Archivos para el tag ‘Benalmádena’

Una aberración disfrazada de asilo

Javier Gómez | 5 de mayo de 2011 a las 11:40

COMO una maldición o una de esas almas en pena que sólo aparecen cada cierto tiempo, una de las mayores aberraciones urbanísticas de la Costa del Sol no ha faltado a su cita con la campaña electoral. En 1964, un empresario vasco levantó el hotel Marymar sobre casi 3.000 metros cuadrados de arena de la playa de Santa Ana de Benalmádena. Pese a los informes contrarios de varios organismos estatales, logró licencia del Ayuntamiento para perpetrar la ilegalidad, una más de las barbaridades cometidas en el litoral malagueño. Algunos de los autores y cómplices de tanto disparate, por cierto, son los mismos que ahora patalean exigiendo al Gobierno arena blanca de Cozumel para recuperar artificialmente unas playas heridas de muerte por el cemento. El hotel, castigo divino, fue una ruina y acabó en manos de Unicaja, que lo destinó a una residencia de mayores: pasó a ser intocable.

El edificio envenenó durante muchos años los sueños del entonces jefe de Costas, Luis López Peláez, quien intentó la cuadratura del círculo para su derribo y la reposición de la playa a su estado original. Entre 1994 y 1995 logró que la Dirección General de Costas, Unicaja y el Ayuntamiento de Benalmádena pactaran un convenio para la construcción de una nueva residencia -desde luego más barata de mantener- por parte de la entidad financiera en unos terrenos municipales cedidos por el Consistorio, mientras el Gobierno se comprometía a pagar la costosa operación de demolición y la mejora de la playa. Por supuesto llegaron las elecciones y todo se fue al carajo.

No fue el único intento. El Marymar aparece de forma recurrente en los periódicos. Siempre estaba en las quinielas de derribos de la última década, dentro de ese plan de esponjamiento del litoral del Gobierno socialista, una de las mayores tomaduras de pelo sufridas por estas latitudes, con el parque de Arraijanal de Cristina Narbona como exponente.

Ahora, de nuevo en campaña, Unicaja ha decidido cerrar la residencia por su mal estado de conservación (es lo que tiene la cercanía al mar, que corroe) y por motivos de seguridad. No parece que sean razones medioambientales, sino económicas, las que motivan la decisión. Y de paso le ha lanzado a los distintos partidos que se disputan la Alcaldía un capotazo irresistible: sesenta ancianos se quedan en la calle si no aceptan la oferta de la entidad de trasladarse a otras residencias en distintos municipios. A un político hay pocas cosas que le motiven más que erigirse en salvador de bebés o viejecitos en apuros. Salvo que a alguien le dé un poco probable ataque de responsabilidad, el Marymar seguirá en pie otros cuatro años.

Kamchatka

Javier Gómez | 19 de mayo de 2009 a las 8:47

En este particular tablero de Risk en que se ha convertido la provincia, tras la moción de ayer en Benalmádena y la escaramuza de la Mancomunidad, ¿Cuál será el próximo golpe? ¿Dónde pondrán ahora sus ojos los estrategas de cada partido? El marcador, recordemos, va 3-2 a favor de los populares, con los goles de Alcaucín, Alozaina (en propia puerta) y Benalmádena por parte del PP, y los de Vélez y Mancomunidad por parte socialista.

Rincón de la Victoria con los volátiles ediles del PSIRV, Estepona y el rompecabezas diario al que se enfrenta David Valadez, Ronda con la abducción de Marín Lara en las filas socialistas (¿también se irá su mujer?), Antequera con el ahora frágil gobierno de Millán… El PSOE tiene más ayuntamientos, pero todo el mundo sabe que en el Risk cuantos más territorios tengas, más vulnerable eres. Y los socialistas carecen de una Kamchatka inexpugnable.

Política en calzones

Javier Gómez | 14 de mayo de 2009 a las 7:41

Aún faltan tres años para los Juegos Olímpicos de Londres, pero ya tenemos claros favoritos para la competición de gimnasia artística. En la disciplina por equipos, y liderado en la pista por el curtido Francisco Conejo, el PSOE de Málaga opta a todas las medallas.  En los últimos meses -véanse sus prácticas en Vélez, Alcaucín o Alozaina- ha dado sobradas muestras de su capacidad. Y ahora, con la exhibición de la Mancomunidad Occidental, ya sabemos del nivel de la maestría socialista. El caso de Ojén, donde la dirección provincial del PSOE pretende expulsar u obligar a dimitir a sus concejales ‘buenos’ para readmitir a los ‘malos’ y que así estos no pongan en peligro su gobierno en el organismo supramunicipal, es todo un alarde gimnástico. Jamás se había visto tal flexibilidad ideológica, tal escorzo político sin mudar el rictus, semejante triple mortal para seguir controlando una institución. Conejo y su jefe, Miguel Ángel Heredia, formarán parte con este ejercicio de todos los manuales del noble deporte de la política. Sí, será una jugada para recordar.

En la prueba individual, aunque lejos de la creatividad demostrada por los socialistas, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aún no ha dicho la última palabra en lo que a piruetas se refiere. Sabe que son sus últimos Juegos Olímpicos y está dispuesto a dejar momentos en la memoria. Aunque no ha debido consensuarla mucho con su equipo, ese PP que no acude a la recepción del presidente de la Junta de Andalucía porque “no es momento para tomarse cervezas con la que está cayendo por la crisis”, De la Torre nos ha deleitado esta semana con una coreografía imprevisible. El Ayuntamiento pagará al principal medio de comunicación de la ciudad 258.000 euros, una minucia comparada con las cervezas, por la marca de la televisión Canal Málaga. Como si hace unos meses no hubiera sido suficiente con la adquisición por más de 1,5 millones de euros del edificio de la emisora. Al respecto, el regidor dijo: “Habrá que pensar qué hacer con ella. Si no la tienes, no puedes usarla; tiene su conocimiento, su difusión”. Eso es talento para la improvisación, pura sinceridad. Bravo.