Man’ de los Rolling mientras se produce ese cruce de miradas entre Obi wan Kenobi y Anakin Skywalker… Sí, en ‘Southland’ siempre se siente la presencia del Lado Oscuro.

Triple A

Hyde | 26 de enero de 2012 a las 12:39

Como ocurre con las calificaciones de riesgo de esas agencias que se dedican a poner nota y especular con la deuda de los países, ese triunvirato de pérfidas firmas yankees que bien podrían ser el Spectra ideado por Fleming, el SD-6 o cualquiera de la Alianza de los Doce de ‘Alias’, cada cierto tiempo hay que revisar la solvencia de una serie. El examen llega con cada nueva temporada, y lo mismo que algunas obras se exponen a perder la máxima nota, otras mejoran con el tiempo. De momento, tras el regreso con su tercera y cuarta temporadas, respectivamente, nada hace pensar que ‘Justified’ y ‘Southland’ pierdan este año su triple A.

No estamos sólo ante los dos mejores policiacos, tan distintos y tan parecidos, del momento. También ante dos de las mejores series actuales, a pesar de contar con la desventaja de pertenecer a un género mil veces manido. De ‘Justified’ y su sensacional segunda temporada se han agotado los elogios. Así que la duda era ver si mantenía el nivel tras la salida forzosa de la Mags Bennett de Margo Martindale, que compuso el año pasado una mala antológica, digna del Salón de la Fama. Por el momento lo hace, y parece que en esta edición será a costa de introducir varios enemigos a Raylan Givens.

Hay que reconocerle a Timothy Olyphant, protagonista y coproductor, una gran vista. Su generosidad, dando juego a tantos personajes y buenos intérpretes -no todas las estrellas televisivas están por esa labor- ha redundado en su beneficio. Y lo que era una serie peculiar se ha convertido en un producto excelente, con Walton Goggins de espectacular escudero. De ‘Justified’ se puede decir además que cuenta con los mejores y más afilados diálogos de la tele, obra y gracia del veterano Graham Yost y del escritor Elmore Leonard, en cuya novela se basa esta serie. También que sirve unos momentos de violencia, o quizás de expectativa de violencia, que provocan hipertensión. Sus creadores han sido muy hábiles a la hora de hacer vulnerable a Givens, más duro que el pedernal pero ahora con un flanco débil terrible: su futura paternidad.

En cuanto a ‘Southland’, esta serie coral también cuenta con un casting muy, muy efectivo. Cada vez gana más peso Shawn Hatosy, aunque Cudlitz siempre está convincente. Este año incorporan además a la otrora estrella, ahora un pelín pasada de moda, Lucy Liu (su personaje es bastante autoparódico) y a Lou Diamond Phillips como invitado. Sigue siendo la mejor heredera de ‘The Shield’. Es dura, dura, dura. Pero a la vez se esfuerza por enseñarnos el lado humano y vulnerable de esos polis que se enfrentan al infierno cada día.