Deportando refugiados, el plan invisible de Europa

Sergio Rodrigo | 9 de octubre de 2015 a las 19:10

Policías registran a un pasajero desde que hace la ruta Belgrado-Budapest. / @srodrigoruiz

Europa estudia deportar de manera inmediata a más de 400.000 migrantes y solicitantes de asilo, generalmente procedentes de países africanos como Níger o Eritrea. La información ya era pública y registrada como uno de los objetivos marcados por la agenda europea sobre migración del pasado mes de mayo.

Pero según el diario inglés The Times cientos de miles de solicitantes de asilo rechazados serán deportados de Europa en cuestión de semanas bajo planes secretos filtrados a este medio.

La información publicada destaca que Bruselas amenaza con retirar la ayuda sobre acuerdos comerciales y acuerdos de visado si países como Níger y Eritrea se niegan a recibir a los deportados.

El operativo, que estará liderado por el Frontex, tiene como objetivo crear la “Oficina de Retorno de Frontex”, aunque estos ya habían lanzado operaciones policiales por todo el conjunto de la Unión, ahora se agrava ante la llegada de numerosos refugiados.

Pero esta cara oculta de una Unión que se vende como un refugio garante de los derechos humanos no se contempla ni se menciona por los dirigentes del ente supranacional. Colectivos ya habían mostrado su preocupación por las deportaciones, y temen que este plan puede devolver a sus países a personas perseguidas y cuyas vidas corran peligro.

La noticia se conoce justo cuando la Unión Europea ha lanzado una nueva operación para interceptar las embarcaciones en las que los “contrabandistas” trasladan a los refugiados y cruzan el Mediterráneo rumbo a Europa.

La recién Operación Sofía cuenta como novedad que los barcos de la Marina tendrán autorización para abordar, registrar, retener y desviar las embarcaciones que sospechen que se están usando para el tráfico humano.

Parece que la Europa del refugio ha sacado otra vez los dientes a los que huyen. La política del muro reinante en esta comunidad sigue siendo la estrategia principal, y es que Europa se ha gastado más dinero en proteger sus fronteras que en ayudar a los países limítrofes para ayudar a los refugiados. Es más se ha interesado más por evitar una ofensiva diplomática y permitir el expolio de recursos. Digamos que ni come, ni deja comer.

#ULTIMAHORA #EUROPA La Unión Europea ha esbozado un plan para deportar de forma rápida a unos 400.000 migrantes y…

Posted by Entrefronteras on Miércoles, 7 de octubre de 2015


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber