Archivos para el tag ‘Antonio Marín Lara’

Quien con tránsfugas se acuesta…

Javier Gómez | 28 de septiembre de 2011 a las 13:33

La finca La Mayora de Algarrobo y sus investigadores del CSIC llevan décadas a la vanguardia de la biotecnología en Andalucía. En este centro de referencia europeo para los cultivos subtropicales se inventan nuevos frutos a base de injertos inverosímiles y mejoras genéticas, se recluta a insectos, a menudo repugnantes y con frecuencia imperceptibles, para que se conviertan en mercenarios, en liquidadores de otros parásitos más pequeños que merman las cosechas del aguacate, el mango, la chirimoya, y desvelan el sueño de los agricultores. Como en cualquier centro de experimentación, seguro que a menudo se producirán errores, fallos. Puede incluso que se utilice el gen incorrecto o se mezclen especies incompatibles y de la probeta nazca una aberración, pequeños monstruos microscópicos de pesadilla. Es posible que en todo ello pensara ayer Miguel Ángel Heredia mientras visitaba La Mayora, justo a la misma hora de la mañana en que la Policía sacaba de su casa, detenido, al exalcalde de Ronda Antonio Marín Lara, su particular Frankenstein.

El secretario provincial del PSOE es doctor en Biológicas y titulado superior en Cultivos Celulares, aunque apenas habrá podido ejercer porque lleva los últimos quince años, desde que tenía 30, en el Congreso de los Diputados. Pero debería recordar los riesgos de cualquier experimento biológico con elementos peligrosos, lo que los sajones llaman biohazardous. Y a Marín Lara sólo le faltaba la etiqueta pegada en la frente cuando Heredia, contra viento y marea, contra todo sentido común y contra el consejo de muchos veteranos militantes socialistas, decidió fichar al tránsfuga andalucista como su candidato en Ronda. El líder del PSOE, con la complicidad de su mano derecha, Francisco Conejo, aunque nunca esté claro del todo quién es el número dos o el uno, hizo todo lo posible por ganar la subasta del alcalde del PA, que estuvo meses coqueteando tanto con los socialistas como con los populares. Se le veía caballo ganador y todos los partidos, diga ahora el PA lo que diga, querían subirse a él, aunque galopara desbocado directo al precipicio del Tajo. De poco importaba que Marín Lara hubiera traicionado en 2004 a los socialistas, presentando una moción de censura junto con PP y el GIL. De poco importaba que la mesa de los partidos presidida por Manuel Chaves, a la sazón secretario general del PSOE andaluz y por tanto cómplice posterior, lo hubiera declarado tránsfuga. En Málaga los partidos tienen por costumbre regirse por el lema de que el fin justifica los medios, por muy impresentables que sean los medios y por muy desastroso que sea el fin. Como es el caso, porque cuando llegó la cita con las urnas en mayo, Marín Lara no revalidó la Alcaldía. Y por el camino a la derrota, los socialistas malagueños habían tirado por la borda cualquier crédito. En Ronda, es justo ahora recordarlo, se empleó para justificar el pacto con Marín Lara el mismo argumento bastardo de la moción de censura en Vélez-Málaga: con nosotros, el PSOE, en el Ayuntamiento, el Gobierno y la Junta invertirán más dinero en el municipio.

En la guerra biológica puede valer casi todo, hasta el uso de bichos. Pero en una democracia madura hay cosas que sencillamente deberían estar prohibidas. Sobre ello deberían reflexionar Miguel Ángel Heredia y Francisco Conejo a partir de ahora en su casa si hoy hicieran lo que deberían hacer. Aunque por falta de práctica, y de costumbre, es improbable que lo hagan. Hay que asumir la responsabilidad de los engendros. De los políticos también.

Bonus track: No se pierdan la rueda de prensa del secretario de Organización del PSOE de Málaga, Francisco Conejo, en Ronda, elogiando a Marín Lara y Cañestro y despreciando el rico pasado socialista en la ciudad al señalarlos como los “mejores”.

Agujeros negros

Javier Gómez | 13 de diciembre de 2009 a las 11:11

La televisión y las series, cómo no, han vuelto a poner de moda la teoría de los universos paralelos. Ya sean los físicos cuánticos de la desternillante ‘The Big Bang Theory’, los atribulados protagonistas de ‘Flashforward’ o los investigadores de sucesos extraordinarios de ‘Fringe’, los postulados de Everett y las discusiones sobre la existencia de mundos o dimensiones paralelas y distintas a ésta son hoy objeto de debate popular. También lo es el megaproyecto del acelerador de partículas internacional, el Gran Colisionador de Hadrones construido bajo el subsuelo suizo. Que me aspen si entiendo lo que es un hadrón, pero es natural que la humanidad se acojone cuando los científicos explican que están intentando reproducir un pequeño agujero negro, que quieren encontrar la antimateria.

Últimamente tengo la impresión de que el experimento ha tenido éxito. No sé si vivo en mi universo o si me he colado en otro paralelo. Viendo el debate sobre el estado de la ciudad de esta semana, diría que el alcalde sigue siendo el mismo. Otra cosa bien diferente es si la Málaga de la que hablaba Francisco de la Torre existe en esta dimensión o si se refería a otra mucho más pequeña. Una Málaga a la que no habrían llegado los fenicios, los romanos, los árabes –desde luego sí los cristianos-, que no habría crecido tanto y no tendría más de medio millón de habitantes, sino apenas unos miles. El regidor -¿de dónde habrá salido?- al que yo oía se refería a un pueblo, y no a mi ciudad. O puede que el sujeto erróneo fuera yo mismo.

Quizás por eso las noticias sobre el centro ruso de Pinares de San Antón me resultaron tan llamativas. ¿Era posible una realidad en la que el arquitecto de la Diputación detenido por hacer informes para legalizar viviendas irregulares en la Axarquía también hubiera intentado legalizar algunos los edificios bajo sospecha en San Antón? En mi universo particular, eso se llama Ley de Murphy. En mi realidad, no sería posible que el Colegio de Arquitectos visara un proyecto así sobre suelo no urbanizable, que el Registro de la Propiedad lo inscribiera, que el Ayuntamiento no tuviera la prevención de avisar al Registro. De nuevo pienso que algo ha ido mal con el dichoso Colisionador de Hadrones.

Y si yo estoy desubicado, ¿de qué universo habrá escapado el alcalde de Ronda, Antonio Marín Lara? Es un sujeto digno de estudio para la mecánica cuántica. Según el momento de observación científica, bien puede ser andalucista, afiliarse al PSOE o gobernar en coalición con el PP tras ponerle una moción de censura a los socialistas. Un comité de expertos acaba de determinar que en realidad se trata de un tránsfuga, lo que en política viene a ser algo parecido a un pequeño agujero negro. Los expertos todavía no han catalogado a los dirigentes del PSOE de Málaga que lo ficharon. Siguen investigando.

Donde dije digo…

Javier Gómez | 11 de junio de 2009 a las 16:51

…digo Diego. Antonio Marín Lara dijo precisamente a Diego Narváez, periodista de El País, en una entrevista publicada en octubre de 2004, días después de presentar una moción de censura al PSOE en Ronda, aliándose con el PP -al que que traicionaría más adelante- y con el GIL, para hacerse con la Alcaldía:

Pregunta: El PSOE cree que tras la moción hay intereses ocultos.

Respuesta. Es la típica cantinela del PSOE. Cuando no gobierna, todos tienen intereses ocultos, y cuando gobierna, todo es pulcro y legal. Eso son milongas y me parece execrable que se diga eso.

Sin comentarios.